Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Freud y Sus Primeros Acercamientos a La Histeria

Freud y Sus Primeros Acercamientos a La Histeria

Ratings: (0)|Views: 8|Likes:
Published by x_malb

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: x_malb on Mar 23, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/03/2013

pdf

text

original

 
 
Freud y sus Primeros Acercamientosa la Histeria
Raúl Zamorano Sánchez NavarroMaestría5° GeneraciónColegio de Psicoanálisis Lacaniano
 
Freud y sus Primeros Acercamientos a la Histeria
«
Ç
a n’empêche pas d’exister 
»-Jean Marie Charcot-
Introducción
 
Las histerias fueron para Freud el camino por el que se abrió paso para la elucidación del inconsciente
. Esto no puede decirse sinque puedan surgir algunas preguntas respecto de qué, de todo aquello frente a lo que se enfrentaba en su experiencia, terminó por ser determinante para el desarrollo de sus concepciones. Es decir, se deberían de poder distinguir los elementos que llaman suatención, aquellos que le servirán para formular o reformular sus tesis y aquellos que caerán en el desuso.El presente ensayo buscará delinear las nociones que permitieron a Freud avanzar en sus estudios y, por otra parte, discutir lasposibles razones por las que esto sucedió.
El Interés por lo Psíquico
Mucho antes de la publicación de “Sobre el mec
anismo psíquico
de fenómenos histéricos” (
1893), Freud ya había dado muestras delcamino que seguirían sus intereses.Sabemos que antes de partir a París -gracias a una beca que le otorgó la Universidad de Viena- Freud había escuchado con graninterés el caso de Anna O., relatado por Breuer, además de sus concepciones respecto del método catártico, la abreacción y losestados hipnoides. Después, la relación y admiración de Freud por Charcot terminarían por desplazar -si bien paulatinamente- suinterés por lo fisiológico hacia lo psíquico.
Algunos fragmentos que pueden mostrarnos cómo es que esto va tomando su curso los podemos observar en el texto “Informe Sobre
 
mis Estudios en París y Berlín”, en el que Freud pone en boca de Charcot la siguiente afirmación: “Solía decir Charcot que la
anatomía, en líneas generales, ha consumado su obra, y la doctrina de las afecciones orgánicas del sistema nervioso está, por así
decir, acabada; y que ahora le tocaba el turno a las neurosis.” (1886; p.10). Años después, en el texto “Tratamiento psíquico[tratamiento del alma]” Freud reclama para los procesos psíquicos una importancia que se les había negado. De forma correlati
va,menciona los infructuosos intentos que han buscado las indagaciones meramente fisiológicas por explicar los fenómenos histéricos, yaque según él, en su concepción de las enfermedades psíquicas, la
medicina moderna “destacó, así, que las operaciones mentales
suponen un cerebro bien nutrido y de normal desarrollo, de suerte que resultan perturbadas to
da vez que ese órgano enferma.”
(Freud, 1890; p.116). Más adelante objetará que
: “No obstante, el estudio del cerebro y de los nervios de enfermos de esta clase no
ha permitido descubrir hasta ahora ninguna alteración visible, y aun muchos rasgos de su cuadro patológico nos disuaden de esperar 
que alguna vez, con medios de examen más finos, pudiéramos comprobar alteraciones capaces de provocar la enfermedad.” (id.;
p.117). En este texto destacará el poder terapéutico de la palabra, mismo que, nos dice, no debería de ser dejado de lado por elprejuicio de que mantiene una relación con la magia. Es decir, que el instrumento que permitirá plantearse la posibilidad de una curapara las afecciones neuróticas será la palabra. Es importante destacar esto ya que, desde muy temprano, el interés de Freud por ellenguaje es manifiesto y está presente en sus desarrollos respecto de la neurosis.Todos estos indicios se coagularán, por primera vez, en la publicación de una hipótesis acerca de las causas y medios que podrían
constituir una terapéutica dirigida a las neurosis. Esto quiere decir que “Los Estudios sobre la histeria” son la primera art
iculación entreuna teoría que, postulando una técnica, dirige una práctica que implica, para lograr la cura, el uso de la palabra. Esto, por otra parte,establece una relación que, de aquí en adelante, impedirá separar los tres ámbitos que la conforman y de los que se tendrá que dar cuenta de forma conjunta.
El Acercamiento a la Histeria en los “Estudios
...
 
Los “Estudios
...
” (
1895) son considerados el primer texto psicoanalítico y en él se pueden encontrar -nos dice Freud en su prólogo a lasegunda edición- los gérmenes de los puntos claves que desarrollará después. A este respecto, valdría la pena revisar el porqué delcambio de opinión de Freud en relación con algunos de ellos.
 
