Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
POBLAMIENTO DE VENEZUELA

POBLAMIENTO DE VENEZUELA

Ratings: (0)|Views: 1,638 |Likes:

More info:

Published by: Yolman Javier Mejia Barazarte on Apr 09, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/07/2013

pdf

text

original

 
2. Poblamiento y población. V. ha sido y es un país subpoblado. La etnia venezolana está constituida por treselementos básicos: aborígenes, españoles y negros. El elemento aborigen lo constituyen los indios venezolanos,que antes de la llegada de los españoles ocupaban la zona circuncaribe y la selva tropical. Los principalesasentamientos se distribuían por el E junto al golfo Paria, por el O en los Andes y parte occidental del lagoMaracaibo. Los cumanagotos, los palenques y los caracas se extendían por la costa caribe desde Paria hastaBorburate. Los caracas toman su nombre de una hierba abundante en su hábitat y que ha servido para denominar ala capital del país. Los arauacos (v.) occidentales comprendían los caquetíos y otros pueblos de habla betoye. Lacuenca del Orinoco fue uno de los focos de dispersión de los arauacos. Los caquetíos habitaban desde el lagoMaracaibo hasta el río Yaracuy. Los jirajaras se dividían en ayamanes y axaguas. Actualmente se distribuyen por elEstado Lara. Los guajiros habitaban y habitan la Guajira.Caribes (v.) occidentales eran los pemenos, los bobures y los motilones istos ofrecieron gran resistencia a losespañoles; quedan - algunos grupos cerca del lago Maracaibo. En los Andes vivían los timoto-cuicas, que aún seencuentran en el Estado Mérida, al sur del lago Maracaibo. En los Llanos, desde el delta del Orinoco hasta losEstados Portuguesa y Lara, viven los guaraúnos. En el grupo de los otomacos se incluyen los indios de este nombre(ya extinguidos, habitaban entre los ríos Orinoco y Meta), así como los guanos (también extinguidos, habitaban lacuenca del Apure), los taparitas y parte de los yaruros.Esta población aborigen en general fue asimilada mediante el mestizaje y aún quedan algunos grupos, queapenas han tenido relación con la civilización moderna, y cuya población es difícil calcular. En 1961, se tensaban31.800 indios, de los que 20.000 se encontraban en el territorio federal de Amazonas, y 4.000 en el Estado Zulia. Elresto de la población india se cree que viene a ser el 2 % de la población total (10.721.522 en 1971). Noconstituyen un problema de convivencia, como en otras áreas de América del Sur; estan alejados de los centrosurbanos y rurales de mayor densidad demográfica. A fines del s. XVIII apenas sobrepasaban la cifra de 100.000.El mayor porcentaje de población (83%) corresponde a los mulato-mestizos, resultado de la unión de negros eindios con los europeos, principalmente españoles. Los negros llegaron de África, bien directamente o a través deotras regiones americanas insulares y costeras, adonde habían sido llevados