Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Derecho Romano

Derecho Romano

Ratings: (0)|Views: 890 |Likes:
Published by Jovanny Lopez

More info:

Published by: Jovanny Lopez on Mar 24, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/09/2013

pdf

text

original

 
DERECHO ROMANODR. ¿?
DERECHO ROMANOPATRICIOS Y PLEBEYOSIntroducción
La historia de Roma durante el siglo V a.C. y gran parte del siguiente tiene comouno de sus ejes fundamentales el conflicto que se produjo entre el patriciado y laplebe, los dos órdenes en que se dividía la población romana. Rechazado elargumento de la tradición mítica romana, que atribuía a una decisión de Rómulo laformación del patriciado al nombrar los primeros cien senadores, desde el sigloXIX los principales historiadores del mundo antiguo han intentado aclarar estacuestión.
NIEBUHR, IHNE, MOMMSEN, NEUMANN.
.. aportaron susinterpretaciones hasta que en 1945 H.
LAST
ofreció una nueva teoría que parecíamucho más acorde con los testimonios disponibles. La tesis de
LAST
es quedurante la monarquía no había más diferenciación social que la derivada de laposesión de la riqueza, pero que a comienzos de la República una oligarquía de
patres
intentó monopolizar en su provecho los beneficios de la expulsión de losreyes.El patriciado se fue configurando como un grupo endogámico y aristocrático quereservaba para sí los privilegios políticos, sociales y religiosos, mientras que la
plebs
, heterogénea e indiferenciada, no tenía apenas derechos (
iura
) pero sí casitodos los deberes. El conflicto patricio-plebeyo se articula en torno a esteproblema, que se plasma en tres cuestiones principales: una es la lucha políticapor la participación de los plebeyos en las magistraturas patricias; la segunda lacuestión del reparto del
ager publicus
, y por último, el problema de las deudas.El
ager publicus
lo constituían aquellas tierras de propiedad estatal que procedíande la anexión tras la conquista de territorio enemigo. De propiedad pública enteoría, porque en la práctica el patriciado las ocupaba y monopolizaba su uso, endetrimento de la plebe y en particular de los propietarios rurales (
adsidui 
) que eranincluídos en el ejército y por tanto contribuían a la anexión de dichas tierras. Lareivindicación plebeya de repartir el
ager publicus
chocaba con la oposición delpatriciado que, al ostentar el poder político, siguió ampliando su patrimonio a costade los terrenos públicos. El caso de SPURIO CASIO, que intentó una reformaagraria en el año 486 y acabó con su condena y muerte acusado de aspirar al
regnum
, constituye un fiel reflejo de la lucha iniciada poco antes por la plebe por mejorar su situación.Otro de los problemas que acentuó el conflicto fue el de las deudas. Los pequeñospropietarios se encontraban en un casi permanente estado de crisis debido a laescasa fertilidad del suelo latino y sobre todo a sus obligaciones militares, que lesobligaban a abandonar el trabajo agrario durante las frecuentes campañas bélicas.Estas dificultades les llevaban a pedir préstamos de ganado o de productosagrarios a los ricos propietarios. El deudor que no podía hacer frente a suscompromisos quedaba atrapado por el
nexum
, totalmente vinculado al acreedor,
 
DERECHO ROMANODR. ¿?
quien se apropiaba de su tierra y le obligaba a trabajar en una situaciónteóricamente similar a la del cliente, pero de hecho bastante peor. DIÓN CASIOnos da una descripción suficientemente elocuente de lo que podía implicar el
nexum
para un campesino arruinado:(...) es cierto que la mayor parte de las desgracias que cayeron sobre los romanostuvieron como causa el rigor manifestado por los más ricos frente a los máspobres. En efecto, numerosos eran los medios puestos a disposición de losacreedores contra quienes sobrepasaban los plazos de devolución del importe desus deudas, entre otros éste: en el caso de que alguno tuviera muchosacreedores, descuartizar el cuerpo del deudor trozo a trozo y distribuirlos en partesa prorrateo de lo que debía, tal era la libertad reconocida. A pesar del carácter totalmente legítimo de este principio, al menos no pasó nunca en la práctica.[DIÓN CASIO,
Historia romana
, IV, 17, 9-12]En este contexto, conviene llamar la atención sobre dos matices que lahistoriografía no siempre aclara: en primer lugar es una lucha esencialmentepolítica y económica, que genera un conflicto social entre dos grupos pero que nollega a ser estrictamente ni una lucha de clases ni una guerra civil. En segundolugar, el conflicto tampoco se puede considerar como un mero problema depolítica interior o una
cuestión interna
sin relación con la política exterior de Romaen Italia, sino todo lo contrario, pues como ya hemos visto el aspecto del
ager publicus
está intimamente ligado con las conquistas exteriores..
ORGANIZACIÓN SOCIAL EN ROMA
 