 
Hipnosis y Sugestión
¿Por qué Freud, tan entusiasmado por el uso de la hipnosis a su regreso de París, termina por abandonarla? Por otra parte, ¿qué eslo que de la hipnosis le llama la atención y le sirve para hacer sus propias formulaciones?La hipnosis le llama la atención, en primera instancia, por el estado de escisión de conciencia que produce mediante la sugestión: escomo si una parte de la conciencia fuera capaz de realizar todo tipo de acciones y reflexiones sin que la otra sepa nada de lo quesucede. Además, si se impone una orden a la instancia inconsciente para que sea realizada, sin mayor explicación, por la parte
consciente, y una vez en “pleno uso de conciencia” se pregunta por la cau
sa de ese fenómeno que impuso la orden, la persona nadasabe y por ello da explicaciones o crea excusas que tratan de explicar el vínculo entre la orden que cumple la parte inconsciente sobrela consciente. Esto da la clave para suponer la existencia de una instancia separada de la conciencia, capaz de ejercer sobre ellacierta influencia. También, se pueden replicar síntomas conversivos, lo que aporta luz respecto de la existencia de un vínculo diferenteentre psique y cuerpo, en el sentido de que este último no puede ser tomado, de forma exclusiva, desde un punto de vistamecanicista. Esto coincide con las hipótesis de Janet y Breuer respecto de la escisión de consciencia constitutiva de la histeria.Freud la abandonará aduciendo motivos que
en “Estudios sobre la histeria”
se relacionarán con su ineficacia técnica. El desecharla ysustituirla por la asociación libre puede indicarnos que a través de una revisión de la técnica en la práctica se puede llegar a tener unaconcepción teórica que modifique el sentido de misma aplicación de la técnica de la que partió la interrogante. Al darse cuenta de ladificultad para hipnotizar y de que, de lograrlo, los pacientes no vencían todas sus resistencias, pues en ese estado se rehusaban ahacer o decir cosas que en vigilia de igual forma no hubieran realizado. La concepción de la asociación libre tiene su origen en elmétodo catártico de Breuer, sugerido por Anna O. con el nombre de
talking cure
. Sin embargo, la concepción de Breuer de estacondición es la de una facilidad para auto-hipnotizarse y no toma de forma literal lo que ella le comunica. En este punto podemosobservar también las estrechas relaciones entre práctica, técnica y teoría.Freud había optado por seguir el método catártico, pero cae en cuenta de que no es necesario hipnotizar para que las
“representaciones traumáticas”
afloren, sino que era suficiente inducir a los pacientes a hablar. Cuando estos se negaban o decían nosaber nada al respecto, y Freud hacía uso de la sugestión -ya no exclusivamente en la forma de órdenes o de lo que llamabacancelación de representaciones- se encontraba inmerso en un lazo que años después reconocería en el caso Dora (Freud, 1907), esdecir, el de la transferencia.A este respecto, se podría formular que el planteamiento técnico de la asociación libre es lo que permitió a Freud desarrollar, por 
ejemplo, en el “Proyecto de psicología” (1896), la noción de pro
ceso primario en relación con una cantidad [
] que pasa de neuronaen neurona, buscando un signo apropiado para la descarga. Esto tiene como consecuencia que sea cual fuere el estado de
“conciencia”
de la persona, existe algo que determinará su funcionamiento de forma constante y, sobre todo, de forma inconsciente.La cualidad, registro en donde se puede localizar al Yo, estará determinada por las relaciones que mantenga esa cantidad coninstancias de características distintas. De ahí la importancia del supuesto respecto de la cantidad que aparece poco tiempo después
de la publicación de los “Estudios...” en el “Proyecto...” (1896
; p. 339 y 349).
La Represión y el Trauma
“El histérico padece por la mayor parte de reminiscencias” (1893; p.33). Esta hipótesis,
que se buscará comprobar con la publicación
de los “Estudios...” (1895) tiene en
la concepción de Freud una explicación que involucra la presencia de una vivencia sexual infantil
traumática. En “Las neuropsicosis de defensa” (1894), texto que se localiza entre la publicación de “Sobre el mecanismo...” y los“Estudios...”, Freud manifiesta su postura respecto del papel principal de la sexualidad en la etiología de este tipo de neur 
osis.En ese texto, Freud habla de dos tipos de histeria en donde la escisión de conciencia no tiene la importancia que le adjudican Breuer yJanet, quienes, sabiéndolo o no, fundamentan su teoría en la presencia de un estado mórbido inherente a la constitución del sistemanervioso. Es decir, parten de la noción de una falla constitucional de aquél para la producción de la neurosis. En oposición a ellos,Freud hablará de las histerias de defensa y de retención, introduciendo con esto la discusión respecto de los factores que puedenfundar una predisposición a la enfermedad.Al establecer esta diferencia, Freud se deslinda primero, de Janet quien, al considerar que el estrechamiento de campo de concienciaes la causa de la enfermedad, funda su hipótesis en una forma circular de pensamiento, ya que no explica qué es lo que causa aquélestrechamiento. También, se deslinda de Breuer en cierto sentido y sin hacerlo blanco de una crítica directa, ya que considera que lateoría del estado hipnoide es mucho más aceptable que la de Janet, ya que el estado de escisión o estrechamiento de conciencia estomado ya como un síntoma de la enfermedad.Esto concuerda muy bien con algunos motivos por los que Freud abandonará la hipnosis y dejará de buscar en la escisión deconciencia la causa de la contracción de la enfermedad. Dejando de lado el estado de conciencia en que se encuentra el paciente enfavor de poner atención a su discurso, sustentado en el supuesto de que existe un núcleo patógeno que hace uso de representacionesque son aptas para expresarse, Freud pone en primer plano la dimensión histórica en donde se asienta la formación del síntoma. Esto

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->