Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
22Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Adolescencia Cultura y Salud

Adolescencia Cultura y Salud

Ratings: (0)|Views: 7,965|Likes:
Published by BECENE - CICYT

More info:

Published by: BECENE - CICYT on Feb 04, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

08/04/2013

pdf

text

original

 
Adolescencia, cultura y salud
Diego Salazar Rojas 
 
 
La adolescencia
1
puede definirse como el resultado de la interacción de losprocesos de desarrollo biológico, mental y social de las personas, y de las tendenciassocioeconómicas y las influencias culturales específicas. Todo este conjunto generalos patrones de conducta de los adolescentes.
2
Estos procesos parecen ser especialmente visibles en aquellos lugares donde la población joven está en procesode modernización.
3
 Las variaciones culturales en cuanto a cuidado de la salud se relacionanclaramente con la etnicidad en aquellos países como Perú, Bolivia, Ecuador, Brasil yotros cuya población incluye una gran diversidad cultural, gran parte de ella noeuropea. Entendemos por etnicidad aquí la identificación de individuos con unacultura determinada, de la manera como un chicano me expresó su sentido deetnicidad: “Yo soy ciudadano americano, pero yo no soy americano, soy chicano”. Esposible que el indígena tupi, aymará u otomí sienta del mismo modo frente a lacultura europeizada de sus respectivos países, y que esto determine importantesincongruencias en el modo de entender la enfermedad y las enfermedades.
4
 Diversos aspectos conductuales originados en pautas culturales que no sonparte del sistema médico tienen gran importancia en la determinación de losproblemas de salud específicos que enfrentan los adolescentes, sus familias y losadultos.
5
Por ejemplo, patrones dietéticos, la socialización de los niños, la conductasexual, la actitud frente al ejercicio físico y la práctica de él, el equilibrio entre eltiempo dedicado al trabajo y al descanso, pautas rituales, y muchas otras actividadescotidianas pueden tener un gran impacto en el nivel de salud de las personas,adultas o adolescentes. En otras ocasiones pueden surgir problemas del modo comoadolescentes y adultos en una comunidad definen estar enfermo y estar sano.Generalmente la tendencia en las culturas latinoamericanas es definir a laenfermedad como la presencia de síntomas o signos sensibles de alteración. Laenfermedad puede ser definida como sentirse mal físicamente.
6, 7
Una persona queno siente síntomas debilitantes por lo general es definida como sana aunque laspruebas diagnósticas de los médicos digan lo contrario en relación con patologíascrónicas tales como tuberculosis, cáncer o cardiopatías. Los pacientes puedenencontrar increíble que alguien pueda estar enfermo y continuar haciendo lo suyonormalmente.El significado de las adicciones de los jóvenes debe comprenderse desde laperspectiva y el contexto de variaciones entre diversas sociedades. Estasvariaciones son expresión de cómo la cultura modula las conductas, como podría ser el caso del consumo ceremonial de drogas que no parece generar adicción ensociedades que lo practican, y de cómo la cultura parece modular incluso lodeterminado genéticamente, como parece ser el caso de la adicción alcohólica.Estas adicciones pueden ser heredadas de adultos a jóvenes, y dentro de estemarco, de padres a hijos, como podría ser el caso de la población mexicana
 
