Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
ISABEL BROUARD Introducción a Justina del marqués de Sade

ISABEL BROUARD Introducción a Justina del marqués de Sade

Ratings: (0)|Views: 124|Likes:
en Justina o los infortunios de la virtud del marqués de Sade, edición y traducción de Isabel Brouard, Cátedra 1997.
en Justina o los infortunios de la virtud del marqués de Sade, edición y traducción de Isabel Brouard, Cátedra 1997.

More info:

Published by: diego portilla miranda on Mar 13, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/02/2013

pdf

text

original

 
'lítulo
oriSinal
de
h
obra:
.JLtsfíne
ou
les
¡nalhctirs
ale
la
uertlicsc'ñadostodos
los
cicrechos
El
cLrrltcnick)cleesta
obra
esiáProtcgiclo
ñ,,
1.,
Iev
üo(cnrl'rr'.cncnn\J' l_i\'or
)
'tmrrrrJs
¡Jr1n_\rlcl'r'
'..ii.r, l¡*"r"'In'l'nrri""'i
nc'n^r
--n
Ai
l(rirri
i4'
n¿r¿
",,'...-,...¡
r¡r'r-n,
¡l
gt-r'
n
'r5r_i'trlrr(r
J
(
mun
(Jrcn
lr¡ir,.',n,.'.,n^l^'ir¡ar''e
trn'^l'r'rlrtcrJfi:
¡11''r'-
()rrenllliL
|^"trrlr'l'rr'Jr-ñr'
rnlvronlJ'
ivno(l!\rr'1on
JI1r.l^. tJ'r,L_,
r.rlqr'r
tr¡oJc'o¡oncu('rntrn(¿or
.rLr,vc.
rr',
rlqr"rImcJrL'inlr
pre'rn'iva
rulorrT¡rron
Diseñode cubierta:Djeflo
Lxra
Ilustración
dc
cLrbieltar
Lucilno
M^rtínO Ediciores
CátecLr,
S.
A.,
1997
Junn
Iglll|cb
Lucx
cle
Tcnx,
15.
2¡1027
lvl:rdricl
Depósito
legrl: M.
2/ú7
1991
ISIIN,
¡J4'3760518 0
Printed
in
SP¿t¡t1
Lnpreso en
Anzos,
S.
L.
Fuenlabmdx(MxcLid)
IN
RoDUCCION
 
R,|.',;''I'I\l'l("
1'r
¡\
vrJa
,1el
m.rrqués de
S,rdc
{c
de\arroll,r dur.rnrc
un,r etxp.r
I)ar(icularmrnre
;grt;da
de
la
hisrori¿ de
I
r¿ncr¡:
los
rein"
rlos
de
Luis
XV
y
Luis
XVl,
la
Revolución
y
elImperio,
es
de
ci¡, el
paso
de
una
sociedacl
de
Antiguo
Régimen
a
la ruina
clcl
sistema
de
producclón feudal, gue marca
el
comienzoteórico
tle la igualdad
económica
y
civil.
Se
cliría,
pues,
que
unhombre
como
é1,
víctima de
Ia
arbi-
r
rrrriedarl
juclicial
delos
gobicrnos
cle
la
mon¿rquía
clue le
h^n hc
cho
pasar casi
cato¡ce
años
en
prisión,
y
que
plantex como
cjc
cle
todo
su
pensamiento
Ia
libertad,
colaborador
además
de
la
l{cvolución,
habfa de
ver
resue'ltos
todos
sus
problemas con
el
rrrlvenimiento de
ésta.
Sinembargo, la Revolución
también
lo
cncarcel¿, y
nún
más,
lo incluyeen
las
listas de
la
guillotina.
Pcrono
sólo
eso.
Cuandodiez mcscs
clcspués es
liberado,
su
lilrrtad
no
durará mucho, puesto quedurante el
gobierno
de
Nr¡:,olcón el
marqués
es
clctcnido
otr¡
vez
v
ve
no sald¡i
cle su
cncrerro
hasta
su muerte.
No
deja
de se¡
so¡p¡cn(lente
quetres
regímenes
Políticos
tandistintos coincidieranen
condenar
a
un
mismo
hombre,como t^mpoco
es
lógico que en pleno siglo
xx
se
haya
manteniclo
Ia
ceosu¡a sobre
su
obra
por
ei me¡o
hccho
<ie
pertene-
ccrle,
dado que
Sadees
uno
de
esos
autores
cuyonombre
se
ha
llecho
más célebre
que los
títulosde
sus
ob¡as. lntentendo,
pucs,
analizaral hombre
y
a
la
más
conflictiva
de sus novelas,
procurando
evitar
los
juicios
apasionados
en
proy
contra
queprovoca
su solo
nomb¡e, tratemos
de
averiguar,
hasta
donde nos
sea
posible, quién fue
el
marqués
de
Sade
y
el
por
qué
de
su
unánime
contJena.
trl
 
