Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
9Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El telar europeo

El telar europeo

Ratings: (0)|Views: 1,243 |Likes:
Published by Soledad Rodriguez

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: Soledad Rodriguez on Apr 12, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/18/2013

pdf

text

original

 
Tecnología y Materiales IIProf. Soledad Rodríguez
EL TELAR
¿Qué es el telar?El telar es el arte de entrelazar hilos y de entrecruzarlos de forma ordenada.El
telar 
es el nombre de una artesanía que utiliza una máquina para producir un tejido a partir de hilos. También se llama telar a dicha máquina. Un telar sirve para colocar una cantidad de hilos ymantenerlos tensos; este grupo de hilos se llama
urdimbre
. Luego, se utiliza otra función del telar paratejer la
trama
en la urdimbre tendida.Actualmente existen telares industriales, mecanizados, que pueden funcionar días y noches yproducir kilómetros de tejidos con una intervención humana muy limitada. Pero nosotros nos vamos aocupar del telar manual, del oficio artesanal, de lo que fue una tradición de todas las culturas desde lanoche de los tiempos, desde cuando el ser humano quiso vestirse con otra cosa que la piel de losanimales.El telar que vamos a utilizar es de madera y más que una máquina es una herramienta.El término
telar 
no engloba muchas cosas, el telar artesanal puede producir tejidos desde losmás gruesos como alfombras o matras, hasta los más finos, pero siempre se trata de tejer una trama enuna urdimbre previamente colocada sobre el telar.El hecho de trabajar vertical o horizontalmente, da lugar a dos tipos de telares diferentes.Un telar puede ser algo muy rústico: puede improvisarse con un par de palos en el suelo, o conun bastidor muy sencillo, o con un cinturón con un par de varillas, y también se pueden aprovechar lasramas de un árbol para sujetarlo o un marco de cuadro en desuso.Pero por muy sencillo que sea, sólo se puede llamar telar a algo provisto de un mecanismopara separar los hilos de urdimbre y dejar pasar el hilo de la trama. Sin este mecanismo, un bastidor sequeda en bastidor y no sirve para tejer.Este mecanismo de apertura de los hilos de la urdimbre, también puede ser muy sencillo. Aveces, se trata sólo de dos varillas de madera. Pero deben ser metidas en la urdimbre de forma quetomen los hilos pares dejando los hilos impares. Así, la urdimbre se abre, se divide en dos partesiguales, dejando bastante espacio entre dos capas de hilos de urdimbre para pasar la trama, esteespacio se llama
calada
.Cualquier tipo de herramienta capaz de proporcionar una calada es un telar. Por consiguiente,podremos llamar 
tela
a todo tipo de material textil hecho con trama y urdimbre.
Historia
La historia y la distribución geográfica del telar van muy unidas. Desde que el hombre quisovestirse con otra cosa diferente de la piel de los animales, tuvo que encontrar medios para fabricar tejidos.Eso ocurrió en los tiempos más alejados de la historia humana y en varias zonas del mundomás o menos al mismo tiempo. Algunos pueblos, más adelantados que otros, encontraron rápidamentela forma de hilar fibras y tejerlas. Otros tardaron un poco más, tal vez no tenían la necesidad de tejidosporque vivían en climas más clementes. Así se inició el arte textil.Luego, lo que era tan sólo una necesidad se convirtió en un medio para definir la pertenencia auna determinada clase social, un clan, una etnia, un pueblo, etc. Al objetivo inicial del tejido, vestirse, seunió otro: utilizarlo para marcar la diferencia entre los hombres. Este originó los intercambios entreartesanos tejedores del mundo entero. El arte textil pronto se convirtió en un poder tremendo queempujaba a los artesanos a superarse siempre más y más, y conseguir trabajos cada vez más finos ymás bellos. Cada cual con su aporte, contribuyó a hacer del telar artesanal lo que es hoy en día: unabanico completo de varias técnicas, recogiendo detalles de mil y una épocas, de mil y una regiones.
Evolución de las técnicas y de artes del telar 
Antes del siglo XVI
- 1 -
 
