Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Los Estudiantes en La Escuela Sec Und Aria

Los Estudiantes en La Escuela Sec Und Aria

Ratings: (0)|Views: 236 |Likes:
Published by BECENE - CICYT

More info:

Published by: BECENE - CICYT on Feb 04, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/29/2012

pdf

text

original

 
 
Los estudiantes en la escuela secundaria
 
Etelvina Sandoval Flores 
 
La vida escolar no es sólo un sistema de reglas y regulaciones unitario,monolítico y riguroso, sino un terreno cultural caracterizado por diferentesy variados grados de acomodación, impugnación y resistencia.
 McLaren
 En este trabajo me interesa reflexionar la manera como los estudiantes vivensu estancia en la escuela secundaria, asumen o se enfrenan a la normatividad de lainstitución, se apropian de las reglas necesarias para sobrevivir en ella y participandesde los límites que tiene su papel, de alumnos en la construcción de la vidaescolar, con el fin de aportar elementos que nos permitan pensar en algunoscomponentes del proceso formativo de los alumnos en la escuela.El trabajo que ahora presento es parte de una investigación etnográficaactualmente en proceso, que intenta conocer la trama de la escuela secundaria apartir de analizar las prácticas, las relaciones y los saberes culturales de los distintosactores escolares.
1
En ella concibo a la escuela como un espacio con prácticasculturales y tradiciones históricamente construidas, donde confluyen sujetos queaportan sus propios saberes culturales, al mismo tiempo que se interinfluyen. En estesentido, la escuela es un lugar de intercambio y negociación de intereses colectivos yparticulares, que se dan en el marco de ciertas reglas institucionales tanto generalescomo locales.La acción de los sujetos participantes está mediada por dos características: elpapel institucional que desempeñan, vinculando a las condiciones específicas que losignan y las vivencias culturales que los sujetos han adquirido tanto en el espacioescolar como en otras integraciones sociales en las que participan. Aquí voy a hablarde un sector, el de los estudiantes, haciendo un análisis que considere dosaspectos: el papel que se le confiere desde la institución, donde incluyo lascondiciones escolares que intentan normarlo y las concepciones y significados  queponen en juego como sujetos, tanto para manejar estas normas, como para crearotras propias que influyen en la dinámica de la escuela.
Escuela y estudiantes: conflicto, resistencia, apropiación
El enfoque antropológico para estudiar la escuela ha puesto en el centro a lacultura escolar, considerando la existencia de diferentes significados y concepcionesentre los grupos que confluyen ahí. El análisis de las relaciones conflictivas en laescuela a signado muchos de los estudios etnográficos que diversos investigadoreshan realizado, en donde los estudiantes son vistos como portadores de una culturapropia que choca con la que la escuela pugna. El concepto de “conflicto cultural”,
2
 que permitió ver desde otra óptica la participación de los estudiantes en la escuela,es el más representativo de esta posición que sostiene la separación de ambas y su
 
convergencia en el choque. Una variante de este esquema es el de “resistenciacultural”, donde se imbrican los saberes culturales de origen de los estudiantes, conlas condiciones generadas en la misma escuela; es decir se prioriza lainterculturalidad, aunque se concibe lo conflictivo de ésta en función de losparámetros de la escuela, cuyo resultado es la resistencia.Un estudio clásico en esta línea es el de Willis (1977:14), que analiza lasformas culturales de oposición de muchachos de clase obrera frente a la escuela.Sus hallazgos son impactantes, porque encuentra en estos procesos culturales,además de contenidos de identidad y afirmación, un sentido de perpetuación de lascondiciones de sometimiento que llama “autocondena”. ”Sin embargo, esta /condena/ se experimenta, paradójicamente, como un verdadero aprendizaje, como afirmacióny apropiación e incluso como una forma de resistencia”.Si bien la intencionalidad de los investigadores que asumen esta posturateórica es encontrar alternativas que reivindiquen a las clases sometidas – a quienesla escuela parece no considerar-, y en ese sentido buscan los contenidos detransformación que sus acciones contestatarias contienen, sus resultados nos llevana constatar la marginalidad de éstos.Un estudio reciente sobre la forma en que los estudiantes construyenestrategias de resistencia en la escuela (Everhart, 1993: 366) es un ejemplo. Desdeuna perspectiva marxista, el autor considera a la escuela como la transmisora de unconocimiento “reificado”, que apuntala el sostenimiento del sistema social, cuyarespuesta estudiantil es la construcción de otro conocimiento llamado “regenerativo”,que es diferente al que la  escuela pretende transmitir; lo que da pie a que hable delmundo de los estudiantes. Plantea que éste es una estrategia de reapropiación paradar respuesta a los significados que contiene la estructura de la escuela (entre losque se encuentra su exclusión en la toma de decisiones) y es un intento de losestudiantes para controlar parte de su vida.
3
 
