Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
9Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Las histéricas de Freud

Las histéricas de Freud

Ratings: (0)|Views: 1,745|Likes:
Published by Victor Cer

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Victor Cer on Feb 14, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/22/2013

pdf

text

original

 
 
INSTITUTO MICHOACANO DE CIENCIAS DE LAEDUCACIÓN
³JOSÉ MARIA MORELOS´ 
ENSAYO:
LAS HISTÉRICAS DE FREUD.
Maestría en Psicología Educativa,Perspectiva Psicoanalítica.
 ASESOR: JENNICE ALVA GOMEZ ALUMNO: VÍCTOR CERVANTES SÁNCHEZ ASIGNATURA: INDAGACIÓN CASUÍSTICAMorelia Michoacán, Febrero de 2011
.
 
 
 2
2
 
INTRODUCCIÓN
Inicio este breve ensayo preocupado, por saber si realmente lo que quiero decir con mis pocas palabras, es lo correcto para hacerme entender, y es lo necesariopara aprobar mi ensayo. Palabras más, palabras menos, recordando laintroducción de Laura Cevedio, en su libro
1
La histeria, donde menciona que lahistérica sigue ofreciendo su cuerpo como un lugar donde descifrar su saber,donde denunciar que el falo es un semblante que a ella no satisface por completo.Sus síntomas han variado pero no han desaparecido.Ya no es la bruja ni la loca de la Edad media, donde las pasaban por la Hoguera,porque creían que estaban endemoniadas. Pero siguen apareciendo síntomascomo, esterilidades psíquicas, anorexias, bulimia, frigidez, erotomanía, síntomasque muchas veces son aislados por el amo moderno de su estructura.Por desconocer su deseo, reclama un amo que le descifre su saber. Así ofrecerásu amor al hombre, pudiendo llegar a mostrarle a través de las expresiones comodebe serlo. Es tanto su amor que puede llegar a enfermar por él, pero no por cualquiera, solo por aquel al que sostiene, y por su amor lo convierte en amo. Esdecir, lo persuade de que posee lo que a ella le falta, para así completarse.Se dice que la estructura de la histeria está compuesta por un goce marcado en laexclusión. Un fantasma en donde se pone en juego la reminiscencia construida deuna escena de seducción, relacionado con un deseo demandado al otro, lo queproduce una particular manera de desear, que remite siempre a la insatisfacción ylleva a producir un discurso, el histérico, determinado por un lazo social con elotro.En este breve ensayo hablare de los orígenes y evolución de la histeria, paraluego mencionar algunos aspectos y similitudes de los caso de Freud con sushistéricas, y así poder entender mejor el estudio de la histeria.
1
 
Cevedio, Laura ³
La histeria, entre amores y semblantes
´
España: Síntesis, S.A., 2002, P. 9.
 
 
 3
3
 
Origen y evolución de la histeria
Desde la edad media hasta nuestros días hay un componente común en la historiade la histeria, y es el descubrir y legislar lo que empuja el goce díscolo de lasmujeres histéricas en su vida cotidiana. A las primeras histéricas se las relaciono con prácticas ajenas a las religionesoficiales. Cuando estas mujeres surgen a la luz pública, dejando de ser hechosaislados para convertirse en pasiones colectivas, se les tacho de peligrosas, Estollevo a la iglesia de ese entonces, a través de sus leyes y de la incipiente medicinaa tomar medidas drásticas, medidas para evitar el desorden que producían. Se lestacho de brujas y hechiceras, y terminaron en la hoguera; y podría decirse que auna sexualidad desbordante, endemoniada le correspondía una medidapurificadora simbolizada a través del fuego.Los estudios que realizo Freud con Charcot se centraron en gran medida en lahisteria, cuando llego Freud a Viena en 1886, se estableció como medico deenfermedades nerviosas, para lo cual tenía bastante clientela. Charcot, jefe delhospital de la Salpetriére, se intereso muchísimo en estas mujeres histéricas, queal momento de obsérvalas noto que no encontró lesiones orgánicas, en los malesque las aquejaban.Para su sorpresa y la de sus discípulos descubre que a través de la hipnosis por sugestión podía por ejemplo, provocar, modificar o suprimir cambios en laconciencia, y también podía provocar, que parálisis, mareos o vómitosdesaparecieran al despertar de forma independiente a la voluntad del hipnotizado.Para ese entonces se crea una gran función teatral, donde las histéricas muestransus convulsiones y los médicos las contemplan de modo que sus espectadorespueden especular acerca del órgano donde se encontraba el útero errante. A partir de esta etapa de Charcot se termina el mito de que las mujeres estabanposeídas por el demonio, pero por otro lado la histeria pasa a ser una enfermedad.Babinski, alumno de Charcot, atraído por la posición positivista, creyó que todo loqueue no se explicaba, no se veía, no se palpaba, estaba fuera del campo de laconciencia y de la medicina. Propuso sustituir la categoría de la histeria por la de³pitiatismo
´
2
. Babinski pensaba que estos enfermos estaban fuera de la realidad,queue eran simples simuladores y manipuladores.
2
Disposición de algunos enfermos a sufrir trastornos de índole diversa bajo el influjo de la sugestión. Estetérmino se utiliza como sinónimo de histerismo.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->