Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Cura Para El Cancer de Fray Romano

Cura Para El Cancer de Fray Romano

Ratings: (0)|Views: 83 |Likes:
Published by jedimalaga

More info:

Published by: jedimalaga on Feb 18, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/18/2011

pdf

text

original

 
¿Qui
é
n es el Padre Romano Zago?
Romano Zago, de ascendencia italiana, nace el 11 de abril del 1932 en Brasil, en el actual municipiode Progreso. Con s
ó
lo once a
ñ
os entra en el seminario Ser
á
fico "San Francisco" de Taquari dondetermina sus estudios. Se hace novicio en el 1952. Estudia Filosof 
í 
a en Daltro Filho y Teolog
í 
a enDivin
í 
polis, en el Mato Grosso. Se ordena como sacerdote en la Orden de los Frailes Menores ymuy pronto recibe el nombramiento como profesor en el seminario de Taquari donde hab
í 
a iniciadosus estudios. En el 1971 consigue tambi
é
n el t
í 
tulo de licenciado en Letras y ense
ñ
a Franc
é
s,Espa
ñ
ol, Portugu
é
s y Lat
í 
n en diversos centros pertenecientes a su Orden. En 1991 es enviado aIsrael, donde contin
ú
a su labor de ense
ñ
anza a los j
ó
venes.Actualmente vive y trabaja en Brasil, a donde regres
ó
al t
é
rmino de su misi
ó
n en Tierra Santa.
Una bebida "extraordinaria"
 Es en Israel donde el Padre Romano realiza su descubrimiento. El Aloe vera, o S
á
bila, muyabundante en la regi
ó
n, es la "materia prima" en la que concentra su atenci
ó
n en los momentos deocio. "Ya conoc
í 
a la planta - declarar
á
despu
é
s el religioso - En Brasil, mi madre nos la dabasiempre como lenitivo, cuando de ni
ñ
os nos her
í 
amos mientras jug
á
bamos o para tantos otrospeque
ñ
os percances relacionados con da
ñ
os f 
í 
sicos. Pero entonces no cre
í 
a que una planta tanmenuda y difundida pudiese tener un poder curativo tan grande".Mezclando el jugo que se obtiene al batir las hojas de la planta con simple miel de abejas yaguardiente, se consigue un compuesto con unas propiedades curativas extraordinarias. Susprimeros "pacientes", a quienes el Padre Romano da algunas dosis de la soluci
ó
n, son susconciudadanos cristianos, hebreos, y musulmanes, indistintamente.La investigaci
ó
n del Padre Romano Zago se publica en la conocida revista "Tierra Santa" y en otrasimportantes publicaciones especializadas. As
í 
comienza la notoriedad para el monje franciscano ysu elixir de larga vida. A su regreso a Brasil en 1995, el Padre Romano Zago divulga ulteriormentesu f 
ó
rmula, y empieza a dedicarse de forma continua a sus experimentaciones y al cuidado de losenfermos m
á
s graves y desesperados. Convencido por las numerosas curaciones asombrosas, recogesu experiencia en el libro “O cancer tem cura” (“Di cancro si pu
ò
guarire” - “Es posible sanar delc
á
ncer”) edici
ó
n italiana Adle ediziones, Padua), en el cual el Padre Romano expone con sencillez yclaridad la pr
á
ctica de la cura de la “enfermedad del siglo” a trav
é
s de su bebida extra
í 
da del Aloe.“Si algunos se han curado vali
é
ndose de este m
é
todo simple y econ
ó
mico, ¿por qu
é
non darles lamisma oportunidad a m
á
s personas? Este es mi
ú
nico objetivo”, explica en su libro el PadreRomano Zago.En el volumen, entre otros cap
í 
tulos dedicados a explicar la fuerza del preparado, respondiendotambi
é
n con precisi
ó
n a algunas de las preguntas m
á
s comunes que pueden surgir frente a lasposibilidades revolucionarias del producto, destaca el cap
í 
tulo “Internacionalizaci
ó
n de la f 
ó
rmula”.En
é
l se explica que la bebida a base de Aloe ha recibido poco a poco gran acogida en muchospa
í 
ses, adquiriendo dignidad de tratamiento completo contra graves enfermedades, y se recogennumeros
í 
simos testimonios de personas completamente curadas gracias a la ingesti
ó
n de estel
í 
quido.En 1998, el Padre Romano Zago autoriz
ó
a una industria brasile
ñ
a a producir en su nombre elcompuesto a base de Aloe. Y fue entonces cuando comenz
ó
la historia del “Aloe vera del PadreRomano Zago” , bebida elaborada conforme a la f 
ó
rmula original, y comercializada en muchospa
í 
ses.En
é
l mismo a
ñ
o se cre
ó
la Fundaci
ó
n "Fray Romano Zago", que adem
á
s de ocuparse en tareashumanitarias de ayuda a personas con dificultades y de solidariedad en general, realiza una intensaactividad de difusi
ó
n e investigaci
ó
n de las ventajas y de las propiedades curativas de los productos
 
