Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La diversidad de las músicas de Marruecos

La diversidad de las músicas de Marruecos

Ratings: (0)|Views: 80 |Likes:
Published by Rubén Caravaca
Texto publicado en el catálogo del festival La Mar de Músicas, en el verano de 2009, con motivo de la edición dedicada a Marruecos, en colaboración con Yolanda Agudo.
Texto publicado en el catálogo del festival La Mar de Músicas, en el verano de 2009, con motivo de la edición dedicada a Marruecos, en colaboración con Yolanda Agudo.

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: Rubén Caravaca on Feb 26, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/26/2011

pdf

text

original

 
La diversidad de las músicas de MarruecosNos separan tan sólo 14 kilómetros pero parece existir unabismo,  un océano. Marruecos, junto a Egipto, son lospaíses de referencia del Norte Africano, quizás por susituación geográfica o tal vez por su historia, no sea casualel gran peso de ambos en todo el mundo árabe.Nadie  niega  los  avances  del  vecino  magrebí,infraestructuras, reformas legislativas… pero es indudableque la mayoría de la población vive alejada de la clasepolítica, como muestra las elecciones de 2007 donde soloun 37% de la población inscrita para votar ejerció estederecho,  siendo  únicamente  un  20%  del  total  de  lapoblación en edad de votar la que participó.El  distanciamiento  entre  política  y  ciudadanía  vienemarcada sin duda alguna por una clase política presente yaen tiempos de Hassan II que no ha sabido dar paso anuevas generaciones y dirigentes, alejándose de las nuevasrealidades  del  país.  La  que  representan  la  mujer,  lajuventud, los medios de comunicación, la cultura… entreotros agentes del cambio marroquí.Muchos de las transformaciones son auspiciadas por laCasa Real convirtndose en un motor de determinadoscambios,  aspiraciones  más  ambiciosas  que  las  querepresentan muchos de los dirigentes políticos tradicionalesenvueltos en múltiples controversias, luchas internas y uninmovilismo alarmante.La nueva realidad marroquí tampoco se nos muestra a estelado del Estrecho. Se habla de ella en términos negativos(emigración ilegal, tráfico de drogas, terrorismo…) pocoscomentarios en sentido inverso. El sensacionalismo primasobre  lo  real.  La  sociedad  del  espectáculo  tiene  queasegurar titulares que jueguen a la confusión, al equívoco,al rechazo. Los cambios, avances, transformaciones… sesilencian. Aunque sean pequeños, -no se debe caer en la
 
trampa de comparar situaciones que nada tiene que versocial, económica, política y religiosamente- son puertasabiertas  a  la  esperanza.  Las  leyes  no  cambian  lasrealidades pero ayudan si existe voluntad política. Nuestratransición  democrática  es  uno  de  los  mejores  de  losejemplos.Cualquier acercamiento al cercano país es mirado con unalupa gigante que no es utilizada cuando la aproximación esa  otros  territorios.  Una  islamofobia  que  aparece  endeterminados  momentos  e  impide  que  la  poblaciónmarroquí existente entre nosotros, alrededor de un millónde personas, no pueda relacionarse y convivir con lanormalidad que lo hace otras comunidades de procedenciasdiversas.Hay un olvido histórico del papel que el país tuvo paranuestra diáspora política, económica y cultural. Se comentael papel desempeñado por Argentina, Chile o México en lamisma.  Se  olvida  que  al  Magreb  emigraron  muchosespañoles tras la Guerra Civil, quizás los más humildes.Significativa es la omisión histórica de los cerca de 1000marroquíes,  tunecinos  y  argelinos  que  lucharon  comovoluntarios en las Brigadas Internacionales o el papeldestacado en defensa de la Reblica desarrollado porMuhammad Hassan al Wazzani, nada que ver con lo quesiempre se ha contado sobre la implicación de
“los moros” 
en nuestra guerra.LA LLAMADA DE MARRUECOSMarruecos es tierra de acogida cultural. En nger seeditaba el diario España (1938-1971), que llegó a dirigirEduardo Haro Tecglen, único periódico español donde seinformaba del papel de los aliados en la II Guerra Mundial,imposible de hacerlo en el resto del país en aquellos años.
 
“La ciudad,
en palabras de Paul Morand,
fue la másafricana de Europa y la más europea de África”.
 En sus calles y moradas pasaron largas estancias, endiferentes épocas, Carmen Laforet, Alejo Carpentier, EmilioSanz de Soto, Vicente Aleixandre, Eduardo Haro Ibars, PioBaroja, Rubén Darío, Rodrigo Rey Rosa o el mencionadoHaro  Tecglen,  entre  los  hispanos.  También  TenesseWilliams, Paul y Jane Bowles, Oscar Wilde, Mark Twain,Alejandro Dumas, Samuel Beckett, Gore Vidal, TrumanCapote, Jean Genet, William Burroughs, Allen Ginsberg, JackKerouac, Djuna Barnes, Cecil Beaton, Patricia Highsmith
 
… ymuchos más.  Lo que allí acaece da origen a una denuestras  mejores  novelas  “La  vida  perra  de  JuanitaNarboni” de Ángel Vázquez. El escritor tangerino trabajó enla librería Des Colonnes en el Bulevard Pasteur donde sepodrían adquirir aquellos libros imposibles de conseguir ennuestro  país,  como  ocurría  en  Perpiñán  para  los  queviajaban desde nuestro norte peninsular. Son años dondetodo parece girar en torno a la gay society o la generationbeat.La luz impresionó a Eugène Delacroix y a Henri Matisse quela impregna en obras como “Los Marroquíes”, “El rifeño depie” o “La puerta de la kasba” definiendo a la ciudad como“el paraíso de los pintores”.Esa calidez está muy presente en la música. El americanoRandy  Weston  se  aproxima  a  la  música  gnawaconectándola con el jazz y el blues, fundando en 1970 elAfrican Rhythm Cultural Center. Eduardo Paniagua centraallí parte de su trabajo con Omar Metioui. Luis Delgadopublica “Tánger” título del disco de la trilogía andalusí quese completa con “El sueño de Al Zaqqaq" y "El hechizo deBabilonia". Recientemente los alemanes Dissidenten seunen con Jil Jilala para dar forma a “Tanger sessions”.Carlos Paniagua y Begoña Olavide establecen su taller de“Confluencias  musicales”.  La  música  envuelve  toda  la

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->