Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
4Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Código de Rentas Internas- Ley 1 de 31 de enero de 2011

Código de Rentas Internas- Ley 1 de 31 de enero de 2011

Ratings: (0)|Views: 6,174|Likes:
Published by Rei Millán
Código de Rentas Internas- Ley 1 de 2011
Código de Rentas Internas- Ley 1 de 2011

More info:

Published by: Rei Millán on Feb 02, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

11/23/2012

pdf

text

original

 
(P. de la C. 3070)
LEY 
Para establecer el “Código de Rentas Internas para un Nuevo Puerto Rico”, alos fines de proveer alivios contributivos de 1.2 billones de dólaresanuales a individuos y corporaciones para estimular la economía y lacreación de empleos; para establecer disposiciones transitorias para laderogación de la Ley Núm. 120 de 31 de octubre de 1994, segúnenmendada, conocida como el Código de Rentas Internas de PuertoRico de 1994; para otros fines.EXPOSICION DE MOTIVOSCreemos en el trabajador puertorriquo; por esotenemos un plan que recompensa e incentiva el trabajo. Nuestroplan deposita el poder en manos del trabajador, y se lo quita algobiernoporque
un dólar en manos de lospuertorriqueños rinde mucho más que un dólar en manosdel gobierno
”. Énfasis suplido. Hon. Luis Fortuño, 21 de enerode 2008.Durante la década de los 90, Puerto Rico disfrutó de un ambienteecomico robusto y vigoroso, gracias a las medidas de avanzadaimpulsadas por la administración de gobierno entonces en el poder, cuyapotica económica fue liderada por el hoy Gobernador de todos lospuertorriqueños, Hon. Luis G. Fortuño, quien en aquel momento fuera elprimer Secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio.Dicho clima económico tuvo como piedra angular una reforma querepresentó alivios de $400 millones anuales en reducciones a lascontribuciones de nuestras trabajadoras y trabajadores: la Ley Núm. 120 de31 de octubre de 1994, según enmendada, conocida como, “Código deRentas Internas de Puerto Rico de 1994” (en adelante Código de RentasInternas de 1994). Además, se aprobó la Ley Núm. 157 de 2000, la cualtenía como objetivo continuar esa trayectoria, aumentando dichos alivioscontributivos.Pero en el año 2000, antes de que las medidas más beneficiosas de laLey 157 entraran en vigor, cambió la administración de gobierno. El gobiernoentrante, compuesto en gran medida por los arquitectos de los excesos delos años 80, abandonó la filosofía de que “un dólar en manos del ciudadanorinde mucho más que un dólar en manos del gobierno”, que tanto habíafomentado a la economía de la Isla y beneficiado a todas las puertorriqueñasy puertorriqueños.En el año 2001, la entonces administración de gobierno comenzó arevocar aspectos de la reforma contributiva que había entrado en vigor en el1995, derogando los alivios contributivos que se le habían extendido a la
 
