Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Carlos Mejia Reyes

Carlos Mejia Reyes

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 746|Likes:
Published by Wendy
MUJERES Y SEXUALIDAD EN RECLUSIÓN
MUJERES Y SEXUALIDAD EN RECLUSIÓN

More info:

Published by: Wendy on Oct 24, 2007
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/14/2013

pdf

text

original

 
 
MUJERES Y SEXUALIDAD EN RECLUSIÓN.
Mejia Reyes Carlos.Estudiante de la Maestría en Sociología.UAM – AzcapotzalcoExisten diversos estudios que han desarrollado la temática de las mujeres en el sistema penitenciariomexicano. Por ejemplo Elena Azaola y Cristina Yacaman estudiaron las condiciones en que sedesenvuelve el manejo institucional hacia las mujeres internas en reclusorios del país, enfatizando la“invisibilidad” y perpetuación de la estructura de género en esos espacios que se traduce en desventajasconsiderables al interior del penal como en el exterior, es decir, a su egreso.
1
 Otro estudio en sumo interesante y referente obligatorio es el elaborado por Elena Azaolallamado “El delito de ser mujer” en el que se muestra la sanción a la que son objeto las mujeressentenciadas por homicidio en la Ciudad de México. El estudio minucioso de las sentencias ycondiciones operativas del proceso judicial muestra que las mujeres son sancionadas con mayor rigor,castigándolas penalmente con más años a diferencia de los varones que cometieron el mismo delito encircunstancias similares.Sara Makowski realizó un análisis de las condiciones de adaptabilidad de mujeres internas enlos reclusorios capitalinos, adaptación al encierro y disciplina que implica un centro de readaptaciónsocial. En este estudio muestra la capacidad de las mujeres a crear sus propias estrategias de ajuste paraconservar su identidad, para otorgarle a los espacios comunes un toque de individualidad, y deconstruir tiempos y espacios rígidos por la disciplina penitenciaria en ambientes amenos, confuncionalidades alternativas a las contempladas oficialmente.Estos estudios han generado amplios panoramas del sistema penitenciario con respecto a lareclusión femenil y han otorgado una base sólida para posteriores intereses de investigación sobre eltema. Sin embargo faltan aún demasiados elementos por explorar y profundizar. Uno de ellos es unacaracterística de los reclusorios femeniles consistente en las prácticas sexuales no heterosexuales entrelas mujeres internas. Este es el tema a desarrollar en el presente trabajo.Los objetivos son mostrar la configuración de la estructura de género en el reclusorio femenil deSanta Martha Acatitla con respecto a las mujeres de conducta sexual no heterosexual, atendiendo a loselementos implícitos del concepto género. Para ello utilizamos una herramienta teórica que permitavislumbrar el fenómeno de la homosexualidad a partir de las concepciones simbólicas de género yposteriormente de un concepto que permite aterrizarlo para identificar actitudes, nociones subjetivas,acciones concretas en espacios delimitados y sobre todo, las relaciones sociales.Por ello la utilización de la metodología cualitativa fue fundamental. Permitió explorar lasconsideraciones subjetivas hacia el lesbianismo por parte de las propias mujeres internas homosexualesy no homosexuales; así como del personal que labora en aquellos centros y sus relaciones constantes,cotidianas.
1
Véase Elena Azaola y Cristina Yacaman (1996) Las mujeres olvidadas. COLMEX y CNDH. México.
 
 
 
Género.
La categoría género es un concepto elemental para analizar y del cual partir en la elaboraciónde una investigación cuyos ejes refieren las concepciones sociales con respecto a la conducta sexual,los cuerpos, la vinculación imaginaria entre la estructura simbólica de género y la heterosexualidadcomo elementos que conforman normativamente su compatibilidad y correspondencia.Para explicar la categoría género, es imprescindible aludir al término de cultura. La cultura, entérminos sencillos y aproximatorios, es entendida como constructo social producto de las relacionessociales, ordena lo que en el entorno se percibe, a través de simbolizaciones de las cosas. Es decir quela realidad no existe independientemente del sujeto, todo los elementos existentes en la realidad ( porejemplo el lenguaje) son significaciones creadas por los individuos para adquirir sentido yorganización a través de símbolos. Así, el orden de lo significado conforma el orden simbólico, o sea lacultura. Este orden simbólico implica la imposición de jerarquías, juicios y calificaciones de tipo dual,de lógicas propias de complementariedad y oposición de los objetos estructurados simbólicamente; quefuncionan como referentes obligatorios y ordenadores a la cual acuden los sujetos miembros de unacolectividad para guiarse sobre el qué hacer y cómo hacerlo.
2
 [...] los sistemas simbólicos no representan simplemente unaopción a la que acudir, sino que su existencia es condición deposibilidad del ser humano tal como lo conocemos. Hablando entérminos muy generales, lo simbólico representa la posibilidad de“dar sentido a la vida”
3
 La ordenación simbólica se presenta entre los sujetos como fuentes extrínsecas de información,como leyes naturales y permanentes, no es una opción a la cual acudir, es su condición de existencia.Así los sujetos sociales son lo que puede ser solo dentro de ese orden simbólico; apropiándoselo einteriorizándolo para constituirlo como sujeto social. Con todo esto los sujetos crean imaginarios depertenencia, imaginarios sociales
4
, en donde esa realidad subvertida por la simbolización ( ahoranaturaleza) es tangible y palpable por las prácticas desarrolladas basadas en esa noción.Y esta naturaleza es justamente el elemento que coloca a la diferencia sexual en las categoríasduales, distintas, superior e inferior, lo que le asigna roles determinados a los sujetos sexuados.Así, la categoría género es la que nos permite revisar los elementos simbólicos que constituyenel carácter construido y social de los roles, personalidades, de lo que se considera socialmente comopropios de la diferencia entre mujeres y hombres. Lo femenino y lo masculino.La manera de comportarse, las expectativas que el individuo posea, la personalidad quedesarrolle, los papeles sociales que juegue y las expectativas sociales que satisfaga es lo que hace a losindividuos mujeres y hombres”, no lo natural. “El género viene definido por la sociedad y no por la
2 Véase Estela Serret, (2001) El género y lo simbólico. La constitución imaginaria de la identidad femenina. UAM-Azcapotzalco, México, p. 27-44.3
Op.cit 
, p. 39.4 “Alude al registro subjetivo siempre cambiante y solo en apariencia coherente, que, tanto en términos individuales ycolectivos, opera siempre organizado por y en referencia a un orden simbólico que, por esto mismo, no le determina,sino lo constituye”
 Ídem
, p. 49.
 
