Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
3Activity

Table Of Contents

Uno de los signos más evidentes de que una persona no se encuentra bien
Hernán llamó por teléfono en un par de ocasiones a medida que crecía su
Durante una pausa para comer en un restaurante cutre que servía unos
Hilario Pino informó de que nuestro viejo amigo había sido encontrado a más
Inglaterra. Teniendo en cuenta que era mucho más difícil obtener dichas
¿Te apetece ganar un poco de dinero? dijo con aire displicente mientras
¡Por supuesto! exclamé esperanzado
Entonces me explicó que la campaña electoral para los comicios municipales
Tienes que moverte más me repetía una y otra vez con tanta insistencia
José Luís Garci en el debate posterior a la película. Así que haciendo de mi
Llamé por teléfono a Pepe y concertamos una cita en uno de los locales del
Ambos quedamos a las cinco y media en la plaza donde solíamos reunirnos
No me dejes quedar mal imploró en tono dengoso . Pepe siempre se
¿Qué quieres decir? pregunté a pesar de que ya barruntaba por dónde
Los miedos de mi madre se remontaban a una vez que me había llevado con
Ese fue el inicio de mis problemas con la autoridad. Y también de los
Entiéndanme bien. Por mucho que algunas de estas anécdotas puedan
La única ventaja con la que contábamos era que a primera vista parecíamos
Todas estas tonterías se arremolinaban en mi cabeza mientras avanzábamos
¿Sí? dijo al rato una voz femenina no demasiado afable
La puerta se abrió con un sonido eléctrico de lo más perturbador. Nos volvió
Pelayo abrió la puerta. Dentro no había ni rastro de la chica que nos había
¿Hola? dije para alertar de nuestra presencia a los fantasmas
Nadie me respondió
Asentí. Luego eché un vistazo a mi alrededor hasta que mis ojos se
El baúl de los recuerdos de la vieja de Titanic huele más a nuevo que esto
dije
Ya me han hablado de ti…
¿Pepe? pregunté fingiendo interés
Ella negó y dejó escapar una risilla malévola
¿No te acuerdas de mí?
Fruncí el ceño como para enmarcar mejor su rostro. Al cabo de unos
Sí puede ser me contradijo ella . ¡Hay que ver las vueltas que da la
Me quedé blanco. No sabía si hablaba en serio o en broma
Tardé en responder. Por un lado me moría de ganas de hacer algún
Pues espero que la edad te haya sentado mejor psíquica que físicamente
se permitió el lujo de mirarme de arriba abajo con desdén . Te espera
¿Empezamos ya o qué? cambié de tema para evitar todo posible
Primero tengo que tomaros los datos dijo indicándonos que la
Tan sólo llevaba cinco minutos en aquella madriguera carpetovetónica y ya
De aquella sabia decisión sólo quedaban ahora las cenizas. Nos habíamos
Sobre todo cuando Nazareth nos condujo a través del pasillo de placas de
Era como si de repente estuviéramos en la piel de dos reporteros de cámara
Esos sobres deben estar etiquetados antes de las diez
La frase tuvo el mismo efecto que un conjuro de teletransportación en un
Cuando me giré en dirección a Pelayo para leer en su cara qué pensaba de
De lo que vino a continuación dieron buena fe los callos que me salieron en
Si no fuera porque el tipo de la corbata salió a mitad de tarde de su cubículo
Recuerdo que cuando terminamos me fastidió sobremanera que nuestro
Sobre la mesa había al menos diez mil sobres etiquetados. Sólo de pensar
Los trabajadores comenzaron a desfilar por el pasillo de linóleo como un
¿Cómo no íbamos a encajar? fingí indignarme
Pelayo me miró de una forma muy extraña. Nadie que no fuera yo habría
Asentimos religiosamente. Pepe sonrió con satisfacción y yo pensé en lo
¿Qué demonios estás haciendo aquí? preguntó . ¡Te están esperando
El interpelado tragó saliva al tiempo que su rostro perdía todo atisbo de color
Ha habido mucho lío en el ayuntamiento se disculpó en tono
La forma en la que Pepe nos introdujo en la conversación tuvo algo de último
¿Y se puede saber quiénes son estos caballeros tan importantes? dijo
Son dos de los nuevos fichajes para la campaña se apresuró a intervenir
Nos quedamos igual que estábamos. Nuestros conocimientos acerca de
Pepe asintió en actitud reverencial. El edil volvió a mirarnos desdeñosamente
¡Será mamón! rezongó Pepe una vez su compañero hubo cerrado la
Hablaba como si no estuviéramos presentes. De ahí que al darse cuenta de
Algo que en realidad quería decir: “No lo soporto. Si no fuera por que me
Mi madre me lo explicó todo mejor cuando llegué a casa. Resulta que Pepe
Líderes ávidos de poder pero en el fondo poseedores de una inteligencia y
Mi segundo día de trabajo para el Partido Alfa no comenzó demasiado bien
Nazareth me llamó a eso de las nueve de la mañana para avisarme de que
Llegué al local del partido veinte minutos más tarde de lo debido. Nazareth
La imprenta estaba situada a tan sólo diez minutos (veinticinco céntimos de
¿Qué demonios haces aquí sentado? preguntó iracundo Belarmino
Se rascó la barbilla. No tenía muy claro si creérselo o no. Finalmente sonrío
¿No me diga que también ha sido concejal de Superación Personal?
