Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
15Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Euskara: La lengua de los europeos prehistóricos

Euskara: La lengua de los europeos prehistóricos

Ratings:

4.5

(1)
|Views: 2,907|Likes:
Published by Mikel Agirregabiria
Investigación y Ciencia, enero de 2003
Investigación y Ciencia, enero de 2003

More info:

Published by: Mikel Agirregabiria on Aug 27, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/06/2013

pdf

text

original

 
rl
I
.
narla
INVESTIGACIÓN y CIENCIA, enero, 2003
 
En el caso de nombres de ríos yotros accidentesgeográficos rige laregla según la cual su antigüedadcorre paralelaa su recuencia.Llamala atención que, a lo largo y anchode Europa, abunden os nombres,precisamente de lugares relaciona-dos con el agua, que compartenuna misma raíz léxica. Es frecuenteencontrarnombresque empiezanpor al-/alm-, por ejemplo, Aller, Alm oincluso Elz, que antes se llamabaAlantia. Otro grupo lo forman losnombres en var-/ver-, como Werreo Wame.Abundan ambién os nom-bres en sal-/salm-, entre los que senumera,entre otros muchos, Saale.La investigación reciente ha sacadoa la luz la existencia de un gruponutrido de nombres en is-/eis-, ta-les como Isar y Eisack, y nombresen ur-/aur-, como Urach y Aurach.Algo parecido vale para mu-chos topónimos. El nomenclátor decorreos de Alemania recoge sietemunicipios Ebersberg, ueveEbers-darf y dieciséis Ebersbach. En to-tal figuran ochentapoblaciones queempiezan por la partícula eber-,desde Eberan a Ebertsheim.
ElisabethHamely TheoVennemann
de coloniz~ción en la Europa delos últimos 10.000 a 15.000 años,es decir, d~sde la última glacia-ción, cuyo postremoapogeo uvo lu-gar hace unos 20.000 años.Muchosfueron os empeñospor explicar cuálera el origdn de los europeos ac-tuales y de sus lenguas. En todosellos los va$cos ocupabansiempreuna posició~ singular.Al no ser ~ndoeuropea u lengua,se hicieron .as más diversas conje-turas sobre su origen y también so-bre si son ~utóctonos o si habíanllegado,por tierra o por mar,de otraszonas. Los
h
CientífiCOSno veíanningún pare tesco con el resto delos europeo~. Pues, según el pare-cer hasta al1ora vigente, los euro-peos, en su mayoría, descenderíande gruposque inmigraronhacecomo mucho 10.OqO ños,procedentesdeAsia Central o del Próximo Oriente,y que trajer~n consigo la agricul-tura y las lenguas ndoeuropeas.Secreía que lo~ indoeuropeos,muchomás numerosos,habríandesplazadoo absorbido ~ los autóctonos.Los lingüistas reconocían, ya enel siglo XIX, ~ue os nombresde mu-chos ríos, arroyos y lagos de Ale-mania debía~ser muy antiguos. Conanterioridad se había sugerido,ade-más, que lof primeros habitantesdaban a los accidentesgeográficosuna mera de~ignación topográfica,como "río", "montaña", "agua"; losnombres, po~ tanto, no vendrían asignificar otra cosaque o designado.En esa línea de razonamiento, ospueblos que 1legaron espuésadop-taron estos nombres,aunque no en-tendieran su significado. Sin em-bargo, result~ difícil determinar, encada caso, d-r cuál de los antiguosestratos prodede el núcleo de losnombres act~ales.Los nombres de los asentamien-tos, por el cqntrario, pasan por sermucho más recientes.Algunos auto-res sostiene~ que nacieron, en sumayoría, entrado ya el período his-tórico; vario, lo harían en la EdadMedia. I
