Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Técnica y actitud

Técnica y actitud

Ratings: (0)|Views: 97|Likes:
Published by jhsalaza
…hoy no solo sabemos que se equivocaron sino que tenemos sólidas razones para desconfiar de la tecnología como la redentora de la humanidad.
…hoy no solo sabemos que se equivocaron sino que tenemos sólidas razones para desconfiar de la tecnología como la redentora de la humanidad.

More info:

Published by: jhsalaza on Feb 02, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/21/2013

pdf

text

original

 
 
TÉCNICA Y ACTITUD.
 
 XVII Conferencia Latinoamericana de Escuelas y Facultades de Arquitectura. Ecuador 1997. Jorge Hernán Salazar Trujillo
 
1 
Documento actualizado el 15 de Enero de 2011
TÉCNICA Y ACTITUD.Enseñanza en Pro de una Arquitectura deAlta Calidad.
Artículo presentado como Ponencia Oficial de la Facultad deArquitectura de la Universidad Nacional De Colombia SedeMedellín. XVII Conferencia Latinoamericana de Escuelas y Facultades deArquitectura. Cuenca, Ecuador. Noviembre de 1997.
 
Arq. Jorge Hernán Salazar Trujillo
 
Matrícula A0570049534
Teléfonos. 57-(9)4-511 46 56 / 513 17 48Fax. 57-(9)4-5719062. Medellín, COLOMBIA.
 
Email. jhsalaza@unal.edu.co
hoy no solo sabemos que se equivocaron sino que tenemos sólidas razones paradesconfiar de la tecnología como la redentora de la humanidad.
La Madre Tecnología
Con varios siglos a sus espaldas, aquella recurrida metáfora del ascenso del hombrehacia el dominio y control de su entorno desaparece bruscamente; asistimos hoy,abatidos, al derrumbamiento de muchos de los paradigmas que rigieron el desarrollode la sociedad humana durante un periodo de la historia significativamente largo.Desde el siglo 16 con el Renacimiento y el Humanismo, en el siglo 18 con laRevolución Industrial, y más aceleradamente desde mediados del siglo 20 cuando lamodernidad aplica todos sus modelos, el esquema mecanicista de interpretación de la
15
 
 
 
TÉCNICA Y ACTITUD.
 
 XVII Conferencia Latinoamericana de Escuelas y Facultades de Arquitectura. Ecuador 1997. Jorge Hernán Salazar Trujillo
 
2 
naturaleza y sus fenómenos en función de leyes y principios de carácter inamovible yuniversal es una utopía que se está disolviendo.Hace poco más de dos siglos los padres de la era industrial, vieron en la técnica el
medio suficiente para “permitir que la raza humana recupere ese derecho sobre la
natur
aleza que le pertenece por legado divino”, como lo dijo Francis Bacon, sin
embargo hoy no solo sabemos que se equivocaron sino que tenemos sólidas razonespara desconfiar de la tecnología como la redentora de la humanidad. La tecnologíapor si sola no se constituyó en nuestra tabla de salvación y por el contrario, aplicadabajo un sistema económico que no busca el bienestar equitativo para la humanidad ysu madre naturaleza, ha terminado por ser su desgracia. Hoy escuchamos voces dealarma que desde diversas disciplinas del conocimiento nos aseveran que la técnicano permitió mejorar las condiciones de prosperidad de la humanidad sino que, por elcontrario, sus desventajas intrínsecas las agravaron. Estamos presenciando eldesmoronamiento casi generalizado de la fe en la técnica y despedimos el milenio conel malestar de no tener un proyecto confortable al cual entregar nuestras ilusiones conrespecto al futuro.
La Madre Naturaleza
Este anhelo de prosperidad siempre ha estado presente en la historia de lahumanidad, así los preceptos que otrora se consideraban válidos para su consecuciónhayan sido reemplazados hace siglos. Basta mencionar cómo el animismo ysacralización de la naturaleza abocaron, milenios atrás por una actitud e interpretacióndiferentes de los fenómenos naturales. El desmantelamiento de aquellos paradigmases la impronta que fundamenta hoy nuestra posición ante el universo; la ciencia ycultura contemporáneas existen hoy gracias al distanciamiento con respecto a lanaturaleza al que ciertas culturas optaron hace tiempo. Las raíces de la separaciónentre el hombre y la naturaleza penetran profundamente en la historia de la razahumana y pueden llevarse hasta aquella mítica migración del primate recolector de losbosques al homínido cazador de las sabanas africanas.Cuando hoy se habla de una hipotética integración con la naturaleza se asumenposiciones que desconocen la génesis misma de nuestra especie; fundamentadaprecisamente sobre esa capacidad de ir en contra de los designios naturales. Por ello,conquistar la idílica integración con el planeta implicaría nuestra radical abdicación ala ciudad y la cultura, herencias que permiten reconocernos hoy como raza humana.Es indiscutible que el acrecentamiento del deterioro ambiental obliga a repensarprofundamente nuestras relaciones con el planeta, pero solo hasta que el sistemasocioeconómico imperante asuma y reconozca completamente su papeltransformador y depredador podrá abocar por posiciones ambientalistasmedianamente objetivas. Al mismo tiempo, quien señala la contaminación, el deterioro ambiental y el cambioclimático como pruebas fehacientes de un desequilibrio originado por una supuestabarbarie de la humanidad industrializada, esta desconociendo que hay pruebasevidentes de que las alteraciones ambientales de origen antrópico datan desde
 
