Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
1Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El paciente oncológico

El paciente oncológico

Ratings: (0)|Views: 857|Likes:
El paciente oncológico - CANIS ET FELIS N 90 - FEBRERO 2008.pdf
El paciente oncológico - CANIS ET FELIS N 90 - FEBRERO 2008.pdf

More info:

Published by: La Cofradía Veterinaria on Apr 19, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

02/07/2013

pdf

text

original

 
ONCOLOAENANIMALESDECOMPÍA6
 
El pacienteoncológico
D
D
iagnosticamos cada vez mas casos de cáncer en pequeños animales y los dueños buscan cada vezcuidados mas específicos y especializados. Los medios ha nuestro alcance en el campo del diagnós-tico por imagen han aumentado ya sea a nivel individual o con numerosos centros con las tecnolo-gías mas avanzadas que nos permiten ofrecer diagnósticos y tratamientos de calidad.Los animales no pueden decidir por si mismos por lo que los dueños a menudo se encuentran ante la encruci- jada de decidir entre la vida y la muerte de sus mascotas.Como veterinarios nuestra obligación es informar de todas las posibilidades de tratamiento de la patología enconcreto y apoyar a los dueños con la decisión que tomen siempre que esta asegure una calidad de vida adecua-da para el animal.Algunos dueños solo eligen terapias paliativas, bien por problemas económicos o por el concepto que tengande toxicidad o efectos secundarios del tratamiento curativo.Existen numerosas técnicas paliativas como terapia medica, cirugía paliativa y radiación que pueden aliviar eldolor y mejorar la calidad de vida de estas mascotas. Siempre podremos ayudarlos de alguna manera.Esto es algo extremadamente gratificante para los dueños y numerosos estudios han demostrado que la granmayoría de los propietarios que inician un tratamiento para un cáncer, al finalizar el mismo, tienen una percep-ción muy positiva acerca de la calidad de vida y éxito del tratamiento.Por lo tanto el tratamiento de cáncer suele ser gratificante para el clínico, la mascota y el paciente obteniendouna buena calidad de vida y prolongación de la misma con tratamiento adecuado.
 
7EL PACIENTE ONCOLÓGICO
 
INTRODUCCIÓN
La evaluación y el tratamiento de lospacientes con cáncer está creciendo en lasclínicas veterinarias debido a nuestro pro-pio conocimiento de la biología y trata-miento tumoral sumado a un mayor interésde los propietarios porque sus mascotasreciban un tratamiento que les aporte unamayor calidad de vida y una prolonga-ción de la misma.El primer paso de la atención a unpaciente oncológico sería la obtención deun diagnóstico mediante una biopsia deltejido sospechoso y el segundo paso seríala clasificación del tumor
4,9,10
.
EL CÁNCER EN LA CLÍNIC
 
A DEPEQUEÑOS ANIMALES
Los animales que se presentan en la clí-nica con cáncer lo hacen debido a la pre-sencia física de masas o por el efecto delcáncer en el organismo y sus funcionesEn cualquier visita se debe realizar unahistoria completa así como un cuidadosoexamen físico que incluya una evaluacióndel sistema linfático periférico (evaluar con-sistencia, dolor y movilidad de los gangliospalpables).Cuando se presenta el animal y el exa-men físico no revela la presencia de ningu-na masa se debe ofrecer la realización depruebas que incluyan analítica sanguíneacompleta, radiografías y ecografías.A los clínicos veterinarios a veces se lesexige que se investigue o se hagan prue-bas o tests para saber si la mascota tienecáncer. Las pruebas enumeradas son laaproximación más lógica a estos pacien-tes a la hora de buscar un tumor. Los mar-cadores tumorales habitualmente utilizadosen humana no se encuentran disponiblesnormalmente en veterinaria.Existen parámetros en las analíticas
 