 biología”. “El género resulta visible como una suma de distintos aspectos, incluidos amaneramientos,formas de hablar, vestimenta, elección de conversación, etc. El género es casi siempre un hecho visible,el sexo no”.
5
 Entonces, el concepto género implica en primera instancia, el carácter construido, no natural, dela diferencia sexual. Este elemento nos acerca al siguiente elemento, el carácter dual de la diferenciasexual genera un principio de organización social. Los sujetos en sociedad construyen sus relaciones ylas ordenan a través de símbolos
6
,
que implican una jerarquización sobre las cosas, actos, sujetos ypercepciones; además de una valoración dual, en el que está implícito la complementariedad y laoposición (positiva y negativa).La diferencia sexual es construida socialmente “en productos de la actividad humana y en lacual se satisfacen esas necesidades humanas transformadas”
7
. La cultura simboliza a los hombres y alas mujeres en actos, expectativas, comportamientos, etc; dividiéndolos en masculinos y femeninos.Les asigna roles específicos para satisfacer las necesidades sociales y expectativas, dándoles jerarquía yvaloración a los actos categorizados y pertenencia a cada uno de los sexos.Tal orden configura la cultura del grupo o grupos, la cultura como orden simbólico organizador,referente y “condición de posibilidad del ser humano tal y como lo conocemos”
8
. Es decir que lacultura, organizada simbólicamente, representa el elemento imprescindible de sentido de la vida de lossujetos en sociedad. Configuradas como fuentes externas de información. Así, la diferencia de rolesasignados a los sujetos, en cuanto su división (mujer-femenina y hombre-masculino) y sus roles sepresenta como una máxima natural a seguir en el que están implicadas valoraciones, jerarquías ycualidades.Tal ordenación simbólica, marca lo que “es y debe ser”, pero no implica que el conglomeradosocial se apropie e interprete de manera homogénea el género simbólico del que partió. En cambio en elámbito del imaginario social (género imaginario), el referente cultural es englobador y dicta lo que esy debe ser lo masculino y lo femenino, de manera unívoca y como esquema a seguir, “es donde esassignificaciones se viven y producen efectos”
9
. Siendo éstos justamente los que producen la identidadde género. Es decir la manera en que los sujetos se perciben a sí mismos en las prácticas desarrolladaspor esas auto percepciones, otorgándole una serie de posiciones en el grupo social al que pertenece ycertezas como individuo en sociedad.Con los elementos descritos, podemos enunciar un concepto de Género, con fines desistematizar e introducir la categoría y posteriormente ampliar sus implicaciones en torno a cuestionesespecíficas. Por Género entendemos el orden simbólico e imaginario construido colectivamente que
5 Ann Oakley (1977) La mujer discriminada. Biología y sociedad, Edit. Debate, Madrid. P. 189.6 Entendemos por símbolos a los “vehículos de significación que se caracterizan por no ser lo que representan” y quefuncionan como “condición de posibilidad estructurante de lo cultural”. Serret,
 Ídem
, P. 31.7 Gayle Rubin, “El tráfico de mujeres: notas sobre la “economía política” del sexo” en Martha Lamas “Usos, dificultadesy posibilidades de la categoría género” en Martha Lamas (Comp.) El género. La construcción cultural de la diferenciasexual, Edit. Miguel Angel Porrúa y PUEG, México, 2003 P. 37.8 Serret,
 Ibídem
, P. 39.9
 Ibídem
, P. 47.

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
van fal liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->