El conocimiento regenerativo emerge de  los procesos interactivos entre lospropósitos formalizados y explícitos de la escuela y la vida que los estudiantescrean para sí mismos dentro de los límites establecidos por el centro …Está enfocado hacia la creación y clarificación de significados, la consecución decomunicación y la producción resultante de lazos colectivos y mutuos entre losindividuos de una comunidad que comparten sistemas de creencias …se basa enel contexto de la acción y en las interpretaciones colectivas generadas por losestudiantes en experiencias compartidas.
En esta concepción el grupo de amistades tiene el papel de núcleo generador deeste conocimiento, que es tan importante que afecta la rutina diaria de la escuela. Noobstante, el autor arriba a conclusiones similares a las de Willis (1977), al reconocerque el conocimiento regenerativo tiene límites, pues “más que una cultura deliberación, se convierte en una fuerza productiva de reproducción cultural”.
 
Si bien el enfoque de “conflicto cultural” o el de “procesos de resistencia”, noslleva a pensar de otra manera la participación de los estudiantes y al mismo tiempo elpapel de la escuela, también parece ubicarse en un ámbito de  denuncia sobre lanegatividad de la escuela, y por lo tanto, en un callejón sin salida para plantearperspectivas que nos colocan en un círculo vicioso: resistencia estudiantil, mundosseparados, perpetuación del sometimiento. Al mirar la escuela como la portadora deuna cultura dominante, se minimizan procesos diferentes a los de resistencia en eltránsito de los estudiantes por la escuela,  como son los de adaptación, apropiación oacomodación, así como los sentidos que la vida escolar tiene para ellos.Lesko (1992:329) señala que muchos estudios sobre alumnos adolescentesestán marcados por tres discursos que aparecen como incuestionables y que obturanuna visión diferente a la de “oposición” de  los alumnos frente a la escuela. Éstos sonla dualidad adolescente/adulto, los cambios biológicos de la pubertad y la orientaciónhacia sus iguales, cuyo resultado es la masificación de los sujetos. Ante ello, plantea“hacer una construcción cultural de estos aspectos para contribuir a un conocimientocrítico que sea responsable de los sujetos y que permita múltiples perspectivas yvoces”.Un concepto útil para analizar la participación de  los alumnos de secundariacomo sujetos es el de apropiación, que parte de la actividad del sujeto frente a sumundo inmediato, en el cual requiere “aprender a usar las cosas, apropiarse de lossistemas de usos y de los sistemas de expectativas, para conservarse en el modonecesario y posible… en un mundo constituido” (Heller,1977:21). La escuelasecundaria, con su historia, tradiciones, cultura y formas de organización, es elmundo constituido en el que los estudiantes requieren reformular muchos de sussaberes adquiridos en su tránsito por la primaria y adaptar otros. En suma, requierenapropiarse de los sistemas de usos de este espacio concreto para conservarse comoalumnos. En este proceso construyen estrategias, cuyo sentido en ocasiones puedeser la resistencia, en otras la aceptación o la acomodación; es en todo caso unproceso dinámico donde   se construyen “modelos de comportamiento paralelos yalternativos” (Heller: 23).
Un breve acercamiento a la escuela estudiada
Estas notas constituyen un nivel de análisis de una parte del material empíricode la investigación mencionada, y consta de registros ampliados de observaciones yentrevistas realizados en distintos periodos a lo largo de más de dos años escolares.
4
 Es conveniente aclarar que en mi proyecto contemplaba inicialmente el estudio detres secundarias de las llamadas “generales” en el D. F.,
5
pues me interesabatrabajar en escuelas que de acuerdo a la “visión de los usuarios, tuvieran prestigioscontrastantes.
6
Sin embargo, las condiciones objetivas que exige el trabajoetnográfico en cuanto a la presencia prolongada del investigador en el lugar, aunadoal hecho de ser una investigación individual, fueron constriñendo paulatinamente miuniverso empírico planeado, y me llevaron a concentrarme a una de ellas. El análisisque ahora presento está basado fundamentalmente en el material empírico de esta

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->