Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Apunte crítico acerca del comienzo de la historiografía griega. El Catoblepas.

Apunte crítico acerca del comienzo de la historiografía griega. El Catoblepas.

Ratings: (0)|Views: 882 |Likes:
Published by wardevas

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: wardevas on Dec 30, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/11/2013

pdf

text

original

 
 
 Jr. Lampa 208, segundo piso, Lima Cercado E-mail: Tutaykiri@gmail.com
 
(Esquina con el Jr. Ancash, frente a la Iglesia de San Francisco). Teléfonos Celulares: 993136063Teléfono: 4296107 (de 9 am. a l pm). 995145917
    P    á   g   i   n   a
    1 
El Catoblepas  número 106 • diciembre 2010 • página 9
El historiador antes de la Historia: Homero,el primer arquitecto de Occidente. Apuntecrítico acerca del comienzo de lahistoriografía griega
Se plantea la tesis de que el primer historiador de Occidente no fueHeródoto, sino Homero (con Hesíodo), pese a contener la
 Ilíada
y la
Odisea
 elementos míticos
 
 
 Jr. Lampa 208, segundo piso, Lima Cercado E-mail: Tutaykiri@gmail.com
 
(Esquina con el Jr. Ancash, frente a la Iglesia de San Francisco). Teléfonos Celulares: 993136063Teléfono: 4296107 (de 9 am. a l pm). 995145917
    P    á   g   i   n   a
    2 
I
Expondremos una tesis que se aleja de la que viene manteniendo una gran parte,y acoso la fundamental, de los estudiosos de Homero y de la historiografía de laAntigüedad, pero intentaremos tender puentes de diálogo con el canonestablecido. Para nosotros, y es lo que queremos demostrar, Homero es el primerhistoriador de Occidente, y su gran educador, y lo es antes del comienzo de laHistoria «académica», por oposición a Heródoto, a quien se le concede elenorme privilegio de ser el primer historiador, el «padre de la historia», lo quenos conduce a ver en Homero, de autorizársenos a seguir en el ámbito familiar,una suerte de «abuelo de la historia». Desde luego, nuestra tesis tiene un carácterprovocador intencionado: que sea criticada, pues así como es inútil criticar lafuerza de la gravedad (ella hará valer siempre su ley contra el necio), en lasciencias humanas los principios no suelen ser siempre tan sólidos y la crítica es,en sí misma, un medio para acercarse más a la verdad.
II
Grecia está considerada como la tierra del hombre culto, que ya se constata en la
Crónica Albeldense
del Reino ástur
,como la tierra natal del hombre europeo«teorético», esto es, el que vuelve valor absoluto la verdad ideal
,pero con unorigen desconocido y que, muy probablemente, jamás podremos conocer, de unmodo no disímil al desconocimiento de, precisamente, las causasincuestionables de una de las razones del ocultamiento del origen de la verdadideal: el cataclismo desencadenado por los Pueblos del Mar, que sumió alMediterráneo Central y Oriental en un estado de postergación tal, en la bisagrade los siglos XIII y XII a. C., y que tardaría varios siglos en recuperarse, siglosque recibirán el calificativo de Edad Oscura. Mas, en la segunda mitad delprimer milenio anterior a nuestra era, nos encontramos con las primeras noticiasacerca de una época dorada, inmediatamente anterior a la decadencia, y en laque el acontecimiento histórico más relevante es la toma de Troya por losaqueos, y el autor de las informaciones es precisamente Homero.A medio camino entre la transmisión oral y la escrita, Homero se vale de latradición de la memoria hablada para narrar la epopeya de Aquiles (
 Ilíada
) y deOdiseo (
Odisea
), que son puestas por escrito mediante el alfabeto sirio-fenicio,introducido en la Hélade poco antes de mediados del siglo VIII a. C. y del quesomos herederos, en sintonía, como no podría ser de otro modo, con la verdad
 
 
 Jr. Lampa 208, segundo piso, Lima Cercado E-mail: Tutaykiri@gmail.com
 
(Esquina con el Jr. Ancash, frente a la Iglesia de San Francisco). Teléfonos Celulares: 993136063Teléfono: 4296107 (de 9 am. a l pm). 995145917
    P    á   g   i   n   a
    3 
ideal antes referida. Apoyándose en Aquiles y Odiseo, Homero transmite unsistema de valores
 o fundamentos sociales mínimos que resultan estructuralespara el desenvolvimiento inmediatamente posterior de la civilización griega que,en el siglo V a. C., halla su tiempo más «puro» –más adelante ubicaremosadecuadamente la crítica que hace Platón a algunas de las «líneas de tensión» deeste sistema de valores y que, a nuestro juicio, es la que, la crítica, da lamorfología más acabada, que es la que más le interesa a Hegel.El orden moral (aquí distinguimos con nitidez la separación conceptual queofrece la filosofía materialista entre moral y ética,
stricto sensu
la moral comoconjunto de normas y la ética como defensa de la vida, la propia y la ajena)resulta incuestionable de pretender una comunidad ser comunidad, o sea,penetrar en el círculo de la civilización construido con piedras protectoras y consoldados vigilantes, no descartando que la democracia parta del conjunto deaquéllos, reunidos a su vez en círculo, rodeando una piedra que servía de asientono al comandante sino a los hoplitas que algo tenían que decir acerca de laestrategia más adecuada para el resguardo de la ciudad o para el inminentecombate contra el «bárbaro» que acechaba al «civilizado», poseedor de lamoderación y de una escritura compuesta por escasos signos divididos envocales y consonantes, muy bien adaptados a la pronunciación y, por tanto, a lacultura refinada que, como la democracia, es patrimonio de la
 polis
: nosrecuerda Detienne que«para Jean Pierre Vernant, sociólogo e historiador, más atento a las mediaciones,el elemento capital en el advenimiento del pensamiento positivo reside en lopolítico, cuando la ciudad griega inventa las reglas de un juego intelectual cuyaracionalidad nueva recibe sus principios fundamentales»
. Ahora bien, el problema sobreviene no tanto por el tiempo que ha debido depasar entre quienes generaron las normas de conducta más apropiadas para laconfiguración de un universo civilizado y los últimos bardos, cuanto por elembalaje con que lo recogió Homero y nos lo entregó, donde embalaje equivalea mito. Desprendiéndonos de apreciaciones y puntualizaciones más o menosrelevantes mantenidas entre los estudiosos, como las diferencias apreciadas entreLévi-Strauss y Detienne, podemos definir el mito,
grosso modo
y con carácterprovisional, aunque válido para este opúsculo, como un relato memorable ytradicional que cuenta la actuación de unos personajes extraordinarios –dioses yhéroes– en un tiempo prestigioso y lejano. Y decimos que esta definición nosresulta válida porque responde a las intenciones de Homero, enmarcado en un

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->