Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Karl Marx Tomo 3 CAPITULO XLIX COMPLEMENTO AL ANALISIS DEL PROCESO DE PRODUCCION

Karl Marx Tomo 3 CAPITULO XLIX COMPLEMENTO AL ANALISIS DEL PROCESO DE PRODUCCION

Ratings: (0)|Views: 42|Likes:
Published by Antony Spartak
En la investigación que viene ahora podemos prescindir de la dife¬rencia entre el precio de producción y el valor, puesto que esta dife¬rencia desaparece allí donde, como aquí ocurre, se examina el valor del producto total anual, es decir, del producto del capital global de la sociedad.
En la investigación que viene ahora podemos prescindir de la dife¬rencia entre el precio de producción y el valor, puesto que esta dife¬rencia desaparece allí donde, como aquí ocurre, se examina el valor del producto total anual, es decir, del producto del capital global de la sociedad.

More info:

Published by: Antony Spartak on Jan 15, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/18/2011

pdf

text

original

 
CAPITULO IL
COMPLEMENTO AL ANALISIS DEL PROCESO DE PRODUCCION
En la investigación que viene ahora podemos prescindir de la diferencia entre el precio deproducción y el valor, puesto que esta diferencia desaparece allí donde, como aquí ocurre,se examina el valor del producto total anual, es decir, del producto del capital global de lasociedad.La ganancia (beneficio del empresario más interés) y la renta del suelo no son sinoformas peculiares que adoptan estas partes especiales de la plusvalía de las mercancías. Lamagnitud de la plusvalía es el límite de la suma de magnitudes de las partes en que puededividirse. La ganancia media s la renta equivalen, pues, a la plusvaa. Cabe laposibilidad de que una parte del sobre trabajo contenido en las mercancías y, por tanto, dela plusvalía, no entre directamente en el proceso de compensación para formar la gananciamedia, de tal modo que una parte del valor de la mercancía no se exprese para nada en suprecio. Sin embargo, en primer lugar, esto se compensa, por el hecho de que o bien la cuotade ganancia aumenta si la mercancía vendida por debajo de su valor constituye un elementodel capital constante, o bien la ganancia y la renta se traducen en un producto mayor, sí lamercancía vendida por menos de su valor entra como artículo de consumo individual en laparte del valor consumida como renta, En segundo lugar, desaparece en el movimiento queestablece los promedios. En todo caso, aunque una parte de la plusvalía no expresada en elprecio de la mercancía se pierda para la formación del precio, puede ocurrir que la suma dela ganancia media más la renta del suelo no sea nunca mayor, en su forma normal, aunquesí menor, que la plusvalía total. Su forma normal presupone un salario correspondiente alvalor de la fuerza de trabajo. Incluso la renta de monopolio, siempre que no sea unadeducción del salario, es decir, siempre que no forme una categoría especial, tiene queconstituir siempre, indirectamente, una parte de la plusvalía; si no es parte del remanentedel precio sobre el costo de producción de la mercancía misma, de la que forma parte,como ocurre en la renta diferencial, o una parte remanente de la plusvalía de la mercancíamisma, de la que forma parte, sobre la parte de su propia plusvalía medida por la gananciamedia (como ocurre en la renta absoluta), será, por lo menos, parte de la plusvalía de otrasmercancías, es decir, de las mercancías que se cambian por la que tiene un precio demonopolio. La suma de la ganancia media más la renta del suelo no puede ser nunca mayor que la magnitud de que ambas forman parte, magnitud dada ya antes de operarse estadivisión. Para los efectos de nuestra investigación es indiferente, por tanto, el que toda laplusvalía de las mercancías, es decir, todo el sobre trabajo contenido en ellas, se realice ono en su precio. El sobre trabajo no puede realizarse nunca íntegramente, entre otras cosasporque, dados los cambios constantes de magnitud del trabajo socialmente necesario para laproducción de una mercancía determinada, por efecto de los cambios continuos de la fuerzaproductiva del trabajo, una parte de las mercancías se produce siempre en condicionesanormales, teniendo, por tanto, que venderse por debajo de su precio individual. En todocaso, la ganancia más la renta del suelo equivalen siempre a toda la plusvalía realizada (atodo el sobre trabajo realizado), y para los efectos de la investigación de que aquí se trata,podemos equiparar la plusvalía realizada a la plusvalía total, pues la ganancia y la renta delsuelo son plusvalía realizada y, por tanto, en términos generales, la plusvalía que entra en elprecio de las mercancías y, por consiguiente, prácticamente, toda la plusvalía que formaparte integrante de este precio.
 
