Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
A Cont Rape Lo _Contra Ramonet

A Cont Rape Lo _Contra Ramonet

Ratings: (0)|Views: 410|Likes:
Published by José Javier León
Seguimiento al artículo de Ignacio Ramonet «Libia: Lo justo y lo injusto» (http://www.aporrea.org/internacionales/a120728.html) en el que el intelectual de «izquierda» valida la jerga, la posición y los crímenes de la derecha mundial fascista
Seguimiento al artículo de Ignacio Ramonet «Libia: Lo justo y lo injusto» (http://www.aporrea.org/internacionales/a120728.html) en el que el intelectual de «izquierda» valida la jerga, la posición y los crímenes de la derecha mundial fascista

More info:

Categories:Types, Reviews
Published by: José Javier León on Apr 03, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/02/2012

pdf

text

original

 
A contrapelo
Seguimiento al artículo de Ignacio Ramonet «Libia: Lo justo y lo injusto»(http://www.aporrea.org/internacionales/a120728.html) en el que el intelectual de«izquierda» valida la jerga, la posición y los crímenes de la derecha mundialfascistaPor
José Javier León
1 de abril de 2011
«Hoy me voy a tratar de dormir a las 2 a.m. nuevamente,pero con la peor de las amarguras... He visto personasmatarse unas a otras por dos banderas de un mismo país,una y otra y otra vez durante el tiempo que he estado enLibia. He visto a periodistas mentir a mi lado, no grabar, noescribir, no reportar, hablar de cosas que no ven y mepregunto si esta noche podrán dormir tranquilos.»Jordan Rodríguez (corresponsal de Telesur), en el post
La estupidez no tiene límites... Bravo al premio Nobe 
l,http://jordannrodriguez.blogspot.com/  
1. Escribe Ignacio Ramonet: «…a la operación Amanecer de la Odiseacomenzada el pasado 19 de marzo». Siguiendo la jerga de los mediosoccidentales, llama al ataque indiscriminado, irracional y criminal«Operación», como si en efecto se tratara de una campaña militar yademás, legítima. La presión, el chantaje, el terror, el robo, son encubiertospor la terminología al uso –a la cual los medios de derechas y de izquierdasse suman indistintamente- de los poderes que gobiernan al mundo. Sucedelo mismo con Serge Halimi en artículo de
Rebelión 
publicado hoy 1 de abril:«El hecho de que Estados Unidos, Francia y el Reino Unido hayan tomadola iniciativa de una resolución del Consejo de Seguridad que
autorizarecurrir a la fuerza
contra el régimen libio, no basta para descalificarla deentrada.
Un movimiento de rebelión desarmado y enfrentado a unrégimen de terror
, a veces se ve obligado a dirigirse a una policíainternacional poco recomendable.»(http://www.rebelion.org/noticia.php?id=125645).2. «La caída del muro del Miedo en las autocracias árabes es el equivalentecontemporáneo de la caída del muro de Berlín». Como se ve, Ramonet secomió el cuento de «la caída del muro de Berlín», como si esta se hubieratratado de un «triunfo» de la «libertad». Decir como tantos que hay un antesy un después a la caída de dicho muro, es lo mismo que afirmar que hay unantes y un después de la caída de las Torres Gemelas, cuando ya noquedan dudas del derrumbe provocado, como antesala a las operacionesque se vienen sucediendo sobre el mundo árabe (Irak, Afganistán), de lascuales Libia no es sino un capítulo más, sin contar que el mismo Gadafidenunciaba la participación de Al Qaida en las operaciones militaresrebeldes. De ahí que señalar la caída del muro como de un terremoto
 