Fósiles éxicosque pervivenE
n Francia se cuentan por doce-nas os lugares cuyos nombrestienen también ese elemento com-ponente. Al hallarse en otro espa-cio lingüístico-fonético, desdeAle-mania suenan algo distintos. PeroEbréon, barolle, Evrune, vry, Aver-don, Avricourt, Avrolle, Yvré y otrosmuchos pueden elacionarse con lamisma raíz. Es obvio que ningúnfrancés asociaría os nombresde es-tos pueblos con el jabalí, al quellaman sanglier.A mediados del siglo pasado ad-virtieron algunos, en particular elindoeuropeísta Hans Krahe (1898-1965),que os nombresde los asen-tamientos transalpinos hasta GranBretaña y el sur de Escandinaviamostraban una impronta sorpren-dentementehomogénea.Krahe de-nominó a estosnombres fósiles [...]de un tiempo pasado y, en muchoscasos,muy remoto", cuyos orígenesbuscó en lenguas indoeuropeas dela antigüedad.Pero estos ntentos de explicaciónno solían resultar satisfactorios. Porotra parte, os indogennanos (o in-
EberSberg es un pueblo pinto-resco preaIpino, a orillas delrío Ebrach. Tras esa villa de
la región de la Alta Baviera se ex-tiende una amplia zona de bosques.Resultaría, pues, inmediato, paraun alemán contemporáneo, inferirque el lugar debe su nombre a laabundanciade caza mayor: "Montedel abalf' (de Eber, abalí, y Berg,montaña). De hecho, en su escudofigura un macho de prominente col-millo.Pero ese sentido que hoy se e daal topónimo carece de fundamento.La designaci6n no procede de laEdad Media, ni tampoco de a épocacelta. Arranca, presumiblemente,delos vascones,quienes,partiendo delos Pirineos occidentales, poblaronesta región poco despuésde la úl-tima glaciaci6n.Muchos nombres de asentamien-tos, ríos, montañas,valles y paisa-jes de Europa tendrían su origen enlenguas preindoeuropeas.Según ainvestigación reciente, predominanlas relaciones y conexiones con elvasco. Se confirma así la opiniónde que pueblos emparentados conlos vascos habitaron, en otros tiem-pos, casi toda Europa. Eran éstoslos vascones -para seguir la de-signación atina de los vascos en laantigüedad.El estudiogenético (véase l apar-tado "Tres cuartos de nuestros ge-nes proceden de los primigeniosvascos ), independiente de las in-vestigaciones lingüísticas, ha lle-gado a idéntico resultado. Por tanto,los actuales vascos no son, en ab-soluto, un grupo biológico singulary marginal, sin parentesco elevantecon el resto de los europeos. Muyal contrario, su geno ipo se halla,en un grado sorprendente, n el con-junto de la población europea. Nocaemos en la exageración si afir-mamos que los europeos somos o-dos vascos.Estas conclusiones de las inves-tigaciones contradicen as interpre-taciones anteriores de los modelos
 
