Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Conexión pacífico... intercambiando lo aprendido

Conexión pacífico... intercambiando lo aprendido

Ratings: (0)|Views: 32|Likes:

More info:

Categories:Types, Reviews
Published by: Fondo Patrimonio Natural on Nov 25, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/01/2012

pdf

text

original

 
 
Intercambio deexperiencias entrelos consejos de losMosaicos delGolfo de Tribugáy la Cuenca delRío Yurumanguí
Hablando se conoce a la gente y hablando sedescubren miles de formas de ayudarse mutua-mente. José Ruperto Murillo entraba por prime-ra vez al río. Después de viajar casi 4 horas enlancha por el mar picado llegó a la boca del Yu-rumanguí, uno de los ríos que nacen en la cuencapacífica de Los Farallones y que históricamenteha sido el hogar de las comunidades negras delPacífico vallecaucano.Un motor de 250 caballos de fuerza hace gran-des esfuerzos para poner la lancha por encimade las olas que se forman cuando el río se en-cuentra con el mar. José Ruperto viaja desdeNuquí, en el norte del Chocó, acompañado de
7 personas más, entre campesinos, técnicos y
miembros del Consejo Comunitario Los Risca-les y del Consejo menor de El Cedro, paracontarle su experiencia de trabajo a las comu-nidades que habitan en el Río Yurumanguí.La cuenca del Yurumanguí es amplia y estárodeada de manglares, el camino pasa variasveces debajo de los mangles. Luego de treshoras se llega a Veneral del Carmen, una pe-queña población negra que hace parte de las 7comunidades que conforman el consejo delRío Yurumaguí. Con expectativa Abencio Cai-cedo espera a los visitantes. Él es el líder delConsejo y el organizador de este intercambiode experiencias entre comunidades negras.En la lancha de los visitantes viene tambiénArlex Vargas del Parque Nacional Natural Utríay el equipo del Parques Farallones liderado porPatricia Perlaza. Parques es un viejo conocido deestos dos consejos comunitarios y además unvecino de los territorios de las comunidades delGolfo de Tribugá y del Río Yurumanguí.Un poco más arriba está San Antonio, en la po-blación que será la sede del intercambio, se es-cucha música, tambores y cantos dando la bien-venida a la fiesta de conocimientos que está porcomenzar.
Fiesta de conocimientos
El Consejo del Río Yurumanguí , como el de LosRiscales, lidera un proceso de etnodesarrollo quese ha visto fortalecido desde hace tres años atráscuando llegó a cada uno de estos territorios elPrograma Mosaicos de Conservación. Este Pro-grama, financiado por el GEF y Banco Mundial,tiene como socios principales a
Patrimonio Natu-ral-Fondo para la Biodiversidad y Áreas Protegi-das
y a Parques Nacionales Naturales.
Los mosaicos se construyen sobre acuerdos so-ciales e institucionales que permiten la conserva-ción de la naturaleza y el fortalecimiento de lasautoridades étnicas de los territorios, mientrasse genera desarrollo económico local.El Programa impulsó un ejercicio de casi un añocon cada consejo para analizar las necesidadesdel territorio y de sus comunidades, y definir demanera conjunta una inversión de casi 300 millo-nes de pesos.En el caso de Riscales encontró que en los últi-mos años los cultivos tradicionales habían dismi-nuido tanto en su oferta como en su extensión,lo que causó la dependencia casi total de losproductos de Buenaventura y la presión sobreaquellos que provienen del bosque y del mar.Por esta razón, el Consejo y sus socios formula-ron un proyecto para fortalecer las prácticas an-cestrales de producción de alimentos que sebasan en un mejor manejo y diversificación pro-ductiva de las parcelas familiares, así como en elaprovechamiento y manejo de los productos nomaderables de la selva.Para el Consejo de Yurumanguí el proceso fue
distinto: “El escenario de convergencia de las
organizaciones es la Mesa Local de Concerta-ción , en donde participa el Parque Farallones; enesta mesa se discutió durante un año qué eraeso del término mosaicos, qué significa y si a esoes a lo que aspira la comunidad. Al final conclui-mos que mosaicos no constituía una modifica-ción en el ordenamiento ni del manejo del terri-torio, por eso este mosaico es toda la subregiónde Buenaventura, 7 cuencas, entre ellas la delYurumanguí. En la Mesa la decisión fue trabajarsobre la estrategia de autonomía alimentaria, lasáreas de conservación y el fortalecimiento de los
líderes”, explicó Edil Caicedo dando inicio al In-
tercambio.La madeja de las historias se empezaba a desen-redar.En la tarde Juan Pinilla del Consejo de El Cedrotomó la palabra y la paseó por la historia del po-blamiento del corregimiento del Valle en elChocó y la relación de las comunidades negrascon su entorno. En su relato lo acompañó Cacia-na Murillo, representante de un grupo de muje-res negras que trabaja en las azoteas o huertascaseras de dónde proviene gran parte de su ali-mento. Para finalizar el recorrido oral, PedroBermúdez contó sobre el refugio de fauna queestán creando cerca del Parque Utría.Juan, Caciana y Pedro y los procesos que lideranestán apoyados por el Programa Paisajes de Con-servación, financiado por USAID e impulsado porPatrimonio Natural y Parques. Están aquí paraaprender de las experiencias de los mosaicos delPacífico colombiano y compartir las suyas.La noche cayó sobre San Antonio y a ritmo decurrulao, se comparte un biche y otras horas decharla, mientras se acaba la noche.
El bosque como salón de clases
A la madrugada empezó la lluvia. Las casas deSan Antonio son de madera con techo de zinc, loque acentúa la caída rítmica de las gotas deagua.A las 8 de la mañana y con poncho en mano,todos llegaron a la lancha para ir hacia la Que-brada Yuca. El paisaje es un imponente bosquetupido a las dos orillas de la quebrada que seva estrechando mientras navega la lancha.
“Bienvenidos a una de las áreas de conserva-ción del Consejo del Yurumaguí”, exclama
Graciano. El grupo asciende hasta un claro enel bosque, que será el salón de clases del In-tercambio.Nora Bravo toma la palabra. Ella trabaja parael Parque Farallones, pero aquí Parque y Con-sejo son un equipo. Así que Graciano, parado asu lado, espera su turno mientras Nora agrega:
Primero hacemos un proceso de planeación yconcertación del trabajo en la oficina de Bue-naventura entre el Parque y los Consejos. Unode los tres objetivos del proyecto es la conser-vación, en ese sentido se decidió que debía des-tinarse una zona a este proceso y con la comuni-dad se discutió bajo qué criterios se iba a selec-cionar. La comunidad priorizó la madera.Luego se hicieron talleres y uno de ellos fue conlos corteros, que son los que aprovechan la ma-dera, con ellos hicimos un listado de las maderas
finas que la comunidad ya no encontraba”, dijo.
 
Abencio Caicedo del Consejo de Yurumanguí Nora Bravo y Graciano

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->