Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Stavenhagen, Rodolfo - Derechos indígenas y derechos culturales de los pueblos indígenas

Stavenhagen, Rodolfo - Derechos indígenas y derechos culturales de los pueblos indígenas

Ratings: (0)|Views: 177|Likes:
Published by Spartakku

More info:

Published by: Spartakku on Jan 03, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/03/2011

pdf

text

original

 
CULTURAS POPULARES E INGENAS
 Derechosindígenasy derechosculturalesde lospueblosindígenasDiálogosen la acción, primera etapa, 2004
DGCPI
 
169
 
Los derechos culturales individuales ycolectivos
En los instrumentos jurídicosinternacionales sobre derechos humanos,los derechos culturales abarcan cuestionescomo el derecho de toda persona aparticipar en la vida cultural de lacomunidad, y el derecho a la protección delas producciones científicas, literarias yartísticas; y se relacionan estrechamentecon todos los derechos individuales ylibertades fundamentales, tales como lalibertad de expresión, la libertad de religióny creencia, la libertad de asociación y elderecho a la educación
1
. Pero si bien losderechos humanos deben con razón serconsiderados como universales, desde elángulo de las ciencias sociales los derechosculturales se inscriben hoy en día en elmarco del relativismo cultural y apuntanhacia la definición de derechos humanoscolectivos. Varios textos jurídicos de lasNaciones Unidas, la UNESCO y otrosorganismos subrayan estos aspectos.
2
 Pero una lectura cuidadosa de losinstrumentos mencionados mostrará queparece haber diferentes conceptos de lacultura que no siempre están bienexplicitados. Así, una corriente de opiniónidentifica a la cultura con el patrimoniocultural acumulado de la humanidad en sutotalidad o de grupos humanos determi-
1
Prott Lyndel V. "Cultural Rights as Peoples Rights inInternational Law". En
The Rights of Peoples.
Ed. por J.Crawford, Clarendon Press, Oxford, 1988. Pp. 92-102.
2
Véase el Pacto Internacional de Derechos Civiles yPolíticos (art. 27), así como varios artículos del PactoInternacional de Derechos Económicos, Sociales yCulturales (ambos aprobados por la Asamblea General de laONU en 1996).
nados, incluyendo monumentos yartefactos. De acuerdo con esta opinión, elderecho a la cultura significaría el derechode toda persona a tener acceso encondiciones de igualdad a este capitalcultural acumulado. El derecho al desarrollocultural, proclamado por la UNESCO, esuna extensión de este concepto.El argumento parece ser el siguiente: si eldesarrollo económico significa unincremento de bienes y servicios, uncreciente PNB y una mejor distribución delmismo entre la población, entonces eldesarrollo cultural significa "más cultura" yun mejor acceso a la cultura por parte de unnúmero creciente de personas. A menudo,esto se interpreta como "más de todo", máslibros, más bibliotecas, más periódicos,museos, cobertura televisiva, etc. Pero enlas políticas culturales fijadas por losgobiernos se habla muy poco de la calidado naturaleza de este desarrollo cultural. Seda por sentado que existe consenso sobreel contenido de este término.Sin embargo, es dudoso que exista talconsenso. Con frecuencia las referenciasgenerales al "derecho al desarrollo cultural"-que implica "más" de los llamados"servicios” culturales- ocultan el hecho queexisten en la sociedad conflictos culturalessubyacentes, así como hay conflictossociales, políticos y económicos. Sirechazamos esta confusión deliberada,tenemos que reconocer que el derecho a lacultura debe interpretarse como "el derechoa la cultura propia", y no solamente a unasupuesta cultura "general" o "universal". Lacultura general y la cultura propia no sonnecesariamente lo mismo.
Derechos indígenas y derechos culturales de los pueblos indígenas
Rodolfo Stavenhagen
 