Belarmino tardó de nuevo en reaccionar. Aunque estaba claro que no era
Ya todo parecía perdido para nuestras respectivas dignidades cuando tuve
Fue la primera vez que Pelayo y yo nos reímos desde que nos habíamos
Tardaron más de diez día en volvernos a llamar. En todo ese periodo de
Siempre que nos topábamos por los bares con alguien que sí había hecho la
Necesitábamos que el teléfono volviera a sonar. Y lo necesitábamos con
Laponia con mis bromas pueriles ya no me dejaba dormir. Me sentía
Dejé de inmediato lo que tenía entre manos (si les digo que estaban
Pepe nos dio más detalles una vez hubo terminado de ejercer de esparrin
La primera calle del distrito que apareció ante nuestros ojos era una de las
Pelayo escogió el lado derecho. Yo el izquierdo. Tomé aire antes de
No es propaganda. Es información política traté de calmarlo con una
¿Para las elecciones? preguntó
Efectivamente asentí
A ver… tendió la mano en mi dirección
Extraje uno de los sobres del carrito y se lo di. Tan pronto como vio el
¡Largo de aquí! exclamó
¡El trabajo lo teníais que haber hecho antes! ¡Que sólo venís aquí cada
No supe qué responder. Los argumentos de aquel hombre me parecían de lo
¿Y cree que si ganan los otros las cosas estarán mejor? inquirí
Ni pestañeó. Di gracias a los debates televisivos por haberme enseñado a
Había conseguido mi objetivo. No sólo me encontraba en el interior del
Cualquiera que con un poco de labia se dedicara durante cuatro años a
Reparto correo electoral tragué saliva
¿Quién es? preguntó una voz femenina desde el interior
Tardé un par de segundos en reincorporarme y huir escaleras abajo entre
Pelayo estaba aguardándome al final de la calle. Él también había tenido
Los he metido todos en esa papelera señalo una columna de humo que
¿Y por qué tendrían que enterarse? ¿No te habrás creído esa patraña de
Aun así no deberíamos arriesgarnos. ¿Te acuerdas de Nicanor?
Nicanor era un vecino con síndrome de Down al que una vez habíamos
¿A qué viene eso ahora?
Ese ya está cansado de abusar rezongó Pelayo con descreimiento
Un mercedes negro con los cristales ahumados emergió tras un cambio de
No podíamos arriesgarnos más. Así que en la siguiente calle decidimos
La única pega que se le podía poner a esta situación era que restaba
El lugar estaba a rebosar de jóvenes arrebolados indisolublemente unidos a
El trayecto hacia el exterior del pabellón fue una auténtica carrera de
¿Ese tío no es…? dijo Pelayo
Asentí antes de que pudiera concluir la frase
Pelayo resopló con fastidio al ver que nos había descubierto
¿Qué hacemos? consulté con la mirada a Hernán . ¿Nos acercamos a
Hernán también resopló. Los aspavientos de Ramón eran cada vez más
¿Cómo te va? preguntó. El rielar de sus piños marfileños nos cegó
No tan bien como a ti dijo Hernán
se acercó a nosotros al tiempo que extraía unos adhesivos y un fajo de
¿Tan temprano? ¡Si la fiesta acaba de empezar!