para sustituir a los indios en lostrabajos que éstos no podían realizar. La penetración española se efectúa desde principios del s. XVI, después delos primeros viajes de descubrimiento y exploración (v. in, 2). El poblamiento se inicia en la isla de Cubagua, conla fundación de Nueva Cádiz (1510), y se continúa en el continente, al establecerse Nueva Toledo en Cumaná(1521). Dos años después se funda Nueva Córdoba (1523), y en 1527, Santa Ana de Coro.Con la llegada de los alemanes (v. 111, 3) en 1529 se comienza una nueva etapa de poblamiento. Una de lascaracterísticas del poblamiento venezolano es su lentitud, la diversidad de focos de dispersión y la ausencia de unaúnica cabeza organizadora que diera cierta unidad.La división de jurisdicciones y las competencias entre autoridades retrasaron el poblamiento del país que, dadaademás su extensión, ha tenido que recurrir, como Argentina y Brasil, al expediente de la inmigración, hastatiempos muy recientes (v. t. III, 3).La primera fundación de Maracaibo (v.) se debe al alemán A. Alfinger (1530), a quien acompañaba grannúmero de españoles. La actividad pobladora de los españoles corre paralela a la de los alemanes y la supera. En1531 surge San Miguel de Paria por obra de Diego de Ordás. Juan de Carvajal funda Tocuyo en 1545. En lasegunda mitad del s. XVI se activa la fundación de ciudades: Barquisimeto (v.; 1552), Valencia (v.; 1555), Trujillo(1556), Rosario (1557), Mérida (1558), Collado (1560), Caracas (v.; 1567), Carora y Cumaná (v.; 1569), Barinas(1576), San Cristóbal de los Cumanagotas y San Sebastián de los Reyes (1585), La Guaira (1588), Gibraltar (1592), Guanare (1593), etc. La actividad pobladora continúa en el s. XVII, pero a menor ritmo. Se fundan: Nirgua(1628), Cumanacoa (1630), Nueva Barcelona (1637), etc.; en el s. XVIII: Altagracia, Buena Guardia, Cuchivero,San Carlos de Río Negro, San Fernando de Atabapo, San Felipe y San José de Maipures. Las zonas primeramentepobladas corresponden a la costa y valles del Norte montañoso. Desde el s. XVIII se activa la penetración en losLlanos, remontando el curso de los ríos. Pero el mayor poblamiento de esta región es relativamente reciente.A partir de la segunda mitad del s. XIX se estanca la población, que según el censo de 1873 se cifra en1.784.000 hab. En las dos primeras décadas del s. XIX se produce un crecimiento lento (1-2%), con 2.411.952 hab.en 1920 (tan sólo 188.425 más que en 1891), debido sobre todo a la elevada mortalidad (2-3%), quizá síntoma deun régimen demográfico primitivo y atrasada estructura social. Ésta se ha mantenido sin muchos cambios, a pesar del boom del petróleo, que no ha contribuido demasiado a generalizar la calidad de la vida. Aún continúanincontroladas algunas epidemias, y se mantienen la insalubridad de algunas zonas y la infraalimentación de ciertasgentes, no obstante los esfuerzos realizados y las buenas intenciones.
 
