Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Niños en los anuncios electorales

Niños en los anuncios electorales

Ratings: (0)|Views: 674 |Likes:
Documento
Documento

More info:

Published by: Marketing Político en la Red on Apr 15, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

01/23/2014

 
Niños en los anuncios electorales: escudos humanos, objetos vulnerables,representaciones de la sociedad y de los partidos.
Por Giovanni M. Martínez Castillo
 Los niños y la propaganda política
 
 
Las imágenes de un candidato con sus hijos o nietos suelen ayudarle a establecersecomo un hombre de familia, un patriarca. Cuando es mujer, además de que por naturalezalleva ventaja, debe expresarlo ante las cámaras, también como una matriarca. Pero y qué
 
pasa con la imagen de niños con los que están no emparentados; estos han jugado a generaruna serie de emociones fuertes, incluyendo el miedo, la ansiedad y la esperanza del futuro.Los niños en los anuncios electorales pueden servir como una lente a través de la cual
 
ver las preocupaciones más amplias de una nación, ya se trate de una guerra nuclear(Lyndon B. Johnson,
“Daisy spot
, USA, 1964), de drogas (Bob Dole,
“La amenaza”
, USA,1996), del
cuidado de la salud (Al Gore, “Ian”
, USA, 2000), de seguridad nacional (HilaryClinton,
3am
2008)
, de recuperación económica (Cristina Fernández, “Dolores
Argentina
, 2007), de reintegración del partido (Pedro Bordaberry
 
“Coloradito”
, Uruguay,2009), de una
nueva imagen del partido (Jesús Ortega, “Marianita”,
México, 2006), y de
imaginario social una nación (Rajoy, “la niña de Rajoy”
, España, 2008).
 El niño reconoce instintivamente a su amigo y a su enemigo.
 – 
Walter ScottLa inclusión de infantes en las campañas político-electorales se ha convertido en unestándar, ¿qué candidato no quiere ser visto como preocupado por las necesidades de los jóvenes y los niños?Además del típico mensaje electoral del líder cargando o besando a un menor deedad, que hasta ahora no se considera un delito, los pequeños deberían quedar fuera de lamanipulación política y evitar la difusión de imágenes de menores de edad en lapropaganda proselitista. Sin embargo, muchos candidatos, partidos y gobiernos estánutilizando a niños en sus campañas proselitistas para poner en boca de los pequeñosmensajes políticos. Sinceramente, es muy penoso que hayamos llegado a esto. Pero lo másdoloroso es que muy pocos son capaces de escapar de esta pantalla y distinguir lo pocoético y de muy bajo recurso que significa el utilizar a niños como única bandera de unacampaña electoral.
 
En tanto que a los partidos políticos, su interés por la niñez y la juventud deberíaexpresarse en las plataformas o programas de gobierno, evitando el simple fetichismopropagandista para la obtención de votos. Los padres y madres de familia deberían velarpor el interés superior de la niñez y que no permitir la instrumentalización de los menoresde edad, en razón de simpatías políticas o a cambio de prebendas o contraprestaciones.Estamos ciertos que un niño entre cuatro y doce años no tiene la capacidad deanálisis para valorar las plataformas políticas que ofrecen los candidatos cargos de elecciónpopular, para hacer un llamado a favor de un partido y sin embargo los propagandistas losemplean para ello.Aunque existen con muchos ejemplos locales, estatales y regionales, seguiremoscomo hasta ahora describiendo el suceso y ejemplificando sólo los casos clásicos einternacionales.Si bien no todos son preocupantes, encontrados tres usos en los que se deberíalegislar para proteger al menor, 1) cuando se colocan uno o varios niños para rodear alcandidato (al estilo escudo humano) para realizar un dispositivo de transferencia de
“protector de la niñez”, 2) cuando aparece solo o sola y se describe su vulnerabilidad, bajoun dispositivo de “generación de miedo”, e
n el cual el candidato es el único que puedeprotegerlo, y 3) cuando el niño o niña toma el lugar de interlocutor con el candidato yrepresenta al partido o a toda la sociedad.En ocasiones, los niños desplazan a hombres y mujeres como principal reclamopropagandístico. Además su presencia no se justifica en muchos de los anuncios, pues sesupone no son el público meta de una campaña electoral (al menos no todavía, hasta quetengan derecho a voto). En los discursos propagandísticos, los estereotipos por sexo; losniños son casi siempre protagonistas, activos, rebeldes y violentos, muestran valentía,destreza, ingenio e imaginación y representan al partido, mientras que las niñas suelenaparecer como pasivas, obedientes y abnegadas pero altamente cuestionadoras yparticipativas, con plena identificación con los aspectos más tradicionales de la mujer yrepresentan a toda la sociedad.¿Porque se dirigen entonces los
spot 
hacia los niños con niños? Algunos pediatrasadvierten sobre algo que todos sabemos: el niño, debido a su especial psicología, aceptacomo ciertos todos los mensajes que le llamen la atención, independientemente de suorigen, contenido o intencionalidad.
 Los niños como escudo humano
Cuando el candidato quiere posicionarse rápidamente en ciudades donde no reside,o donde es desconocido, la forma más rápida es rodearse de niños locales y hablar sobreel futuro que se merecen. Al dirigirse a los padres en su discurso empleara el dispositivode generalidades brillantes, frases en las que nadie estaría en desacuerdo:
¡Nuestra niñezes el futuro del país!, ¡Son nuestras esperanzas!, ¡Se merecen lo mejor!, etc...
De esta manera les usa como escudo humano, detiene los ataques mientras atacacon su propaganda, así rompe la antipatía que pudiese haber en su contra y se presentacomo alguien que se preocupa por ellos.
 
 
Una variante del “
escudo humano
” es una
doble alteración los roles
para poner envoz del niño(a) el discurso del candidato pero actuando como adulto dirigiéndose a lospadres que actúan como niños, diciéndoles:
 El candidato a gobernante X es la mejor opción en los negocios. Traerá nuevos empleos. Si buscan alguien en quien confiar ese es X. Así que el día de la elección ya tienen tarea, votar por él.
En este caso los padres seconvierten en escudo del niño(a) que presta su voz al candidato.
 Los niños como objetos vulnerables
Muchos candidatos simplifican sus mensajes para despertar las emociones conpredicciones drásticas sobre el futuro de nuestros hijos, que se basa en informaciónengañosa o escasa. El candidato, y su equipo de propaganda, a menudo implican que losniños no estarán a salvo en un lugar controlado por su oponente.
Para ello, por lo general, los propagandistas utilizan niñas de escasos recursos yrostros agradables, viviendo en zonas marginadas y en su discurso hablan de que
ellas sueñan con un presente mejor, que tienen derecho a la salud, a la educación, a laalimentación, a ser felices, y necesitas quien le dé la oportunidad, y por supuesto, el únicoque puede lograrlo es el candidato “Y 
”.
 
 El viejo truco de acercarse a los niños justo en épocas de proselitismo
En Argentina, las fuertes críticas por parte de la prensa y el oficialismo no se dejaronesperar contra el candidato de Unión PRO a jefe de gobierno, el multimillonarioempresario Mauricio Macri, especialmente luego de anunciar su postulación porteñaescoltado por una niña humilde en medio de un basural de Lugano, (La Nación, 2007).
 Algun
os lo calificaron como “
hacer un papelón al presentarse en unbasural con una niña que no va a ver nunca más, para mostrar que los pobres

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
José Peralta liked this
Urkosuaia liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->