Es que ya hemos estado bebiendo antes. Estamos un poco cansados
¿Cansados? ¡Si tuvierais que levantaros todos los días para dar
La propuesta nos cogió absolutamente desprevenidos. Estábamos tan
Sonreí. Una cosa era que se hubieran esfumado todas nuestras posibilidades
Pues supongo que tampoco…
Yo también lo recordaba. La victoria me había convertido en el único alumno
Fui el único que se presentó puntualicé
Aun así. Un voto es un voto
Primero me leeré el programa mentí fingiendo una honestidad que por
Partido Alfa con la intención de etiquetar una nueva remesa de sobres fue a
Belarmino Rana abalanzándose sobre Pepe con las garras extendidas a lo
En aquel momento aún desconocíamos el motivo de la disputa (sabríamos
No hace falta decir que las cosas cambiaron bastante a partir de entonces. Lo
Tal vez lo único positivo de la jornada fuera la incorporación al equipo de
Rana y Nazareth montaban en cólera cada vez que tratábamos de
Antes del tres de mayo de 2003 yo jamás había estado en mitad de un
¿Quieres ser interventor el día de las elecciones? fue su pregunta
Ahora entiendo por qué has terminado aquí dijo con sarcasmo . Los
Recordé que a mi hermana le había tocado en suerte más de una vez ejercer
Pronunció “pera conferencia” con el mismo enardecimiento con el que
Joaquín Prat hablaría de un apartamento en Torrevieja en el programa El
Precio Justo. Casi me convence
Pues tu amigo Pelayo me ha dicho que sí dejó caer
Te lo prometo. Si quieres puedo ponerte en la misma mesa que él…
Tanta amabilidad comenzaba a resultarme sospechosa. Una persona que me
¿Cuál es el truco? inquirí finalmente
No hay ningún truco. ¿Lo tomas o lo dejas?
Nazareth porque Belarmino Rana estaba especialmente susceptible ante
Belarmino Rana se dio cuenta al instante de que faltaba un instrumento en su
¿Cómo le va a las musarañas? preguntó
Todos los empleados dejaron de ensobrar a la vez. Rana se volvió hacia
¿Música? dijo con repugnancia Rana . ¿Acaso te parece esto una
No me arredré. Le tenía más miedo al silencio que a aquel mequetrefe con
Su rostro adquirió un inequívoco matiz ladino al escuchar el adjetivo
El muchacho tiene razón me defendió inesperadamente . Un poco de
El silencio entre ambos se prolongó durante unos segundos mientras sus
¡Que alguien vaya a mirar los fusibles! clamó fuera de sí ¡Aprisa!
Con lo que le habían luchado nuestros mayores por conseguir la democracia
La muchacha de la que me había enamorado en Florencia se llamaba
Premio Goya a la mejor película). Daba un poco de pena que esta amiga mía
Cuando la jornada concluyó y regresé a casa lo primero que hice fue
Language) que exigían la mayor parte de las universidades británicas como
Luego me tuve que tender en el sofá y respirar cinco veces seguidas en
Si el insomnio no me hubiera impedido conciliar el sueño durante toda la
Otro jugoso rumor me lo proporcionó Mari Pili justo antes de abandonar el
Nuestro interés por viajar a Finlandia era del todo incompatible con nuestro
Pepe asintió con cierto regodeo. Nos saludó enarcando las cejas
Kellogs y comprobar que los duendecillos del anuncio de televisión no salían
Empezamos a decorar la ciudad en el mismo barrio periférico donde
Se me cayeron los carteles al suelo del susto. El corazón empezó a latirme
¿La de Florencia? ¿Tu amor platónico?
¿Y no deberías decirle algo? propuso . Llevas más de cinco años
John Sturgess y el día en que un ligue escocés me introdujo en el maravilloso
Were Here de Pink Floyd
Pese a que me apasionaban esos momentos de las películas bélicas en los
¡Carolina! gritó ¡Aquí!
¿Qué coño haces? arreé a mi amigo con un rollo de carteles en la
¡Ya va siendo hora de que te comportes como un hombre! ¿No crees?
Sobre todo en comparación con el empleo de Buda del moroso de alto copete
Nunca hasta entonces había comprendido que para ser feliz bastaba con
A Pelayo todo esto le parecía una excusa barata y pretenciosa. Me acusó de
¿Cómo que y qué? ¡Sois los únicos que habéis podido hacerlo! El resto se
¿No trabajar? preguntó el concejal en actitud claramente sarcástica
Eso es algo que os apasiona a los jóvenes de hoy en día
La cosa se ponía cuesta arriba. Temía perder el control de la conversación de
Rana pareció calmarse un poco
¿Tanto tiempo habéis estado sin empleo?
