Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
49Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Actividades Sobre El Realismo

Actividades Sobre El Realismo

Ratings: (0)|Views: 5,098 |Likes:
Published by jesusentanger24

More info:

Published by: jesusentanger24 on Nov 09, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/31/2013

pdf

text

original

 
ACTIVIDADES SOBRE EL REALISMO LITERARIO. 4º ESO. Unidad 3. Prof. Jesús Huerta.
1.- Fíjate en el siguiente cuadro titulado
 El vagón detercera clase.
Señala los elementos del Realismo queobserves en él.2.- Averigua quién es su pintor y ponle un nuevo título
.
3.- Completa el siguiente cuadro.Romanticismo Realismo y Naturalismo.
FechasVisión delmundoPunto de vista delnarrador FundamentosfilosóficosRecursosestilísticos.Tipos de novelasAutores y obras
4.- Lee atentamente este texto la novela
 Pepita Jiménez 
de Juan Valera y localiza cual es la profesión delnarrador.
Mi padre no está más adelantado ni ha salido mejor librado, según dicen, que los demás pretendientes; pero Pepita, para cumplir el refrán de que no quita lo cortés a lo valiente, se esmera en mostrarle la amistad más franca,afectuosa y desinteresada. Se deshace con él en obsequios y atenciones; y, siempre que mi padre trata de hablarlede amor, le pone a raya echándole un sermón dulcísimo, trayéndole a la memoria sus pasadas culpas y tratando dedesengañarle del mundo y de sus pompas vanas.Confieso a Vd. que empiezo a tener curiosidad de conocer a esta mujer; tanto oigo hablar de ella. No creo que micuriosidad carezca de fundamento, tenga nada de vano ni de pecaminoso; yo mismo siento lo que dice Pepita; yomismo deseo que mi padre, en su edad provecta, venga a mejor vida, olvide y no renueve lasagitaciones y pasiones de su mocedad, y llegue a una vejez tranquila, dichosa y honr 
 
ada.Sólo difiero del sentir de Pepita en una cosa; en creer que mi padre, mejor quequedándose soltero, conseguiría esto casándose con una mujer digna, buena y que lequisiese. Por esto mismo deseo conocer a Pepita y ver si ella puede ser esta mujer, pesándome ya algo, y tal vez entre en esto cierto orgullo de familia, que si es maloquisiera desechar, los desdenes, aunque melifluos y afectuosos, de la mencionada joven viuda.Si tuviera yo otra condición, preferiría que mi padre se quedase soltero. Hijo únicoentonces, heredaría todas sus riquezas, y, como si dijéramos, nada menos que elcacicato de este lugar; pero Vd. sabe bien lo firme de mi resolución.
 Aunque indigno y humilde, me siento llamado al sacerdocio, y los bienes de la tierrahacen poca mella en mi ánimo. Si hay algo en mí del ardor de la juventud y de lavehemencia de las pasiones propias de dicha edad, todo habrá de emplearse en dar  pábulo a una caridad activa y fecunda. Hasta los muchos libros que Vd. me ha dado a
 