Rodolfo Stavenhagen
 
DGCPI
Diálogosen la acción, primera etapa, 2004
 
170
Desde otra perspectiva, se puedeconsiderar que la cultura no es necesa-riamente el "capital cultural" acumulado oexistente, sino más bien el proceso decreación artística o científica. Porconsiguiente, en toda sociedad existenciertos individuos que "crean" la cultura (oalternativamente, quienes "interpretan"obras culturales). Dentro de estaperspectiva, el derecho a la cultura significa,por supuesto, el derecho de los individuos acrear sus "obras" culturales libremente y sinrestricciones, y el derecho de toda personaa disfrutar el libre acceso a las mismas(museos, conciertos, bibliotecas, etc.). Porconsiguiente, las políticas culturales tienenpor objeto apoyar la posición del creadorcultural individual en la sociedad (pintores,escritores, artistas), y el derecho de estoscreadores a la libre expresión cultural se haconvertido en uno de los derechos másapreciados en la época contemporánea.El concepto de la cultura como resultado dela labor de especialistas culturales ha dadolugar a que se haga una distinción que gozade gran aceptación, entre la cultura "alta" yla cultura "baja", o entre la cultura elitista yla cultura popular. Las políticas dirigidas aldesarrollo de la cultura normalmente secentran en la cultura elitista, y entonces losderechos culturales son fácilmenteidentificados con los derechos de loscreadores culturales, los especialistas de lacultura.La antropología nos ofrece un tercerconcepto de cultura, que sería la suma detodas las actividades y productos materialesy espirituales de un grupo social dado quelo distinguen de otros grupos similares.Entendido de esta manera, la culturatambién se perfila como un sistema devalores y símbolos coherentes y autocon-tenido que un grupo social específico(frecuentemente denominado una etnia),reproduce en el tiempo y que brinda a susmiembros la orientación y los significadosnecesarios para normar la conducta y lasrelaciones sociales en la vida cotidiana. Lospueblos del mundo son portadores demuchos miles de culturas diferentes. Enalgunos casos, toda o la mayoría de lapoblación de un país comparte una culturacomún; en otros, un estado estáconformado por culturas distintas. No hayconsenso acerca del número real deculturas que existen, ni sobre los criteriosque deben aplicarse para definir sumembresía (quiénes pertenecen, quiénesestán excluidos), aunque este es un temacrucial, particularmente en relación con elproblema de los derechos culturales. Lacultura, por supuesto, no es estática. Alcontrario, tiene sus raíces en la historia ycambia con el tiempo. De hecho, el cambiocultural y la constante y dinámica recreaciónde las culturas es un fenómeno universal.Se puede decir que una cultura tieneespecial vitalidad si es capaz de reservar suidentidad al tiempo que incorpora el cambio,lo mismo que un ser humano específicocambia con el tiempo pero retiene suidentidad individual.El peligro de este enfoque, no obstante, esque trata la cultura como un objeto, una"cosa" que existe separada del espaciosocial en que se interrelacionan variosactores sociales. Barth nos recuerda que laidentidad étnica (cultural) de un grupo dadodepende menos del contenido de su cultura,que de los límites que definen los espaciosde las relaciones sociales mediante loscuales se atribuye membresía en uno u otrogrupo étnico.
3
Como resultado de estacrítica, es común tratar la cultura como algoque se construye, se inventa y se vuelve ainventar en forma constante por sujetoscambiantes; el énfasis aquí está en lamanera en que las personas perciben sucultura, en el discurso sobre la cultura envez de en la cultura en sí misma (la cual,según este criterio, no tiene ningunaexistencia objetiva fuera de la subjetividaddel individuo).La manera en que persisten, cambian, seadaptan o desaparecen las distintasculturas tiene que ver íntimamente con
3
Frederick Barth,
Ethnic Groups and Boundaries 
, 1969,Universite for laget.
 
CULTURAS POPULARES E INGENAS
 Derechosindígenasy derechosculturalesde lospueblosindígenasDiálogosen la acción, primera etapa, 2004
DGCPI
 
171
procesos económicos, políticos y territo-riales, por los que se afianzan gruposmayoritarios y minoritarios, dominantes ydominados, hegemónicos y subordinados.Las "guerras culturales" entre tales grupos(tensiones y conflictos ideológicos sobrecuestiones como la educación, el idioma,las políticas culturales, etc.) se pueden daren sociedades bien integradas sin que éstaslleguen a despedazarse (generalmenteporque otros tipos de instituciones sociales,económicas y políticas contribuyen amantener a los contendientes unidos). Peroen otros casos los temas culturales se hanconvertido en poderosas fuerzasmovilizadoras de conflictos políticos (elconflicto entre Serbia y Croacia que desatóla desintegración de Yugoslavia, losdisturbios lingüísticos en la historia recientede la India, la "condición especial" que lapoblación francoparlante de Quebec exigepara sí misma dentro de la federacióncanadiense, el conflicto en el Sudán entrenorte y sur, y muchos más).
El derecho a la cultura propia y laidentidad cultural
Si la cultura se entiende en este sentidomás amplio y antropológico, en vez desimplemente como el capital culturalacumulado o el producto de los talentos ylabor de un número reducido de creadoresculturales, entonces se puede argumentarque los derechos culturales en su sentidocolectivo son específicos de una cultura, esdecir, que cada grupo cultural tiene derechoa mantener y desarrollar su propia cultura,sea cual fuere la forma en que se insertaen, o se relaciona con, las demás culturasen un contexto más amplio. Esto ha llegadoa denominarse la identidad cultural.
4
 Se dice con frecuencia que todas laspersonas tendrían la misma oportunidad dedisfrutar de todos los "bienes" disponibles
4
J.H. Burgers, "The Right to Cultural Identity", y R.Stavenhagen, "The Right to Cultural Identity", en J.H.Burgers et al.,
Human Rigts in a Pluralist World Individuals and Collectivities,
1990. London: Meckler
.
en la canasta de los derechos humanos,sólo con observar los principios básicos deigualdad y no discriminación que subyacena este concepto universal. Pero es evidenteque la simple enunciación de estosprincipios no es suficiente para permitir atodos los individuos tener acceso, encondiciones de igualdad, a todos losderechos humanos. Es más, aunque la nodiscriminación fuese una realidad paratodos (y no lo es), esto no aseguraríanecesariamente el goce de derechosculturales específicos. Hacen faltaprocedimientos y mecanismos para laafirmación y goce de los derechos culturalesespecíficos de comunidades y pueblos quevan más allá de las libertades e igualdadesde los individuos.Por ello ha sido importante desarrollar lanoción de los derechos colectivos, ya quelos derechos culturales pueden gozarseplenamente sólo en común con otraspersonas, y la comunidad debe tener laposibilidad de preservar, proteger ydesarrollar lo que tiene en común. Puedeque sean individuos los que se beneficiande estos derechos, pero su contenido sedesvanece sin la preservación y losderechos colectivos de los grupos. Losderechos les corresponden a personas quepertenecen a culturas específicas y queson moldeadas por las mismas, que sededican a la acción colectiva, compartenvalores comunes, y sólo pueden ser losportadores de estos valores comunes enconjunto con otros miembros de su propiogrupo.El planteamiento anterior requiere hacer lassiguientes preguntas: ¿De qué tipo decolectividades estamos hablando?¿Quiénes son los portadores de estosderechos colectivos? ¿Quiénes son losactores sociales que pueden exigir estosderechos, y a quiénes se aplican? Este esun tema complicado, porque nos conduce ala discusión en torno a los derechos de lasminorías, los grupos culturales y lospueblos, que son conceptos que si bienaparecen en los instrumentos jurídicos

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->