Testimonios de nuestro pasado inglüístico
se hab an vuelto a poblar las zonasque e la última glaciaci6n eraninh6sp taso os arque610gosijan elasenta 'ento estable conocido másantigu tras el apogeo de la últimaglacia i6n, Se trata de un enclavede la egi6n de Friburgo, la Tos-cana lemana, cuya antigüedad secifra e más de 18.000años. A buensegur, estos grupos, los europeosprehis 6ricos, habían puesto nom-bre a os ríos y lugares de su en-torno. Por eso no se puede excluirque uchos nombres propios seremo ten a época tan temprana.Inclus en nuestros tiempos se hapodid constatar en muchos casosdoeuropeos,según a nomenclaturainternacional) hicieron su apariciónrelativamente tarde. Para el ar-queólogo Colin Renfrew, se denti-ficarían con los primeros agricul-tores europeos,con os que se nicióel Neolítico.Si se acepta que los nombres dearroyos y de otros accidentes geo-gráficos proceden de pueblos anti-guos ya desaparecidos, entoncesen Europa se deberían tener encuenta también las comunidadesque aparecieron justo después dela última glaciación. Los agricul-tores llegaron a Europa central haceunos 7000 años. Pero mucho antescómo grupos humanos inmigran-tes, en las más diversas regionesdel mundo, adoptaban os nombresde los nativos y, en el mejor de loscasos, os alteraban un tanto ade-cuándolos a sus propias lenguas,aunque sin entender el sentido dela palabra.Tampoco se aviene con la teoríade que fueron los indoeuropeo losque acuñaron los viejos nombreseuropeos e cursosde aguaotro datode observación:hay en Españanom-bres de torrentes y ríos con os mis-mos componentes éxicos que en laEuropa transalpina. Pero los indo-europeos no llegaron a esa zona
INVESllGACIÓN y CIENCIA, enero, 2003
4
D
e "diamantes en bruto" calificó el germani ta y ame-ricanista alemán Ernst Forstemann (1 22-1906)los nombres antiguos de ríos cuando, a me iados delsiglo XIX, investigaba las denominaciones ge gráficas.Al río Ebro los romanos lo llamaron Iberus Atraviesauna zona que en tiempo de los romanos t davía ha-blaba vasco. Los lingüistas dan por cierto q e el nom-bre viene del vasco; la palabra vasca ibai sigl1ifica "río",e ibara quiere decir "campo junto al río, valle".Ahora bien, ¿a qué obedece que otros muchos ríoseuropeos porten nombres similares? En Mo~tenegro ySerbia corre el Ibar hacia la Moravia occide
~
al; en elsur de Alemania hay dos ríos Ebrach y much s Eberba-che, y en Oberaula en Hessen un Ibra. En el nombredel río austríaco Ybbs (antes Ibisa) afluen e del Da-nubio, al que se une en la ciudad de Ybbs, se escondequizás una variante lejana del vasco ibai "río", a saberibaso, que también significa "río".Abundan los ríos europeos cuya denomina
tn se re-duce a un corto número de palabras o sílab s. Una de
éstas es la partícula is (se encuentra tam ién comoeis), que aparece en más de 200 nombres de cursosde agua desde Noruega hasta Italia, desde EsRJañahastaremotas zonas de Rusia; por citar algunos: ¡Iselfjordenen Noruega, Isa en Italia, Isainka en Rusia, I~sla en Li-tuania, Jizera en Chequia e Ijssel en los Paí$es Bajos.El elemento vasco is (pronunciado con s sonora) sig-nifica "agua, corriente de agua".Con pareja frecuencia y amplia distribucióril hallamosnombres asociados al agua que portan los ¡elementosur (aut') , var (vet'), sal (salm) o al (alm). Ur significa"agua", ura "el agua, el torrente", Se postul~ significa-dos similares para al y sal. En conjunto, mluestran laprobable expansión del vascón en otros tiempos.Citemos algunos ejemplos, entre muchÓs, de losnombres en ur-: Urula (Noruega); Irwell (Gran Bretaña);Ourthe (Bélgica); Auerbach, Urbach, Urach, A\irach (Ale-mania); Irrsee (Austria); Aroffe (antes Uro~a), Huriel(Francia); Urura, Urola (España); Urwis (Polonia); Ura(Rusia). Bajo la variante de los nombres en 'far- se ha-llan, por ejemplo, en Alemania: Warne, Werre, Warme-
o Nombres con AI-/Alm- e Nombres con Var-Ner- .Nombres con Is-8 Nombres con Sa/-/Sa/m- o Nombres con Ur-
EN ESTE MAPA se sitúan corrientes de agua que incluyenen su nombre alguno de los cinco elementos lingüísticos
mencionados.
nau, Warme Aue; bajo la variante sal-; Saale, Sale,Salz (Salusia). Selke (Salica); bajo al-: Al/er, Alm, Almepor dos veces (Almana y A/mara) , Ahla. Elke (Alantia).Elz. En la península Ibérica hay ríos con nombres comoAlba, Alenza. Almar, Almanza. Almonte, Almantes. Loslistados se podrían alargar.Un número de asentamientos y poblaciones podríanderivarse de estos y otros componentes lingüísticosprehistóricos de Europa. Creemos que se referían ori-ginariamente a cursos de agua o a otros lugares na-turales ya denominados. Muchos de los antiguos nom-bres geográficos fueron en un principio el nombrecomún del accidente del relieve o de otra estructuranatural.

Activity (15)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Saioa Blanco liked this
Marina Cine liked this
Mikel Jau liked this
Ibon Echevarria added this note
dont mind gorkaazk hes a clueless moron
Ibon Echevarria added this note
gorkaaazk calla anormal deberias de estar orgulloso en vez de decir tonterias...otros mienten para ganar prestigio y este imbecil que puede decir que es verdad que los vascos somos los europeos originales dice que es mentira....hay que ser mongolo....
Itziar Gómez liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->