Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
27Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Nosotros que habíamos hecho estudios culturales mucho antes de que esta etiqueta apareciera - entrevista

Nosotros que habíamos hecho estudios culturales mucho antes de que esta etiqueta apareciera - entrevista

Ratings: (0)|Views: 1,141|Likes:
(…) desde el libro de Pascuali (en los sesenta) hay una percepción de que los procesos de comunicación eran procesos culturales. Hubo un momento en que Althusser y todas estas cosas aparecieron en América Latina y se las percibió de manera muy oscura. Ese fue mi caso. Yo no empecé a hablar de cultura porque me llegaran cosas de afuera. Fue leyendo a Martí, a Arguedas que yo la descubrí, y con ella los procesos de comunicación que había que comprender. Uno no se ocupaba de los medios: estaban en la fiesta, en la casa, en la cantina, en el estadio. El primero que me abrió una cierta contextualización fue Gramsci, y luego descubrí en un viaje (…) los estudios culturales ingleses. Los conocí a fines de los setenta; y me encontré con el estudio de la clase obrera que es por primera vez una historia de la clase popular —no es una historia únicamente de las luchas políticas sino de todo ese proceso cultural de la dominación—.
(…) desde el libro de Pascuali (en los sesenta) hay una percepción de que los procesos de comunicación eran procesos culturales. Hubo un momento en que Althusser y todas estas cosas aparecieron en América Latina y se las percibió de manera muy oscura. Ese fue mi caso. Yo no empecé a hablar de cultura porque me llegaran cosas de afuera. Fue leyendo a Martí, a Arguedas que yo la descubrí, y con ella los procesos de comunicación que había que comprender. Uno no se ocupaba de los medios: estaban en la fiesta, en la casa, en la cantina, en el estadio. El primero que me abrió una cierta contextualización fue Gramsci, y luego descubrí en un viaje (…) los estudios culturales ingleses. Los conocí a fines de los setenta; y me encontré con el estudio de la clase obrera que es por primera vez una historia de la clase popular —no es una historia únicamente de las luchas políticas sino de todo ese proceso cultural de la dominación—.

More info:

Categories:Types, Speeches
Published by: Jesús Martín Barbero on Dec 18, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial Share Alike

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

07/31/2013

pdf

 
 
www.mediaciones.net
Nosotros que habíamos hechoestudios culturales mucho antesde que esta etiqueta apareciera
 
Jesús Martín-Barbero
Entrevista(realizada por Ellen Spielmann, y publicada en
Dissens
N°3, Berlín, noviembre de 1996)
«(…) desde el libro de Pascuali (en los sesenta) hay unapercepción de que los procesos de comunicación eranprocesos culturales. Hubo un momento en que Althussery todas estas cosas aparecieron en América Latina y selas percibió de manera muy oscura. Ese fue mi caso. Yono empecé a hablar de cultura porque me llegaran cosasde afuera. Fue leyendo a Martí, a Arguedas que yo ladescubrí, y con ella los procesos de comunicación quehabía que comprender. Uno no se ocupaba de losmedios: estaban en la fiesta, en la casa, en la cantina,en el estadio. El primero que me abrió una ciertacontextualización fue Gramsci, y luego descubrí en unviaje (…) los estudios culturales ingleses. Los conocí afines de los setenta; y me encontré con el estudio de laclase obrera que es por primera vez una historia de laclase popular —no es una historia únicamente de lasluchas políticas sino de todo ese proceso cultural de ladominación—.»
 
 
Nosotros que habíamos hecho estudios culturales…
2
I. La modernidad de América Latina
En sus trabajos sobre procesos urbanos usted planteauna hipótesis: la integración de las masas en lamodernidad no funciona en América Latina a través de lacultura escrita –no es la sintaxis del libro la imperante–,sino que funciona a través de la sintaxis audiovisual. Demodo que la experiencia cultural de la modernidad enAmérica Latina no seguiría el proyecto ilustrado pensadopor Max Weber en las huellas de Karl Marx.
J. Martín-Barbero:
América Latina muestra un descentra-miento cultural que no es visible ni en el centro, ni en Áfricao Asia. América Latina entraña una diferencia que no pue-de ser expulsada ni puesta a un lado con respecto a la mo-dernidad. Porque, además, en buena parte la modernidad sedebe al descubrimiento de América, como ha escrito AníbalQuijano; el descubrimiento de América rompe de manerafundamental con una restricción de la visión universal. Sino puede ser expulsada ni puede asimilarse del todo, real-mente nosotros empezamos a ver hoy en América Latinaque ese descentramiento no significa que ciertos elementosdel proyecto emancipatorio ilustrado hayan perdido suvalidez, sino que en la historia de América Latina este pro-yecto estuvo muy infestado por lo que se llama la “razóninstrumental”. O sea, esa razón moderna que Habermastrata de separar en una racionalidad modernizante y una
 
 
www.mediaciones.net 
3
razón moderna, en América Latina no son separables. Fuela razón moderna, incluso la liberal, la que legitimó la ex-pansión salvaje del capital, la que dividió países, la quecondenó a algunos, a los de Centro América por ejemplo, aser puras repúblicas bananeras. Y todo esto en pura funcióndel desarrollo. Desde los años treinta hasta la moderniza-ción populista y la modernización desarollista de los sesen-ta, la modernidad se invocó en América Latina como prin-cipio de la liberación, como principio de desarrollo; pero, dealguna forma, ese principio de desarrollo estuvo siempremuy ligado a los intereses de una serie de grupos económi-cos y a una serie de lógicas del mercado. Que en ciertamedida estaban ya muy claras en las tesis sobre la represiónde Adorno y Horkheimer, porque la Escuela de Frankfurt loque descubre es que la propia Razón ilustrada permite unaseparación, por ejemplo, del mundo del arte y el mundolaboral; pero este mundo del arte que se libera de la repre-sión religiosa, se libera porque el mercado empieza a cobi- jarlo.En América Latina es muy difícil contar el cuento delprogreso, porque con la idea del progreso que nos vendieronen realidad nos vendieron nuevas formas de esclavitud. Par-tiendo de esto, lo que yo diría que se plantea hoy es querealmente América Latina vive la modernidad como un he-cho colectivo, social, a partir de los años cuarenta. En losveinte ,y antes, hay un proyecto moderno que tiene ciertoselementos políticos y es sobre todo artístico, literario: Ru- ben Darío, el grupo brasileño de los antropófagos... Pero esa partir de la expansión y el desarrollo de los medios masi-vos de los años cincuenta y sesenta cuando se empieza aestablecer una secularización, una separación de Iglesia yEstado, cuando comienza a existir un cierto mercado parala cultura, una expansión que posibilita la separación entresociedad civil y Estado. Esta modernidad es otra cosa, por-que ya el eje de la modernización son los Estados Unidos.

Activity (27)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Paul Cardan liked this
Marina Sturich liked this
Daniel Gómez liked this
Alainzhu liked this
Gladis Gonzalez liked this
Eloisa Tadina liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->