Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El Embrion Humano Merece Vivir

El Embrion Humano Merece Vivir

Ratings: (0)|Views: 356 |Likes:
Cómo llegué a creer que el aborto es un pecado. Una base bíblica sobre el propósito y los derechos del embrión a la vida.

Así que, a continuación presento mi ensayo, como un esfuerzo de mi estudio bíblico personal, y como un testimonio del proceso que tome para llegar a creer que, de hecho la vida humana comienza en el momento de la concepción, que el embrión tiene un propósito de vida, y que por tanto el aborto en cualquiera de su estadios es un pecado.
Cómo llegué a creer que el aborto es un pecado. Una base bíblica sobre el propósito y los derechos del embrión a la vida.

Así que, a continuación presento mi ensayo, como un esfuerzo de mi estudio bíblico personal, y como un testimonio del proceso que tome para llegar a creer que, de hecho la vida humana comienza en el momento de la concepción, que el embrión tiene un propósito de vida, y que por tanto el aborto en cualquiera de su estadios es un pecado.

More info:

Published by: Lic. Rubén Darío González S. on Apr 09, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

02/06/2013

 
FACULTAD LATINOAMERICANADE ESTUDIOS TEOLÓGICOSFLET
ENSAYO:EL EMBRIÓN HUMANO MERECE VIVIRCómo llegué a creer que el aborto es un pecado.
 Una base bíblica sobre el propósito y los derechos del embrión a la vida.
Materia: ÉTICA Y VALORES CRISTIANOS
- HU 103B
Autor:
Rubén Darío González Solano
 Profesor:
RicardO CRANE
 
FLET
Septiembre/2010
 
CÓMO LLEGUÉ A CREER QUE EL ABORTO ES UN PECADO. ENSAYO FLET, DARÍO GONZÁLEZ -
1
 
CONTENIDO
INTRODUCCIÓN
………………………………………………………………………………………………………………….
2I.
 
EL COMIENZO DE LA VIDA Y SUS IMPLICACIONES BIOLÓGICAS Y MORALES
…...………
..
…………..
3A.
 
EL POLVO DE LA TIERRA, LA SANGRE Y EL AGUA
…………………………………………….………
31.
 
EL POLVO Y LA SANGRE: EL CUERPO FÍSICO Y SU VIDA BIOLÓGICA.
…………….…………
42.
 
EL AGUA: EL ALMA Y SU VIDA PSICOLÓGICA, RACIONAL Y EMOCIONAL
………….…………
43.
 
EL AGUA Y LA SANGRE: UNA COMBINACIÓN PARA LA VIDA HUMANA
………………………..
5B.
 
EL SOPLO DE ALIENTO DE VIDA, EL ESPÍRITU Y LA CONCIENCIA
…………………………………...
8
II.
 
EL ABORTO Y SUS IMPLICACIONES TELEOLÓGICAS Y MORALES
………………………………………..
9
 
A.
 
LA FECUNDACIÓN OBEDECE A UN PROPÓSITO
…………………………………………………………..
9B.
 
LAS RELACIONES SEXUALES SE TIENEN CON PROPÓSITO
…………………………………………....
10C.
 
LO CONCEBIDO TIENE DERECHO A CUMPLIR SU PROPÓSITO NATURAL
…………………………..
. 10D.
 
NEGARLE EL DERECHO A LA VIDA Y AL PROPÓSITO NATURAL ES UN PECADO
………………….
10III.
 
EL ABORTO Y LA PARTICIPACIÓN DIVINA EN LA CONCEPCIÓN
……………………………………………
11A.
 
EL TESTIMONIO DE LA BIBLIA SOBRE EL EMBRIÓN QUE NO VE LA VIDA
……………………………
111.
 
Job.2.
 
Jeremías.3.
 
Salomón.4.
 
David.5.
 
Oseas.B.
 
LA INTERVENCIÓN DIVINA EN LA CONCEPCIÓN DEL INDIVIDUO
………………………………………
121.
 
David lo testifica.2.
 
Isaías lo testifica.3.
 
Jeremías lo testifica.4.
 
El apóstol Pablo lo testifica.5.
 
El médico y evangelista Lucas lo testifica.6.
 
