Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
30Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Intervención en lo social y pensamiento crítico. Alfredo Carballeda 08

Intervención en lo social y pensamiento crítico. Alfredo Carballeda 08

Ratings: (0)|Views: 10,656|Likes:
Published by cabarrantes

More info:

Categories:Types, Research, Science
Published by: cabarrantes on Mar 13, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOC, TXT or read online from Scribd
See More
See less

11/01/2013

pdf

text

original

 
1
Intervención en lo social y pensamiento crítico.Una mirada desde nuestra América en los escenarios actuales del trabajo social.
1
Alfredo Juan Manuel CarballedaResumen
La emergencia de más y nuevas problemáticas sociales, implican una serie de nacientes desafíos para el trabajosocial. Los efectos del neoliberalismo, nos muestran una América atravesada por la desigualdad y una inscripción enla memoria colectiva de una serie de padecimientos que en el caso de la Argentina marcan más de treinta años decaída y exclusión. Décadas de expoliación que dejan señales, inscripciones, pérdidas, que son necesarias reparar.Pero que como toda crisis profunda nos muestra una posibilidad. Crisis, puede significar, nuevos desafíos, perobásicamente nuevas posibilidades. Como si viviésemos en un territorio de posguerra, los argentinos solemosatravesar cotidianamente, los desechos de un estado desmantelado, instituciones precarizadas y prácticas conlegitimidad en caída. A su vez, existen voluntades para la construcción de un estado que da señales de querer volver a ser el garante de la solidaridad, pero con dificultades de diversa índole para poner en marcha sus mecanismos dereparación de los lazos societarios, de las instituciones. En estos nuevos escenarios se expresan problemáticassociales antiguas y actuales, teniendo como común denominador; los fuertes cambios de contexto, la desigualdad yel padecimiento, en escenarios donde sobresale la pérdida de certezas. Así las nacientes expresiones de ladesigualdad, del malestar en tanto padecimiento interpelan cotidianamente a nuestras prácticas como trabajadoressociales. De alla necesidad de nuevos diálogos con diferentes campos de saber, especialmente desde laconstrucción de conocimientos que den cuenta de nuestras necesidades prioritarias, desde una mirada americana.Surgen así nuevas necesidades de comprender y explicar lo social, transformando ese conocimiento en acción, enmétodo, en nuevas formas de la intervención en lo social. Donde podamos hablar para nosotros mismos, con nuestrapropia voz, construyendo una textualidad propia, por fuera de la palabra del colonizador, dialogando desdenuestros conocimientos ancestrales y presentes, generando herramientas que nos permitan acceder a verdades quedurante siglos se expresaron tal vez tímidamente pero que permanecen en la memoria colectiva de nuestros pueblos.Signos y grafías del saber que integran lo antiguo y lo nuevo, recuperando y creando nuevas formas de mestizaje.Estas posiblemente nos sirvan para seguir sosteniendo nuestra identidad, ahora pasando de la resistencia a laconquista de nuestro propio destino: nuestra América.
La emergencia de un sujeto inesperadoLos contextos y escenarios cambiantes caracterizan a nuestras sociedades en las últimas décadasy marcan una serie de nuevos interrogantes hacia la intervención en lo social. Estos cambiospueden observarse a partir de diferentes esferas que abarcan desde lo socioeconómico hasta elsentido de la vida cotidiana en las diversas y heterogéneas tramas sociales actuales.La crisis de los espacios de socialización, como la familia, el barrio, la escuela, la universidad oel trabajo muestran el surgimiento de interpelaciones dirigidas especialmente a su sentido, a laposibilidad y necesidad de una reconfiguración de la cual se es testigo en forma aturdida ydesorientada. Pero esta crisis también da cuenta de un conflicto de los espacios cerrados como
1
Ponencia magistral presentada en el I Foro Internacional y la I Convención Nacional de Trabajadoressociales de la República Bolivariana de Venezuela, celebrados del 29 de enero al 2 de febrero de2008, en Valencia, Venezuela. Esta ponencia tiene como referente a Barrantes (2008).
 