A pesar de los innegables avances de la economía (v. 3), ha variado poco la distribución territorial de lapoblación desde 1920: región guayanesa (más de la mitad del país), 1%; los Llanos, 20,4%; regióncosteromontañosa, 74,5%. Los mayores porcentajes en esta última región corresponden, en 1970, a las zonas centro(Estados Aragua, Carabobo y Miranda, y distrito federal) y centro-oeste (Estados Falcón, Lara y Yaracuy), condensidades de 324 y 24 hab/2 respectivamente, en tanto que la medida del país es de 11 (1970). La densidad en losLlanos es de 7 hab/2. Los Estados de mayor densidad de población son, por este orden: Carabobo (107), Miranda(88), Nueva Esparta (84), Aragua (61), etc.; a todos les supera el distrito federal (1.041), que es donde se encuentraCaracas, la capital del país. Las zonas menos densamente pobladas son los territorios federales de Amazonas yDelta Amacuro, a los que siguen los Estados de: Bolívar (1), Apure (2), Guárico (5), Barinas (6), Cojedes (7), etc.,es decir, las regiones guayanesa y de los Llanos.Las ciudades de mayor población son, por este orden (1970): Caracas (v.; 2.175.438 hab. en la aglomeraciónurbana, que comprende parte del distrito de Sucre), Maracaibo (v.; 690.350), Barquisimeto (v.; 281.620), Valencia(v.; 224.820), Maracay (v.; 192.863), SanCristóbal (156.618), Cabimas (154.713), Ciudad Bolívar (109.605), Cumaná (100.498) y Ciudad Guayana(100.000). L. as demás no llegan a los 100.000 hab. Tan sólo 12 (Barcelona, Barinas, Coro, Mérida, Los Teques,Maturín, Ciudád Ojeda, El Tigre, Puerto Cabello, Puerto La Cruz, Punto Fijo y Valera) superan los 50.000 hab. Lacapital del país es un típico ejemplo de macrocefalia, con una abundante masa depauperada que habita losconocidos ranchitos insalubres. Todo ello da lugar a problemas de urbanismo, especulación del suelo, convivenciasocial, peligrosidad, subempleo, desocupación, delincuencia, promiscuidad, infancia abandonada (más del 50% delos niños que nacen anualmente en V. son resultado de uniones concubinarias efímeras), subalimentación y susecuela de enfermedades, indiferencia religiosa, amoralidad, etc. Pero V. no es una excepción en el panoramamundial del hábitat urbano. No obstante, la cifra de 0,5 m2 por persona en viviendas ubicadas en zona de ranchosurbanos es bastante significativa, y se aprecia en el área metropolitana de Caracas, y en la periferia de las ciudadesque superan los 100.000 hab., en las que predomina el subproletariado y el hacinamiento. Por lo que respecta a lapoblación infantil, el 10% vivía en situación de abandono (1964).Desde 1920 a 1970 (10.399.907 hab.), la población se ha cuadruplicado, por efecto de la inmigración yaumento del coeficiente de crecimiento anual: 3,6% (1963-70). El aumento vegetativo de la población no se hapaliado por la mortandad de años anteriores. El índice de natalidad es 3,9 (1968); y ha descendido el índice demortalidad: 0,6%. De 3.491.159 hab. en 1936 se pasó a 5.034.838 hab. en 1950, y a 7.524.000 hab. en 1961. Noobstante, la «esperanza de vida» del venezolano sigue siendo relativamente baja: 44 años (1952) y 49 en añosrecientes. Rebasan con mucho esta cifra: en América, EE. UU. (70,2); en Europa, Francia (70,5). Cabe distinguir laesperanza de vida del trabajador urbano, inferior a la del campesino, por razones de pauperismo biológico, muydirectamente relacionado con el económico. Pero el panorama es optimista, sobre todo si se tienen en cuenta losavances registrados. La esperanza de vida en las primeras décadas del s. XX no sobrepasaba los 30 años. Enconsecuencia, la población venezolana es joven, y lo seguirá siendo relativamente, porque el clima y lascondiciones generales de vida marcan un tope difícil de superar. En 1961, el 54,3% de la población tenía menos de20 años de edad; menos de 25, el 62,5%; menos de 40, el 820% más de 50, sólo el 109b; y más de 60, el 4,6010. Lapoblación total en 1975 se calcula en 12.433,970 hab.En 1969, de 10 millones de hab., 7,5 millones vivían en zonas urbanas, y 2,5 millones en zonas rurales. Elcambio con respecto a las primeras décadas del s. XX ha sido significativo, por la industrialización del país, que haprovocado intensos movimientos internos de población del campo a la ciudad, y por la concentración de loscontingentes de inmigrantes en la áreas industriales. Si antes predominaba la población rural (75-80%), ahorapredomina la urbana (75%). Se tiende a una ocupación más racional del terreno aprovechable, con un ciertoincremento demográfico en las áreas rurales.Los movimientos internos de población se deben a dos fenómenos: movilidad social por el desarrollo de nuevasformas económicas y flujos demográficos de regiones económicamente estacionarias a otras en fase de evolución yprogreso. Los cambios demográficos se han acentuado conforme han variado las estructuras de uno a otro lugar.Esto quiere decir que V. acusa un marcado desnivel regional y que la consideración del desarrollo a escala nacionalda una imagen aparente de lo que realmente sucede en el país. La población residente fuera de sus Estados nativosrepresentaba el 10% del total en 1936, el 1570 en 1941, y el 19% en 1950.Posteriormente, los Estados que más población han absorbido, en relación con su crecimiento natural, son(1961): Anzoátegui y Carabobo (57%), Zulia (64%), Aragua .(65%) y Miranda (73%). Por supuesto, el mayor polode atracción lo constituye el distrito federal. Los Estados con mayor número de emigrantes son: Miranda, Lara y
 
