Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Espiritualidad o Sentido de Trascendencia

La Espiritualidad o Sentido de Trascendencia

Ratings: (0)|Views: 285 |Likes:

More info:

Published by: Ángel R. Villarin Jusino on Dec 25, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/12/2013

pdf

text

original

 
LA ESPIRITUALIDAD O SENTIDO DE TRASCENDENCIALA ESPIRITUALIDAD O SENTIDO DE TRASCENDENCIACOMOCOMODIMENSIÓN DEL DESARROLLO HUMANODIMENSIÓN DEL DESARROLLO HUMANO
 
Ángel R. Villarini Jusino
1
El sentido de trascendencia como forma de experiencia humana
Diversas corrientes en la literatura, la filosofía y la psicología han insistido en que“El preocuparse por hallar un sentido a la existencia es una realidad primaria, es lacaracterística más original del ser humano.” Esta búsqueda de sentido implicasituar la vida del ser humano particular en un espacio y tiempo que la engloba y latrasciende para darle finalidad, propósito, estructura y función. El sentido implicapues trascendencia. Como lo dice ctor Frankl: “El hecho antropológicofundamental es que el ser humano remite siempre más allá de si mismo, hacia algoque no es él, hacia algo o hacia alguien, hacia un sentido. El ser humano se realizaa sí mismo en la medida que se trasciende”Escribe Hostos en 1873 con palabras que muy bien expresan, a modo de ejemplo, loque vamos a llamar “sentido de trascendencia”:
“Proceso de acciones químicas en perdurable combinación, proceso del conjunto deevoluciones de la materia que constituyen la vida organizada y del conjunto deórganos que determinan un a vida individual… yo soy una relación entre todas lasrealidades percibidas. Siendo una relación, ¿soy yo un esclavo? ¿Soy yo uncondenado a recibir leyes de todos, del universo, de mi planeta, de la sociedaddonde me he hallado abandonado? Surge entonces toda mi personalidad en miconciencia y comprobando las operaciones de la razón con todas las realidades quehabía visto, declaro que soy una entidad responsable de mi vida, que soy una vidalimitada en el espacio y en el tiempo, que soy una de tantas relaciones comoexisten entere todas las leyes del universo físico y moral. Y entonces construyo lastablas de mi fe, basada en el calogo de mis derechos y mis deberes… Yaestatuido el catálogo de mis deberes y los derechos fundamentales de mi vida, percibo una latente relación Es el presentimiento, el preconocimiento de mifinalidad. Yo tengo un fin en mi existencia… está en toda mi alma y sucesivamentees solicitación de mi actividad hacia todo cuanto me rodea, atraccn de misentimiento por la armonía de la naturaleza y de la vida, creencia racional en lanecesidad de vínculo y unión de todo lo que existe, conciencia de que mi vida debeservir para aumentar, no para alterar el orden universal que he conocido
1
El Dr. Ángel R. Villarini Jusino es Catedrático de la Facultad de Estudios Generales de laUniversidad de Puerto Rico, Recito de Río Piedras; Profesor Honorario de la UniversidadAutónoma de Santo Domingo en la República Dominicana; Presidente de la Organizaciónpara el Fomento del Desarrollo del Pensamiento Internacional; Vice presidente paraLatinoamérica de la International Association for Cognitive Education and Psychology; yDirector del Proyecto para el Desarrollo de Destrezas de Pensamiento y del EncuentroInternacional de Educación y Pensamiento de la Universidad de Puerto Rico. Parainformación visitewww.pddpupr.orgo escriba aarvupr@prw.net. Versión completa de este trabajo puede ser obtenida enwww.monografias.com
1
 