Elisabet lo testifica.
CONCLUSIÓN
………………………………………………………………………………………………………………………
13
BIBLIOGRAFÍA
…………………………………………………………………………………………….……………….………
13
 
CÓMO LLEGUÉ A CREER QUE EL ABORTO ES UN PECADO. ENSAYO FLET, DARÍO GONZÁLEZ -
2
 
INTRODUCCIÓN
Muchos años han pasado desde cuando comencé a dudar que el aborto, en las primeras semanas deembarazo, fuera un pecado. Hasta llegué a creer con convicción que la vida humana no comienza en elmomento de la concepción, todo esto como resultado de mi estudio personal y de mi instrucción bíblica.Llegar a cambiar de opinión no ha sido fácil de mi parte, porque cuando he llegado a convencerme dealgo lo he confesado y defendido hasta las últimas consecuencias. Sin embargo, no sucedía así con el temadel aborto. Con el tiempo llegué a darme cuenta que era muy importante definir mi posición, especialmente alconfrontarme con dos situaciones: una era la de debatir sobre las posiciones
“pro
-
life” o “pro
-
choice”
, y laotra era tener que aconsejar a mujeres embarazadas que querían abortar.
Debatir sobre las posiciones “pro
-
vida”
 
o “pro
-libre elección
” siempre me dejaba con un gusto
amargo. Por un lado aceptaba y apoyaba las
acciones y manifestaciones “pro
-vida
, porque mi esposa servía en uno de sus ministerios aconsejando aseñoritas para que eligieran no abortar. Por el otro lado, sostenía que las personas deberían hacer su propiaelección sin temor a ser condenadas por ello.Pero en nuestro ministerio nos confrontábamos con casos reales y no con simples debates sobreteorías filosóficas o teológicas. Así que cuando me tocaba aconsejarlas a , les aconsejaba que eligieran noabortar y que lucharan por la vida. Al hacer esto me daba cuenta que mi conciencia estaba tranquila, pero noasí mi integridad intelectual, porque no lo estaba haciendo creyéndolo, sino más bien sintiéndolo. Con eltiempo creí que llegaría a acostumbrarme a sobrellevar eso que yo consideraba una paradoja, un conflicto enmi integridad de fe personal, el creer algo que no podía sostener y confesar abiertamente. Y por otro lado, elhacer algo sobre lo que no solo dudaba, sino que no lo creía, pero que dejaba en paz mi conciencia espiritual,aunque no así a mi conciencia intelectual, produciendo una carga de responsabilidad moral al respecto*
1
yuna necesidad de estar persuadido bíblicamente, porque información ya he tenido suficiente.Alberto Mestre dice los siguiente:
 
“Junto a todo esto hay que añadir la enorme cantidad de información
indiscriminada a la que el hombre de hoy puede acceder, con la consiguiente dificultad de elaborar una síntesis personal satisfactoria, por lo que en muchas ocasiones queda suspendido el propio juicio sobre los temas en discusiónbuscando más bien adherirse a opiniones y respuestas p
refabricadas por otros.”
*
2
 
El tiempo pasó, y se llego el día de confrontarme de nuevo con ese tema sin temor a debatirlo y sintemor a salir vencido, o mejor dicho convencido. Esto sucedió al comenzar a leer
el libro de “ÉticaCristiana”, de Gerald Nyen
huis y James P. Eckman, con muchas de mis predisposiciones y prejuiciossostenidos con base bíblica mucho más convincente que las presentadas por los autores. Al llegar al capítulocuatro, sobre el aborto, decidí hacer el ensayo sobre dicho tema, con la intención de debatir y por primera vezmanifestar abiertamente mis convicciones, sostenidas exclusivamente con la Biblia, que la vida no comienzaen el momento de la concepción, sino que en el momento del nacimiento, así como también concluir que elaborto no es un pecado.Conforme avanzaba en el estudio de la Biblia y a escribir mis argumentos, comencé a darme cuentade lo inconsecuente y peligroso de mis creencias. Así que, el debate fue conmigo mismo, con los mismostextos, pero con más compresión, luz bíblica, biológica y ética. Al terminar el estudio y de escribir el ensayo,me sorprendí a mi mismo persuadido de lo contrario que buscaba.Así que, a continuación presento mi ensayo, como un esfuerzo de mi estudio bíblico personal, ycomo un testimonio del proceso que tome para llegar a creer que, de hecho la vida humana comienza en elmomento de la concepción, que el embrión tiene un propósito de vida, y que por tanto el aborto en cualquierade su estadios es un pecado.
 
1-
 
En muchas ocasiones también parece el término responsabilidad sinónimo de conciencia, por lo que parece se pueden intercambiar con facilidad dichos términos.
 
La ética de la responsabilidad según Robert Spaemann, AlbertoMestre, Profesor del Instituto Superior de Ciencias Religiosas en el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum. El Conceptode la responsabilidad. pag. 5. Leer un extracto del libro en:
http://mail.ups.edu.ec/universitas/publicaciones/universitas/contenidospdf//laetica10.pdf 
 
2-ibid. La vivencia de la responsabilidad en el mundo de hoy. pag 4.
 

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Trecad Guatemala liked this
is reading A continuación presento mi ensayo, como un esfuerzo de mi estudio bíblico personal y como un testimonio del proceso que tome para llegar a creer que, de hecho la vida humana comienza en el momento de la concepción, que el embrión tiene un propósito de vida, y que por tanto el aborto en cualquiera de su estadios es un pecado. El Embrion Humano Merece Vivir

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->