2
clase trabajadora. Mediante la Ley Núm. 172 de 6 de diciembre de 2001,dicha administración oblia miles de matrimonios a pagar máscontribuciones, al revocar la eliminación del llamado “marriage penalty”.Posteriormente, a través de la Ley Núm. 134 de 8 de agosto de 2002, sepospuso la rebaja en las tasas contributivas legisladas anteriormente, y seeliminó la tercera fase de la reforma contributiva de 1994. En efecto, leaumentaron las contribuciones a cientos de miles de contribuyentes. En el2003, mediante la Ley Núm. 165 de 22 de julio, se adoptaron unas nuevastasas que según la administración reducían las contribuciones a todos. Larealidad resultó ser diametralmente opuesta. En el año 2006, la Ley Núm.117, impuso una carga contributiva adicional de $180 millones anuales alpueblo de Puerto Rico. Aunque se eliminó el arbitrio general de 6.6%, laentonces administración estableció un impuesto general de ventas y uso(IVU) de 7%, pero la contribución sobre ingresos se quedó igual.Mientras tanto, comenzando en el año fiscal 2001-2002, aumentaronvertiginosamente y sin ningún control ni mesura, los gastos del gobierno.Esa conducta irresponsable y temeraria culmien: (i) un ficitpresupuestario de $3,306 millones; (ii) un déficit en caja de $4,459 millonesy (iii) $960 millones en cheques del gobierno emitidos sin fondos. De hecho,en el año 2006, mucho antes de que comenzaran a sentirse los efectos de lacrisis económica global, Puerto Rico entró en una recesión, en gran medidacomo manifiesto del cierre del gobierno provocado por la administración deturno de dicho año.Ese fue, en parte, el nefasto cuadro económico que encontramoscuando en enero del año 2009, asumimos la responsabilidad sagrada deguiar las riendas de Puerto Rico. Con el bienestar de nuestra gente comoúnico norte, hemos tomado las medidas necesarias para lograr laestabilización fiscal del gobierno y reencaminar el desarrollo económico de laIsla. Hemos puesto la casa en orden, salvado nuestro crédito y con ello,cientos de miles de empleos. Aunque los pasados años han sido duros, ya seempieza a respirar un nuevo optimismo; después de cerca de una décadaperdida, lo peor ya pasó y estamos entrando en una nueva era de esperanzay de bienestar. Una nueva era donde cada puertorriqueño y puertorriqueñatenga en sus manos el poder de cambiar su futuro.Por primera vez en décadas hemos mejorado la clasificación crediticiade Puerto Rico, que estuvo a punto de ser calificada “chatarra” -la peor decualquiera de los demás estados- fue elevada a A3 como resultado de laimplantación del plan fiscal de esta administración. Casas acreditadorascomo Standard & Poors y Moody’s han mejorado sus evaluaciones en torno ala capacidad crediticia de nuestro gobierno, y otras como Fitch han emitidosu primera evaluacn sobre nuestro crédito. Los logros de estaadministración, entre otros, incluyen: (i) reducción del déficit más alto de lanación, de un 44% a un 11%;(ii) inyección de más de $3,750 millones a
 
3
nuestra economía; y (iii) la creación de miles de nuevos empleos con elModelo Estratégico para una Nueva Economía.Aprobamos la Ley de las Alianzas Público-Privadas, que inyectará milesde millones adicionales a nuestra economía y que generará nuevos empleosen la industria de la construcción, al hacer realidad grandes proyectos deinfraestructura. También hemos retomado proyectos de infraestructura necesaria parael progreso de nuestra gente, entre ellos: (i) las extensiones del expresohacia Aguadilla y la Ruta 66 hasta Fajardo; (ii) la restauración de más de 150millas de carreteras; (iii) la construcción de más de 60 proyectos de nuevascarreteras, puentes y avenidas; y (iv) la culminación del tren de cercanía de Toa Baja a Bayamón antes de finalizar el año 2012.Por otro lado, estamos construyendo el primer hotel 6 Estrellas en elMunicipio de Dorado e inaugurando 12 nuevos hoteles, para un total de2,400 nuevas habitaciones.Estamos inyectando más de $750 millones en la creación o renovacióntotal de 100 escuelas nuevas o totalmente renovadas a través del programaEscuela del Siglo XXI.Adoptamos la Ley de Restructuración y Unificación del Proceso deEvaluacn y Otorgamiento de Permisos, para agilizar y simplificar lostrámites de permisos de todas nuestras obras y proyectos de desarrollo.Mediante el programa Hogar Digno, estamos invirtiendo más de $350millones en viviendas de interés social. Además, implantamos el plan másagresivo en nuestra historia para facilitarle a nuestra clase trabajadora elpoder comprar su casa. De esta forma, impulsamos a los sectores de lavivienda y la construcción, que generarán miles de empleos adicionales.Con Puerto Rico Verde, por primera vez hemos implantado estrategiasen todos los niveles del gobierno para proteger nuestro medio ambiente.Hemos adquirido s de 40 guaguas bridas, 2,038 seforos conlámparas LED (
“light-emitting diode”)
, e instalado las primeras turbinas deviento y placas fotovoltáicas para generación de electricidad. Además,detuvimos el aumento en las facturas del agua, que la pasadaadministración se había comprometido a cobrar, y hemos tomado pasosconcretos para una reducción importante en la factura de la luz. Con elestablecimiento de la Vía Verde, reduciremos nuestra dependencia en elpetróleo sustituyéndolo con gas natural lo cual redundará en unadisminución en la factura eléctrica de más de un 20% antes del año 2012.