Tecnología y Materiales IIProf. Soledad Rodríguez
Algunos arqueólogos aseguran que el telar tiene unos 32.000 años de edad. Herramientaspropias del oficio, agujas finas que sólo habían podido utilizarse para los tejidos fueron encontradas ensitios arqueológicos del paleolítico.Esta teoría se confirma cuando se sabe que, ya en tiempos bastante remotos, el ser humanodejó de matar a los animales de forma sistemática y prefirió aprovechar regularmente de lo que éstos leproporcionaban como leche, crías, pelo, lana. El hombre del paleolítico encontró también más prácticollevar una ropa a sus medidas y necesidades, sin tener que adaptarse a la piel pesada de cualquier animal. Así había nacido la idea del textil.Claro que los tejidos de entonces debían de ser un poco rústicos, pero muy pronto el ingeniohumano iba a mejorar las técnicas y las herramientas.Ya antes de Cristo en el Norte de Europa y en la India se trabajaba el cáñamo. Los paísesmediterráneos tuvieron grandes maestros en el arte de hilar, teñir y tejer la lana de las ovejas. En Asia,en la antigua China, se producía la seda y, en América aún por descubrir, los pueblos indígenas de lasmontañas sabían aprovecharse de la lana de las alpacas y de las flores de algodón en las zonas máscalientes.Los telares se encontraban ya bastante perfeccionados y muy parecidos a los que se utilizanactualmente. Antiguamente, para tejer, el tejedor se sentaba en el suelo, y a veces, hacía un hueco enla tierra para estar más cómodo. Con la extensión del telar por numerosos puntos de la geografía, esocambió y los tejedores de los países fríos empezaron a colocar la urdimbre en un nivel más alto paraconseguir trabajar sentados en un banco y alejarse del frío del suelo. Pero todavía hoy en África oAmérica del Sur se ven tejedores sentados en el suelo.Parece suficientemente claro que ya desde hace 2.000 años se sabe del arte de tejer prácticamente lo mismo que sabemos hoy. Es difícil saber exactamente qué forma tenían los tejidos enesas épocas tan lejanas, dado que las telas son frágiles y no pueden resistir el paso de muchos siglosen buenas condiciones. Pero podemos constatar el alto nivel de conocimientos en tejidos que teníannuestros antepasados a través de algunas telas sasánidas (persas) o coptas del siglo III de nuestra era.Pero todo este saber, esta cultura textil, tardó bastante en atravesar las fronteras. Fue sólo alfinal de la prehistoria cuando los españoles descubrieron el algodón. En la cueva de Vall de Serves, enLa Llacuna (Barcelona) fue encontrado un trozo de tela de algodón muy bien trabajada, posiblementeprocedente de Oriente Medio.La seda llegó desde el Extremo Oriente a Europa por Venecia y Roma bajo el impulso de JulioCésar y Aurelio. Era muy cara a causa del largo y peligroso camino que tenía que recorrer. Llegaba aRoma al mismo precio del oro, peso por peso. No había manera de conseguirla más barata dado quelos chinos guardaban celosamente los secretos de su elaboración. En la Roma antigua no se utilizaba laseda para vestirse sino sólo para adornar los teatros.Durante la Edad Media el algodón y el lino entraron en la Península Ibérica de la mano de losmusulmanes. Se trataba de materiales muy influidos por la tradición bizantina. Llegaron durante lossiglos XII y XIII, al sur de la Península, en ciudades como Almería, Granada y Sevilla.Como los hilos de algodón resultaban finos y fuertes, los tejedores españoles intentaron sacar un nuevo tejido: el fustán. La urdimbre era de algodón y la trama de lana. Se tejía con el punto de sargaal objeto de dotar el tejido de solidez y suavidad. El fustán tuvo mucho éxito en toda Europa durantecasi cuatro siglos.En el año 1350 aparece la primera máquina de hilar, muy rústica, mucho más que los tornosque se conocen actualmente, pero esto supone un paso muy importante en el trabajo de hilar y así eltelar puede ya empezar su desarrollo industrial. Ambrosio de Morales cuenta que en Sevilla en 1575funcionaban 16.000 telares.Para poder conseguir una mayor rentabilidad, los telares se van transformando poco a poco:durante el siglo XV se les añade un mecanismo para pasar la lanzadera más rápidamente en la calada.Se trata de un cordón con polea que impulsa la lanzadera de un lado al otro de la urdimbre, con lalanzadera recogida en cada lado en una cajita de madera. Algunos telares artesanales siguen hoy coneste mecanismo percutor.También en esta época se ponen ruedas debajo de las lanzaderas y se van buscando todos losmedios que puedan ayudar a conseguir la tela más rápidamente, con menos tiempo. Pero, a pesar detantos inventos, el telar sigue siendo una artesanía, su trabajo se paga bien y se respeta mucho comotrabajo en esos primeros tiempos de intercambios y de negocios entre los pueblos.
- 2 -
 