Patricios y Plebeyos
 En los primeros tiempos toda la población, patricios y plebeyos, estaban divididasen tres tribus, cada una de ellas estaba integrada por 10 curias (grupo de familiassupuestamente aparentadas) que en conjunto constituían la Asamblea. A su vezcada curia se subdividía en 10 ³gens´, cuyos miembros se considerabandescendientes de un antepasado común, y por ello usaban un mismo nombre.Cada gens tenía celebraciones y ritos religiosos propios. Los nobles controlabanestas organizaciones.
 
DERECHO ROMANODR. ¿?
LOS PATRICIOS:
 La población romana se componía de ciudadanos libres y esclavos, como la deGrecia. Desde tiempos remotos, los ciudadanos libres se clasificaban en patriciosy plebeyos, ambos grupos separados por una barrera infranqueable. Losmiembros de las antiguas familias romanas eran
patricios .
 
La palabra patricio viene de pater (padres). Patricios eran las personas libresque dependían de un
pater familiae
,
 
cacique o jefe de una familia. No habíamuchos pater familias en Roma, puesto que una familia no constaba entonces,como ahora, de los cónyuges y sus hijos, sino de todos los varones vivosdescendientes por línea paterna de un antepasado común: tíos, primos, sobrinos ynietos, más sus respectivas esposas y sus hijas, hermanas y tías solteras. Si aeste grupo de vivos agregamos los antepasados difuntos, tendremos la
gens.
Laorganización de la sociedad en
gentes
,
típica de muchas etnias indoeuropeastales como aqueos y germanos, les valió de parte de los judíos el apelativo comúnde
gentiles.
La solidaridad se expresaba en el apellido, común a todos losmiembros de la gens. Podría decirse que la historia de Roma fue la crónica de susfamilias aristocráticas, como lo prueban los historiadores romanos, que sacaronmuchos de sus relatos de las tradiciones familiares. Es evidente que estas fuentesaparecen alteradas por el deseo de cada familia de realzar la propia historia con ladel Estado.Por adopción, entraban también voluntariamente a formar parte de la familia loslibertos y plebeyos acogidos por ella. Estos patricios advenedizos -llamadosclientes-, aunque no podían casarse con los auténticos, gozaban de la proteccióndel pater familias; en contrapartida, debían contribuir de una u otra forma albienestar del grupo.Inicialmente, los pater familias ejercieron atribuciones judiciales sobre losintegrantes de su gens y familia, pudiendo aplicar penas de muerte en los casosen que el arcaico derecho consuetudinario. El jefe de la familia romana disponíade gran autoridad. Tenía derecho ilimitado de imponer los castigos corporales quejuzgara convenientes y podía vender a su mujer y a sus hijos como esclavos sintener que responder ante la ley. Sólo era responsable de sus actos ante losdioses. El hijo seguía bajo la autoridad paterna aun cuando hubiera fundado suhogar o alcanzado las mayores dignidades estatales.
 
La historia de ESPURIOCASIO es un ejemplo. En el año 485, cuando fue cónsul, mandó distribuir tierras ytrigo a los ciudadanos necesitados; esta medida le hizo sospechoso de querer soliviantar al pueblo, y al terminar su mandato fue presentada demanda contra él.Según costumbre, se dejó el asunto en manos del padre de Espurio, quien envirtud de sus poderes paternales siguió el proceso, dictó sentencia de culpabilidadcontra su hijo y lo condenó a muerte. Espurio había sido tres veces cónsul, habíarecibido los honores del triunfo, era casado y padre de familia, pero seguíasometido a la autoridad paterna.
 

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->