Me giré en dirección a la puerta de salida y le indiqué a Pelayo mediante un
¡Un momento! escuché la voz de Pepe . Creo que ha habido un
Encaré de nuevo al público con aire altivo. Sus rostros habían cambiado
No tan deprisa se resistió el concejal a aceptar nuestra inocencia
Todavía hay una cosa que no comprendo muy bien. Suponiendo que digáis la
Llegué al aula de la facultad de filología donde tenía lugar el examen un
Algunos estudiosos del fenómeno trataban de excusarlo apelando a las
Toda clase de imágenes absurdas pasaron por mi cabeza durante este
Lo que ya no tenía tan claro era si lograría obtener una calificación igual o
Tendría que aguardar un par de semanas antes de conocer el desenlace
Nadie respondió. Lo intenté hasta tres veces más con el mismo resultado
¡Gonzalo! dijo entonces una voz que me resultaba vagamente
Oye… ¿No nos estamos desviando demasiado? le pregunté
Respondió tomando un desvió por una pista rural embarrada al tiempo que se
Si quieres puedo conseguirte un trabajo acorde con tu talento comenzó a
Me cobijé debajo de un árbol aun a riesgo de que me cayera un rayo y me
Decidí entonces intentar por enésima vez reproducir los ejercicios de yoga
Y siguieron pasando cosas. Al menos a Pelayo y mí. Entre ellas cabe
1. Un perro mordió a Pelayo en la pierna después de que intentara saltar
2. Una anciana armada con una hoz reaccionó de manera similar
3. Sorprendimos a varias parejas compuestas por cincuentón y
Tardó demasiado en contestar. Y yo supe que una reacción así implicaba una
¿Te acuerdas del slogan de Akira?
¿Neo-Tokio está a punto de explotar? dije
Esta vez no se demoró en responder
Pues Neo-Tokio podía ser yo rezongó lapidario
Y luego colgó
La estática que puso punto y final a la conversación sonó más fuerte y aciaga
Mi abuelo solía decir que existen dos tipos de personas: las que nacen con
Tenemos que hablar contigo un momento declaró en voz baja a fin de
Me trasladaron al almacén y me invitaron tomar asiento sobre una caja de
de la sala unas letras con la leyenda: DIRECTED BY QUENTIN TARANTINO
Asentí
Volví a asentir. Ni los profesores ni los alumnos habíamos sabido nunca en
Comencé a entender la naturaleza de la situación. Aquellos hombres
¿Debo entender que quieren ustedes contratar mis servicios como
Me emocioné muchísimo ante las perspectivas reales de formar parte de una
Schwarzenegger blandía en Conan el Bárbaro para servirme con ella mis
Todo el mundo me decía que mi problema estaba en que no defendía mis
Tardé mucho en comprender que precisamente el hecho de que hubiera que
Por supuesto que sí se apresuró a contestar Rana . En este partido
Tampoco hace falta ser periodista para llevarlo a cabo intervino el
Creíamos que te alegrarías de no tener que buzonear ni ensobrar más. Ya
Tanta preocupación por mi bienestar personal estaba a punto de hacerme
¿Y qué hacemos ahora? me preguntó con ese acento suave y meloso
Ni yo le dije introduciendo la llave en el contacto y girándola para activar
Me sorprendió que no opusiera ninguna resistencia a viajar en coche durante
Me vino entonces una pregunta a la cabeza: ¿cómo se explicaba que los
¿Están ustedes locos? bramó el agente una vez hubo llegado hasta el
¡Oh! ¡Vaya! exclamé . Le juro que no me había dado cuenta
El rostro del agente se contrajo en gurruños de suspicacia. Puso la misma
¡Carné y papeles! ordenó
Diego me lanzó una mirada agónica y deduje que su presencia en nuestro
¡El carné y los papeles! repitió el policía en vista de que me había
No tuve más remedio que abrir la guantera y fisgar a tientas en su interior
Noté de nuevo la mirada aterrada de Diego frente a mí. Sonreí para
La verdad es que no lo llevo encima declaré en tono despreocupado
Tal vez si me deja que le explique por qué no la llevo encima podamos
Diego? interpelé a mi compañero a fin de naturalizar al máximo la
El rostro del policía se distendió. Ya no nos miraba como si fuéramos
Comprendo dijo antes de girarse en dirección a Diego . ¿Y usted
¡Ah! ¡Se me olvidaba! exclamó con una afabilidad que poco antes ni
Tranquilo dije . Los saludaremos a ambos