LAnrl
rór'ttr'riln'
¡
A
lo
largodel siglo
xvIIt,y
hesta1775, fecha
cnquc
co
mienza
unacrisis
económica
qucsc
Prolonga
Por
lo
mcnoshasta1790,l"ranciaexperimcnte
un
grandesarrolloeconómi
co
que
no
cesará
dc
c¡eartcllsiones
y
desequilibriosal-trans-
forÁ^,
poco
a
po.,t
l¿s
rel¡cioncs
cntre
las
fuerzas económicas
v
socleles.
l-ospuntos
esenciales
(le
estc
tlesarrollo
sonlos siguientcs:
-
Iil
auge
clel
comcrciomarítimo,
que
habiacomenz¿clo.a
cobrai
importancia
a
Partir
cle
la
Guer¡¿
de Sucesión
cle
Hspaña,
dürantc
la
quc
se
habíalnrpulsado
la
ampliación-
y
mejorade
laArmada
F¡ancesa
-
El
alza
de
l¿s
ñnanzas
debicla
al
sistema
de I-aw,
que
hace
quelos valores
inmobilia¡ios
empiecen
¿ ser
susti_
tuiclosen
importanciapor
los
valolcsmobiliarios'
-
[-a
const¡ucción
clcnucvas
carretcrils,
a
la queobliga
cl
desar¡ollodel
comercio,v,
gracias
aella,
el
crecimientode
las
problaciones
urbanas,
Porel
tresvase
clc
h¡bitan-
tes
delcampo
a
la
ciudacl.
-
El
desarrollo
de
un
sectorciuclatlanoinclustrial
y
arfc-
sanxl.
Pero
cl
Lstado
no
ParticiPa
en la
debicla
proporción
cie
la
p¡ospe¡idacl
delcomcrcio
y
de
los
rentistas,
y,
aclemás
de
los
p.ob1a-^.
6nancierosinte¡nos,
la
gucrradc América
agrava
el
déficit.
Por otraparte,
la debilid¿deincohe¡encia
cle
los
suceslvos
gobic¡noslóshaccn
incapaces
de a¡bitrar
los
antagonismos
q.re..
henmu)tiplicatlocon elaumento
dela riqueza
y
la
clesi
gualdedensu
rePa¡to.
Adcmás,
tampoco
se
escucha
a
los camóesinos
(sobre
lós
que
rccaen
los
impuestos
Y
cuyo
malestar
se
acentúaespecialmente
a
Partir
cle1740
conel
crccimicnto
clc
mográfico).
Én
definitiva,
el
Estado
se
conviertecn
l¡lanco
de
los
ataques
dc
los notrles(que conseguiránhaccrseP¡ácticamcntecon
Jl
gobierno
de
Ianacióna t¡avés
<le
los Parlamentos),
de
los
ca,ipe.in.rr,
y
sobretoclo
cle
la nuevafiiosofía,
que¡€chaza
l¿s
bases
sobrenaturales
qucjustificanel¡,oderreai
y
ll
eficacia
y
¡usticia
ciel
funcionamiento
de
sus
mecanismos
sociales
v
cconómicos.
A
mediaclos
de siglo la
necesidad,-le
una reforma
profunclaschacc c¿da
vez
más
patente.
Y
algunos
la intentaron,
como
Iurgot,
que
quiso
obligar
a
pagar
impuestos
a
lrs
clases
privi
lcgiaclas,
o
como
quienes
lograron
suprimir los
Parlamcntos
cntrc
1771
y
1774, afianzando
asíel poder real.
Peroestastcn,
1¡ti',
as
sc
vicrontiustradas por
la
muerte
rle I-uis
X
V,
y
el
gobier
rro
desu
succsor
v¿ a
ce¡acte¡izarse
por
una debilidacl
en
au-
r),(nr'i frcnre.r
l¡s
ql¡.1'
¡rr,,rlegirLla.
lista
sjtuación,
ya
cle
¡xrr
grave,
se
hace más
insoportablc
1r>rIas
malas cosech^s que
se
darán
casi
sin
interrupclón
entre
1773
y
1789
(entre
los peores años clestacan
i788
y
17i19): Ios
cempesinos,ya sobrccargados
dc impuestos, los ven aumentar
,rún más
conelresurgir
de
antigLros
derechos fcirdales,
que
los
noblcsvuclven
a
reclamar
para paliar su precaria
situactónccc¡nó¡nica.
l-a crisisagricola
repercute
en
la
cconomí¿
urbana
(r:omcrcioy
artesanado),
vsimultáneamente la Declaración
de
Inrlcpenclenciaamericana
provocauna
rrultiplicación
de
libros(uncentcnar
entre
i
776
y
1778)
clue
elogian la libertady
la
tolcrancia,
criticando así
inclirect¿mente a1
régimen
francés.
'lixlo
ello
se
convic¡tc cn
la
causa
inmcdi¡ta
cle
Ia
Revolución
,tc
17119.
La
¡tcit:dad
;\un
cu¡n<io l¿
sociedad
del
siglo
xvrrr
seguía
siendo
csen
r'irrlmcntc¿¡istocrática,
basaclacn cl
privilcgio
dc
nacimiento,
con
rrnrL
noLrleze(1,5
por
1(Xlcle
h
pobltcicin
total)<¡uc
rcprcscntll;e
l,r
clase
clominante,
cargach dc
<privilcgios
honorílicos,
econó-
rnicos
v
fiscales:
permiso para
llcvar
espacla,
banco
reservado
cn
la iglesia,<lccapitación
cn
lugar de horca en
caso
de
concle
nr
a
muerte
-(aunquc
es
rara
la
aplicación
de
la
pena
capital
a
trn
noble,como podcmos comprobar
en
el
caso
de
Sade,dece
pitaclo
en
efigieF
y
sobreto<lo
cxcnción de la talla, de
los
¡tr¡es,
de
Ia
obligación dc
alojar
a los
soldados
en
camp¿ñe,
rlcrcchode
caza,
monopolio
de
acceso
¿
los grados
su¡:reriorcs
rlclejército,
a
las
digniclades de
ia
Iglesia
y
a
los altos cargos
de
I'.1
IIIJ

Activity (4)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
lua345 liked this
JoseGVM liked this
jairodrizales liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->