Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Un regalo para el Sultán

Un regalo para el Sultán

Ratings: (0)|Views: 362|Likes:
Published by Geoffrey Fox
Traducción de dos fragmentos de la novela A Gift for the Sultan (New York, Oct 2010), que trata de la resistencia de una gran ciudad, los choques entre culturas, y la insistencia de algunas mujeres de controlar sus destinos en Constantinopla, AD 1402, bajo el sitio del temible sultán "Yildirim" — "Relámpago" — Bayezid. El libro (en inglés) se consigue en Amazon.com: A Gift for the Sultan.
Traducción de dos fragmentos de la novela A Gift for the Sultan (New York, Oct 2010), que trata de la resistencia de una gran ciudad, los choques entre culturas, y la insistencia de algunas mujeres de controlar sus destinos en Constantinopla, AD 1402, bajo el sitio del temible sultán "Yildirim" — "Relámpago" — Bayezid. El libro (en inglés) se consigue en Amazon.com: A Gift for the Sultan.

More info:

Published by: Geoffrey Fox on Dec 12, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF or read online from Scribd
See more
See less

06/17/2014

pdf

 
Dos fragmentos de la novela de Geoffrey Fox,
 A Gift for the Sultan
© Geoffrey Fox 2010. Traducción por Susana Torre y Geoffrey Fox
Sinopsis: Una novela sobre la resistencia de una gran ciudad, los choquesentre culturas, y la insistencia de algunas mujeres de controlar susdestinos.Constantinopla, capital del imperio romano oriental y de la ortodoxiacristiana, en AD 1402 está asediada por el temible sultán Yildirim "Relámpago"  Bayezid. Aprovechando la ausencia del emperador Manuel II, su sobrino y rival Ioannes pretende rendir la ciudad al sultán,mediante un tributo que incluye a una princesa, Teodota, hija natural deManuel, que aún no ha cumplido 15 años. Pero Bayezid se ha marchadocon su ejército para enfrentar al invasor Timur (Tamerlano), y se encargatoda la caravana al guerrero turco Arslanshahín, jefe de una banda de jinetes arqueros, para llevarla al sultán. Así empieza un periplo insólito dela joven princesa, cristiana y urbana y casi niña, a través de las montañasde Anatolia en el cuidado de guerreros turcos musulmanes, másacostumbrados a asaltar ricas caravanas que a defenderlas. El viaje no es fácil, con tanta carga y terreno difícil, y cuando están a punto de alcanzar al sultán, descubren que éste ha sido derrotado y apresado por Timur casi toda su horda destruida en la gran batalla de Ankara (20 de julio de1402). Anatolia está en caos, con los sobrevivientes de la horda deBayezid huyendo al oeste y pillando todo lo que pueden. Y el feroz  guerrero Arslanshahín no tiene a quién entregar a la princesa cristiana, pero sus tradiciones y su juramento al desaparecido sultán no le permitenabandonarla.
A Gift for the Sultan 
http://www.amazon.com/Gift-Sultan-Geoffrey-Fox/dp/1451582021/ref=sr_1_1?ie=UTF8&s=books&qid=1287993722&sr=1-1
 