Asintió con tanta intensidad que sus movimientos llegaron a parecerme
El día de mi desvirgamiento como espía electoral tuve la ocurrencia de
Imposible. Tenía la esperanza de que mis superiores se contagiaran de la
Ramón Taboada. El objetivo de todo aquel trabajo no era otro que tomarle el
No hubo más conversación. Sólo escuché cómo refunfuñaba asqueado antes
Aquel encontronazo con mis compañeros me hizo pensar que tal vez lo de mi
Nuestros enemigos políticos tenían varios fortines en la ciudad: uno de ellos
libros y películas favoritas
Salí de casa convertido en un hombre nuevo al que ningún vecino era capaz
Juanjo Calasanz. Buscaba información sobre el programa electoral de su
Hemos pensado que los tradicionales programas escritos están algo
Suscribí cada una de sus palabras con asentimientos. Luego me quité las
Se ruborizó y retiró la mirada. Yo esbocé una sonrisa de satisfacción. Se
Steven Spielberg sobre un estafador de alto copete posteriormente reciclado
Partido Alfa. Sonaba ralentizada y con un ritmo menos sandunguero de lo
Calasanz. Y Juanjo Calasanz era tan crédulo e iluso como el público de los
Impresionante dije
Usted espere aprovechó un fundido a negro para tratar de incentivar mi
Adelante me incitó María a que obedeciera . Es sólo un juego
¿Le ha gustado? escuché que me preguntaba María
Smith me habían conducido hasta una capilla abovedada de colores
Por favor… no vacilé en interrumpir su discurso. Tenía que hacerme con
Se mordió los labios en un gesto dubitativo. Había conseguido que al menos
Tendré que consultarlo con mis superiores dijo poniéndose en pie
Aguarde aquí un momento
El sonido de sus tacones contra el suelo resonó por toda la estancia. Me giré
Me ha dicho María que está usted bastante interesado en conseguir una
Así es respondí tratando de triangular la sonrisa menos avispada de mi
Sus palabras no dejaban margen para el rechazo de la propuesta. Se trataba
Si me alcanza un papel y algo para escribir le daré mis datos encantado
dije con voz templada antes de que me diera tiempo a vacilar . Pero no se
Dalton hubieran tenido dificultades para arrebatarme el papel en un hipotético
Me embargaba la esperanza en el futuro político de nuestra nación cuando
En el despacho no había nadie. Merodeé un rato por el resto del piso pero
¿Hay alguien aquí? pregunté al vacío
Deberías ir al médico dije
Son personas muy ocupadas aclaró
Aún me quedaba una cosa pendiente en la sede del Partido Beta
Aguardé pacientemente en el portal de la zapatería que se encontraba frente
Todo era igual de cool y molón. En especial si luego lo contabas delante de
En la sede del partido todo seguía igual que el día anterior. Incluso la bolsa
La situación no tenía ningún sentido la mirase por donde la mirase. ¿Para
En el momento en que el alcalde en persona entró por la puerta de la sede
Excelente trabajo me dijo alzando los dosieres y la bolsa con expresión
No comprendí cómo iba a hacerlo. Ni siquiera me preguntó el nombre o me
Debió notárseme mucho la autosatisfacción porque Montero se me acercó
¿Y qué hay de los dosieres? protesté
Puedo ir a un cíber propuse
¡No seas así! exclamó al tiempo que introducía la mano derecha en un
Más aun tratándose de una incógnita planteada por un concejal megalómano
Dentro de la carpeta a la que accedí había una colección tan pantagruélica
X. Recordé de pronto cuánto me excitaba su indumentaria mojigata, su carita
Me saqué la verga y me puse a cimbrearla bajo la mesa con ahínco. Volvía a
Santiago no dudaba en dar rienda suelta a su frustración sexual en las
¿Velasco? preguntó confundido al verme usurpando su despacho
.¿Qué haces aquí?
El resto de los ordenadores estaban ocupados Me limpié el sudor y
La mención al Santo Padre evitó que montara en cólera y me echara a
Me permití el lujo de exhalar una bocanada de alivio en vista de que ya se
Hacía muchos años que no me había sentido tan feliz. Y el hecho de que
Mi segunda misión de infiltración en las líneas enemigas comenzó después
Telma me hizo llamar y me dijo con una sonrisa cándida en los labios:
¿Estás preparado?
