Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword or section
Like this
30Activity
×

Table Of Contents

0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Abbagnano - Historia de La Filosofía II (s. XVII-XVIII)

Abbagnano - Historia de La Filosofía II (s. XVII-XVIII)

Ratings: (0)|Views: 31,836|Likes:
Published by Teresita_Carre
Buena Traducción!
Buena Traducción!

More info:

Categories:Types, Reviews
Published by: Teresita_Carre on Apr 04, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

08/03/2013

pdf

text

original

 
NICOLÁS ABBAGNANOHISTORIA DE LAFILOSOFIA
Volumen 2La filosofía del RenacimientoLa filosofía moderna de los siglos XVII y XVIIITraducción deJuan ESTELRICHJ. PEREZ BALLESTARHORA, S.A.BARCELONAVersión española de la última edición italiana de la STORIA DELLA FILOSOFIA, deNicolás Abbagnano, publicado por UTET (Unione Ti-pografico-Editrice Torinese).1.' Edición, 1956. Montaner y Simón Reimpresión, 1962. Montaner y SimónReimpresión, 1968. Montaner y Simón 2.' Edición ampliada, 1975. Montaner y SimónReimpresión, 1978. Montaner y Simón 3.' Edición, 1982. Hora, S.A. Reimpresión,1985. Hora, S.A. Reimpresión, 1990. Hora, S.A. 4.' Edición, 1994. Hora, S.A.PARTE CUARTA LA FILOSOFÍA DEL RENACIMIENTOEsta obra ha sido impresa sobre papel reciclado.Reservados todos los derechos. Ninguna parte de este libro puede ser reproducida,almacenada en un sistema de informática o transmitida de cualquier forma o por cual-quier medio electrónico, mecánico, fotocopia, grabación u otros métodos sin previo yexpreso permiso del propietario del copyright.Q¿ 1994, Hora, S.A. Castellnou, 37 – 08017 BarcelonaDepósito legal: B-24.677-1994 ISBN: 84-85950-06-2 (obra completa). ISBN: 84-85950-04-6 (volumen 2).Impresión: Tesys, S.A. Manso l5-17 – 080l5 Barcelona Impreso en España – Printedin SpainCAPITULO IRENACIMIENTO Y HUMANISMO332. EL PROBLEMA HISTORIOGRAFICOA partir de la segunda mitad del siglo XIV, literatos, historiadores, moralistas ypolíticos insisten unánimemente, en Italia, sobre el cambio radical que parecía habertenido lugar en la actitud de los hombres frente al mundo y a la vida. Están
 
convencidos de que ha comenzado una nueva época que constituye una ruptura radicalcon el mundo medieval, y tratan de explicarse a sí mismos el significado del cambio.Este significado lo interpretan ellos como el “renacimiento” de un espíritu que fuepropio del hombre en la edad clásica y que se perdió durante la Edad Media: unespíritu de libertad, por el cual reivindica el hombre su autonomía de ser racional y sereconoce profundamente inserto en la naturaleza y en la historia y decidido a hacer deellas su reino. Desde el punto de vista de estos escritores, el renacimiento es unregreso a lo antiguo, un reapropiarse del poder y de la capacidad que los antiguos (osea, los griegos y los latinos) habían poseído y ejercitado: pero un retorno que consisteno en la mera repeticion de lo antiguo, sino en la reanudación y prosecución de lorealizado por el mundo antiguo. Son muchísimas las figuras del Renacimiento italianoque expresan estas convicciones de una u otra manera, pero puede decirse que cadanuevo descubrimiento de material documental permite darse mejor cuenta de laextensión en que participaron de ellas los escritores y personajes de la época.Estos testimonios se han visto apoyados por imponentes fenómenos culturales: elnacimiento de un arte nuevo, esplendido en la variedad y en el valor de susmanifestaciones; una nueva concepción del mundo; una ciencia que, desde entonceshasta ahora tenía que dar frutos estupendos; un nuevo modo de entender la historia, lapolítica y, en general, las relaciones entre los hombres. Todos estos testimonios fueronadmitidos durante larpo liempo al pie de la letra y han servido de fundamento para laperiodizacion histórica de la civilización occidental.Sin embargo, la historiografía filosófica no se limitó, ni podía hacerlo, a tomar nota dela contraposición que los propios humanistas trataron de establecer entre su época y laEdad Media. Si una parte de esta historiografía ha aceptado esta contraposición comohilo conductor para la interpretación de las doctrinas y de las figuras que dominan laescena del siglo XV, la otra en cambio ha puesto de relieve la continuidad que existeentre este sigl'o y ¿os anteriores. Sin embargo, es muy cierto que, desde el punto devista de la10 FILOSOFIA MODERNAexactitud histórica, no se puede establecer la interpretación del humanismo y delRenacimiento sobre la base de una antí tesis entre el “hombre medieval” y el “hombredel Renacimiento”. No es posible considerar el Renacimiento como afirmación de lainmanencia frente a la trascendencia inedieval, de la irreligiosidad y pel paganismo,del individualismo, del sensualismo, del escepticismo, frente a la religiosidad, aluniversalismo, al espiritualismo y al dogmatismo de‘ la Edad Media. En elRenacimiento no faltan, más bien abundan, motivos netamente religiosos,afirmaciones enérgicas de la trascendencia, aceptación de elementos cristianos ydogmáticos; y muchas veces estos elementos y estos motivos están enlazados conelementos y motivos opuestos, en formas complejas, de las que resulta difícildeterminar el centro de gravedad y el significado total. También es fácil entender elsignificado de las polémicas que agitan la vida cultural del Renacimiento: la queentablan los humanistas en nombre de la elocuencia y de la antigua sabiduría clásicacontra la ciencia, y la opuesta, emprendida por los sostenedores de la ciencia contra laelocuencia; la suscitada entre platónicos y aristotélicos y la que se desarrolla en elmismo seno de los aristotélicos, entre alejandrinistas y averroístas. Es evidente queninguna de esas posiciones polémicas tomada por sí sola representa el Renacimiento,y, por lo tanto, no es posible ver en esto tan sólo la reacción de la sabiduría y de laelocuencia, ni la de la ciencia contra la elocuencia; ni la reivíndicación del platonismocontra el aristotelismo medieval, ni el resurgir del aristotelismo científico contra latrascendencia platonizante. Lo que debe intentarse primeramente es comprender el
 