mundial, no es sólo ingenuidad y propaganda, frase que hoy habría queconfrontar con la celebración de los 80 años de Gorbachov y su fiesta defamosos. Como reseña la prensa política-rosa: «Entre las estrellas deHollywood asistieron Kevin Spacey, Goldie Hawn, Milla Jojovich, el exgobernador de California, Arnold Schwarzenegger, el entrenador de laselección de fútbol de Inglaterra, el italiano Fabio Capello; y el ex primerministro británico John Major.»(http://www.andina.com.pe/Espanol/Noticia.aspx?Id=6oBkk2i0ntY= )3. «…arco de todas las crisis». ¿Cómo se llama eso de nombrar crisis a lasoperaciones cubiertas y encubiertas que llevan a cabo el imperionorteamericano y sus aliados para apoderarse embozadamente o sinempacho de las reservas petroleras del medio Oriente y el norte de África?La palabra crisis aquí, suena igual que en los países latinoamericanos. Tanfalsa como hablar de la crisis política en Honduras, en la Bolivia de lamasacre de Pando, en Ecuador cuando el golpe de Estado a Correa, o enel 2002-2003 a Chávez. En ninguno de estos casos es legítimo hablar de«crisis» política, tal término –eufemismo en realidad- sólo oculta lasoperaciones de inteligencia, intervención, sabotaje y terrorismo que losagentes del imperio llevan a cabo en los países objetivo de sus intereses.Armar a los «rebeldes» libios, entrenarlos y filtrar elementos de inteligencia(exactamente mercenarios) en Libia, ha sido parte de las opciones que hanpresentado los voceros de la «coalición». ¿Eso se llama «crisis» política?4. «Desde la paz de Westfalia en 1648, la doctrina geopolítica establece quela soberanía de los Estados es intangible en virtud del principio de no-injerencia, y que un Gobierno, sea cual sea el modo en que llegó al poder,tiene total libertad de hacer lo que quiera en sus asuntos internos.Semejante idea de la soberanía -que sigue siendo dominante- ha vistoerosionada su legitimidad desde el final de la Guerra Fría en 1989. Y ello ennombre de los derechos de los ciudadanos, y de una concepción más éticade las relaciones internacionales.» A quién no le gustaría vivir en el planetadonde vive Ignacio Ramonet. Allí existe y se respeta la idea de soberanía,hoy desbordada, dice, por un despliegue mayor de los «derechosciudadanos» (con los cuales los Estados, es decir, las trasnacionales, biense limpian el culo, sobre todo si se trata de los «derechos» de los«ciudadanos» de Europa) y por relaciones internacionales más éticas. ¡Porfavor!5. «Las dictaduras, cuyo número se reduce de año en año…» A esteperiodista estrella le deben dar un premio a la ingenuidad. ¿Qué dirá delrégimen que se impuso no más salió Mubarak? ¿O qué dirá de Lobo, el deHonduras?6. «Basado en este razonamiento [sobre el respeto a los derechosciudadanos], se desarrolló en los años 1990, el concepto de derecho deinjerencia o deber de asistencia que condujo, pese a aceptables pretextosde fachada…». ¿Esta es no es la legitimación de las actuales ocupacionesmilitares llevadas a cabo por EEUU en países devastados bien pordesastres naturales, bien por desastres militares? ¿Cuándo habla de«aceptables pretextos» intenta afirmar que existen razones justas para
 
intervenir en países que tienen como el sentido común afirma, derecho asolucionar internamente sus problemas?7. «Pero tan trágicos fracasos no han interrumpido la idea de que un mundomás civilizado debe ir abandonando una concepción de la soberanía internaestablecida hace casi cuatro siglos en nombre de la cual poderes noelegidos democráticamente han cometido (y cometen) incontablesatrocidades contra sus propios pueblos.» Si Irak o Bosnia fueron errores,ello no implica que los mismos no puedan ser corregidos, es decir, que si laintervención y la inherencia se llevan a cabo sin perjuicio de los derechoshumanos, pues bien, vengan las intervenciones humanitarias. Total, elEstado que nació de Westfalia ya está caduco, y hoy como todos sabemos,quienes gobiernan son las trasnacionales, por encima de las fronteras ydemás atavismos nacionalistas.8. Sobre los ataques del gobierno de Gadafi a su población, Ramonet inventa(más bien repite) una frase curiosa (¿o fue un problema de traducción?) Lafrase es: «…esa insurrección tripolitana,
retransmitida por decenas detestigos oculares
…» ¿Qué significa esto? Fue realmente retransmitida portestigos oculares? ¿Alguien o algo la transmitió, pero seguidamente fue re-transmitida por testigos? ¿Testigos de qué? ¿De la trasmisión? ¿De loshechos? Y a todas estas, las imágenes, solamente las vieron los talestestigos y en estos confió «ciegamente» Ramonet. Por otro lado, compararel «Tripolitazo» con el Caracazo cumple la función de homologar dosexperiencias totalmente distintas. En Venezuela, por aquellos años, elhambre era tal que sectores de la población optaron por la comida paraperros, ni de cerca es la situación en Libia. Ramonet eso sí, utiliza eseejemplo para meternos una cabra o un gato por liebre. Quiere legitimar sudiscurso intervencionista y Otanista con ese doloroso referente, pero sólopara mover a la izquierda –y a los venezolanos en especial- a crear unmuro de silencio contra y en definitiva de complicidad a favor de lasOperaciones del Amanecer que no tienen otro objetivo que darle petróleo aEuropa gratis amén de una presencia político militar en África que reafirmesu contrahecha hegemonía en la región. Ello se oculta detrás del criminalleguleyismo de la intervención para evitar crímenes contra los ciudadanoslibios.9. Por otro lado, Ramonet no se refiere al golpe mediático propinado porTelesur, que desmintió los bombardeos, y mostró muy al contrario de lo queafirma el periodista estrella de
Le Monde 
, el júbilo y la defensa del pueblode Trípoli a su jefe, defensa del que sí ha sido testigo ocular nuestroembajador en Libia, precisamente en Trípoli. Nadie ha visto imágenes de la«brutal» represión, pero las fuentes fidedignas son -¡y cómo no confiar enellas!- ONG que se encargan de velar por los derechos humanos (sobretodo si defender estos derechos aporta réditos a las trasnacionales de losalimentos, de la energía, de las medicinas, etc.)10. A continuación, algunas citas que dan cuenta de la exactitud de las fuentesdonde se alimentan textos como el de Ramonet, reverenciada instituciónperiodística: «En Tobruk, cerca de la frontera con Egipto, diez egipciosmurieron baleados por “bandas armadas, de mercenarios libios”,
indicó un

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->