Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
CAPÍTULO1

CAPÍTULO1

Ratings: (0)|Views: 813|Likes:

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Juan Carlos Soriano Gimenez on Jan 22, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/12/2011

pdf

text

original

 
1
CAPÍTULO 1:
El Estudio del Comportamiento: La Función Biológica de laConducta
El Estudio del Comportamiento Animal¿Qué Preguntas hay que Responder cuando se Estudia la Biología delComportamiento?El Canto de los Pájaros y las Cuatro PreguntasInteracción Organismo/Ambiente: CausaciónOntogenia o DesarrolloCausas Últimas: la Función BiológicaLa Última Causa Última: La Filogenia de la ConductaEl Concepto de Ecología de la Conducta y la Selección NaturalLa Selección NaturalLa Función Biológica del ComportamientoFunción Biológica del Canto de los PájarosLa Teoría de Juegos (TJ) aplicada a la Evolución de la Conducta y Las EstrategiasEvolutivamente Estables (EEE)La Sociobiología y la Psicología EvolucionistaBIBLIOGRAFÍA
 
2
El Estudio del Comportamiento Animal
El inicio del estudio científico del comportamiento hay que buscarlo, como casi todo en biología, en Darwin (1809-1882). Con él, la mente humana, o sea, la conducta humana, pasa a ser considerada también un fenómeno biológico resultado de la acción de laselección natural. Como repetiremos hasta la saciedad, la conducta es un fenotipo que,como tal, posee una base genética. Como neodarwinistas que somos, asumimos que laconducta es una adaptación porque promueve la aptitud biológica (ver cuadro 1.1). Este punto de partida no nos permite, sin embargo, aceptar que cada fenómeno conductualsea, por definición, adaptativo (no queremos ser panglossianos); nuestro esfuerzo va aconsistir en demostrar qué y cómo son adaptativas las conductas pudiendo suceder quedescubramos que algunas no lo son. Seguiremos a Popper (1902-1994) en sus planteamientos falsacionistas: pondremos a prueba nuestras hipótesis adaptacionistashaciendo expresos siempre que podamos qué datos, de producirse, refutarían (falsarían)tales hipótesis. Seguiremos en esto también a Darwin, popperiano
avant la lettre
cuandodecía cosas como: 
“It is curious that I remember well the time when the thought of the eye made me cold all over, but I have got over this stage of the complaint, and now small trifling particulars of structureoften make me very uncomfortable. The sight of a feather in a peacock’s tail, when-ever I gazeat it, it makes me sick! . . .”
Esto lo escribió en una carta a Asa Gray (1810-1888), de Harvard, en 1860 (Hiraiwa-Hasegawa, 2000). En el caso de la complejidad del ojo, Darwin era capaz de reconocer la dificultad de que una estructura tan compleja fuera el resultado de un mecanismo tanciego y poco previsor como la selección natural, pero dio con la respuesta adecuada: enla medida en que los estados intermedios (ojos imperfectos o simples fotorreceptores)aportaran mínimas ventajas a sus portadores, es posible explicar la complejidad de losojos de los animales; por pequeñas modificaciones sucesivas del diseño primitivo se puede llegar a la aparente perfección del ojo humano (el proceso gradual que siempredefendió Darwin), siempre y cuando cada paso intermedio proporcione ventaja a su poseedor con respecto a sus competidores. Pero ¿por qué la cola del pavo real le poníaenfermo? Pues porque no se podía explicar por alguna ventaja que tal adorno pudiera proporcionar a su poseedor en la lucha por la supervivencia; todo lo contrario, la coladel pavo real dificulta sus desplazamientos y le hace conspicuo a los depredadores, por tanto, la selección natural no puede explicarla (Gadagkar, 2003). Por eso le poníaenfermo, porque la cola del pavo real ponía en peligro todo su edificio teórico de laevolución por selección natural. Ocurre sin embargo que los científicos no rechazan unateoría así como así, aunque, como Darwin, sean lo suficientemente honestos como parareconocer que un dato la refuta. Efectivamente, Darwin, que ya había esbozado en
 El Origen de las Especies
(publicado por primera vez en 1859) la idea de la selecciónsexual, bien que en sólo 3 páginas, desarrolló el otro gran motor de la evolución, laselección sexual: si cuanto más impresionante es la cola del pavo real másdescendientes tiene su portador, lo que era un inconveniente para la supervivencia es, ala vez, una enorme ventaja para la reproducción (ver Cuadro 1.1 para el concepto deaptitud).
 
3
CUADRO 1.1. Concepto de Aptitud Biológica (basado en Slater & Halliday, 1994, p. 107)
A pesar de la enorme confusión que ha venido generando el concepto de aptitud,nosotros vamos a tratar de partir de una definición clara y general, cual es la que seutiliza en genética de poblaciones: según eso, el recuento de genotipos se hace a nivelde cigoto, de manera que la aptitud es algo que se aplica a los individuos y no a losgenes (alelos; aunque veremos que esta segunda visión se va a tener que utilizar cuando hablemos de la selección por parentesco). Por tanto, por aptitud biológica hayque entender el valor promedio entre la supervivencia y éxito reproductivo de ungenotipo dado (nótese que un mismo genotipo pueden tenerlo varios o muchosindividuos), tal como se especifica en el siguiente ejemplo: supongamos un locus condos alelos, A
1
y A
2
; la combinación de ambos alelos da como resultados posibles tresgenotipos A
1
A
1
, A
1
A
2
y A
2
A
2
, genotipos cuyos portadores (individuos) difieren en sucapacidad de sobrevivir hasta la madurez reproductiva y en el número dedescendientes que son capaces de producir, según la siguiente tabla.
GENOTIPOSA
1
A
1
A
1
A
2
A
2
A
2
SUPERVIVENCIA (S)0.90.80.7ÉXITO REPRODUCTIVO (RS: número dedescendientes por individuo que sobrevive)7911APTITUD ABSOLUTA (RS x S)6.37.27.7APTITUD RELATIVA
0.820.941.00
La aptitud relativa, como se ve, se calcula dividiendo la aptitud absoluta de cadagenotipo por la del genotipo con la aptitud absoluta más elevada: según nuestra tabla,6.3/7.7, 7.2/7.7 y 7.7/7.7. Como se ve, es evidente que el número de descendientessólo es una parte de la aptitud de un genotipo. Evidentemente, la aptitud de un genotipodepende del ambiente concreto es el que se expresa; es probable que si el ambientecambia, cambie su aptitud. El concepto de aptitud es esencial para entender laevolución de las estrategias conductuales porque el pago de cada estrategia se mide entérminos de aptitud. Sin embargo, como no es fácil medir la aptitud de una formaobjetiva, tenemos que conformarnos con medir algo que se supone guarda la mayor correlación con dicha aptitud. Por ejemplo, en la conducta de forrajeo se considera quela optimización, es decir, la maximización de la tasa de energía obtenida por unidad detiempo es una buena medida de la aptitud, bien que medida indirecta. Medidas másdirectas de la aptitud serían por ejemplo, el número de cópulas a lo largo de la vida o,mejor todavía, el número de descendientes. Evidentemente, cuantas más parejas tengaun macho, mayor es la probabilidad de tener mayor éxito reproductivo. Las técnicas quepermiten mediante el estudio del ADN determinar la paternidad ha sido un gran avancepara la comprobación empírica del éxito reproductivo. Sin embargo, ¿cuándo medir elnúmero de descendientes? ¿al nacer éstos? ¿al llegar a la madurez? ¿al final de suvida? ¿contando el número de nietos?....

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->