 
TÉCNICA Y ACTITUD.
 
 XVII Conferencia Latinoamericana de Escuelas y Facultades de Arquitectura. Ecuador 1997. Jorge Hernán Salazar Trujillo
 
3 
épocas prehistóricas. No estamos tratando con un problema nuevo; esta dualidad nosacompaña desde que el hombre es hombre y afrontarla está implicando nuestrapropia naturaleza.
El ambientalismo objetivo
En el proceso de esa exploración conceptual acerca de las relaciones del ser humanocon respecto a la naturaleza, aparecen hoy posiciones de muy diversa índole.Muchos, casi con pesadumbre y culpabilidad, consideran la capacidad tecnológicacomo una desgracia y maldición, mientras en contrapartida un grupo de tecnócratastodavía ven la técnica como la madre redentora que resolverá nuestros problemassociales, económicos y medio-ambientales. Los hay felizmente irresponsables queopinan que somos hijos de la naturaleza, que los problemas ambientales no noscorresponde resolverlos y que el planeta mismo sabrá que hacer con nuestraexagerada capacidad de transformación ambiental. Para llevar al cúlmen este tipo deelucubraciones, en los últimos años se ha vuelto común el promulgar la economía y
productos “verdes”, al punto de intentar convencernos que el planeta necesita de
nuestros cuidados y cariño. El ser humano ya no es considerado hijo de la naturaleza,sino su padre y administrador; no se somete a las leyes naturales sino que eslegislador y ejecutor de ellas; es decir, tenemos un nuevo Dios.Inmersos en tal confusión, una de las pocas cosas que parece estar nítida en unmediano plazo es que a pesar de las apocalípticas predicciones de algunos, eldesarrollo tecnológico no se va a echar atrás. Nuestra sociedad puede ser sensible,pero el sistema económico no está preparado para reemplazar tajantemente losmodelos de desarrollo y explotación de recursos naturales ya establecidos y por estemotivo no puede hablarse hoy de un cambio de paradigmas sino de un paulatinocambio en la manera de hacer las cosas. No tenemos desarrolladas tecnologíasambientalmente neutras o las existentes no son competitivas en el escenario sociopolítico actual, por ello toma tanta importancia el propender por actitudes ante latecnología más consecuentes con las necesidades medio ambientales del presente.Es precisamente esa actitud ante las cosas; científicamente despierta ante nuevosdesarrollos, pero cautelosa y sensible ante las posibles consecuencias de su

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->