Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
10Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Refugios psiquicos

Refugios psiquicos

Ratings: (0)|Views: 492|Likes:
Published by Bettina Balbi

More info:

Published by: Bettina Balbi on Nov 08, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/30/2013

pdf

text

original

 
Libro:
Refugios Psíquicos.
(1997). John Steiner
.Madrid: Biblioteca Nueva/APM. 270 págs. Títulooriginal: “Psychic Retreats” (1995) London. Routledge.Autor de la reseña:
Ricardo Velasco RosasIntroducción
Escrito desde los nuevos desarrollos de la teoría kleiniana, “Refugios Psíquicos” es un libro que nace como ungenuino intento por vencer dificultades técnicas ante un subgrupo de pacientes cuyo tratamiento resultaparticularmente complejo. Este libro surge de la inquietud clínica de John Steiner y desde allí traza bosquejosteóricos que sirven como “telón de fondo” para la práctica clínica.A lo largo de la obra, Steiner nos presenta a pacientes que, sumidos en un terrible dolor mental, construyen en supsiquismo lo que él denomina “refugios psíquicos” para protegerse de todo contacto con la realidad y con el analista.Estos refugios tienen su origen en organizaciones patológicas defensivas muy complejas que, sin embargo, no sonexclusivas de pacientes graves (psicóticos o fronterizos) y pueden presentarse de forma gradual en todo paciente. Todo el texto mantiene un espíritu clínico por lo que resulta muy ilustrativo y enriquecedor para todo analista,kleiniano o no, que busque herramientas teórico-prácticas necesarias para aquellos procesos analíticos que pasenpor un mal momento. En esta reseña se pretende abordar los aspectos centrales de cada capítulo
, para que el lector pueda tener unaidea general de los planteamientos esenciales de la obra y del pensamiento de su autor. 
Capítulo I
Una teoría de los refugios psíquicos
 Si bien, como ya se ha dicho, el concepto de “refugio psíquico” surge de observaciones clínicas, resultaindispensable situarlo en la teoría. A lo largo de este catulo el autor propone al menos 4 formas paraconceptualizarlo: a) como espacio mental; b) como dependiente de una organización patológica; c) como posición yd) como un tipo de relación perversa con la realidad. Estas cuatro formas se describen a continuación: 
a) Refugio psíquico como un espacio mental 
 Para el autor, el refugio psíquico puede entenderse como un espacio o área mental que el paciente utiliza parasentirse protegido de la tensión que siente cada vez que el analista establece con él un contacto significativo vividocomo amenazador. Es por tanto una forma de retracción hacia un espacio mental que provee al paciente de unarelativa calma, evitando todo contacto con el analista y con la realidad.La activación del refugio psíquico dependerá del dolor y la ansiedad generados por el contacto emocional, y si estegenera dichas sensaciones el individuo se replegará y se colocará en ese espacio mental utilizándolo como unaarmadura protectora. Steiner considera que en los pacientes borderline y psicóticos estos refugios se instalan de forma más permanenteocasionando problemas técnicos serios ya que surgen como obstáculos que impiden cualquier desarrollo ocrecimiento en el proceso.
b) Refugio psíquico dependiente de una organización patológica de la personalidad 
 
 
Existen sistemas defensivos extremadamente resistentes y poderosos a los que Steiner ha llamado: “
organizaciones patológicas de la personalidad 
” (pág.22). Son éstas las que pondrán en marcha los refugios psíquicos.Según Steiner, toda forma de organización patológica de personalidad funciona como fórmula de compromiso (entanto que son la expresión de la destructividad primaria y la defensa contra ella) y debido a este “doble papel”pueden utilizarse con fines adaptativos y para la búsqueda de un alivio temporal.
c) Refugio psíquico como posición 
 Para Steiner, los refugios psíquicos pueden ser vistos como una “posición” (en el sentido kleiniano), incluso él losconsidera como una “posición fronteriza” entre las posiciones esquizoparanoide y depresiva. Así lo ilustra la siguientecita:.
Los refugios también pueden ser considerados como posiciones, cada uno con su grupo específico de ansiedades, su estructura de defensas, su forma típica de establecer relaciones de objeto y la manera como éstas quedan estructuradas, me he referido a ellos como posiciones borderline, pues se sitúan en el límite entre las dos posiciones básicas 
” (pág. 36).
d) Refugio psíquico como relación perversa con la realidad 
 El autor considera que el refugio psíquico constituye para el paciente una forma particular de relación con la realidada la que denomina “pseudoaceptación perversa de la realidad”; en ella el paciente evade los aspectos más dolorososde la realidad estableciendo una aceptación parcial de la misma. Otro aspecto observado por Steiner denominado perverso es el tipo de relaciones de objeto que se usa en el refugiopsíquico, donde los vínculos son con frecuencia de carácter sadomasoquista.Resulta muy difícil para el paciente y analista deshacer este tipo tan primitivo de relación objetal, de ahí su carácteradictivo. Con respecto a esto, Steiner señala que “
sólo tras un trabajo largo y doloroso, puede el enfermo empezar a sentir que tiene la capacidad como para decir no al arrastre atractivo de la perversión, a medida que también se le ponen al alcance de la mano otras alternativas de ayuda 
” (pág. 39). En la medida en que disminuyan las propiedadesadictivas del refugio, el enfermo irá poco a poco enfrentándose con aquellos aspectos de la realidad que antesevadía. Por último, en este capítulo Steiner describe otras dos características importantes de los refugios psíquicos:
1. Nivel de gradación 
, que va desde los pacientes totalmente atascados en el refugio psíquico, hasta aquellos que loutilizan en forma transitoria y discreta. También el nivel de amplitud y penetración del refugio en el psiquismo tiene suvariación en grado, de ahí que algunos pacientes puedan desarrollar relaciones adecuadas en algunas áreas de suvida mientras que en otras están totalmente atrapados por el refugio. 
2. Papel de la identificación proyectiva 
, que como mecanismo defensivo primitivo lleva a relaciones de objetoparticulares a las que Steiner llama “relaciones objetales narcisistas”, en tanto que self y objeto no están claramentediferenciados.
Capítulo II. Refugios psíquicos: una ilustración clínica
 
