Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
11Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Guía clínica para la derivación a terapia familiar y terapia de pareja

Guía clínica para la derivación a terapia familiar y terapia de pareja

Ratings: (0)|Views: 3,884 |Likes:
Published by Renzo Cavani

More info:

Categories:Types, Speeches
Published by: Renzo Cavani on Nov 18, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF or read online from Scribd
See more
See less

11/22/2012

pdf

 
1
LA TERAPIA FAMILIAR EN EL ÁMBITOHOSPITALARIO
GUÍA CLÍNICA PARA LA DERIVACIÓN A TERAPIA FAMILIAR Y DEPAREJAGino Cavani GrauI.A MODO DE INTRODUCCIÓN
La terapia familiar es una modalidad de intervención en la que elpaciente identificado (miembro de la familia que es designado comolos pacientes motivo de consulta) “trae” el síntoma de la familia,como resultado de un entretejido disfuncional o de un “juegofamiliar”. Por esta ran, es prioritario que el terapeuta familiar(entrenado para tal ejercicio) y la familia conformen un suprasistemacon la finalidad de crear un espacio que conlleve hacia el cambio delas interacciones familiares.La terapia familiar es un todo terapéutico, con una baseepistemogica basada en la teoría general de sistemas, en lapragmática de la comunicacn humana, en el estudio de lacibernética como ciencia de la pauta y la información; con técnicas yestrategias dirigidas hacia el cambio; y además, con un estiloterapéutico influenciado por el propio propósito del terapeuta.Cualquier paciente (adulto, adolescente o niño) en el hospital podríaser derivado a terapia familiar o a terapia de pareja. Pero esimportante que el derivador conozca los criterios de derivación. Estoscriterios sicos formarían una cadena de derivación, desde elmédico primario que generó la interconsulta, hasta el psicólogo quese hacargo de la terapia familiar o de pareja. Una acertadaderivación es prácticamente un 50% de efectividad en la terapiafamiliar.Algunos criterios para la derivación podrían estar en función del “ojoclínico” del médico primario o del psicólogo derivador de la familia odel niño; pero es importante que tengan informacn sobre laestructura familiar, la funcn del ntoma y la disfuncionalidadfamiliar.Los criterios aquí expuestos se basan fundamentalmente en una“tipología sistémica” del funcionamiento familiar. No existen familiasideales o perfectas, tampoco padres perfectos. Entonces tomemos loscriterios y el perfil de las familias que requerirían terapia, de unamanera flexible, y con cierta relatividad más bien tenemos que actuarpensando en los recursos de las familias para salir de las crisis.
 
2
Estos criterios de derivación que utilizaría el derivador del caso tienenque justificar la necesidad de terapia familiar, y la familia estardispuesta a iniciar el proceso terapéutico. Por ejemplo, en una familiadonde los padres y el hijo son derivados a terapia, los padres tendríanque estar de acuerdo en la derivación. Si el hijo es adolescente y enel que recae la designación de paciente, tendríamos que contar consu disponibilidad a la terapia. Cuanto más se registren los aspectosde la vulnerabilidad familiar, más acertados estaremos en justificar laderivación.Además, es necesario que se coordinen y se discutan con elterapeuta familiar los prolegómenos de una derivación que tendríaque generar cambios en la familia.
II.CRITERIOS SOBRE EL DIAGSTICO SISTÉMICO A TENEREN CUENTA PARA JUSTIFICAR LA DERIVACIÓN A TERAPIAFAMILIAR O DE PAREJA
1.
La derivación es un proceso que se inicia desde el motivo deconsulta generado por el médico primario, es decir, el “médicode cabeceradel paciente, en tanto estemos en un ámbitohospitalario.
2.
El motivo de consulta psicológica o una evaluaciónpsicodiagnóstica, o algún examen neuropsicológico, podríaderivar a la familia o pareja para una intervención sistémica. Unhijo o un miembro en situación de discapacidad que podríaestar generando una crisis familiar, podría justificar el inicio deuna intervención familiar.
3.
Si a través de la evaluación (entrevista al paciente de formadirecta o por información colateral del familiar que acompaña)se percibe o infiere disfuncionalidad familiar a través de loscriterios, se realizara la derivación a terapia familiar,explicándole los motivos y la conveniencia de ésta.
4.
El profesional que deriva finalizará el proceso de evaluación einformará porqcree que se justifica la derivación o latransferencia del paciente y la familia a terapia.
 
35.
Con respecto al funcionamiento familiar que tenemos que tomaren cuenta para la derivación, aquí algunos criterios:
-
Cohesión y límites familiares, y-Adaptabilidad y ciclo de vida.Con respecto a la cohesión y los llamados límites familiares entresubsistemas, relaciones afectivas entre padres e hijos, con vínculosdispersos y con extrema separación emocional, hay una frialdad-rechazo de las relaciones familiares. La comunicación familiar y, entrelos miembros de la familia, a través de los gestos y actitudes o por eltipo de narrativa, servirá para denotar y definir tales vínculos.Difícilmente se comparten roles y tiempos entre los miembros de lafamilia. El Padre es el llamado “Padre periférico” y la Madre podríaestar muy “pegada” al niño. Generalmente el Padre no se hace cargode la crianza de los hijos. Esta saturado por el trabajo que tiene y justifica las ausencias a las citas del Psicólogo.Lo contrario vemos en las estructuras familiares aglutinadas: Conextremas cercanías emocionales. Padres asfixiantes o algún miembrode la familia con autoridad, constituye un vínculo aglutinador con elnieto. Incluso podría desautorizar a los padres, ante las decisionescotidianas sobre la crianza del hijo.Vemos, además, sobreprotecciones con juegos retroalimentadores delpropio hijo hacia las personas sobre protectoras. Se enfrascan encuidados que evitan que el hijo haga el esfuerzo necesario para lograrautonomía y propia decisión.Los límites generacionales son difusos (Minuchin, 1974): no se sabe ono definen de dónde vienen las reglas, pero cuando se pone énfasisen esta disfuncionalidad, los adultos se encaran señalándose deforma acusatoria, lo que revela la hipótesis del modelo de crianzaineficaz.La jerarquía, entonces, está diseminada entre los miembros de lafamilia, y se complejiza escuando estamos entre una familiaextensa. “Se pisan los talones”. Es así como los hijos desvían elasunto del conflicto entre los adultos a su conducta “indeseable”.La parentalidad está permanente en discusión sobre la crianza de loshijos.No existen límites claros y respeto relacional en los subsistemas yentre ellos.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->