 
Capítulo 1.
La simurgh
uando el sol golpea su nido en el Árbol de la Vida en el Qaf delMonte Elburz, la simurgh estira el pescuezo y las alas, echando susombra sobre todo el valle, y cuando alza el vuelo, el viento de susalas dispersa las semillas de todas las plantas del mundo a los lugaresdonde mejor puedan crecer.Dicen algunos que la simurgh es una enorme ave con cuatro alas,dientes, y rostro humano, capaz de levantar un elefante en sus garras.Otros dicen que es en realidad una bandada de aves muy diversas quevuelan todas juntas, y de ahí viene su nombre si murgh, que en farsi, lalengua de Persia, quiere decir treinta pájaros  treinta siendo unamanera de decir muchos. En todo caso, el roce de una sola de susplumas cura la herida más grave, y la simurgh puede rescatar y hastaamamantar a los niños extraviados.Avistada y cantada primero por los videntes y los vates de Irán, al cabode pocas generaciones fue vista y cantada también hasta en lasmontañas de Bactria. Y poco después, la fama de su benevolencia ypoder había llegado a los pastores nómadas turcos en las anchasestepas más al este del río Oxus. Y cuando las tribus de los turcosllamados oguz cabalgaron en sus pequeños y veloces caballos aloccidente, disparando con sus arcos recurvados y blandiendo susfilosos yataganes, pillando o destruyendo todo que encontrasen, lasimurgh también les siguió. Cruzó sin dificultad el espacio aéreo mágicode la víbora voladora Zilant de Kazajstán y del Roc y el dragón Dahag dePersia, se detuvo un tiempo entre los ángeles mensajeros y el caballoalado Buraq sobre Al-Yazira y Siria, hasta llegar a los cielos de losarcángeles guerreros Miguel y Gabriel, defensores de la ciudad másgrande del mundo cristiano.Para los turcos oguz que habían abandonado las antiguas tradiciones delas estepas y ahora observaban el calendario islámico, era el meszilkade del año 804 de la hégira. Para los grecoparlantes cristianosortodoxos dentro de la gruesas murallas de la ciudad, era junio del año6909 desde que Dios creó el mundo. Para los cristianos latinos venidosa defender la ciudad o aprovecharse de su turbulencia, era junio del añodel Señor 1402, y la ciudad fundada por Constantino más de mil cienaños atrás estaba al borde del colapso ante la horda oriental.Para la simurgh, era siempre Ahora.
C
 
Capítulo 3.
 
La Princesa
23 de junio Anno Domini 1402(21 Zilkade, 804 Hégira)a princesa Teodota Palaiologina subió corriendo los escalones, seprecipitó sobre el rellano y, deteniéndose en el haz de luz que loinundaba, giró la cabeza hacia el sol de la mañana.Vuestra alteza, me dejáis muerta de cansancio, dijo Olga,resoplando en la escalera detrás de ella. Tened lastima de vuestrapobre esclava, que os ha cuidado más que una madre.Como hacía cada mañana cuando Olga decía casi exactamente lomismo en exactamente el mismo lugar, la princesa sacudió la cabezacon vehemencia y cerró los ojos frente a los rayos del sol que lecalentaban la cara. Pero esta mañana no subió los pocos escalones quequedaban para llegar a la terraza del palacio.¡Quieto! dijo, antes de que Olga pudiera cuestionar este cambiode rutina.Buscaba algo en los diseños rojos y naranjas al interior de lospárpados. Algún signo, algo que le dijese qué debería hacer. Pero loúnico que veía eran las manchas púrpuras y amarillas que hacíaaparecer apretujando aún más los ojos, empujando las mejillas casihasta las cejas. Giró la cabeza un poco hacia la izquierda. Muy despacio,la giró nuevamente a la derecha. Un pequeño ser amarillo brillante,quizás un ángel diminuto, un punto de luz, se burlaba de ella,bailoteando por delante dondequiera que miraba. El espíritu de luzpermaneció por un momento aún cuando abrió los ojos para mirar a lassombras que hacía la escalera de mármol. Si el ángel quería decirle algo,lo hacía de manera esquiva.Pues bien, dijo con un vigoroso suspiro, veremos qué dicen lospájaros, y brincó de escalón a escalón hasta llegar al techo.Ahí estaba su Edén privado. El portal de mármol estaba talladocomo una frondosa espesura y al atravesarlo, la joven princesa entrabaen un jardín con plantas de verdad. Las minúsculas palmeras de dátilesy las diversas variedades de árboles en flor estaban hábilmentedispuestas para que el todo apareciese mucho más grande que loscincuenta por setenta pasos que Teodota había contado en el perímetro,cuyos mosaicos contaban la historia del Jardín del Edén original y laexpulsión de Adán y Eva. Incluso el Adán y la Eva de mármol tenían eltamaño de un niño  aunque la enorme erección del Adán que divertíatanto a Dota y sus esclavas no tenía nada de infantil. Aparte del Adán demármol, el único hombre permitido allí era el viejo eunuco jardinero,
L

Activity (4)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Susana Medici liked this
Geoffrey Fox liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->