leer y mi conocimiento de la historia de las antiguas civilizaciones de los pueblos del Asia unen en mí lacuriosidad científica al deseo de propagar la fe, y me convidan y excitan a irme de misionero al remoto Oriente.Yo creo que, no bien salga de este lugar, donde Vd. mismo me envía a pasar algún tiempo con mi padre, y no bienme vea elevado a la dignidad del sacerdocio, y aunque ignorante y pecador como soy, me sienta revestido por donsobrenatural y gratuito, merced a la soberana bondad del Altísimo, de la facultad de perdonar los pecados y de lamisión de enseñar a las gentes, y reciba el perpetuo y milagroso favor de traer a mis manos impuras al mismo Dioshumanado, dejaré a España y me iré a tierras distantes a predicar el Evangelio. [...]
4.1- Resume este texto. ¿Podrías decir a qué género narrativo pertenece?4.2- Fíjate en los personajes y descríbelos brevemente.4.3- En este fragmento el autor nos da a entender algo que no se dice pero que se presiente que tiene que vercon la relación que existe y que existirá posteriormente entre los personajes. ¿De qué se trata? ¿Cómo lohace el autor? Localiza el recurso que utiliza sobre el texto5.-
La obra
El sombrero de tres picos
de Pedro Antonio de Alarcon no encaja exactamente en el Realismo, sinembargo sí refleja ciertos elementos como la profundidad en la descripción sicológica de los personajes.Localiza la descripción en este fragmento y explica con tus palabras cómo era el Molinero y su relación consu mujer.
 El fondo de la felicidad 
Adorábanse, sí, locamente el Molinero y la Molinera, y aún se hubiera creído que ella lo quería más a él que él aella, no obstante ser él tan feo y ella tan hermosa. Dígolo porque la señá Frasquita solía tener celos y pedirlecuentas al tío Lucas cuando éste tardaba mucho en regresar de la ciudad o de los pueblos adonde iba por grano,mientras que el tío Lucas veía hasta con gusto las atenciones de que era objeto la señá Frasquita por parte de losseñores que frecuentaban el molino; se ufanaba y regocijaba de que a todos les agradase tanto como a él, y, aunquecomprendía que en el fondo del corazón se la envidiaban algunos de ellos, la codiciaban como simples mortales yhubieran dado cualquier cosa porque fuera menos mujer de bien, la dejaba sola días enteros sin el menor cuidado,y nunca le preguntaba luego qué había hecho ni quién había estado allí durante su ausencia... No consistía aquello, sin embargo, en que el amor del tíoLucas fuese menos vivo que el de la señá Frasquita. Consistíaen que él tenía más confianza en la virtud de ella que ella en lade él; consistía en que él la aventajaba en penetración, y sabíahasta qué punto era amado y cuánto se respetaba su mujer a símisma; y consistía principalmente en que el tío Lucas era todoun hombre: un hombre como el de Shakespeare, de pocos eindivisibles sentimientos; incapaz de dudas; que creía o moría;que amaba o mataba; que no admitía gradación ni tránsitoentre la suprema felicidad y el exterminio de su dicha.Era, en fin, un Otelo de Murcia, con alpargatas y montera, enel primer acto de una tragedia posible...Pero ¿a qué estas notas lúgubres en una tonadilla alegre? ¿A qué estos relámpagos fatídicos en una atmósfera tanserena? ¿A qué estas actitudes melodramáticas en un cuadro de género? Vais a saberlo inmediatamente.
5.1- ¿A quién se dirige el narrador? Señala la parte del texto donde esto se hace más patente ¿Podrías decira qué género narrativo pertenece?
 5.2- ¿Qué crees que sucederá a continuación? Realiza una breve redaccióninventando el desarrollo y el final de esta novela.5.3- Averigua quien fue Shakespeare, y cuéntales a tus compañeros de quetrata la obra de Otelo.6.- El siguiente texto es de Vicente Blasco Ibáñez. Se trata de uno de los autores que mejore reflejaron elrealismo del XIXen el Estado Español. ¿Podrías decir a partir del texto en que comunidad autónoma nació?
 