estudiada por Gutiérrez, quien informa que por lo menos 30% de los padres, yalgunos de los hijos mayores, eran alcohólicos en su muestra, mientras la mayoríade la población consumía alcohol una vez a la semana, y 7% bebía en exceso casicotidianamente.
8
En Francia la tolerancia generalizada de la ingesta de alcohol hasido tradicional; en cambio, entre el pueblo judío, el consumo de vino ha sido limitadopor los adultos a ocasiones ceremoniales y la ebriedad ha sido tradicionalmentegravemente estigmatizada. Hallazgos publicados en 1984 muestran que,comparados con los adolescentes israelíes, al menos el doble de adolescentesfranceses consumían regularmente alcohol o tabaco.
9
La drogadicción está tambiénrelacionada con lo que el mundo adulto hace o no hace en presencia de losadolescentes.
10
Es el efecto que podemos llamar modeling.
11
 En cuanto a la familia, la investigación de la drogadicción en adolescentes hamostrado que dos de los determinantes más importantes de las actitudes yconductas de los adolescentes son el apoyo de los padres y el control familiar.
12
Unavez más, esto puede ser un indicio respecto del papel de los adultos en ladeterminación de lo que resulta ser la adolescencia.Cultura y socialización en relación con la salud del adolescenteComo ya hemos señalado, el adolescente es el producto de un aprendizajesocialmente condicionado a través de la cultura, sobre una base biológica, ysometido a las restricciones surgidas de los demás aspectos sociales, como laeconomía local. Parte de este aprendizaje se refiere al desarrollo del laspercepciones y conductas relacionados con la salud y la enfermedad. Losaprendizajes configuran el proceso de socialización, el cual tiene por objeto asegurar la conformidad del nuevo miembro de la sociedad con los patrones de la culturalocal. Unos patrones son culturales, tales como aquellos que pautan la expresión dela sexualidad adolescente; otros son puramente económicos, por ejemplo, lanecesidad de explorar un mercado de consumidores adolescentes educados en laavidez por modas y por estimulantes como el alcohol y el tabaco.Al menos en los países occidentales u occidentalizados, los valores yconductas de los adolescentes no siempre se generan desde el segmento socialadolescente. Parte de ellos al menos se genera en el segmento adulto. Los valoresintroyectados desde la televisión
13
y otros medios de comunicación de masas, por ejemplo, son proyectados desde el mundo de los intereses adultos de la sociedad,que en general son políticos o económicos. Otros son simplemente efecto de lasocialización realizada por padres y profesores. Si se acepta esta perspectiva, lapregunta respecto de cómo cambiar a los adolescentes para que obtengan una mejor salud podría reformularse para decir de qué modo cambiar a los adultos, que educanformal o informalmente a los adolescentes, de manera que éstos reciban unasocialización generadora de más salud.Muchos de los elementos recreativos presentes en la vida de los adolescentesoccidentales y de otras partes del mundo -tales como música, ingestas
 
recreacionales (como cerveza, confitería), cigarrillos, videos, juegos de video, lugaresde deportes- no son producto de la imaginación o la organización adolescente sinoque son producidos por adultos para el mercado de los jóvenes, sin consideración delos aspectos de salud que la explotación de ese mercado puede dañar.Si hay una cultura adolescente, es una cultura ampliamente manipulada por adultos que comercializan lo que ellos inducen a los adolescentes a comprar. Por ejemplo, rara vez los adolescentes occidentales actuales crean su propia música.
14
 En América Latina el fenómeno de los cantautores muestra con cierta frecuencia, a jóvenes componiendo música estimada y escuchada por jóvenes, música que amenudo trata de temas políticos además de los temas tradicionales de amor. Por otrolado, la música rock estadounidense y europea con frecuencia también abarca lacrítica política y social cuando está compuesta por grupos jóvenes, aunque nonecesariamente adolescentes.Existe el problema general de saber cómo los comportamientos y las actitudesde los hijos son influenciados por su interacción con otras personas significativaspara ellos, entre ellas, específicamente los padres.
15
Este punto es importante paracomprender cómo los niños y adolescentes aprenden o no a cuidar adecuadamentesu salud. Una hipótesis central de este artículo es que los padres y, en general, lafamilia y los adultos de la sociedad en que viven los adolescentes, son elementosesenciales para comprender a los adolescentes de esa sociedad. El mundoadolescente es construido fundamentalmente más bien por los adultos que por losadolescentes mismos, por la simple razón de que son los adultos los que casiexclusivamente detentan el poder social necesario para constituir mundo y losrecursos económicos y políticos para hacerlo así.Básicamente, los adolescentes viven bajo la influencia de una o más de lassiguientes cuatro esferas dominadas por adultos: la familia, los pares, la escuela ylos medios de comunicación de masas. Thomas et al.
16
consideran que laconformidad de la conducta adolescente con las expectativas de las personassignificativas es uno de los productos finales del proceso de socialización de los jóvenes. Esta conformidad puede ser saludable o riesgosa según sean lasexpectativas adultas. Si los adultos esperan que el joven se exponga a riesgos comomuestra de machismo y virilidad, entonces tendremos una sociedad en que loshombres jóvenes expondrán su salud para demostrar su masculinidad.Con frecuencia, accidentes y violencias aparecen entre las primeras causasde mortalidad juvenil, especialmente masculina. Una de las observaciones mejor documentadas en psicología intercultural es el dimorfismo sexual en lo referente a laconducta agresiva. En la mayoría de las sociedades humanas, los hombres realizanuna cantidad de actos agresivos significativamente mayor que las mujeres. Estapreponderancia es especialmente notable en la adolescencia
17
y parece señalar uncomponente genético en la especie humana. Sin embargo, la cultura modula ladotación genética en su expresión fenotípica.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->