Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
11Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Inés Arredondo

Inés Arredondo

Ratings: (0)|Views: 485 |Likes:

More info:

Published by: José Carlos Morales on Dec 15, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/29/2013

pdf

text

original

 
I
NÉS
A
RREDONDO
 
Presentación de
H
UBERTO
B
ATIS
 U
NIVERSIDAD
N
ACIONAL
A
UTÓNOMA DE
M
ÉXICO
 C
OORDINACIÓN DE
D
IFUSIÓN
C
ULTURAL
 D
IRECCIÓN DE
L
ITERATURA
 México, 2007
 
Í
NDICE
 P
RESENTACIÓN A
M
ARIANA
3M
ARIANA
7
 
P
RESENTACIÓN A
 M 
 ARIANA
 “¿Qué es la pureza? En nuestra época ¿se puede hablarde pureza?”, le preguntó a Inés Arredondo MargaritaGarcía Flores, en una entrevista que le hizo en 1965,cuando apareció
 La señal
(Ediciones Era), y la escrito-ra, pensando expresamente (según dijo) en
 Mariana
el cuento que ha elegido para esta serie de Material deLectura— contestó: “¡Ay!... Algo que es quizá un pe-cado terrible, pero más hermoso que la belleza, o unafuerza que puede, llevada a unos términos heroicos,redimir. En mis cuentos nadie llega a esos términos.Déjame pensar algo más coherente… es aquello queúnicamente puede arder. ¿En nuestra época? Ha toma-do claramente su fase demoníaca y prohíja, por ejem-plo, la incomunicación, con todo lo que eso arrastra, lamitificación de personajes ambiguos pero intocables,ángeles caídos, como James Dean, la falta de relacio-nes amorosas verdaderas (hablo por lo menos de laliteratura), etcétera, etcétera. Esa sensación de aisla-miento, de no poder, querer o deber
ser tocado real-mente
, aunque se viva por las carreteras o en los pros-tíbulos, puede ser también pureza, que al no arder, secorrompe a sí misma”.“Encarnizándose —ella lo dice también, precisa-mente en una línea de
 Mariana
— impúdicamente enlas historias ajenas”, se da a relatar con angustia totalla perdición de la Pareja, que pudo habitar “algo muyparecido al Paraíso Terrenal”, pero que en cambioencontró ese momento eterno que es la locura y vio ala muerte a los ojos. En este relato intensísimo analizaInés Arredondo la pasión destructiva, la “necesidadinacabable de posesión” que puede, paradójicamente,buscar al amado en el cuerpo de otros por (precisa-mente) ¡fidelidad! En la carne encontraba Fernando,en la carne de Mariana,
descanso y ternura
—son suspalabras—, con la alegría, la fuerza, la salud del ani-mal. Sólo él la
tocó
realmente, y
ser tocada
de esamanera inútilmente lo buscó ella luego que a él lo en-cerraron en el manicomio, por los incontables tipos aque se entregó siempre de paso, hasta que dio con el

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->