Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Finis Gloriae Mundi - Fulcanelli

Finis Gloriae Mundi - Fulcanelli

Ratings: (0)|Views: 56|Likes:

More info:

Published by: Sergio Hidalgo Varela on Apr 02, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/05/2013

pdf

text

original

 
FINISGLORIAEMUNDI
Fulcanelli1999
1
 
SUMARIO
Prefacio: Jacques d'ARESFINIS GLORIAE MUNDI IntroducciónFulcanelli: Finis Gloriae Mundi- La inversión de los polos- El secreto alquímico- Errores sobre el sujeto de los sabios- La Tabla de Esmeralda- Las resistencias de la materia- Ni s ni menos- Multiplicación
Nota introductoria, Jacques d'Ares
Confieso haberme quedado sorprendido -y no es para menos, incluso debo decir queme quedé estupefacto- cuando a finales de julio de 1999 recibí una larga carta fechadaa 25 de julio de 1999 a la que se adjuntaba un manuscrito que llevaba por título FinisGloriae Mundi. Busqué inmediatamente la firma de esta carta y mi sorpresa semultiplicó cuando leí la última línea:
Suyo, Fulcanelli - Frater Adeptus Heliopolitensis.
Ciertamente conocía muy bien la obra firmada "Fulcanelli" gracias a mi fiel amigoEugenio Canseliet a quien tuve el honor -y después el placer- de encontrar por primera vez en 1934 gracias a Paul Le Cour, cuando yo tenía nueve años.Me acordaba de la primera frase del Prefacio de Eugène Canseliet a la segundaedición de Las Moradas Filosofales, escrita en febrero de 1958 y publicada en 1960en las ediciones Champs Elysées Omnium Litteraire. Tanto más cuanto que elfundador de esta editorial, Jean Lavritch, que se había casado con Sonia Bentkousky,una amiga de mi madre, había sido el editor de Paul Le Cour. A través de este últimofue además como Eugène Canseliet había conocido "L’Omnium Litteraire".Me permito recordar esta primera frase:"Las Moradas filosofales que tenemos el honor de prologar de nuevo no debía ser elúltimo libro de Fulcanelli. Con el título de Finis Gloriae Mundi (El fin de la gloria del2
 
mundo) existía una tercera parte que su autor retiró y que hubiese elevado la obradidáctica a la trilogía alquímica más extraordinaria"Eugène Canseliet me había dedicado esta segunda edición."A Jacques d’Ares, como testimonio de fiel afecto,esta obra que ya conoce bien, y en la que un Filósofo-Adeptoexamina para nuestro siglo la Ciencia que constituyeel fundamento material de la Filosofía atlante.Avenida de los Campos Elíseos,este viernes 9 de septiembre de 1960.E. Canseliet".De hecho yo ya conocía no sólo Las Moradas Filosofales sino igualmente El misteriode las Catedrales, habiéndolas leído en su primera edición, una y otra dedicadas por Eugène Canseliet a Paul Le Cour (Tuve la suerte insigne de vivir junto a Paul LeCour desde 1933 hasta su muerte en 1954). Estos volúmenes desaparecieron cuando,en mi presencia, el autor de La era de Acuario sufrió, un registro de la Gestapo que sellevó un número importante de obras de su biblioteca.Paul Le Cour había sido el primero en los medios filosófico-esotéricos de la época enreseñar El misterio de las catedrales en enero de 1927, en la revista AEsculape en laque colaboraba. Igualmente apareció un amplio resumen de Las Moradas Filosofalesfirmado por Paul Le Cour en 1931.La carta del 25 de julio a mí dirigida empezaba así:"Muy querido Jacques:"He aquí una manera muy particular de felicitaros en vuestro santo; esperamos sinembargo que el don que representa no pese en absoluto sobre vuestra conciencia.Hemos decidido enviaros nuestra última obra. No es, aunque lleva el mismo título, laque retiramos a nuestro leal y muy buen discípulo Eugène Canseliet, hace ya de esomás de 70 años. Nos pareció entonces que si habían llegado los signos de hacer públicos el modus operandi de la vía seca, los tiempos no estaban, ¡ay!, todavíamaduros para desvelar arcanos del ars brevis. Nuestra prudencia fue ampliamenteconfirmada por la llegada y crecimiento de esa plaga inmunda que fue el nazismo."-1-Más adelante la misma carta precisa:"Así que hemos vuelto a poner en el bastidor nuestro Finis Gloriae Mundi liberado delas escorias de la inexperiencia y teniendo en cuenta las más recientes locurashumanas. Publíquela Vd. a su conveniencia, pues nos es penoso volver sobre nuestraspropias huellas volviendo a tomar el nombre de Fulcanelli que drena ya demasiadasquimeras románticas para que nuestra serenidad se mantenga. Pero como sin duda3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->