De otra parte, el salario, que constituye la tercera forma peculiar de las rentas, equivalesiempre a la parte variable del capital, es decir, a la parte que se invierte, no en medios detrabajo, sino en comprar fuerza de trabajo viva, en pagar a los obreros. (El trabajo que sepaga con la inversión de rentas es pagado, a su vez, con salario, ganancia o renta del sueloy, por tanto, no forma parte del valor de las mercancías con que se paga. No hay, pues, por qué tenerlo en cuenta en el análisis del valor de las mercancías y de las partes integrantesen que se descompone.) Es la materialización de la parte de la jornada total de trabajo delos obreros en que se reproduce el valor del capital variable y, por tanto, el precio deltrabajo; la parte del valor de las mercancías en que el obrero reproduce el valor de supropia fuerza de trabajo o el precio de su trabajo. La jornada total de trabajo del obrero sedescompone en dos partes. Una parte, en que ejecuta la cantidad de trabajo necesaria parareproducir el valor de sus propios medios de subsistencia: es la parte retribuida de sutrabajo total, la parte de su trabajo necesaria para su propio sustento y reproducción. Todoel resto de la jornada de trabajo, toda la cantidad de trabajo restante que realiza después decubrir el trabajo, realizado en el valor de su salario, es sobre trabajo, trabajo no retribuido,que se traduce en la plusvalía de su producción total de mercancías (y, por tanto, en unacantidad excedente demercancías), plusvalía que, a su vez, se descompone en las diversas partes ya mencionadas:en la ganancia (ganancia de empresario más interés) y la renta del suelo.Por consiguiente, la parte íntegra del valor de las mercancías en que se realiza el trabajototal añadido por los obreros durante un día o durante un año, el valor total del productoanual que este trabajo crea, se descompone en el valor del trabajo, la ganancia y la renta delsuelo. En efecto, este trabajo total se divide en el trabajo necesario, por medio del cual creael obrero la parte de valor del producto con que él mismo se paga, o sea, el salario, y elsobre trabajo no retribuido, con el que crea la parte del valor del producto que representa laplusvalía y que más tarde se desdobla en ganancia y renta del suelo. Fuera de este trabajo,el obrero no ejecuta trabajo alguno y, fuera del valor total del producto que reviste lasformas de salario, ganancia y renta del suelo, no crea otro valor. El valor del productoanual en que se traduce su trabajo nuevo añadido durante el año es igual al salario o valor del capital variable más la plusvalía, que a su vez se desdobla en las formas de ganancia yrenta del suelo.Por tanto, la parte integra del valor del producto anual que el obrero crea durante el añose traduce en la suma anual de valor de las tres clases de rentas, en la suma de valor delsalario, la ganancia y la renta del suelo. Es, pues, evidente que en el valor del productoanualmente creado no se reproduce el valor del capital constante, pues el salario es igualsolamente al valor del capital variable invertido en la producción, y la renta del suelo y laganancia sólo equivalen a la plusvalía, al remanente del valor producido sobre el valor totaldel capital desembolsado, el cual equivale, a su vez, al valor del capital constante más eldel capital variable.Para los efectos de la dificultad que aqse trata de resolver, es de todo puntoindiferente que una parte de la plusvalía convertida en ganancia y renta del suelo no seconsuma como renta, sino que se destine a la acumulación. La parte que se ahorra paradestinarla al fondo de acumulación sirve para crear un capital nuevo, adicional, pero nopara reponer el antiguo, ni la parte invertida en fuerza de trabajo ni la empleada en mediosde trabajo. Podemos admitir, pues, para simplificar el problema, que todas las rentas sedestinan íntegras al consumo individual. La dificultad que se plantea es doble. De unaparte, el valor del producto anual a través del cual se consumen estas rentas, el salario, laganancia y la renta del suelo, encierra una parte de valor que es igual a la parte de valor delcapital constante absorbido por él. Encierra esta parte de valor, además de la que representael salario y de la que representa la ganancia y la renta del suelo. Por tanto, su valor es =
 
salario + ganancia + renta del suelo + C, que expresa la parte del valor constante. Ahorabien, ¿cómo el valor producido anualmente, y que sólo es = salario + ganancia + renta delsuelo, puede comprar un producto cuyo valor es = (salario + ganancia + renta del suelo) +C?
 
