Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
7Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Andy Chan - Violencia, no violencia y el concepto de revolución en el pensamiento anarquista

Andy Chan - Violencia, no violencia y el concepto de revolución en el pensamiento anarquista

Ratings: (0)|Views: 518 |Likes:
Published by Inaudito
Interesante documento sobre violencia en relación al pensamiento -y los valores -anarquista.

Traducido por Chief Salamander.
http://www.alasbarricadas.org/blackblogs/salamandra/?p=30
Interesante documento sobre violencia en relación al pensamiento -y los valores -anarquista.

Traducido por Chief Salamander.
http://www.alasbarricadas.org/blackblogs/salamandra/?p=30

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Inaudito on Aug 24, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/15/2013

pdf

text

original

 
Violencia, no violencia y el concepto de revolución en el pensamientoanarquista
ANDY CHAN8525 13th Ave NW Seattle, WA 98117 USAandyhkchan@hotmail.comTraducido de la revista
Anarchist Studies 
, volume 12, number 2(Lawrence & Wishart, Londres, 2004)SINOPSISUn estado maduro de anarqa equivale a tomas de decisiones ydiscusiones libres de coacción, fuerza o violencia. ¿A partir de qmomento deben los anarquistas renunciar a la violencia? Laconsistencia ideológica del recurso a la fuerza (en la revolución) con elfin de una sociedad no violenta sigue siendo un problema fundamentalpara los anarquistas. Los anarquistas pacifistas argumentan queviolencia y anarqa son extremos irreconciliables; que la revoluciónviolenta no sólo pervierte el fin de la anarqa sino que hace imposiblesu realización. Algunos incluso cuestionen si “revolución” es una palabraapropiada a la hora de discutir las as hacia la anarquía. Losanarquistas no pacifistas han replicado que, frente al arsenal del Estado,los métodos no violentos son insuficientemente potentes; que larenuncia a la violencia en la revolución asegura la derrota. Así es comose mantiene una “paradoja estratégicaque no ha sidosuficientemente tratada por los teóricos anarquistas. Este texto trata detrazar una ruta ideológica consistente a través de estas aguasestancadas.La opción de identificar anarquismo con revolución social cuenta confuertes argumentos. Al fin y al cabo, la anarqa requiere un profundocambio en la organización económica, social y política de la sociedad.El acto de disolución de la autoridad institucionalizada, el capitalismo, elpatriarcado o de lo que sea, parece tener su mejor representación enacontecimientos draticos como el asalto al palacio de invierno. Enrealidad, semejantes actos suelen ser los aspectos menos importantesde una revolución, a pesar de su gran importancia simbólica. Lospartidarios de la no violencia amenazan estos símbolos. Los abogados yapologistas de la revolución violenta son especialmente escépticosrespecto a la posibilidad de una revolución sismica no violenta y sequejan de que atraer revolucionarios hacia ese callejón sin salida sólosirve para desviar a aquellos que están comprometidos con la aviolenta, más prometedora. Los partidarios de la no violencia pueden
 