Depende de para qué respondí
Hoy vas a asistir a tu primer mitin me informó . Necesitamos que afines
Llegué tarde. No deseaba que se me notara demasiado la impaciencia para
Partido Alfa a fin de echarme el ojo. De todo ello se desprendía que lo de
Tanto ellos como el resto de los asistentes fingían que escuchaban a
Amadeo con atención. Su discurso fue un auténtico tostón. Sólo brillaba
Más o menos le respondí . Quería verle en persona. Mi nombre es
En absoluto sonreí . Ha sido un discurso excelente. Perora usted como
Aunque no cabía duda de que era la primera vez que había escuchado la
¡Ojalá todos los jóvenes fueran como usted! corroboró con sus palabras
Bigardo había bloqueado las obras de ampliación de su casa por no
Amadeo escuchó la protesta con atención y acto seguido se apresuró a
Partido Beta. Traté de recuperarlo un par de veces pero no hubo manera. A
Hay que andar con más cuidado dijo
No sé de qué me habla
Tal vez sepas entonces de qué escribes arrojó el cuaderno a mis pies
Me quedé pálido. La garganta se me secó al instante y tuve que deglutir para
No deberías ir dejando pruebas por ahí continúo Roscoe . Cualquier
Le repito que no sé de qué me habla redundé en mi estúpida estrategia
¡Mi nombre es Juanjo Calasanz! Tengo treinta y dos años y trabajo en una
Negar por tercera vez consecutiva la verdad no tendría un gran efecto
¿Cómo…? ¿Cómo ha sabido usted todo eso? me limité a titubear
Recogí mis cosas y me puse en pie. Estaba tan nervioso por mi
En ese caso será mejor que me vaya dije
Roscoe tiró de la pernera izquierda de mi pantalón y me obligó a sentarme de
¿Qué quiere decir? pregunté para asegurarme
Ya… y en cuanto acepte su oferta sacará una grabadora del bolsillo de su
Si aceptas mi oferta eso puede cambiar hoy mismo sus pupilas
La verdad es que salvo ganarse el pan como francotirador profesional no
No es mucho… rezongué . Tendré que pensármelo
Diez euros es casi el triple de tu salario actual precisó él . Un sueldo
El servicio municipal de limpieza cuenta con un departamento dedicado en
¿Becario? repetí escéptico . ¡Mi palabra favorita!
Ésa es mi oferta se parapetó tras una mueca inflexible . O la tomas o la
Siempre y cuando el silencio sea bidireccional no habrá
Roscoe rió. Luego dijo:
Seré una tumba
Yo guardé los dos billetes de cincuenta euros en el bolsillo trasero de mi
Alfa con impaciencia. Me producía un morbo terrible volverme a codear con
Amadeo. Yo hacía como que la conversación no me importaba en absoluto
De entre todas las peripecias que me acontecieron a lo largo de mi relación
Edelmiro Bigardo de los problemas que algunos pacientes del frenopático
Amadeo y no tenía más opción que temer su despertar. Eran personas al
Partido Beta se puso en pie y apuntó con su dedo al intruso
¡Largo de aquí inmediatamente! ordenó muy alterado . ¡Estamos en
La cosa funciono durante un rato… hasta que unos brazos peludos y fornidos
¿No te da vergüenza ser un cerdo fascista que apoya el asesinato
Empecé a sudar con fuerza. Si aquel tipo me había apaleado por utilizar un
Te voy a destrozar dijo el tipo al tiempo que escupía un salivazo contra el
En vista de que San Pancracio estaba demasiado atareado atendiendo las
¡No! ¡Por favor! exclamé . ¡Yo no soy del Partido Beta!
¡Que no! ¡Que no! insistí al borde de la desesperación ¡Que soy un
La cachiporra descendió sobre mis riñones como una exhalación. Grité de
¡Asesino! ¡Puto asesino de mierda! ¡Acabaré contigo!
El propio Amadeo Perlasca me ayudó a levantarme toda vez los agentes
Sonreí con desgana. Mi imaginación echó a volar y aterrizó en un mundo
Nunca me lo había planteado así…
Lo cual demostraba que si a alguien no le interesaba que su quimérico
Su ritmo de promesas por minuto decreció de forma considerable a partir de
Llevaba tan sólo tres días ejerciendo de espía y ya comenzaba a tener serios
Beta? ¿Un doble traidor? ¿O simplemente un hombre sin escrúpulos
Así que el Partido Alfa tiene un gabinete de gobierno más inoperante que
Velasco… ¿Te encuentras bien?
Te comentaba si se te ocurre algún insulto con el que atacar al
¿Clase? ¡A la mierda con la clase! exclamó Telma con virulencia
En ese caso les aconsejo que ataquen por dos flancos dije para evitar
A raíz del éxito de mis improvisaciones tomé la decisión de reducir al máximo
Aquel día no habría habido ninguna novedad digna de mención de no ser
Desde el primer momento en que la vi supe que tenía que hablar con ella. Su
Pelayo y yo levantamos la cabeza a la vez. Ambos nos habíamos hecho un
La excitación por nuestro inminente viaje a Escandinavia y por el ángel de
Ardían las neuronas a causa del exceso de flujo sináptico. Los pensamientos
La tía me gusta explicó . Tiene dónde agarrar y se la ve bastante
No le salían las palabras. O no quería que le saliesen. Me miró cara a cara
… no me hace sentir especial
¿Te has enamorado de ella? pregunté
¡No! ¡Ni mucho menos! exclamó indignado . Es una mera cuestión de
¿Entonces por qué quieres que te haga sentir especial?
Lo que te ocurre es que pretendes ser un romántico sin dejar de ser un
De acuerdo. Mi consejo es el siguiente: donde tengas la olla no metas la
Viva la originalidad…
¿Acaso no estamos metidos ya hasta el cuello en el juego democrático?