¿Cómo puede el valor anualmente producido comprar un producto que encierra un valor superior al suyo?De otro modo, si prescindimos de la parte del capital constante,
 
que no entra en elproducto y que, por tanto, aunque disminuida en su valor, sigue existiendo después de laproducción anual de las mercancías lo mismo que antes; sí, por tanto. prescindimos por elmomento del capital fijo empleado, pero no consumido, tendremos que la parte constantedel capital invertido en forma de materias primas y auxiliares entra íntegramente en elnuevo producto, mientras que otra parte de los medios de trabajo se consume en su tota-lidad y otra parte lo se consume parcialmente, por donde la produccn absorbesolamente  una  fracción  de  su  valor.  Esta  parte  del  capital  constante  consumidaíntegramente en la producción tiene que reponerse en especie. Suponiendo que todos losdemás factores y principalmente la fuerza de trabajo permanezcan invariables, costará lamisma cantidad de trabajo que antes de su reposición, es decir, deberá reponerse medianteun equivalente de valor. En otro caso, la reproducción no podrá realizarse en la mismaescala. Ahora bien, ¿quién ha de ejecutar estos trabajos y quién los ejecuta?En cuanto a la primera dificultad, a saber: quién ha de pagar la parte de valor constanteque se contiene en el producto, y con qué se hará ese pago, suponemos que el valor delcapital constante absorbido en la producción reaparece como parte del valor del producto.Esto no se halla en contradicción con las del segundo punto a resolver. Ya en el libro I,cap. V
(Proceso de trabajo y proceso de valorización)
[ver también pp. 160
ss
.] se puso demanifiesto cómo la simple adición de nuevo trabajo hace que se conserve en el producto elantiguo valor, aunque no lo reproduzca, sino que se limite a añadir algo a él, a crear unvalor adicional, y que esto ocurre con el trabajo, no en cuanto creador de valor, es decir, encuanto trabajo en general, sino en su funcn de trabajo productivo concreto. Paraconservar el valor del capital constante en el producto en que se gastan las rentas, es decir,el valor íntegro creado durante el año, no se necesita, por consiguiente, ningún trabajoadicional. Pero se necesita invertir nuevo trabajo adicional para reponer el capitalconstante consumido en cuanto a su valor y en cuanto a su valor de uso durante el añoanterior y sin reponer el cual seria imposible en absoluto la reproducción.Todo el trabajo nuevo añadido toma cuerpo en el nuevo valor creado durante el año, elcual, a su vez, se divide íntegro entre las tres rentas: el salario, la ganancia y la renta delsuelo. Por tanto, de una parte, no quedará sobrante ningún trabajo social para destinarlo areponer el capital constante consumido, una parte del cual debe restituirse en cuanto a suvalor, y en especie, y otra solamente en cuanto a su valor (simplemente por el desgaste delcapital fijo). De otra parte, el valor creado anualmente por el trabajo, que se desdobla en lasformas del salario, la ganancia y la renta del suelo (y en estas formas será invertido), noparece que es suficiente para pagar o para comprar el capital constante que se contienenecesariamente en el producto anual aparte de su propio valor.Como vemos, el problema aquí planteado se ha resuelto ya al estudiar la reproduccióndel capital social en su conjunto (libro II, sec. III). Si volvemos aquí sobre él es porque allíaún no se había expuesto la plusvalía en sus distintas formas de renta: ganancia (beneficiode empresario más interés) y renta del suelo, razón por la cual no podía tratarse tampocobajo estas formas y, en segundo lugar, porque las formas del salario, la ganancia y la rentadel suelo llevan precisamente aparejado en el análisis una falla increíble, que recorre todala economía política desde A. Smith.Al tratar este problema, dividíamos todo el capital en dos grandes categorías: I,producción de medios de producción; II, producción de medios de consumo individual. El

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->