 
En este capítulo Steiner presenta material clínico para ilustrar la función que cumplen los refugios psíquicos duranteun proceso psicoanalítico. Presenta el caso de su paciente, la Sra “A”, quien utilizaba el silencio como un refugio quele protegía de establecer cualquier contacto afectivo con el entorno.
Historial de la Sra. “A” 
 Se trata de una joven de unos veinte años, atractiva y recién casada, que había abandonado sus estudiosuniversitarios y que tendía a ensimismarse. Buscó tratamiento a causa de sufrir estados ansiosos que al principio sepresentaban cuando tenía que tomar decisiones importantes, y posteriormente se asociaron a estados de pánico alno encontrar ningún sentido a su vida. Cuando se casó, la ansiedad disminuyó, pero esporádicamente reaparecía.Además de esto sufría del miedo específico de quedar envenenada cuando comía alimentos envasados ycontinuamente estaba preocupada por la contaminación ambiental. 
Conducta durante las sesiones.
 “A” era una paciente excesivamente silenciosa, se quedaba callada durante gran parte de la sesiones inclusodurante meses. El estado de ánimo prominente de la paciente era la indiferencia, una especie de tranquilidad y faltade preocupación, ya que para ella todas las dificultades -en el análisis o en la realidad- constituían un problema quetenía que resolver el analista. No obstante el clima de indiferencia había un tono de máxima seriedad en eltratamiento, ya que la Sra. “A” raramente llegaba tarde y casi nunca perdió una sesión 
Material de una sesión 
 Steiner describe que en una ocasión, cuando la paciente llevaba aproximadamente 2 años de análisis, inició lasesión buscando en su bolso el cheque para el pago del análisis, en el cual había olvidado poner la cantidad encifras; posteriormente relató el siguiente sueño: 
la paciente y su marido habían invitado a comer a una joven pareja, y ella se dio cuenta que se le había terminado el vino y la comida. Su marido y la pareja salieron a buscar lo que faltaba mientras ella esperaba.Cuando volvieron trajeron a la mujer en una camilla y le explicaron que la habían cortado en dos a la altura de la cintura por lo que ya no tenía la parte inferior de su cuerpo. La mujer no se mostró preocupada y sonrió y más tarde se marchó utilizando muletas. La paciente pidió a su marido que le enseñara el lugar donde había ocurrido todo y él así lo hizo, explicándole cómo la había atropellado un coche desde atrás cortándola en dos pedazos” (pág. 49).
 Steiner se sintió aliviado de que la paciente llevara material de análisis y le interpretó que el traer el sueño podíarepresentar traer alimento para el análisis. Como la mujer del sueño fue atacada por traer comida, le sugirió que ellatambién podría temer que algo malo le sucediera, y añadque quizá ahora tenía menos miedo y deseabacomprender sus temores, tal como en el sueño le pidió a su marido que le explicara lo que había sucedido. Como la paciente mostraba interés en las interpretaciones, Steiner continuó tratando de unir el sueño con la vivenciadel inicio de sesión y le sugirió que también podría estar teniendo sentimientos divididos por pagarle, ya que habíatraído un cheque pero había olvidado llenarlo por completo. Surgió entonces un cambio brusco en el humor de lapaciente, quien empezó a hablar con tono impertinente diciendo que podía arreglar rápidamente el asunto delcheque y cortando abruptamente toda relación con el analista. Con respecto a esta última intervención, Steinerdeclara que “
fue 
 
un error del cual no haa tomado conciencia (...) esto la estimuló para que me atacara violentamente cuando fui demasiado lejos y traté de enlazar con lo realidad lo que había ocurrido en sesión 
” (pág.50) 
Material de una segunda sesión 
 

Activity (10)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 thousand reads
1 hundred reads
Ana Clara Conde liked this
fgodoy24 liked this
Mariano Manrique liked this
Felício Sobral liked this
adino235 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->