Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
73Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Malezas comestibles del cono sur - INTA

Malezas comestibles del cono sur - INTA

Ratings: (0)|Views: 19,762 |Likes:
Published by mpizarro9859

More info:

Categories:Types, Research
Published by: mpizarro9859 on Apr 11, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/28/2013

pdf

text

original

 
1
EDUARDO H. RAPOPORT; ANGEL MARZOCCA; BÁRBARA S. DRAUSAL
MALEZAS COMESTIBLES DEL CONO SUR
Y OTRAS PARTES DEL PLANETAEDUARDO H. RAPOPORT – ANGEL MARZOCCA – B
˘
RBARA S. DRAUSALInstituto Nacional de Tecnología AgropecuariaUniversidad Nacional del ComahueConsejo Nacional de Investigaciones Científicas y TécnicasSecretaría de Ambiente y Desarrollo SustentableFundación Normatil
2009
 
2
 
MALEZAS COMESTIBLES DEL CONO SUR y otras partes del planeta
Copyright © Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, ArgentinaCopyright © Eduardo H. Rapoport
(1)
¹ , Angel Marzocca
(2)
² y Bárbara S. Drausal
(3)
³Direcciones
(1)
Universidad Nacional del Comahue, CRUB, Quintral 1250, Bariloche 8400, R.N.rapoporteduardo@speedy.com.ar
(2)
Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria, Av. Alvear 1711, Buenos Aires 1014,amarzocca@correo.inta.gov.ar
(3)
Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas en
(1)
,barbaradrausal@yahoo.com.arNinguna parte de la presente publicación puede ser reproducida sin la previa autorización escrita de losautoresQueda hecho el depósito que previene la ley 11.723ISBN
Esta edición se imprimió en
 
3
EDUARDO H. RAPOPORT; ANGEL MARZOCCA; BÁRBARA S. DRAUSAL
PREFACIO
 ¿Qué es una maleza?
Según el poeta estadounidense Ralph Waldo Emer-son una maleza es una planta cuyas virtudes aun nohan sido descubiertas. La definición es atractiva, perono totalmente cierta: basta mencionar que uno delos autores de la presente obra (Marzocca 1997) hapublicado un libro intitulado „
Vademécum de Male- zas Medicinales de la Argentina
‰. Asimismo está laobra de Duke (1992) „
Handbook of Edible Weeds
‰,o sea un manual de malezas comestibles. Hay tambiénmalezas tintóreas, malezas forrajeras, las que poseenfibras industriales o maderas para carpintería o eba-nistería. Incluso las hay ornamentales. Pero algunosagricultores siguen llamándolas malezas.En un libro sobre este tema, Edwin R. Spencer(1957) considera que „cualquier planta es una male-za si insiste en crecer donde el agricultor quiere quecrezca otra planta. Se trata de una planta que estáfuera de lugar, según el criterio de una persona, perosegún el buen criterio de la naturaleza está perfecta-mente en su lugar‰. Por su parte, el Diccionario dela Real Academia informa que el término viene dellatín
malitia,
de
malus,
malo: abundancia de hier-bas malas que perjudican a los sembrados. O, comoaparece en Marzocca (1976) „plantas que llegan a serperjudiciales o indeseables en determinado lugar y encierto tiempo‰. Los términos despectivos abundan:
mauvaises herbes
en francés,
infestanti 
o
erbacce
 (hierbajos) en italiano,
ervas daninhas
en portugués.Incluso hay gente que llama maleza a la espesura dearbustos, zarzas y hasta el bosque mismo, si no dejacaminar o cuando resulta en un impedimento paraque las vacas pastoreen libremente. En otras palabras,las malezas son plantas colonizadoras, „cicatrizadoras‰de la vegetación cuando sobreviene algún disturbio.Si estas especies no son autóctonas, si provienen deotra región, entonces se denominan invasoras.Se sabe que la avena fue originalmente una malezade los trigales. Se hizo tan abundante que, finalmente,el hombre se dio cuenta que en lugar de eliminarlaera mejor cultivarla. Son muchas las especies cultiva-das que, en algún momento y lugar, fueron malezas.O, a la inversa, plantas cultivadas que se escaparony devinieron malezas, como la zanahoria. Entre losejemplos están el centeno, achicoria, rábano, nabo,acelga (o remolacha), puerro, lechuga y otras horta-lizas. Incluso árboles como el álamo plateado, arce,paraíso, ligustro, guindo, manzano y muchas más sehan listado como malezas. A pesar de que en México también se combate a las malezas, algunas de ellasson comestibles y se llaman quelites. Molina-Martínez(2000) concluye que „la presencia de estas malezasútiles en un cultivo puede ser una ventaja para el agri-cultor gracias a que su aprovechamiento no requiereinversión económica y puede, al contrario, generar uningreso monetario. Los agricultores necesitan conocerel comportamiento de esas malezas para saber en quémomento pueden representar una competencia parasus cultivos y entonces comenzar a eliminarlas‰. Lomismo ocurre en
˘
frica, en donde la diferencia entremaleza y no maleza es muy difusa. Pueblos enterosdependen de esas plantas para su subsistencia y parael comercio. Entre los pueblos nahua y mixteco quehabitan en la cuenca del Río Balsas, México, hacenuso de 48 especies de malezas comestibles. Cultivan yrecolectan en total 180 especies (Casas et al. 1996). Enlugar de malezas tendrían que llamarse „buenezas‰. En el presente libro se describen e ilustran 237especies. Las descripciones provienen, en su granmayoría, de la Guia Descriptiva de Malezas del ConoSur (Marzocca 1994). De estas 237 especies el 60%son introducidas (exóticas o foráneas) y han llegadoprincipalmente de Eurasia. De las restantes, nativas(92 especies), 53 se han exportado y son invasoras enotros continentes. En resumidas cuentas, el 83% de lasespecies que se ilustran en este manual se encuentranen nuestra región y en el Viejo Mundo. De ahí el subtí- tulo de la tapa. Ellas representan menos de la mitad dela lista que tenemos y esperamos completar para unafutura segunda entrega. Son todas invasoras pero,aparte, están también las comestibles no invasoras,las que nunca recibieron el epíteto de „malezas‰. Entreambas comprenden alrededor del 25% de muchas flo-ras. Es interesante que si consideramos sólo las male-zas, la proporción de comestibles va incrementándosedel 34% (malezas poco agresivas) hasta el 94% (laspeores malezas del mundo). A medida que se hacenmás agresivas no sólo incrementan la probabilidad deque sean comestibles sino, también, de que tenganmás amplia distribución geográfica. Las malezas nocomestibles ocupan en promedio 10,5 países mientrasque las malezas comestibles 29,5 países. El hombre hasido el principal dispersor de malezas pero prefirió lasque lo nutrían, hecho que no se da en el presente nien la historia cercana (salvo casos aislados como el delos puritanos ingleses que llevaron adrede a Américasemillas de diente de león). Todo apunta a que lasprimeras malezas las generó el hombre en una relación

Activity (73)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
cova5609 liked this
Hugo Chaves liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->