2
lugares de construcción de subjetividad, de trasmisión de pautas, códigos, identidades ypertenencia. Lugares donde los individuos se materializaban en imágenes esperadas y previstaspor el todo social. Así el sujeto producido por la escuela era esperado por la fábrica o launiversidad.La caída del modelo keynesiano de la economía y la imposición del neoliberalismo, trajoaparejada una nueva forma de las relaciones sociales. El vínculo y el lazo social como elementosconstitutivos de solidaridades se fueron diluyendo en la medida que avanzaba la competencia enforma desesperada, muchas veces como necesidad o mandato ligado a la sobrevivencia.La crisis de incertidumbre que atraviesan nuestras sociedades, acompaña esa distribución de nue-vos contextos, donde lo que sobresale es una gran diversidad de cuestiones que van construyendoun sentido diferente a las palabras y construcciones discursivas ligadas a las nociones de;educación, familia, trabajo, futuro, sociedad, donde el común denominador en esos nuevosdiscursos muestra la emergencia del mercado como un nuevo ordenador de la sociedad.Las sociedades de control reemplazan a las sociedades disciplinadas, en otras palabras las nuevascimentaciones de lo social, ligadas a la lógica del costo beneficio generan; una sociedad signadapor las relaciones violentas, donde el otro deja de ser un constructor de identidad y confianzapara transformarse en un objeto que puede ser un impedimento para el desarrollo personal o uncompetidor (enemigo), en la lógica de la sobrevivencia. Sociedades donde, la desigualdad marca,no solo nuevos territorios, sino especialmente nuevas formas de terror al fracaso, a la frustración,al infortunio, convertidos en formas metafóricas y reales de la “caída” en los oscuros espaciosde la exclusión. En un temor al encuentro con un vacío donde el rechazo se expresa desde lamirada hasta el recorte de la libertad. La desigualdad social se transformó en un nuevo elementode control, que no requiere en muchos casos de instituciones especializadas sino que se ejercedesde el cuidado de “uno mismo”, de la propia disciplina del yo. La desigualdad social disciplinaa la sociedad.El control, si antes se expresaba en los cuerpos y se dirigía a ellos, hoy se inicia desde allí desdeesa necesidad de articular, adaptar los cuerpos a las expectativas y posibilidades sociales de lainserción y el mantenimiento de ésta a cualquier precio. El orden de los cuerpos implicó elestallido de la sociedad. Se trata de pertenecer a lugares, espacios sociales, donde nunca quedan
 
3
claras las reglas del juego que marcan la forma de llegar y mantener esa pertenencia. Los cuerposdejan de ser aquello que el mandato cartesiano declamaba; recipientes del ser. Para ser ellosmismos. Se es el cuerpo en sociedades donde sólo la imagen y la estética marca las zonas de lacerteza. En este contexto, la emergencia de derechos subjetivos, hace que los deberes para unomismo se transformen en derechos individuales, atravesados por el narcisismo, el hedonismo, labúsqueda de placer, muchas veces, como una forma de detener el padecimiento.Así también, los deberes se transformaron en elección personal, donde, en un contexto defragmentación social y pérdida de noción de pertenencia a un todo, el deber queda ligado a laesfera de lo individual y poco se relaciona con el sostenimiento de la sociedad. La obligaciónmoral, cambia a la gestión integral, donde los cuerpos son sometidos a una evaluación continuadesde la lógica del mercado. Ante la pérdida de la certeza en el estado como gran ordenador ygenerador de sentidos para la vida social. Las instituciones y la vida social se desarticulan setornan impredecibles, pierden su mandato solidario. El sujeto queda en soledad, aislado,atravesado por el desencanto y el rechazo.De este modo, el individuo pertenece a sí mismo, en contradicción con la obligación de mantener la vida y el derecho a no sufrir, dejando de lado los mandatos superiores del todo social.
“Nuestras sociedades han liquidado todos los valores sacrificiales, sean éstos ordenados por la otravida o por finalidades profanas, la cultura cotidiana ya no está irrigada por los imperativoshiperbólicos del deber sino por el bienestar y la dinámica de los derechos subjetivos; hemos dejadode reconocer la necesidad de unirnos a algo que no sea nosotros mismos” (Lipovetsky, 1994).
Es en este contexto y en la singularidad de cada situación de intervención, donde el sujeto queemerge no es el esperado por los viejos mandatos institucionales. Ese otro, que muchas vecesrecibe la mirada asombrada e interpelante de la institución que lo ratifica en el lugar de un objetono anhelado.Irrumpe en este contexto ese sujeto inesperado, constituido en el padecimiento de no pertenenciaa un todo social, dentro de una sociedad fragmentada que transforma sus derechos subjetivos enuna manera de opresión que se expresa en biografías donde sobresalen los derechos vulnerados.Emerge allí, donde la complejidad del sufrimiento marca las dificultades de los abordajes

Activity (30)

You've already reviewed this. Edit your review.
Adriana Gerez liked this
1 thousand reads
1 hundred reads
Yohana Almeida liked this
TíaPi Tía Pi liked this
TíaPi Tía Pi liked this
Edd Re'n liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->