Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Muerte de Allende, según Castro

La Muerte de Allende, según Castro

Ratings: (0)|Views: 79 |Likes:
Descripción de la muerte de Allende según Castro
Descripción de la muerte de Allende según Castro

More info:

Published by: Luis Mariano Rendón Escobar on Jan 30, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/30/2011

pdf

text

original

 
DISCURSO PRONUNCIADO POR FIDEL CASTRO RUZ,PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DE CUBA, EN EL ACTOCONMEMORATIVO DEL XIII ANIVERSARIO DE LOS COMITES DEDEFENSA DE LA REVOLUCION, DE SOLIDARIDAD CON ELHEROICO PUEBLO DE CHILE, Y DE HOMENAJE POSTUMO ALDOCTOR SALVADOR ALLENDE, EFECTUADO EN LA PLAZA DELA REVOLUCION "JOSE MARTI", LA HABANA, EL 28 DESEPTIEMBRE DE 1973, "AÑO DEL XX ANIVERSARIO".
(DEPARTAMENTO DE VERSIONES TAQUIGRAFICASDEL GOBIERNO REVOLUCIONARIO)Señora Hortensia Bussi, viuda de Allende;Señora Beatriz Allende;Compañeros dirigentes del Partido y del Gobierno;Compañeros y compañeras: versión completa en
Los fascistas han tratado de ocultar al mundo lo que ocurrió el 11 deseptiembre. Nosotros, reuniendo el testimonio de los que estuvieroncon el Presidente aquella mañana y reuniendo los datos de algunossobrevivientes, hemos reconstruido lo que ocurrió el 11 de septiembrealrededor del presidente Allende (APLAUSOS), y lo vamos a exponer aquí en el día de hoy, en forma breve y sintética. Una parte de esoshechos la hemos escuchado de labios de su propia hija en la tarde dehoy, que nos expresó con claridad todo lo que ella vivió aquellamañana junto a su padre (APLAUSOS), y que reflejabanesencialmente el aspecto humano del presidente Allende, supreocupación por los comperos que estaban desarmados, supreocupación por las mujeres que poan morir alinútilmente,
 
consciente de la necesidad de que la lucha futura dispusiera deconductores y dispusiera de cuadros. ¡Y cuánta razón tenía!Si la compera Beatriz Allende hubiese muerto aquel a en elPalacio de la Moneda, este millón de personas, y la opinión públicainternacional, no habrían tenido la oportunidad de conocer aquellosgestos, aquellas preocupaciones, aquellas inquietudes, sobre todo lainquietud por la unidad de las fuerzas revolucionarias, aquel llamado ala unión, aquellos sentimientos y aquella inquebrantable decisión deluchar hasta morir del presidente Allende defendiendo su justa causa(APLAUSOS).Hemos podido conocer por sus palabras cuál fue la actitud y ladisposición de ánimo del presidente Allende aquel día.Nosotros nos vamos a referir esencialmente al cacter decombatiente y de soldado de la revolución del presidente Allende el 11de septiembre.A las 6:20 de la mañana de ese día, el Presidente recibió una llamadatelefónica en su residencia de Tomás Moro informándole del golpemilitar en desarrollo. De inmediato pone en estado de alerta a loshombres de su guardia personal y toma la firme decisión detrasladarse al Palacio de La Moneda para defender, desde su puestode Presidente de la República, al Gobierno de la Unidad Popular. Loacompaña una escolta de 23 hombres, armados con 23 fusilesautomáticos, dos ametralladoras calibre 30 y tres bazookas, que setraslada con el Presidente en cuatro automóviles y una camioneta alpalacio Presidencial, donde llegan a las 7:30 de la mañana.Portando su fusil autotico, el Presidente, acompañado por laescolta, penetró por la puerta principal de La Moneda. A esa hora laprotección habitual de carabineros se mantenía normal en el Palacio.Ya en el interior se reunió con los hombres que lo acompañaban, lesinformó de la gravedad de la situación y su decisión de combatir hastala muerte defendiendo al gobierno constitucional, legítimo y popular deChile frente al golpe fascista, analizó los efectivos disponibles y dictólas primeras instrucciones para la defensa de Palacio.Siete miembros del Cuerpo de Investigaciones arribaron para sumarsea los defensores. Las postas de carabineros, mientras tanto, semantenían en sus puestos y algunos adoptaban medidas para ladefensa del edificio. Un pequeño grupo de la escolta personal custodia
 
la entrada del despacho presidencial con instrucciones de no dejar pasar ningún militar armado, para evitar una traición.En el espacio de una hora se dirige tres veces por radio al puebloexpresando su voluntad de resistir.Pasadas las 8:15, por los cifonos de Palacio, la Junta fascistaconmina al Presidente a la rendicn y la renuncia de su cargo,ofreciéndole un transporte aéreo para abandonar el país en compañíade sus familiares y colaboradores.El Presidente les responde que "como generales traidores que son noconocen a los hombres de honor" y rechaza indignado el ultimátum(APLAUSOS).El Presidente sostiene en su despacho una breve reunión con variosaltos oficiales del Cuerpo de Carabineros que haan acudido aPalacio, los cuales rehusan cobardemente en aquel instante defender al Gobierno. El Presidente los reprocha duramente y los despide condesprecio, conminándolos a que abandonen de inmediato el lugar.Mientras se efectuaba esta reunn con los jefes de Carabinerosllegaron los tres edecanes militares; el Presidente les expresa que noera momento para confiar en los uniformados y les pide que se retirende La Moneda. No obstante, el Presidente se despide con afecto delcomandante nchez, que haa sido su eficiente Edecán por laFuerza Aérea durante varios años.Minutos después de retirarse los edecanes y los altos oficiales de losCarabineros, el Teniente Jefe a cargo de la Guarnición de Carabinerosdel Palacio Presidencial, obedeciendo órdenes de su jefatura, instruyea un carabinero que recorra el edificio impartiendo la orden deretirarse a los miembros de la guarnición, los cuales comienzan deinmediato a abandonar La Moneda, llevándose parte de suarmamento. Lo mismo hacen los carros blindados de carabineros, quehasta ese instante estaban en posiciones de defensa del Palacio.Un grupo de 10 carabineros, acompañados del portador de la ordende retirada y cumpliendo, sin duda, instrucciones, cuando se retirabanpor la escalera principal y ya próximos a la salida, vuelven sus fusilesintentando disparar contra el Presidente, siendo enérgicamenteripostados por el personal de la escolta. Son estos los primerosdisparos que se cruzan con los golpistas.Mientras estos hechos ocurrían, numerosos ministros, subsecretarios,asesores, las hijas del Presidente, Beatriz e Isabel y otros militantes

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->