Tecnología y Materiales IIProf. Soledad Rodríguez
Después del siglo XVILos siglos XV y XVI constituyen la era de los viajes a nuevas tierras, alentados por el auge delas grandes potencias navales del momento. Todas las marinas de Europa funcionan con barcos a vela.Pues estas velas se debían tejer. También durante aquellos siglos se consideraba un lujo el hecho deposeer tejidos finos con dibujos complicados, damascos, rasos de color, pana, prendas de lino calado,cortinas de seda, ropas tejidas con hilos de oro y con incrustaciones de perlas o piedras preciosas.Entonces los grandes potentados procuraban hacerse con los servicios de los artistas y artesanos máscompetentes.De países lejanos llegan a Europa artesanos con su saber, sus herramientas y sus secretos:los orientales llevan con ellos el camelino, tejido muy bonito y muy caro hecho con pelos de camello.Otros nos dan a conocer el camelote, tejido con pelos de cabra hilado muy fino.Los árabes vienen con unas técnicas muy avanzadas en el arte de teñir los hilos. Saben utilizar plantas y animales para dar colores a los tejidos que, hasta entonces, se quedaban casi siempreblancos, crudos o del mismo color del animal.Así el saber de uno se mezcla con el del otro para elevar el telar artesano al máximo de su artey posibilidades.A partir del siglo XVI, los telares se complican cada vez más. Así los que se utilizaban paratejer damascos llegan a tener hasta 12 pedales. La nobleza, cada día más caprichosa, pedía tejidosmás y más complicados, con sus escudos de armas, con frases o lemas, con dibujos tan difíciles ycuriosos que el telar cada vez se va acercando más al tapiz.Después de 1530, fecha de la invención del torno de hilar, el hilo se puede vender más barato,lo cual permite que más personas lo puedan adquirir. Las personas que vivían alejadas de las ciudadesy los mercados veían el interés de tener un buen telar en casa.Después del siglo XVI, la técnica del telar prácticamente se para más o menos en el puntodonde había llegado. Se siguen haciendo damascos muy ricos. Con el cultivo de la morera en ciertaszonas, Europa empieza a producir seda. Los tejedores la utilizan de la misma forma que utilizaban elalgodón o el lino para tejer damascos, pero cuando son de seda se llaman brocados. Se siguenvalorando mucho las telas finas y sencillas en la ropa de casa y el hecho de poseer muchos artículostejidos sigue siendo un signo de riqueza.A partir del siglo XVIII hubo una decadencia del telar. De los 16.000 telares de Sevilla en 1575,sólo quedaban 18 unidades en 1780. Mucha gente del campo seguía con un telar en casa, pero elimportante desarrollo que había conocido esta actividad al final de la Edad Media se apagó por completo. El desinterés progresivo de la gente por las cosas hechas a mano. El siglo XIX es el siglo dela mecanización, del principio de la industrialización, es la era moderna. Y en este ámbito, no hay sitiopara una actividad manual que necesita mucho trabajo humano, mucha atención, que tarda bastante yrequiere creatividad. Todo eso estaba ya pasado de moda.Claro que se siguen necesitando tejidos, pero los telares no escapan a la mecanizacióngeneral. En 1804 un mecánico francés, Joseph Jacquard, mejora la idea de otro francés y saca elprimer telar automático. El principio del telar de Jacquard se sigue utilizando hoy en la industria textil. Setrata de unas agujas unidas por hilos con pesos y muelles, por debajo de las agujas pasa un cartón. Elcartón lleva el dibujo que se quiere ejecutar, ejecutado con huecos y llenos, cada vez que las agujasencuentran un hueco, se bajan y la lanzadera pasa el hilo de trama.La segunda razón del casi total abandono del telar tradicional fue la llegada a Europa, a partir de final del siglo XVIII, de tejidos exóticos. Las nuevas colonias ya empezaban a desarrollar sus propiaseconomías y encontraban en Europa un mercado muy acogedor para toda clase de tejidos de coloresvivos y materiales hasta entonces desconocidos. Estos productos se vendían más barato y encontrabanbuenas salidas en detrimento de los tejidos artesanales de los cuales la gente se había cansado.Hubo sin embargo, un estímulo inesperado en Cataluña y en el Sur de Francia al principio delsiglo XX. Estas regiones se habían retrasado en la industrialización del telar y se seguía trabajando deforma casi artesanal una tela llamada
indiana
. La indiana es un tejido fuerte de algodón azul oscuro quese usaba como tela para tiendas de acampar. Los que necesitaban muchas tiendas de acampar eranlos pioneros y mineros del Norte de América. Pero aún así, el mercado habría quedado muy pequeño sino hubiera ocurrido algo divertido.Un buen día de principios de siglo, a un minero del Oeste de los Estados Unidos se le rasgó supantalón por cuarta o quinta vez. Esta última vez ya no se podía arreglar, entonces este hombre tuvo la
- 3 -

Activity (9)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
susan4 liked this
susan4 liked this
pedrodomin2012 liked this
La Gringa Green liked this
Sofi Ciccioli liked this
paola_crovetto liked this
Laura Ortiz liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->