Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
INERCIA SUICIDA

INERCIA SUICIDA

Ratings: (0)|Views: 132|Likes:
Published by Stack A. Brown

More info:

Published by: Stack A. Brown on Nov 20, 2007
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/16/2009

pdf

text

original

 
INERCIA SUICIDA.
Hace unos cuantos días me encontraba conversando con un joven a quien yo identifico como unmuy buen ser humano y me consternó lo que me llegó a decir en tan sólo 10 minutos de encuentro.Ambos teníamos muy poco tiempo, él tenía que regresar corriendo a su trabajo, del que se habíasalido solo un momento para saludarme, y yo estaba a punto de iniciar una conferencia. Conozco aeste carismático joven y sé que tiene un tremendo gusto por la música, de hecho, tiene su banda yél es el vocalista y líder del grupo. Sin embargo, formalmente trabaja en el área de sistemas comoapoyo a diferentes compañías (hasta donde entiendo, porque nunca me ha quedado bien claro quées lo que hace). Cuando estuvimos platicando sólo unos minutos, por el brillo de sus ojos ante elhecho de tener que regresar corriendo a su trabajo, solté una pregunta clásica de NuevaConciencia:-
 
¿Eres feliz? ¿Sientes que fluyes con eso que haces?-
 
No -me dijo luego de un silencio reflexivo y moviendo sus ojos hacia arriba y a la derecha, comoimaginando su vida...-
 
¿Entonces?-
 
Tú sabes que lo que me hace fluir y me prende es la música. Me conoces, y cantar y tener migrupo, eso sí me hace feliz y me llena.-
 
¿Entonces por qué no te dedicas a eso, o le echas más ganas a otro negocio para tener el dinerosuficiente que te mantenga en lo que ganas tu dinero con la música?Hizo un silencio, y luego continuó:-
 
Bueno, la verdad no sé. Lo que pasa es que aunque veas que te conviene hacer otra cosa, no sé,pero como que esperas algo. De hecho, en este trabajo entro "teóricamente" a las 9 y salgo a las 7.Pero por lo que tengo que hacer, muchas veces el cliente nos pide que lleguemos a las 8 u 8:30 yando saliendo algunas veces hasta las 11 pm. Y si a eso le aumentas que hago casi 2 horas y mediade mi casa hasta acá, pues ya estoy analizando la posibilidad de venirme a vivir por acá para novivir esto, y es que son casi 4 horas al día de puro trayecto entre venir al trabajo y luego regresar ami casa.¡Qué! -pensé-- Trabaja en algo que no le gusta, trabaja en algo con lo que no fluye su espíritu,muchas veces entrando a las 7:30 y saliendo luego de las 11 pm, ganando una cantidad de dineroque me comentó que yo sé que puede ganar en muchos otros lados y mucho más, hace más de 4horas diarias de trayecto de su casa al trabajo y de regreso, y luego de todo esto... ¡sigue ahí! Deinmediato continué con otra pregunta:-
 
Oye, y pues con todo este... "pesar", ¿por qué sigues ahí y no emprendes ese otro negocio que tehe recomendado donde ganarías más e invertirías menos tiempo? O incluso cualquier otro trabajoque sea mejor en todos los sentidos y que vaya más con lo tuyo. ¿Qué pasa?A lo que respondió tajante y sin dudar mirándome fijamente a los ojos:- Sabes Alex, no sé pero, aunque te quede claro que esto no es lo tuyo, como que una vez quehas iniciado y llevas tiempo, pues simplemente te sigues y ya. Como que te vas acostumbrando ysimplemente te sigues.Alcé las cejas. Mantuvimos nuestras miradas unos segundos..., y terminó diciendo que ya se teníaque ir. Yo también ya estaba a tiempo de entrar a mi conferencia. Nos dimos un abrazo con muchoafecto y se fue a su trabajo. Y yo sé que se fue no tan solo porque es muy responsable, haga lo quehaga, sino por lo que hoy aquí quiero llamar: inercia suicida. Gente que sin darse cuenta, se va
 