naturales, entre lo que el Aloe ocupa, obviamente, un lugar de primer plano.
C
ó
mo descubre la f 
ó
rmula
“Honestamente no pretendo ser considerado como el creador o el inventor del m
é
todo, ni muchomenos presentarme como el pionero, o sea, como el primero que ha aplicado esta f 
ó
rmula con
é
xito.Eso no se corresponder
í 
a con la realidad. Otros, mucho antes que yo, deber
í 
an atribuirseleg
í 
timamente ese derecho”. (“Di cancro si pu
ò
guarire” - “Es posible sanar del c
á
ncer” edicionesAdle, Padua, pag. 5).Con estas palabras, el Padre Romano Zago quiere resaltar el hecho de haber sido el principaldifusor, aunque no el inventor de la f 
ó
rmula. En realidad,
é
l la ha recogido de la sabidur
í 
a popular,de la gente de las chabolas con quien
é
l trabajaba y de las ense
ñ
anzas de otros padres franciscanos,como el padre Arno Reckzigel, que fue Padre provincial durante su estancia en Rio Grande do Sul.El m
é
rito del Padre Romano Zago, este humilde pero incansable fraile franciscano, es el de haberperseguido, con gran determinaci
ó
n y constancia, la divulgaci
ó
n de la soluci
ó
n a base de aloe, que
é
l perfeccion
ó
, primero a trav
é
s de la suministraci
ó
n directa a la infinidad de personas que acud
í 
an a
é
l en busca de obtener al menos una esperanza de curaci
ó
n en el momento dif 
í 
cil de la “enfermedaddel siglo”, para ellas mismas o para sus familiares; y posteriormente con diversas publicaciones quehan dado notoriedad a la f 
ó
rmula del Aloe vera del Padre Romano Zago incluso en Occidente, entrelas cuales “O cancer tem cura”, el libro editado en Italia por Ediciones Adle de Padua con el t
í 
tulo“Di cancro si pu
ò
guarire” (“Es posible sanar del c
á
ncer”) .
La justificaci
ó
n de los ingredientes
El
é
xito especial de la f 
ó
rmula se debe a sus tres ingredientes: principalmente, el aloe, adem
á
s de lamiel y el aguardiente. ¿Por qu
é
se han elegido la miel y el aguardiente (o co
ñ
ac, o brandy) paraacompa
ñ
ar las propiedades del aloe? “La explicaci
ó
n es simple” dir
á
el propio Padre Romano. Yefectivamente es as
í 
. La miel, siempre que se trate de miel de abeja, natural y no (demasiado)tratada, tiene la propiedad de transportar, de conducir, las sustancias curativas contenidas en el jugodel aloe hasta los receptores m
á
s remotos de nuestro organismo, consinti
é
ndole ejercitar su acci
ó
nben
é
fica.Por su parte, el aguardiente efect
ú
a una acci
ó
n de vasodilataci
ó
n, es decir, ensancha los vasossangu
í 
neos facilitando la depuraci
ó
n general del organismo. La sangre puede as
í 
purificarse,eliminando las sustancias pat
ó
genas. Por lo dem
á
s, el organismo humano no podr
í 
a absorber
í 
ntegramente el l
í 
quido viscoso y rico de propiedades, la alo
í 
na - que mana de la planta de aloecuando se le practica una incisi
ó
n - sin disolverlo en un destilado.
Preparaci
ó
n y suministraci
ó
n - las reacciones de nuestro organismo
 Esta es la f 
ó
rmula definitiva del Aloe vera del Padre Romano Zago.
INGREDIENTES
:
Medio kilo de miel de abeja
(miel biol
ó
gica de acacia)
40-50 ml
(unas 6 cucharadas)
de destilado
(aguardiente, co
ñ
ac, whisky, etc.)
350/400 gramos de hojas de Aloe vera /Aloe Arborescens.¿C
Ó
MO SE PREPARA?
La respuesta nos la da el propio Padre Zago: “Se eliminan las espinas de los bordes de las hojas y elpolvo depositado en ellas, utilizando un trapo seco o una esponja. Despu
é
s se cortan a trozos las

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->