Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
37Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Revolución de los transportes

La Revolución de los transportes

Ratings:

4.63

(8)
|Views: 40,184|Likes:
Published by humanidadesdevesa

More info:

Published by: humanidadesdevesa on Oct 31, 2007
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOC, TXT or read online from Scribd
See More
See less

06/17/2013

pdf

text

original

 
La Revolución de los transportes
La Revolución Industrial creó grandes excedentes para vender. Los mayores rendimientosde la tierra hicieron que las regiones agrícolas produjeran mucho más de lo que podíanconsumir. Lo mismo sucedió en las regiones industriales, como consecuencia de su mayor  productividad. Este aumento de los excedentes elevó la cantidad de mercanasintercambiadas entre regiones de un mismo país o entre distintos países. Un comercio cadavez más voluminosos exigió renovar los medios de transporte. Era preciso lograr un tráficoabultado, pido y barato. De lo contrario, el crecimiento económico se hubieraestrangulado, al no poder colocarse los excedentes en mercados lejanos. La construcción demejores caminos y canales, el aumento de las flotas a vela y los
clippers
permitieron uncomercio mayor y más barato durante la primera mitad del siglo XIX. Pero el progresotecnológico no se detuvo aquí: dio un gran salto adelante después de 1850, cuando segeneralizó el empleo de la energía de vapor tanto en el transporte terrestre, como marítimo.Los primeros intentos de aplicar la energía de vapor a la tracción datan de principios delsiglo XIX. El inglés Richard Trevithnick ingenió en 1804, la primera locomotora. Lamáquina sirvió para arrastrar , sobre raíles de hierro, vagones que antes eran tirados por caballos, y se utilizó para el transporte de hierro en la fábrica Penydaren, en Gales.Continuando con éstas experiencias, otro inglés, el ingeniero de minas George Stephenson,construyó entre 1814 y 1829 varios modelos de locomotoras. La más perfeccionada recibióel nombre de Rocket y logró alcanzar una velocidad media de 24 kilómetro por hora. Eléxito de estas quinas hizo que se crearan las primeras neas de ferrocarril paramercancías y pasajeros. En 1825, las locomotoras fueron utilizadas en los 13 kilómetros dela línea Darlington-Steckson, y cinco años más tarde se inauguró la línea Manchester-Liverpool. Luego sobrevino el “boom” de los ferrocarriles. La construcción de nuevosferrocarriles revolucionó la forma de viajar y transportar mercancías en todo el mundo. EnEstados Unidos, las costas este y oeste quedaron enlazadas por tren en 1869.La construcción de ferrocarriles necesitó de grandes inversiones de capital aportadas tanto por empresas como por el Estado. Los ferrocarriles ingleses fueron financiados por compañías privadas. En los demás países europeos y en los Estados Unidos, el Estadofomentó la creación de la infraestructura ferroviaria, proporcionando a las empresasterrenos gratuitos y ayudas financieras.El empleo de las energía de vapor en el transporte matimo tardó s tiempo engeneralizarse. Durante la primera mitad del siglo XIX, aparecieron barcos con ruedas de palas movidas a vapor, pero resultaron eficaces en los ríos y no en el mar (el primer vapor que cruzó el Atlántico fue el Savannah, diseñado en 1818 como velero de madera, al que sedotó de un pequeño motor auxiliar de vapor que hacía girar dos ruedas plegables situadasuna en cada costado). La propulsión de buques mediante hélices y la construcción de barcosde hierro dulce datan también de las primeras décadas del XIX. Sin embargo, los nuevos buques de hierro y a vapor, que se adaptaban bien a la navegación marítima, no lograrontransportar más de la mitad del tonelaje mundial hasta 1880. Esta lenta sustitución de lanavegación a vela se debió a que los barcos de vapor tardaron cadas en resultar competitivos. Tenían que sacrificar mucho espacio para almacenar carbón y ello disminuíasu capacidad de carga. Además, el viento es gratuito y el carbón no, de manera que, amenudo, resultaba más barato transportar mercancías en veleros.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->