que nos hacen sospechar de la existenciade un tumor como el Calcio elevado (linfo-ma o carcinoma de sacos anales) o eleva-ción de ALKP (osteosarcoma).Con frecuencia los veterinarios hace-mos un diagnóstico de cáncer y debemosinformar al propietario de la enfermedadde su mascota. En ese momento se bara-jan decisiones como vida o muerte, euta-nasia, tratamiento, sufrimiento, etc. Es nor-mal que los dueños piensen en su masco-ta como en un humano con cáncer basán-dose en las experiencias propias, de susamigos o familiares. Por esto es importan-te que tengamos algunos conceptos cla-ros:
El cáncer es un problema real en lasmascotas
. Es la causa más frecuentede muerte en perros y la segunda delos gatos. Más del 50% de los perros y más del 35% de los gatos padece-rán algún tipo de tumor en sus vidas.
¿Es más frecuente el cáncer hoy endía? 
Las mascotas viven más por unamejor salud (mejor nutrición, control deenfermedades infecciosas y parasita-rias, mayor control de las salidas alexterior, existencia de residencias,mejor control geriátrico y de enferme-dades cardíacas, renales, endocrinas y oncológicas, etc).
¿Influye el medio ambiente en el cán- cer de una mascota? 
Existen algunoscánceres que se relacionan coninfluencias ambientales (linfoma caninocon ciertos herbicidas o hábitat enárea urbana, mesotelioma canino yamianto, linfoma gastrointestinal felino y tabaco). En la gran mayoría de loscasos no se puede establecer una rela-ción entre el hábitat, alimentación, pes-ticidas, etc. y el cáncer de la mascota.
¿Por qué tratar animales con cán- cer? Porque 
podemos. Estamos acos-tumbrados a tratar a animales con
 
ONCOLOGÍA EN ANIMALES DE COMPAÑÍA8
 
otras enfermedades crónicas quenunca podremos curar. El cáncer esuna enfermedad que a veces se puedecurar y en otras ocasiones podremosextender y mejorar su calidad de vida.• Es común que los propietarios quie-ran esperar después de escuchar eldiagnóstico inicial, que quieran espe-rar tras la recidiva o que quieran espe-rar para ver si ocurre o no metástasis,pero esto no es más que un retraso queincrementará la dificultad de una posi-ble cirugía o que facilite la metástasis.El tamaño del tumor importa y de éldepende el pronóstico de algunostumores.• El primer paso de la atención a unpaciente oncológico sería la obtenciónde un diagnóstico mediante una biop-sia del tejido sospechoso y el segundopaso consistiría en la clasificación deltumor
4,9,10
.
¿Puede una citología o biopsia dispa- rar el proceso tumoral o aumentar el riesgo de extensión? 
Es improbable ya que debe-ríamos introducir células tumorales dentrodel torrente circulatorio. Hay muchas célu-las tumorales que circulan continuamentepero sólo aquellas preparadas genética-mente para sobrevivir en un área lejanaserán las que metastaticen. Excepciones aesta regla son:Algunos mastocitomas cuyas célulasse inflaman tras una punción con agujafina por un proceso de degranulación yliberación de histamina. Este fenómeno nosuele ser importante, puede ser tratado conbloqueador H1 y no es comparable a unametastasis.La aspiración transabdominal delbazo o de masas vesicales está contraindi-cada debido al alto riesgo de contamina-ción local en el abdomen o en trayecto dela biopsia. Es importante tener en cuentalos trayectos de biopsia a la hora de reali-zar una extirpación definitiva y prevenirrecurrencias locales• Siempre es recomendable la realiza-ción de una aspiración con aguja fina(AAF) o biopsia antes de la extirpacióndel tumor ya que el diagnóstico previonos permitirá trazar un plan diagnósti-co. También es interesante que realice-mos las radiografías y otras pruebasantes de la cirugía definitiva ya que asíevitaremos sorpresas y decepciones delos propietarios.• Siempre es importante el envío demuestras representativas al laboratoriode histopatología. Esto se debe reali-zar siempre y no debe ser algo opcio-nal para el cliente.• La quimioterapia suele aplicarse enpequeñas hospitalizaciones con unpequeño período de tiempo de obser-vación postadministración del quimiote-rápico.• Existe un riesgo mínimo de excrec-ción en orina y heces de algunas dro-gas usadas en las quimioterapias. Elperíodo de eliminación es de 2 ó 3días en los que se aconseja a los pro-pietarios el uso de guantes en la reco-gida de excrementos y deyecciones.También es necesario que los propieta-rios utilicen guantes durante la adminis-tración oral de las medicaciones. Loscomprimidos no deben ser pulveriza-das, fragmentados o las cápsulasabiertas. No existe riesgo en el cepilla-do, juego, limpiando los comederos ybebederos, etc.• La edad no es una enfermedad. Lamayoría de los pacientes tratados concáncer son animales viejos. Las estadís-ticas muestran que la supervivencia ytolerancia de las terapias anticancerí-genos en pacientes geriátricos son bue-nas. Más importante que la edad esel estado general y de salud.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->