Desde Cullera a Sagunto, en toda la valenciana vega no había pueblo ni poblado donde no fuese conocido. Apenassu dulzaina sonaba en la plaza, los muchachos corrían desalados, las comadres llamábanse unas a otras conademán gozoso y los hombres abandonaban la taberna. -¡Dimoni!... ¡Ya está ahíDimoni! Y él, con los carrillos hinchados, la mirada vaga perdida en lo alto yresoplando sin cesar en la picuda dulzaina, acogía la rústica ovación con laindiferencia de un ídolo. Era popular y compartía la general admiración conaquella dulzaina vieja, resquebrajada, la eterna compañera de sus correrías, laque, cuando no rodaba en los pajares o bajo las mesas de las tabernas, aparecíasiempre cruzada bajo el sobaco, como si fuera un nuevo miembro creado por la Naturaleza en un acceso de filarmonía. Las mujeres que se burlaban de aquelinsigne perdido habían hecho un descubrimiento. Dimoni era guapo. Alto,fornido, con la cabeza esférica, la frente elevada, el cabello al rape y la nariz decurva audaz, tenía en su aspecto reposado y majestuoso algo que recordaba al patricio romano, pero no de aquellos que en el período de austeridad vivían a laespartana y se robustecían en el campo de Marte, sino de los otros, de aquellos dela decadencia, que en las orgías imperiales afeaban la hermosura de la razacolorando su nariz con el bermellón del vino y deformado su perfil con la colgante sotabarba de la glotonería.Dimoni era un borracho. (…) La taberna sentíase halagada por la presencia de un huésped que llevaba tras sí laconcurrencia, e iban entrando los admiradores a bandadas; no habían bastantes manos para llenar porrones,esparcíase por el ambiente un denso olor de lana burda y sudor de pies, y a la luz del humoso quinqué veíase a larespetable asamblea, sentados unos en los cuadrados taburetes de algarrobo con asiento de esparto y otros encuclillas en el suelo, sosteniéndose con fuertes manos las abultadas mandíbulas, como si éstas fueran adesprenderse de tanto reír. Todas las miradas estaban fijas en Dimoni y su dulzaina. -¡La abuela! ¡Fes l'agüela! YDimoni sin pestañear, como si no hubiera oído la petición general, comenzaba a imitar con su dulzaina el gangosodiálogo de dos viejas con tan grotescas inflexiones, con pausas tanoportunas, que una carcajada brutal e interminable conmovía la taberna,despertando a las caballerías del inmediato corral, que unían a la barahúnda sus agudos relinchos. Después le pedían que imitase a laBorracha, una mala piel que iba de pueblo en pueblo vendiendo pañuelos y gastándose las ganancias en aguardiente. Y lo mejor delcaso es que casi siempre estaba presente la aludida y era la primera enreírse de la gracia con que el dulzainero imitaba sus chillidos al pregonar la venta y las riñas con las compradoras. Pero, cuando seagotaba el repertorio burlesco, Dimoni, soñoliento por la digestión dealcohol, lanzábase en su mundo imaginario, y ante su público,silencioso y embobado, imitaba la charla de los gorriones, el murmullode los campos de trigo en los días de viento, el lejano sonar de lascampanas, todo lo que le sorprendía cuando, por las tardes, despertaba en medio del campo sin comprender cómole había llevado allí la borrachera pillada en la noche anterior. Aquellas gentes rudas no se sentían ya capaces de burlarse de Dimoni, de sus soberbias chispas ni de los repelones que hacía sufrir al tamborilero. El arte, algogrosero, pero ingenuo y genial, de aquel bohemio rústico, causaba honda huella en sus almas vírgenes, y mirabancon asombro al borracho, que, al compás de los arabescos impalpables que trazaba con su dulzaina, parecíacrecerse, siempre con la mirada abstraída, grave vieja, sin abandonar su instrumento más que para coger el porróny acariciar su seca lengua con el gluglú del hilillo de vino. Y así estaba siempre. Costaba gran trabajo sacarle una palabra del cuerpo. De él sabíase únicamente, por el rumor de su popularidad, que era de Benicófar, que allá vivía,en una casa vieja, que conservaba aún porque nadie le daba dos cuartos por ella, y que se había bebido, en unoscuantos años dos machos, un carro y media docena de campos que heredó de su madre. ¿Trabajar? No, y mil vecesno. Él había nacido para borracho. Mientras tuviese la dulzaina en las manos no le faltaría pan, y dormía como un príncipe cuando, terminada una fiesta, y después de soplar y beber toda la noche, caía como un fardo en un rincónde la taberna o en un pajar del campo, y el pillete tamborilero, tan ebrio como él, se acostaba a sus pies cual un perrillo obediente.
6.1- Indica los rasgos del Realismo que aparecen en estetexto.
 6.2- Localiza en el texto todas las descripciones queencuentres. ¿Qué tipos de personajes y lugares sedescriben? ¿Están idealizados? Razona tu respuesta.

Activity (49)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Casiopea37 liked this
maisaguevara liked this
caribdis2010 liked this
Santi Perez liked this
Monica Benítez liked this
yoliqs liked this
Mariana Love liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->