Trujillo. Las zonas de mayor atracción son, en primer lugar, las petroleras y mineras (Anzoátegui, Monagas, Zulia,etc.), y, en segundo término, las agropecuarias (algunos distritos de Aragua, Barinas, Carabobo, Guárico,Portuguesa, etc.). A nivel regional, es la zona montañosa, tradicionalmente s poblada, la que se estransformando, en algunos sectores, en zona de emigración, en beneficio de ciertas partes de los Llanos. Ensíntesis, la estructura socio-profesional de la población venezolana se acerca aún a la de un país subdesarrollado(v.). La mentalidad de la población campesina que se ha trasladado a las ciudades apenas ha variado, en partedebido a una falta de adecuada formación profesional, cívica y religiosa; muchos medios de información ycomunicación social no han cumplido su papel fundamental en esto, sino que han respondido más a la dinámica delsistema monopolista extranacional y a los intereses de ciertas minorías más preocupadas en mantener situacionesde privilegio que en otra cosa.Los latifundistas están representados sobre todo por los plantadores de café andinos, que constituyen el núcleode la burguesía rural. El 65% del campesinado está integrado por el semiproletariado rural, que se compone depeones de fincas agropecuarias, y de jornaleros conuqueros. Con los nuevos planes de colonización agraria se estáformando una pequeña burguesía agraria, constituida en parte por inmigrantes de origen extranjero.En conjunto, la calidad de vida del campesinado deja bastante que desear. El 79% de la población campesinamayor de 15 años es analfabeta. En la década 1960-70, el 52% de la vivienda campesina tenía piso de tierra; sólo el47% disponía de agua, y el 41% de letrinas. La ley agraria no ha modificado mucho aún esta realidad social (v. 3).La estructura social urbana es, a grandes rasgos, igual que en el resto de América del Sur: financieros, clasemedia (profesiones liberales, burócratas, técnicos, comerciantes, etc.) y obreros, empleados, sin gran cualificación(20% de la población activa). En las zonas de ranchos surgidas desde 1956, los tipos de familias son: nuclear (25%), extendida (53%) y desintegrada (22%). Existe un infraproletariado depauperado, una mano de obraestancada y un lumpenproletariado (del alemán Lump, pordiosero), social y laboralmente marginado, que es campoabonado de la demencial propaganda marxista. Con el aumento de los grupos intermedios (clase media, pequeñaburguesía, obreros especializados) se tiende a la nivelación social bajo el signo económico.La inmigración a V. se aceleró después de la II Guerra mundial, por razones políticas y económicas. El mayor atractivo fue la explotación petrolífera. La industrialización de periferia demandó una mano de obra calificada,procedente en su mayor parte de Europa. V. ha sido uno de los países que más han asimilado los excedentesrelativos de la población europea, con predominio de italianos, españoles, portugueses y británicos, por este orden.De los países iberoamericanos, Colombia ha proporcionado mayor número de inmigrantes. Los norteamericanos noencajan exactamente en el estricto concepto de emigrante o inmigrante (v. MIGRACIÓN), pues susdesplazamientos a V. no responden a necesidades económicas ni son resultado de desequilibrios demográficos,sino que se explican más bien por la dinámica de las sociedades multinacionales, en las que muchos de ellosrealizan su actividad. Sin embargo, su número y sus impactos en la sociedad venezolana han sido importantes. Demenor importancia cualitativa y cuantitativa son los inmigrantes de origen asiático. En cuanto a los españoles, losgrupos más numerosos proceden de Galicia y Canarias. Los Estados que más han absorbido la inmigración externason, por este orden: Zulia, Miranda, Táchira, Carabobo, Anzoátegui, Aragua, Trujillo y Monagas. La inmigraciónha disminuido desde 1959. En el periodo 1948-58 llegaron 800.000 inmigrantes.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->