afirmar a su vez la imposibilidad, ineficiencia, inmoralidad einconsistencia ideológica de alcanzar la anarqa mediante unarevolución violenta.En la primera parte de este texto voy a examinar la postura de quieneshabitan la zona gris entre el anarquismo filosófico y el anarquismopropiamente dicho y cuestionaré si es apropiado considerar sus visionescomo revolucionarias (1). Después revisaré el debate sobre lacompatibilidad de la no violencia con la idea de revolución. A pesar deque muchos teóricos asocian revolución con violencia, esto no pareceser una conjunción necesaria.En la segunda y tercera partes examinaré la paradoja estratégicaylos dilemas morales e ideológicos que la acompañan. Es posibleproponer que el uso de la violencia u otros elementos del poderaborrecidos por el ideal anarquista, como la coacción y lamanipulación- es un medio totalmente irreconciliable con la anarquíacomo fin. Una persona que señale las deficiencias en la consistencia dela estrategia revolucionaria anarquista no pacifista puede dudar almismo tiempo de que los medios persuasivos (me refiero al ideal nocoercitivo de la anarqa) sean suficientes para superar el materialismoegsta y la autoridad instituida que combaten los anarquistas. Si elanarquismo ha de ser algo s que filosófico, deberá ser capaz deargumentar que si la persuasión racional basta de por sí para realizar elcambio social o si la violencia y la coacción son moralmenteexcusables, ideológicamente consistentes o simplementehisricamente inevitables.1. ILUSTRACIÓN, NO VIOLENCIA Y REVOLUCIÓNEl ideal de un Godwin, un Gandhi o de cualquiera que gravite en tornoal anarquismo filosófico es la institución de una anarqa ilustrada sinrecurrir a los todos que contravengan doctrinas políticas o religioso-morales. El ideal que visualizó Godwin estaba a la par con los de Tucker,Warren o Proudhon. La utopía de Gandhi no era de menor alcance queel comunismo anarquista de Kropotkin o Berkman y, al contrario de losverdaderos anarquistas filosóficos, Gandhi se implicó sicamente en unalucha por asegurar el cambio social.Godwin tenía fe en los efectos progresivos de la experiencia y laeducación en la gente como agentes morales racionales (1985,g.414). Imaginó que la gente, en un momento dado, podría sercapaz de ejercer con pleno derecho su criterio propio, sin trabaslegales,y a la vez actuar de la manera más provechosa para todo elmundo (Godwin, 1985, págs.200, 387-8, 695; Philp, 1986, pág.169). Estoestaba a una gran distancia del pesimismo de Thomas Hobbes, quien
 
temía que, sin un gobierno soberano, toda situación en la que el deseosuperara lo disponible acabaría siempre en enfrentamiento: “esmanifiesto que durante el tiempo en el que los hombres viven sin unPoder común que les mantenga temerosos, se hallan en la condición ala que llamamos Guerra(1992, pág.88; ver también Schultz, 1984,pág.6). No obstante, Godwin sentía que, hasta que la necesariailustración fuera evidente en la masa de la población, la disolución delgobierno no era deseable. Hasta que la virtud sustituyera al amorpropio, un estado de anarqa sólo podría añadir la falta de armoa ala injusticia en las relaciones humanas (injusticia que exisa ya con todogobierno; 1985, págs.663-4). El gobierno tea un espacio en unasociedad sin ilustrar y sería lo mejor que los poticos fueran activos en elproceso de ilustración (1985, pág.388).Gandhi sentía de manera aún más fuerte que trabajar con el gobiernopor el cambio era un paso deseable y necesario. Mientras que la
satyagraha 
(no violencia) era el camino para la
swaraj 
(autogobiernopersonal y nacional), el gobierno era el mejor medio para mantener lascondiciones necesarias para este cambio armonioso. El colapsoprematuro del gobierno no significaba para Gandhi más que unaanarqa negativa y temible (1987, págs.307; 602).La aplicación de los principios de Gandhi conduciría a unareordenación social masiva, pero el proceso era sobre todo un procesopersonal, gradual (Gandhi, 1987, pág.447). Para Godwin, la revoluciónera más un espasmo que un motor fundamental (Godwin, 1985,págs.269-70). Él nunca llarevolución” al proceso de cambio,aunque Gandhi sí lo hizo (Gandhi, 1987, págs.447, 507).Uno de los principales problemas de adjudicar la etiqueta derevolución” a un proceso continuo que podría llevar generaciones esque entonces cualquier cambio podría considerarse revolucionario (porejemplo, véase Edwards, 1973, pág.9). Mientras que la mayoría esdeacuerdo en considerar la revolución francesa como una revolución, esdicil –por no decir degradante- describir del mismo modo el largomovimiento de siglos desde el feudalismo hasta el capitalismo. (Para unpunto de vista alternativo que considere que mirando hacia atrás sepueda dar a un periodo extenso de reajuste social la apariencia de unarevolución véase Neumann, 1949, pág.334.)Un factor que falta en los procesos gandhiano y godwiniano pero quees común en las definiciones políticas y legales de revolución es elreconocimiento de algún tipo de convulsión social dentro de un periodode tiempo bien definido y relativamente corto. Las definicionessociológicas de revolución tienen sus propios problemas: se concentranen cuestiones como el derrumbamiento de la autoridad o la obediencia

Activity (7)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Sandra Armas liked this
Jesus Jimenez liked this
Jesus Jimenez liked this
jjlcf liked this
apazah liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->