Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
1Activity

Table Of Contents

0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
PERON-Juan-Domingo-Conduccion-Politica-Cap-IV-al-VI

PERON-Juan-Domingo-Conduccion-Politica-Cap-IV-al-VI

Ratings: (0)|Views: 1,753|Likes:
Published by Agrupacion Ak

More info:

Published by: Agrupacion Ak on Nov 17, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/10/2013

pdf

text

original

 
J
uan
D
omingo
P
erón
C
onDuCCión
P
olítiCa 
(C
apítulos
IV, V
y
VI)
I
nstItuto
n
aCIonal
“J
uan
 
domIngo
p
erón
de
e
studIos
 
e
I
nVestIgaCIones
H
IstórICas
, s
oCIales
 
y
p
olítICas
B
uenos
a
Ires
2006
“Cuando uno conduce con verdadera pasión,lealtad y sinceridad, es mucho más difícil el puesto del que dirige que el puesto del que ejecuta y es por eso que debemos formar  y preparar a nuestros hombres”
  Juan Domingo Perón
 
C
onduCCIón
p
olítICa
101
Diseño, composición y armado:Caligrax Servicios Grácos Integrales S. H.Av. Pueyrredón 1440, 2° - C1118AAR Buenos AiresTeleax: 4821-6263ino@caligrax.com.ar - www.caligrax.com.arImpresión:Talleres Grácos DEL S. R. L.E. Fernández 271/75 - PiñeyroTeleax: 4222-2121Marzo de 2006
C
apítulo
IV
o
rganizaCión
 
De
 
la 
 
ConDuCCión
Alejandro y la oligarquía
Después de haber escuchado la clase de la señora, tan interesante, espe-cialmente en lo tocante a la oligarquía –que ella trató–, pensaba yo que es,hasta cierto punto, tentadora la oligarquía.Decía ella que Alejandro el Grande, que sin duda ue un rey descamisado,que al salir de Macedonia regaló todos sus bienes conservando para él sólo laesperanza, también cayó en manos del sentido y del sentimiento oligárquico.Cuando se apoderó de Persia y entró al palacio de Darío, y vio su trono deoro, se dio vuelta y dijo a los generales que lo acompañaban: “Esto sí que sellama ser rey”.Claro que él siempre había sido un rey descamisado.También dijo la señora que Alejandro, después de estar entre los persas, seasimiló a ellos y cayó en manos de la oligarquía otra vez.Le pasó lo que dice la señora que no nos tiene que suceder a nosotros. Losconductores han caído mucho en eso.Yo voy a seguir tratando de los otros conductores, de los que no se asimi-laron a la oligarquía.
Los organismos de la conducción
Habíamos visto ya los elementos de la conducción, las características moder-nas de la conducción, la doctrina, la teoría, las ormas de ejecución y el métodode la conducción. Hoy voy a hablar sobre los organismos de la conducción.Antes de estudiar la conducción conviene reerirse, siquiera sintética-mente, a todos los órganos componentes de la conducción.Por eso, cuando hablamos de los elementos de la conducción comovalores intrínsecos de la conducción misma, nos reerimos a los conduc-tores, a los cuadros y a la masa en sus características originales. Cuandohablamos de las características de la conducción moderna, la situamos enel tiempo y en el espacio.Cuando nos reerimos a la conducción, a la doctrina y a las ormas deejecución, nos reerimos a los elementos de unidad de la conducción.
 
J
uan
d
omIngo
p
erón
102
C
onduCCIón
p
olítICa
103Cuando hablamos del método de la conducción, establecemos las dis-tintas particularidades acerca de cómo ha de considerarse, desenvolverse y tratarse la conducción en sí.
Desarrollo orgánico y control de la conducción
Hoy vamos a conversar sobre los órganos constitutivos de la conducción. Va-le decir, el conductor, los auxiliares de la conducción, la transmisión, la ejecución y el control de la conducción.La conducción en sí necesita tener un desarrollo permanentemente orgáni-co. Es uno de los problemas básicos de la conducción, porque es, sin duda, unaactividad diícil, no sólo en la concepción, en la planicación y en la ejecución,sino también en el control.No se concibe una conducción sin un control. Vale decir, que no es sucienteque yo dé una disposición, que ha de cumplirse, si no compruebo personalmen-te que se cumple, porque los hombres son siempre rebeldes al cumplimiento,unos por inercia, otros por apatía y otros por mala intención.De manera que no es suciente decirle al hombre lo que hay que hacer, sinoque es necesario comprobar si lo hace.Esa es la experiencia más clásica en toda clase de conducciones.
Una actividad centralizada
Por eso, al analizar cada uno de estos elementos constitutivos diremos,en lo que se reere al hecho de conducir, que es necesario escalonar clara-mente cuál es el aspecto en que actúa cada una de las conducciones. Por esodebemos establecer, como punto de partida, que la conducción moderna entodos los campos, tanto en lo económico, como en lo político, en lo social oen lo militar, se caracteriza por ser una actividad centralizada.Es decir, hoy no se concibe una conducción como en la Edad Media,donde se dirigía a larga distancia o con gran espacio de tiempo, mediantelargas directivas.
Hoy existen los medios de comunicación necesarios
¿Por qué? Porque no existían los medios de comunicación necesarios. Parair de un pueblo a otro tardaban lo que se tarda hoy en ir en avión de Américadel Sur a Europa. Es decir, los medios han hecho evolucionar la orma de laconducción. Y lo que digo para estas comunicaciones intercontinentales, lo di-go también para las comunicaciones y transmisiones dentro de un territorio.Hoy para que todo el país quede impregnado de una noticia, de una di-rectiva o de una orden, es suciente que yo tome la radio en cadena general,diga una cosa, y diez minutos después todo el país esté envuelto en la ola deesa noticia o de esa disposición.
Acciones estratégicas y tácticas
Lógicamente, con esto ha ido evolucionando también la conducción. An-tes era más necesario conar en órganos intermediarios. Hoy es posible rea-lizar la conducción directa en ciertos órdenes de acción.Esto sirve para la conducción general, o sea, lo que desde hoy en adelantellamaremos la conducción estratégica, porque en la política hay también unaacción estratégica y hay acciones tácticas, porque la política es una lucha, y donde hay una lucha, hay una lucha general y hay luchas particularizadas.La lucha general es la estratégica y la lucha particularizada es la lucha táctica.
Denición de estrategia y táctica en política
¿Qué hace la estrategia en la política? Prepara las mejores condicionesgenerales para obtener el éxito táctico en las acciones parciales.Eso tomaremos en adelante, para entendernos, como deinición de loque es la estrategia política. Estrategia política es la serie de medidas y acciones que la conducción general establece dentro del marco total, parapreparar las mejores condiciones de la lucha táctica en los lugares dondeella se realiza.Y la lucha táctica, o sea la táctica política, es la acción puesta en movi-miento en los sectores de acción política para vencer en la lucha dirigidacontra los adversarios.Es decir, en otras palabras, que quien hace la conducción general, el con-ductor, tiene por misión actuar en el campo político en orma tal que posibi-lite las mejores condiciones de lucha, en cada lugar que ella se realice.
Estábamos acostumbrados a conar sólo en la lucha táctica
¿Por qué, señores, debe dividirse este campo? ¿Por qué razón no se hacesolamente la lucha estratégica y no la táctica? ¿Por qué razón no se hacesolamente la táctica y no la estratégica? Nosotros estamos acostumbrados,en nuestra política, a conar demasiado en la lucha táctica.Hasta ahora se ha hecho muy poco en el orden de la lucha estratégica.Se conaba en la acción de los caudillos parciales.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->