Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
simof_2011_Beatriz_Diaz

simof_2011_Beatriz_Diaz

Ratings: (0)|Views: 17 |Likes:

More info:

Published by: Isaac Villa Bernáldez on Feb 18, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/18/2011

pdf

text

original

 
 
SIMOF: SALON INTERNACIONAL DELA MODA ¿¿FLAMENCA??
El origen del traje de flamenca se remonta a finales del siglo XlX yprincipios del siglo XX, cuando las mujeres de Los tratantes de ganado,en su mayoría gitanas o campesinas andaluzas, acudían a las ferias deganado con sus trajes de faena que consistían en humildes batas depercal rematadas con dos o tres volantes que realzaba el cuerpo de estasmujeres, lo que unido a sus vivos y alegres colores las hacía bastanteatractivas. Este mágico poder que tiene el traje de flamenca de realzarlas curvas de una mujer y a su vez disimular sus defectos fue lo queprovocó que las mujeres de clase social más alta copiaran el vestido delas gitanas.La Exposición Iberoamericana de 1929, cuya cede fue Sevilla, fuela consagración y la aceptación definitiva del traje de flamencapor parte de las clases pudientes como atuendo indispensablepara asistir a la Feria. Fue en este momento de la historia cuandoel traje de flamenca se convirtió en nuestro traje tradicional,nuestro traje típico, más tarde fue utilizado en otros pueblos deAndalucía y hoy día, en muchos países extranjeros lo identificanfácilmente con nuestra tierra.Durante cerca de un siglo, este traje tan nuestro, ha sufridomuchas variaciones, algunas derivadas de la moda del momentoy por tanto pasajeras y otras, las más importantes, que han venido a enriquecer el atuendo yse han hecho permanentes.Entre las variaciones permanentes o al menos recurrentes, que hanenriquecido nuestro atuendo típico podemos citar una notablemejoría en la calidad de los textiles utilizados para su confección; laaparición de lo que
 por aquí 
llamamos
avíos
(flores en el pelo,peinetas, pendientes, collares, pulseras); la incorporación alconjunto de otra prenda muy nuestra, el mantón bordado o mantónde manila; el pelo recogido en un moño; los flecos.Entre las variaciones pasajeras podemos contar los distintos largosque se ha llevado, así en los 60 y 70 el traje se acorta hasta mediapierna, incluso más arriba, para volver a caer a los tobillos unos añosmás tarde; El numero de volantes, su tamaño incluso su corte (fruncidos o de capa); el tipo deescote; el largo de las mangas (los ha tenido todos); el tipo de estampado (lisos, de lunares,
 
motivos florales); el remate de los volantes (tira bordada, cinta fruncida, encaje de bolillos,vivo, piquillo, madroños..); el diseño de los
avíos.
No obstante, ninguna de estas variaciones ha supuesto una pérdida de identidad al traje deflamencahasta ahora.
Creatividad, innovación y calidad 
son las tres cualidadesvaloradas por el jurado del programa
desencaja 
delInstituto Andaluz de la Juventud a la hora de seleccionar alos finalistas del concurso de noveles que presentaran suscolecciones en el SIMOF. ¿No debería ser, el respeto a laidiosincrasia de nuestro traje típico una cualidad más quedebieran valorar, incluso tal vez exigir, en las colecciones?Si seguimos premiando la innovación sin reparos ¿nopodría darse el caso de que el gorro marinero que hoy hasustituido a nuestra peineta, se vea mañana reemplazado por un casco alemán, un turbanteárabe o un sombrero mejicano? ¿O que la chaqueta de almirante que ha sustituido a nuestrohermoso mantón bordado sea reemplazada en un futuro por una americana o una chaquetade cuero?.Cuando todo esto ocurra,
nuestro traje típico tradicional 
, habrá dejado de ser
típico
y t
radicional 
y desde luego, ya no será
el nuestro.
 Es cierto que la colección ganadora en el concurso de noveles es producto de una grancreatividad, hay que ser muy ingenioso para adaptar motivos navales a una colección de mujersin que esta deje de ser femenina. Los colores eran los apropiados a la temática. Los adornos yapliques marineros estaban colocados con mucho acierto en las prendas. Las chicas estabanguapísimas y los trajes les quedaban como un guante, de lo que se deduce un cuidadoPatronaje y una esmerada confección, no obstante, nuestro traje típico deriva de un entornode caballos, toros, campo, hierba y polvo que poco tiene que ver con lo naval.No critico el trabajo de Antonio, su trabajo fue impecable, pero ¿acaso no es criticable que unaentidad representativa del pueblo andaluz no sea más escrupulosa eligiendo prototipos para eltraje típico de nuestra tierra?Personalmente, estoy a favor de que la juventud invente, cree, actualice y por supuestomejore todo aquello que sea mejorable, no solo están en su derecho sino que también es sudeber, está justificado que reinventen el arte, la política, la sanidad, el lenguaje etc. Pero no sepuede reinventar una tradición porque esto va en contra de su propia definición, de su propiaesencia.Se considera
tradicionales
, y cito textualmente de la wiki, a los valores, creencias,costumbres y formas de expresión artística característicos de una comunidad.
 
Siendo la
 Tradición
el conjunto de patrones culturales que una generación hereda de las anteriores y,usualmente por estimarlos valiosos, trasmite a las siguientes.Y la cuestión que me preocupa es: ¿conocerán mis nietos lo que es una flamenca?Fuentes: wiki; imágenes de el almirante serie de postales de
costumbres andaluzas
.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->