Entonces resumo el resultado de esta indagación y viéndome intelectualmenteligado como átomo, como vida como organismo, como ser racional, como ser social,a la materia al espíritu, a los hombres; y educiendo de esa alianza latente misdeberes, mis derechos y mi fe, me siento en la soberana plenitud de mi existencia,en la plena soberaa de mi ser, en la augusta posesión de responsabilidadindividual, y tomo de la realidad que me circunda y de mi propia realidad la norma y la conducta de mi vida.” 
Definimos el "sentido de trascendencia" como la capacidad de un ser humano parauna forma de experiencia y conciencia, es decir, para experimentar (actohermenéutico simultaneo de interpretar, sentir y vivir) su vida -o actos de la misma-como parte de una totalidad más amplia, en el contexto de la cual ésta cobra unsignificado de misión, y de la cual brota un sentido de responsabilidad, perotambién de armonía, de paz y de entusiasmo. La experiencia de la trascendenciaimplica en primer lugar el reconocimiento de que nuestra vida plena se inserta enprocesos más amplios en espacio y tiempo a la luz de los cuales adquiere sentidode dirección, goce y liberación.El sentido de trascendencia confiere un significado a la vida, frente a la meracasualidad o el absurdo. Permite pensar que la vida individual es parte de unatrama o plan o propósito. Nos da con ello la esperanza de que podemos esperar unmundo mejor, que es posible librarse del mal voluntario, de que nuestros esfuerzospor lograrlo no serán en vano.El sentido de trascendencia permite experimentar un estado de conexión, es unaexperiencia de ser, de pertenecer y de cuidar. Es sensitividad y compasión, gozo yesperanza. Es la armonía entre la vida más interna y la vida exterior, o la vida delmundo o del universo. Es la creencia en la vida humana como parte del eternotorrente del tiempo, de que cada uno de nosotros vino de algún sitio, y estadestinado a algún sitio.
La experiencia de la trascendencia
En la mayoría de las culturas las personas se refieren a lo que aquí llamamossentido de trascendencia como la experiencia de lo espiritual
2
. Al respecto señalanZohar y Marshall (2001): “Lo espiritual significa estar en contacto con un conjuntomás grande, profundo y rico que sitúa nuestra presente situación limitada en unanueva perspectiva. Es poseer un sentido de algo más allá”, de algo más queconfiere valor y sentido en lo que ahora somos. Ese “algo más” espiritual puede seruna realidad social s profunda o una red social de significados. Puede serconciencia o hallazgo de dimensiones mitológicas o arquetípicas o religiosas denuestra situación. Puede ser un sentido más profundo de la verdad o la belleza. Ypuede ser abrirse y adaptarse a una sensación profunda y cósmica del todo unasensación de que nuestras acciones forman parte de un mayor proceso universal.Sea cual fuere nuestro uso específico de lo espiritual, sin él nuestra visión quedanublada, nuestras vidas parecen pobres y nuestros objetivos penosamente finitos.”
2
“La interpretación del sentido supone que el ser humano es espiritual” Frankl, Víctor, Op.cit.
2
 
Por su parte, John Dewey se refiere a “lo religioso” como una forma de experiencia,que no se limita a las religiones, que puede estar presente en cualquier actividadhumana, como la ciencia o el arte, y que se relaciona estrechamente con nuestroconcepto de trascendencia:“El adjetivo “religioso” no indica nada con respecto a una entidad indefinible, yainstitucional o aun sistema de creencias. No denota nada que se pueda indicarespecíficamente, cómo se puede hacer con una religión histórica o Iglesia existente.Pues no denota nada existente por sí mismo, o que pueda ser organizado en unaforma de existencia, particular y distintiva. Denota actitudes que pueden adoptarsehacia todo objeto y todo fin o ideal propuesto.” “La pretensión de parte de lasreligiones de poseer un monopolio de ideales y de los medios sobrenaturalesmediante los cuales afirman que se pueden llevar a adelante, estorba la realizaciónde los valores religiosos claramente inherentes a la experiencia natural.”En términos generales puede hablarse al menos de cinco formas de experimentar ovivir la trascendencia:a) Él experimentarse como parte de un orden o plan universal o divino. Esta es laexperiencia propia de las grandes religiones.b) Él experimentarse como parte de la naturaleza física en general y de la humanaen particular como realidades en constante proceso evolutivo. Esta es laexperiencia que se deriva de intentos de fundar la religión o la ética engeneralizaciones elaboradas por la ciencia natural.C) Él experimentarse como parte del proceso histórico de constitución de lahumanidad plena, de su perfectibilidad, de una agenda histórica que pasa degeneración en generación. Esta es la experiencia de la trascendencia que se da enel humanismo de la modernidad, tanto en sus variantes idealistas, como la de KarlKrause, y la materialista histórica de Karl Marx.d) Él experimentarse como miembro de una forma concreta de humanidad, de unacolectividad que comparte una geografía, una cultura una historia: El pueblo, lanación. Es la experiencia de la trascendencia desde una perspectiva políticacomunitaria. , propia de, por ejemplo, el nacionalismoe) Él experimentarse a sí mismo como proyecto y tarea constante de superación, deintegración y desarrollo pleno para consigo, la comunidad y el universo. Es laexperiencia de la trascendencia como se la entiende en, por ejemplo, psicologíashumanistas como la de Abraham Maslow, pero también en ciertas corrientes delbudismo.Estas cinco formas no son excluyentes, se combinan históricamente, predominanuna más que otra en épocas o culturas. Se manifiestan en religiones, movimientossociales, filosofías, mitos, etc.
La pérdida del sentido de trascendencia
3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->