Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Yoga y Hesicasmo

Yoga y Hesicasmo

Ratings: (0)|Views: 7 |Likes:
Published by Héctor Rodríguez
Las conexiones entre la tradición yogui y el cristanismo
Las conexiones entre la tradición yogui y el cristanismo

More info:

Published by: Héctor Rodríguez on Dec 02, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/01/2012

pdf

text

original

 
61
YOGA Y HESICASMO
Introducción
El presente trabajo recoge uno de los aspectos del hinduismo más conoci-dos en Occidente. Lo de “conocido” es un decir pues en éste, como en otrostemas, lo que predomina es el tópico y la simplificación extrema. Me refiero alyoga. La proyección del yoga más allá de las fronteras de la India ha sido muyimportante. El tema de la espiritualidad hesicasta me interesa especialmente,por su incardinación en el mundo cristiano oriental y por sus virtualidades pro-pias para expresar lo esencial cristiano de una forma nueva (para nosotros) yatractiva.En una primera parte se exponen los elementos más característicos del yoga, juntamente con la cuestión histórica de sus orígenes. En una segunda parte seaborda la exposición del hesicasmo y de una obra importante como es el «Pe-regrino Ruso».Los dos grandes temas se han expuesto sucesivamente, pero «en paralelo».Quiero decir que se han tratado sólo aquellos aspectos de cada «línea» que másse podían asemejar a aspectos de la otra línea. Así, no se ha tratado de una for-ma sistemática la filosofía o cosmovisión del yoga, aunque se hayan hecho unascuantas referencias. Aun menos se ha abordado lo fundamental del hesicasmoque es, ni más ni menos, el mensaje cristiano de Salvación (el cual se suponeconocido). El trabajo puede ser definido, por tanto, como aproximación o pro-legómenos a un estudio comparativo. Estos son sus límites, que hay que teneren cuenta desde el principio. Al final, de todos modos, se incluye una reflexióncentrada en la posibilidad de una espiritualidad cristiana inspirada en los hesi-castas y actualizada.Cuando hablamos de «espiritualidad» no nos referimos a una «parcela» eté-rea de la vida, mística en la peor acepción, sino a toda la vida humana «anima-da» y colmada de sentido.
 
62
Aclaración terminológica
El término «yoga» procede del vocablo sánscrito «yug», que se puede tra-ducir como «acción de poner el yugo». Esta raíz tiene una doble connotación:«unir» y «someter a un adiestramiento disciplinado». El yoga, ciertamente, esuna «disciplina» y persigue una «unión». En la cultura prearia del Indo se hanhallado algunos restos que muestran divinidades en postura de meditación. Enun principio, el yoga se transmitió en círculos reducidos y esotéricos, aunquese produjo después un proceso de fusión e integración en el hinduismo de ori-gen védico. Acabó como uno de sus seis sistemas filosóficos clásicos o «darsa-nas», emparejado con el Samkhya. Una primera versión escrita del yoga apare-ce en el Atharva Veda. Más claramente expresado está en las Upanisha-des yen la Bhagavad Gita. Su sistematizador definitivo fue Patanjali, con los Yoga-Sutra.Pues bien, éste es el «
 yoga
»
en el sentido más estricto
(y éste es el aquí estudiado). Pero caben otros dos sentidos sucesivamente más amplios:Puede entenderse como «método de autodominio y meditación» dentrode la tradición india. Así, hay diversas modalidades de yoga (hinduista,budista, jainista,...).También puede referirse a cualquier método conducente a la salvación.Así se emplea en el Gita, cuando se distingue entre «karmayoga» (dis-ciplina del cumplimiento del deber, sin consideración de los frutos dela acción), «jñanayoga» (disciplina del conocimiento para llegar a unestado de conciencia más elevada) y «bhaktiyoga» (camino de la devo-ción). Éste sentido de «yoga» es tan amplio que, por ejemplo, cualquierpersona, sea cual sea su religión, que adora a su Dios con pensamientosy obras es un bhakti yogui.Cuando el término «yoga» se usa aisladamente, no en formas compuestas,se referirá a la primera acepción, a no ser que otra cosa se deduzca del contextoo se explicite alguna de las otras acepciones.Dentro del «yoga» en sentido estricto, el sistematizado por Patanjali, se dis-tingue entre
 Hatha Yoga
y
 Raja Yoga
. El primero se ocupa del aspecto fisioló-gico, incluyendo las «asanas» (diversas posturas) y el «pranayama» (respira-ción regulada). El segundo, de los procesos superiores de la contemplación.Ambos aspectos son de hecho interdependientes, pues los ejercicios fisiológi-cos son preliminares de los psicológicos. Pero hay otras modalidades más par-ticulares o más modernas. Y así se habla a veces de «mantra yoga» (repetición
 
63y meditación en el sonido), «laya yoga» (expansión de la mente a travésdel ritmo), «tantra yoga» (yoga de la energía sexual), «yantra yoga» (me-ditación en los símbolos), etc. Hay además invenciones personales como el«siddha yoga» de Muktananda o el «sahaja yoga» de Mataji. Mención apartemerece el «yoga integral» de Sri Aurobindo en el que la autodisciplina y la con-templación se completan con una atención sobre los problemas sociales yculturales
1
.
Orígenes del Yoga
Existen en la India antigua algunas tradiciones de renuncia al mundo almargen de la tradición védica, centrada en el sacrificio ritual y en su significa-do. La idea básica de estas tradiciones es: la acción conduce al sufrimiento y alrenacimiento; el alejamiento de la acción, a la liberación espiritual. En el RgVeda, además de sacerdotes y de sabios, que son las figuras religiosas impor-tantes, hay algunas referencias a personajes que parecen estar fuera de la co-munidad brahmánica védica. Tal es el caso de los «kesins» y de los «vratyas».Un himno del Rg Veda (X, 136) describe a los «ascetas de larga melena»
kesin
»), quienes presentan un parecido con los posteriores ascetas hindúes.El texto los describe como desnudos («ceñidos de viento»), con experienciasextáticas («los dioses penetran en ellos»), capacidad de «comprender los pen-samientos» de otros. Estas experiencias parecen inducidas por una «droga» sinidentificar («visa»). El asceta «melenudo» es amigo de todos los dioses, y viveen el mar del este y en el del oeste, dedicándose a hacer el bien. Todo esto nossugiere la idea de una religiosidad purificada y elevada, más allá de una merareligión étnico-política. «Visa» puede referirse a una droga alucinógena o, se-gún otra interpretación, a «veneno», entendido en sentido simbólico (se referi-ría a la capacidad de estos ascetas de permanecer en el mundo materialista yenvenenado sin que les afectase). El himno asocia a los «kesin» con Rudra, queocupa una posición periférica en el panteón védico. Si no se puede llegar a afir-mar que los «kesin» representan una tradición no aria, sí es razonable suponerque se encuentran al margen de la línea principal de la cultura védica.En el libro XV del Atharva Veda se habla de la existencia de una comuni-dad de guerreros agresivos que se movían en bandas, los «vratyas». Estabanconcentrados en el noreste de la India. Se los describe llevando turbantes, ves-tidos de negro, con dos pieles de cabra sobre los hombros. Tenían sus propias
1.Cf. G
ARCÍA
, A.,
Guía del orientalismo en España
, Martínez Roca, Barcelona 1986.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->