Tiene que existir otra alternativa. No quiero pasarme el resto de la
Apliquemos el pensamiento inverso. Igual que yo corro el riesgo de
Tu argumento tendría sentido si lo de la erótica del poder no jugase a su
Pelayo frunció el entrecejo y se rascó la perilla a fin de estimular al máximo
Sobre todo si a la hora de la verdad te haces el avión y no votas aporté
Mi amigo irradió una sonrisa mastodóntica. Luego elevó una de sus manos y
¡Somos unos cracks! dijo ¡Hoy mismo me la paso por la piedra!
La conversación me animó bastante. Siempre había tenido un don natural
No había ni recolectado una sola noticia cuando noté que alguien me estaba
Hola dijo . ¿Quieres que te lea la mano?
hizo una pausa para entrecerrar los ojos . Es posible que en algún
Edelmiro Bigardo había gustado mucho al público (lo cual no me sorprendió
En estos momentos no creo que podamos permitirnos un gasto de esa
Pues en mi modesta opinión cualquier otra iniciativa está condenada al
Mi rotundidad los descolocó. Se miraron una vez más y al término del
¿Sin alcohol? protesté . Creía que lo que querían ustedes era captar al
¡Ni soñarlo! apuntó Montero inquieto . Si ofrecemos barra libre de
Partido Beta por donde más les duele: su falta de sintonía con la juventud
Tiene razón rezongó su mujer
Lo estudiaremos
Tantos días ausentándome de los mítines del Partido Beta terminaron por
Partido Alfa había organizado una cena para sus afiliados en el Palacio de
Partido Beta prácticamente implorándome que me quedase con ellos para
Giró la cabeza hacia otro lado e hizo cómo si no hubiera escuchado nada en
¡Esto es un ultraje! exclamé entonces henchido de cólera . ¡Usted no
Alguien salió del edificio en estado de embriaguez incipiente. Reconocí al
Voy a echar una meada le dijo a uno de los custodios . ¡Que nadie me
Belarmino se volvió hacia él muy enfadado y berreó:
Luego caminó hasta la primera esquina y se dispuso a cambiarle el agua al
Nadie más pareció advertir mi presencia. Estaban muy ocupados poniéndose
¿Qué coño haces? protesté mientras pugnaba por expulsar su lengua de
¡Cállate! volvió a besarme . ¡Te voy a poner a vivir!
Su declaración de intenciones culminó con un empujón que dio con mis
Traté de zafarme
¡Pues este no es el tipo de bien que recomienda mi manual de karma!
protesté yo
¡Me pones a mil! escuché la voz de Pelayo al otro lado de la puerta
¿Ah sí? respondió una voz rijosa de mujer
¡Joder si me pones! insistió Pelayo . ¡Me van a reventar los huevos!
La mujer se rió y a continuación dijo:
¡No! ¡Todavía no! Hasta que me digas a quién vas a votar no dejaré que
Di un respingo sobre el retrete. Mari Pili estuvo a punto de caerse. Si la mujer
Dime… ¿Me votarás?
De lo que estaba a punto de salir de su boca dependería su condena o su
El fin de su sensacional respuesta coincidió con un gemido de placer casi
¡Que más da! me susurró al oído antes de sorberme el pabellón auditivo
La dejé hacer. Si nos poníamos a discutir era posible que me quedará sin
La chica me llevó a una especie de habitación donde había una cama con
Faltaban exactamente cinco días para el final de la campaña (suponiendo
Era posible que el Partido Alfa encontrara en cualquier momento alguno de
A-ha…
Sólo estaba calentando
No seas burdo me espetó . Existen otras formas más sutiles de hundir
La referencia despectiva a Rana me sorprendió muchísimo pese a que
¿Como cuáles? inquirí
Germán deslizó otra de las papeletas azules sobre la mesa. La recogí y me
Observa bien
Volví a repasar el contenido de aquel trozo de papel concienzudamente dos o
Este tipo de papeletas son bastante fáciles de falsificar. Sólo se necesita
Comprendí de este modo que el cambiazo que acababa de presenciar
parte de los días anteriores
Por descontado dije haciéndome con un montoncito de sobres y
Al quedarme junto a Germán hasta la una de la madrugada del día anterior
Nuestro trabajo como cuarto comando era probablemente el más agradable
CD-ROM multimedia envasado en un trozo de plástico con la cara de
Edelmiro Bigardo estampada en su superficie
Ya en nuestra primera parada advertimos que los lugareños reaccionaban
Pepe ladeó la cabeza en mi dirección y me preguntó si me encontraba bien
Mientras la furgoneta se perdía en el horizonte y los últimos rayos de sol
Mi capricho bucólico-campestre tuvo como principal consecuencia la pérdida
Eran aproximadamente las once de la noche cuando decidí regresar a la
Abandonamos el local a las doce menos veinte. Cuando llegamos a nuestro
Todo cambió con un agudo chirrido de ruedas a nuestras espaldas. Nos
¡Nos preocupamos por reservaros un espacio y nos pagáis tocándonos los
Los del Partido Delta se recompusieron y contraatacaron. Eran dos contra
¡Tu partido sí que es una pocilga! exclamó el recién llegado . ¡Y los de
Partido Beta . ¡No pasarán!