Renacimiento en su totalidad, y, por tanto, determinar el terreno común del que naceny en.el que radican las opuestas tesis polémicas;333. EL HUMANISMOLa primera de estas polémicas, entre sabiduría clásica y ciencia, ha sido presentada aveces como antítesis entre Humanismo y Renacimiento.Puesto que del Renacimiento surge el origen de la nueva ciencia de la naturaleza, lapolémica contra la ciencia, iniciada por Petrarca, ha sido interpretada como defensa dela tFascendencia reliposa y de la sabiduría revelada contra la libertad de investigacióncientífica. Pero la defensa de la sabiduría clásica, inspirada en la convicción (que esuna herencia de la Patrística) del perfzcto acuerdo de la misma con la verdad reveladadel cristiani;mo, ¿s bastante más antigua que el Renacimiento y nunca fue olvidadapoi la Escolástica: así, pues, el Humanismo sería la fuerza que combate y retrasa eladvenimiento del verdadero espíritu renacentista, que, como reivindicación de lalibertad de investigación, sería la continuación del aristotelismo y del averroísmomedievales. Humanismo y Renacimiento, aun en su antítesis, serían así reducidos aactitudes propias del espíritu medieval; esto, aun permitiendo comprender lacontinuidad histórica, que tiene que haber, entre la Edad Media y la Edad Moderna,elimina toda posibilidad de entender la originalidad y el valor del Renacimiento queha establecido los postulados del pensamiento moderno.La interpretación histórica del Renacimiento si, por un lado, debe atenuarRENACIMIENTO Y HUMANISMO11la contraposición polémica del mismo frente a la Edad Media, en ca¿gjp por otro,debe esclarecer los aspectos que distinpen suficientementq gg confipuración doctrinal.Entre estos aspectos, los mas importantes que a eygq proposito pueden enunciarseaquí, son los siguientes: 1) el descubrimiento ge fa historicidad del mundo humano; 2)el descubrimiento del hombre y de su naturaleza mundana (natural e histórica) ; 3) latolerancia religiosa.1) El humanismo del Renacimiento no es solamente el amor y el estudio de 1asabiduría clásica y la demostración de su concordancia fundamental con la verdadcristiana, sino también y, más que nada, la voluntad de renovar tal sabiduría en suforma autentica y entenderla en su efectiva realidad bistórica. Por primera vez sepresenta en el humanismo la exigencia de reconocer la dimensión histórica de losacontecimientos. La Edad Media había ignorado por completo esta dimensión. Esmuy cierto que conocía y utilizaba la cultura clásica, pero la utilizaba asimilándola así misma, haciéndola contemporánea. Para los escritores de la Edad Media, loshechos, las figuras y las doctrinas no tenían un rostro preciso, individual e irrepetible:solamente valían por la validez que podía reconocérseles en el universo del discursoen que dichos escritores se movían. Desde este punto de vista, la geografía y lacronología eran inútiles como instrumentos de investigación histórica. Cada figura odoctrina se movía en una esfera sin tiempo, que luego era la descrita por los interesesfundamentales de la época y por lo cual se presentaba como contemporánea de estaesfera.Con su interes por lo antiguo, pero por lo antiguo auténtico, no como había sidotransmitido por una tradición deformante, el humanismo renacentista realiza porprimera vez la actitud de la perspectiva histórica, esto es, de la separación y alteridad

Activity (30)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Carlos Jordan liked this
corysory liked this
Cindy Carlosama liked this
Andrés Pereira liked this
Dennis Peña liked this
Genesis Perez liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->