Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
1Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Agenda pós-neoliberal - Ed. 5

Agenda pós-neoliberal - Ed. 5

Ratings: (0)|Views: 183|Likes:
Published by Ibase Na Rede

More info:

Published by: Ibase Na Rede on Mar 29, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

03/29/2011

pdf

text

original

 
Fórum Social Chileno, Chile, 19 a 21 de novembro de 2004Um projeto Ibase, em parceria com ActionAid Brasil, Attac Brasil e Fundação RosaLuxemburgo
América latina:salir del neoliberalismo, hacia un nuevo modelo
José Cademartori I.Enero 2005La denominación de capitalismo “neoliberal” como la etapa que ha caracterizado laeconomía latinoamericana desde la década de los ochenta hasta el presente haalcanzado una amplia aceptación entre los economistas críticos del continente y deotros países. Así también, para referirnos a los rasgos dominantes en la economíamundial, un gran consenso se ha formado en torno a los términos de “globalizaciónneoliberal” o capitalismo neoliberal, destacándose el papel del capital transnacional.No se trata de sustituir otros rasgos, como la naturaleza monopolista e imperialistaque el capitalismo adquirió a fines del siglo XIX , según los clásicos análisis deHobson, Hilferding, Luxemburgo y Lenin, los cuales mantienen plenamente suvigencia.En una breve síntesis, el neoliberalismo propugna el abandono del estado de susresponsabilidades sociales como la salud, la educación, la previsión, el plenoempleo y la nacionalización de los recursos naturales básicos, a la vez que otorgatoda clase de subsidios y normas que privilegian a los sectores más poderosos delcapital. Las privatizaciones de servicios y empresas estatales, el desmantelamiento
 
de los derechos laborales, el abandono de la protección a la industria y agriculturanacionales y su reemplazo por el “libre” mercado, donde imperan los monopolios y lainversión privada transnacional, son otras tantas expresiones de las políticasneoliberales. A lo largo del último decenio, los perdedores -vastos sectores deasalariados, pequeños empresarios, trabajadores de la cultura, jóvenes, mujeres ypueblos indígenas- han tomado conciencia de sus consecuencias. Hoy se reconoce,hasta en el Banco Mundial, que la pobreza absoluta se ha intensificado en muchospaíses, se ha incrementado la precariedad de la vida laboral, se ha hecho cada vezmás injusta la distribución de la riqueza y los ingresos. El libre mercado ha traídoaumentos brutales de las jornadas de trabajo y del desempleo, descomposición dela familia y expansión del narcotráfico y de la delincuencia. Las crisis clicasinherentes al capitalismo, acentuadas por la globalización y la especulaciónfinanciera, se han hecho más frecuentes y más profundas.En Latinoamérica, el modelo económico neoliberal exigió cambios políticosregresivos. Los golpes de estado y las dictaduras militares fueron determinantespara su implantación en diversos países. En otros casos, para llevar a la práctica elConsenso de Washington, los regímenes civiles adoptaron marcados rasgosantidemocráticos, expandieron los aparatos y las leyes represivas para enfrentar lasmanifestaciones de descontento, concentraron y uniformaron los medios decomunicación masiva, acentuaron el presidencialismo, la tecnocracia, debilitaron lafacultades fiscalizadora, restringieron las opciones electorales de los disidentes yredujeron los derechos sociales. El resultado ha sido el desprestigio de lasdemocracias neoliberales que se extiende a los gobiernos, al parlamento, al aparatojudicial y deslegitima los mandatos electorales mediante un crecienteabstencionismo de la ciudadanía, ante opciones que sólo son más de lo mismo. Lacorrupcn que asoma constantemente en los ámbitos del poder alimenta ladesconfianza en los políticos y en los partidos que se turnan o reparten el poder, sinque se vean los cambios positivos que prometen los candidatos y reclaman lasbases sociales. Las crisis políticas y la ingobernabilidad han proliferado en elcontinente: levantamientos populares, renuncias presidenciales forzadas,decadencia de los partidos otrora reformistas que traicionaron a sus bases
 
populares para adoptar la agenda patronal y transnacional. No es casual la apariciónde nuevos movimientos sociales y políticos y nuevos líderes que se comprometen areestablecer los derechos democráticos y sociales, salir del modelo libremercadista ydefender la independencia nacional, ante las presiones del imperio del norte.
Venezuela
es el caso más temprano y más avanzado del proceso que va desde lacrisis de la institucionalidad, hasta el comienzo de un nuevo paradigma: Desde elcaracazo, (la rebelión popular y la masacre de 1989) contra las brutales medidasantipopulares del segundo y corrupto gimen de C.A.rez, sumados a lassublevaciones militares del 93 que desembocaron en la destitución de esemandatario, hasta el referendum masivo del 2004 que reafirla voluntadciudadana de avanzar hacia una alternativa al neoliberalismo. Hitos de este procesode cambios fueron, la primera victoria presidencial de Hugo Chávez en 1998 quesepultó el reparto bipartidista del poder, mantenido por más de 30 años; la nuevaconstitución democrática que amplió los derechos populares en el 2000; el triunfosobre el golpe de estado de abril del 2002, la superación del golpe petrolero y lareconquista de la industria para la nación en 2003, la atención prioritaria de lasnecesidades sociales postergadas y el establecimiento de funciones reguladoras delestado en la economía, en el comercio exterior y en el sistema financiero. A ello sesuma el renacimiento de la estrategia bolivariana por la integración latinoamericana.El nuevo gobierno de
Argentina
surgió después de la catástrofe económica a quecondujo el modelo aplicado por Menem y De la Rúa y que desembocó en la mássevera crisis política del país. En
Brasil 
, el intento de continuar el neoliberalismo deH.Cardoso fue derrotado por una amplia coalición de centro-izquierda con uncategórico respaldo popular. En ambos países se asiste a un viraje positivo enpolítica exterior, no exento de vacilaciones y de resistencias. Ambos gobiernospresentan diferencias entre sí, de acuerdo con las correlaciones políticas iniciales.También con respecto a Venezuela, especialmente en lo que respecta a la decisiónpara enfrentar a las fuerzas retardatarias, llevar a cabo los cambios internosprometidos y estimular el protagonismo popular. Por un lado, el Presidente Lula hainaugurado una potica exterior amistosa hacia Cuba y de cooperación con

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->