¿Necesitas que te paguen para luchar por tus ideales? ironizó el barbudo
¡Por mí cómo si te autoinmolas introduciéndote por el ojete barrenos
Sonó la sirena de un coche de policía antes de que pudiera producirse una
¡Ya casi lo tenía! protestó . ¡No es justo!
libro de autoayuda de por medio u otro tipo de manipulación sibilina. Nada
Perlasca o viceversa. No llegamos a una conclusión clara porque tampoco
Si mañana os pasa cualquier cosa no quiero saber nada de vosotros dijo
Nazareth nos había mentido al inicio de la campaña: sí que había truco en lo
Amadeo se debatía entre echarme en cara mi desvergüenza (aunque esto
Era su particular manera de proclamar a los cuatro vientos que no había
Ahora es nuestro turno para votar
Toda la mesa frunció el entrecejo con asombro. Se hizo un silencio sepulcral
Eso ni lo sueñe dije con rotundidad a pesar del miedo que comenzaba a
En realidad no tienen por qué hacerlo habló el interventor del Partido
En efecto ratificó el representante del Partido Gamma
Será mejor que llame a vuestro apoderado propuso
El susodicho hizo acto de presencia segundos más tarde. Cuando le
Tenéis que votar ordenó en tono censor . No podéis trabajar para un
Que yo sepa vivimos en una democracia donde uno puede reservarse su
Pelayo sin importarle lo más mínimo las posibles represalias . La
¡Sois unos mercenarios! dijo el apoderado mientras marcaba un número
La decepción general alcanzó unas cotas tan elevadas que al final acabamos
Podredumbre beneficie a todo el mundo menos a mi (después de casi cinco
(pulsaría el botón rojo sin dudarlo en caso de que me lo propusieran). Hasta
Nota del autor ………………………………………………………………….. 7
El último tren …………………………………………………………………… 9
Orgullo e insensibilidad ………………………………………………………40
Democracia a domicilio ……………………………………………………...46
Chicas nuevas en la oficina …………………………………………………69
Sin perdón …………………………………………………………………… 72
Same shit, different day ……………………………………………………..80
Encrucijada ……………………………………………………………………85
Desastre ecológico ………………………………………………………….89
Bajo la higuera ……………………………………………………………..109
Ascenso ……………………………………………………………………..123
Infiltrado ……………………………………………………………………..140
El onanista en el despacho …………………………………………..…...165
Agente doble ……………………………………………………………..…179
Asalto a la iglesia de San Pancracio ……………………………………..197
Waterloo desde la ventana ………………………………………………..208
Cizaña ……………………………………………………………………..…212
El factor lapón ………………………………………………………….……217
Deus ex Machina ……………………………………………………………221
Noche de fiesta …………………………………………………………..…233
Tongo para dos ……………………………………………………………..248
Heraldos de la modernidad ………………………………………………..253
Reflexionando ……………………………………………………………… 267
El día en que intervinimos peligrosamente ………………………………271
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Oskar Goeth DEMOCRATA-A-SUELDO

Oskar Goeth DEMOCRATA-A-SUELDO

Ratings: (0)|Views: 251 |Likes:
Published by Jane Hampstead

More info:

Published by: Jane Hampstead on Mar 29, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/09/2013

pdf

text

original

You're Reading a Free Preview
Pages 6 to 94 are not shown in this preview.
You're Reading a Free Preview
Pages 100 to 101 are not shown in this preview.
You're Reading a Free Preview
Pages 107 to 140 are not shown in this preview.
You're Reading a Free Preview
Pages 146 to 201 are not shown in this preview.
You're Reading a Free Preview
Pages 207 to 280 are not shown in this preview.

Activity (3)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Cliffhanger added this note
Hola Jane, te escribimos desde nuestra editorial, que posee los derechos sobre la obra, para pedirte que borres el documento de la novela, dado que es una versión antigua y en la actualidad nos encontramos comercializándola. Gracias-

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->