Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Iliana Benítez- Los estudios feministas y el enfoque de Género. Un acercamiento teórico conceptual

Iliana Benítez- Los estudios feministas y el enfoque de Género. Un acercamiento teórico conceptual

Ratings: (0)|Views: 165|Likes:
Published by Alicia

More info:

Published by: Alicia on Feb 02, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/23/2013

pdf

text

original

 
81
SANTIAGO (93) 2001Universidad de Oriente. Santiago de Cuba. CUBA
Iliana Benítez Jiménez
Los estudios feministas y elenfoque de género. Unacercamiento teóricoconceptual
En el acercamiento a la situación social subordinada y explotadade la mujer frente al hombre, se ha recurrido a una serie deconceptos en calidad de herramientas que permitan conformarideas más precisas sobre este fenómeno.Los científicos trabajan en el esclarecimiento conceptual detérminos como: patriarcado, género, sexo, división sexual deltrabajo, teoría feminista, feminismo, etcétera. Desde cualquierperspectiva que se traten dichos conceptos se requiere paraanalizar la esencia de este fenómeno, de una teoría de la historiaque ayude a indagar sus orígenes.¿Por qué la subordinación de la mujer al hombre en el mundoactual; siempre fue así; qué lo produjo; qué lo podría cambiar?Éstas son cuestiones que aún no han recibido una respuestaacabada a pesar de la inmensa cantidad de estudios que se realizan.Tal vez esto se deba a que se han centrado en el estudio decondiciones actuales de la mujer sin escarbar en el pasado lo cuales de suma importancia si se pretende eliminar la discriminacióna la mujer y desmentir la tesis determinista acerca de la posiciónsubordinada de ésta respecto al hombre.Teorías como la de Marx y Engels acerca de las formacioneseconómico-sociales por las que ha transitado la humanidad, la de
 
82
SANTIAGO (93) 2001Universidad de Oriente. Santiago de Cuba. CUBA
Bachofen de la existencia del matriarcado, la de Max Weber sobrela historia de la humanidad, la psicoanalista de Freud, entre otras,han servido de punto de partida para el estudio de las raíces de lasubordinación de la mujer y han sido también orientadas hacia unfin reivindicativo o no en dependencia de si la teoría en cuestiónlo admita o si se pretenda utilizar de tal modo.Cuando las mujeres movidas por las ansias de emancipación seresolvieron a estudiar e investigar sobre su propia realidad todasestas teorías se convirtieron en los sistemas de referencia para laelaboración de las nuevas concepciones que trataban de buscarespacios para y de las mujeres en la sociedad. Como es lógico lasmujeres hasta ese momento excluidas de toda actividad científicano estaban pertrechadas de una concepción teórica que respaldaralo que hasta ese momento no pasaba de ser un discurso político.Fue bajo estas circunstancias que comienzan los intentos porconstruir nuevos referentes teóricos que ayudaran en la elabora-ción por las feministas de discursos no androcéntricos, cosa queera harto difícil por la casi inexistencia de teorías que defendieranla posición de la mujer. Hasta ese momento la mayoría de lasteorías creadas y reconocidas eran esencialmente patriarcales.El feminismo antes de adentrarse en la construcción de una teoríasólida cuyo contenido fundamental fuera la ubicación de la mujercomo parte activa de la sociedad y de su historia, constituía sóloun movimiento revolucionario que abogaba por los derechos de lamujer. Su proyección no superaba el nivel de demandas focaliza-das, fundamentalmente, en el plano de la integración social de lamujer bajo los preceptos de la igualdad.El movimiento feminista toma auge en la Europa del siglo
XIX
. Elpropio desarrollo de la sociedad industrial, con todo el avancecientífico que ésta traía aparejado y la consiguiente ilustraciónque las masas trabajadoras requerían para enfrentar dicho proce-so, posibilitó en las mujeres la ampliación de sus conocimientosy seguido a ello el autorreconocimiento de su situación discrimi-nada. Comenzaron las demandas por los derechos civiles y elacceso a la cultura, a la vida de la producción y el trabajo en la calley liberación en el ámbito sexual y de la vida familiar entre otras.A esta etapa del movimiento feminista se le llamó sufragismo
1
.
1
Revista FEM, Febrero de 1993, México, pág. 14.
 
83
SANTIAGO (93) 2001Universidad de Oriente. Santiago de Cuba. CUBA
En otras etapas más modernas sus demandas fueron haciéndosecada vez más profundas pasando del derecho al voto hasta elcambio de la forma de organización de la sociedad que favoreceal varón.Aunque en sus inicios el movimiento feminista estuviera repre-sentado por mujeres burguesas, en su mayoría, ya que eran las quetenían mayor acceso al mundo intelectual, vemos como en laactualidad éste se expande en un amplio espectrum de corrientesque agrupa a mujeres de todas las clases, razas o etnias endependencia de las perspectivas con que se proyectan.Por otra parte podemos decir que una de las principales causas desu diversificación ha sido la lejanía de intereses en las demandasde mujeres de una u otra clase social, de una u otra raza, así comolas especificidades de las formas de opresión en la cultura a quepertenezcan. Es ésta una de las causas por las que el feminismo enAmérica Latina se manifestara de manera diferente y tomaramayor cuerpo en una etapa posterior a la del nacimiento delfeminismo europeo.Las feministas finiseculares del siglo
XIX
se limitaban a hacervindicaciones.
2
Este período en la historia del movimiento femi-nista culmina con la declaración de los derechos humanos votadapor las Naciones Unidas en 1948, complementada con la decla-ración de 1967 sobre la discriminación de la mujer. A partir deentonces es que comienza una segunda fase caracterizada por lacrítica a la sociedad androcéntrica y la lucha por conquistar unanueva sociedad sin discriminados ni oprimidos. Se cuestionan lasteorías tradicionales sobre las mujeres y demandan su inclusión enlos campos de donde habían sido excluidas, comenzando a intere-sarse más por la teoría.En este sentido plantea Elizabeth Gross que seguían dependiendode los métodos de las teorías patriarcales. Las obras que seproducían en estos momentos tenían un carácter misceláneo yaque vinculaban el marxismo, el freudismo, el populismo, apoya-dos en datos de la antropología, la psicología, la historia, teoríasde las ideologías, de las crisis, etcétera. Sin llegar a conformar uncuerpo teórico único capaz de sustituir o sacudir el existente.
3
2
Amelia, Valcárcel, "¿Es el feminismo una política o una ética?", en laRevista Debate Feminista, Año 6, vol.
XII
, México, octubre, 1995.
3
Elizabeth, Gross, "¿Qué es la Teoría Feminista?", en la Revista DebateFeminista, Año 6, vol.
XII
, México, octubre, 1995.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->