matando a sí misma -metafóricamente-- por no atreverse a vivir lo que realmente los hace sentirvivos.Ese diálogo tiene más de dos o tres semanas de haber sucedido. Y desde aquel entoncessentí el impulso irrefrenable de escribir algo al respecto. Quizá tenga que ver que le tengo muchoafecto a este joven, pero independientemente de eso, me dolió algo en mi interior al atestiguar unfenómeno que es harto común: muchas personas son lo que no quieren ser, hacen lo que no lesgusta, están donde les desagrada, pero "se aguantan", viven un "...no sé..., simplemente te siguesy ya", caen un una inercia suicida, donde poco a poco van matándose a si mismos y sin darsecuenta de este suicidio paulatino, pero que sin duda, los hace sentir muertos en vida,experimentando esos momentos que creen comunes y donde experimentan poco a poco másaburrimiento, apatía, hartazgo, mal humor, y hasta sintiéndose quizá víctimas de la cruel vida queles ha tocado vivir. Por supuesto que este no es el caso de mi amigo. Mi amigo tiene la dicha y lafortuna de "revivir" en cada evento musical que tiene, donde por suerte y pasión, los tiene confrecuencia. Me encanta cuando me envía por correo electrónico fotos en donde sale cantando enalgún concierto que da, cuando me envía entrevistas en YouTube en donde admira -y también mehace admirar-- historias de jóvenes músicos que han triunfado, cuando me comparte canciones desu autoría, etc. Es esa hermosa parte que sólo algunos tienen para "compensar" la inercia suicida desus trabajos convencionales con la pasión y vida de su verdadero sentido existencial. Y entonces,ahí la llevan, muriendo y reviviendo, muriendo y reviviendo.Sin embargo, hoy aquí quiero reflexionar en otro caso, en uno que he visto en varios de mispacientes y de algunas personas que se me acercan al finalizar mis conferencias, gente que notienen ni la dicha de haber encontrado una pasión y tenerla aunque sea como hobbie. Gente quebien sabe que lo que hace no es lo que le llena, no es con lo que fluye, gente que no entiende porqué otras personas son felices y ellos no, gente que incluso no cree en la felicidad como estadoemocional predominante, gente que así sufre la vida y sin embargo en aquello que hacen piensan..."una vez que has iniciado y llevas tiempo, pues simplemente te sigues y ya. Como que te vasacostumbrando y simplemente te sigues", así, sin pensar, muriendo en vida. Y esto es aplicable altrabajo que puedes elegir y no es lo tuyo, como a la persona que también has elegido de pareja yque desde el principio supiste que no era alguien para ti, pero... "una vez que has iniciado y llevastiempo, pues simplemente te sigues y ya". Piensa si es tu caso.¡No debes seguir esa inercia suicida! ¡Atrévete a cambiar! ¡Despierta! ¡Revive! Esteplanteamiento es perfectamente posible. Puedes volver a empezar estés donde estés. Puedesconocer la dicha de ser lo que siempre quisiste ser, hacer lo que más te gusta y estar donde más teagrada... en cualquier momento, aunque cuanto antes mejor. Si ya llevas mucho tiempo siendo,haciendo y estando lo que no te gusta, quizá sientas un poco de más dificultad en soltar y dejar irpara volver a empezar, pero ¡es posible! Lo que pasa, es que mientras más avanzas en esta inerciasuicida, con el tiempo se va acumulando más miedo. Y ese es el que precisamente paraliza. Elmiedo. Miedo a volver a empezar. Miedo a no saber si podemos ganar dinero y mantener el ritmo devida que llevamos; miedo a atrevernos a reclamarnos a nosotros mismos. Pero aquí debo decirte: elorigen del miedo es la ignorancia.La ignorancia de no saber qué hermosa vida nos espera en cuanto decidamos un cambio, laignorancia de no saber que siempre hay otra opción, la ignorancia de no saber si estamos en laedad para hacer el cambio, lo ignorancia de no saber si todavía estaremos a tiempo de cambiar; laignorancia de no saber qué va a pasar después de dejar lo que sabemos que nos está matando (untrabajo o una relación); esa ignorancia es la que origina el miedo y éste es el que paraliza.Entonces, la solución es: ¡eliminar esa ignorancia! ¿Cómo? Adquiriendo conocimiento y motivación,como lo estás haciendo al leer esto hoy, aquí y ahora.Para aquel que se atreve a reclamarse a sí mismo y se lanza a la conquista de su verdaderoser, el Universo mismo lo respeta y se inclina hacia él, dándole el paso a un nuevo mundo dondetodo lo que necesite se le proveerá. Y es que el Universo no necesita a gente muy eficiente en loque hace aunque no sea feliz, necesita a gente feliz, con la consecuente eficiencia que logra, queirradie entusiasmo y fe en la vida para el beneficio de la humanidad entera. En esto creo. Lo sé. Mesostengo en la evidencia. Lo he vivido por décadas, y conozco a mucha gente que también loexperimenta. Sabe y acepta esta verdad que desde mi corazón te confieso. Saber esto, desvanece

Activity (2)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->