Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Nicora - Litigación oral y proceso adversarial - Apuntes

Nicora - Litigación oral y proceso adversarial - Apuntes

Ratings: (0)|Views: 495|Likes:
Published by Guillermo Nicora

More info:

Published by: Guillermo Nicora on Apr 19, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/29/2012

pdf

text

original

 
 
Litigaciónoral yprocesoadversarial
Apuntes para eldesarrollo de lasnuevas destrezas
Guillermo Nicora
 
 
2
 
Contenido
Introducción ...................................................................................................................... 3Estrategia procesal y Teoría del caso ............................................................................... 5Planeamiento del caso: todos los caminos conducen al alegato final ........................... 5Audiencias ........................................................................................................................ 9Audiencias multipropósito .......................................................................................... 10Testigos ........................................................................................................................... 11Examen Directo .......................................................................................................... 11a) Orden de los testigos y orden del testimonio ................................................... 11b) El interrogatorio en el examen directo ............................................................ 12El contra examen ........................................................................................................ 13El modelo de seguridad de Bergman ...................................................................... 14Alegatos ....................................................................................................................... 15Personalizar el caso ................................................................................................. 15No abusar de los detalles ........................................................................................ 16El alegato final ............................................................................................................ 16Remítase a la prueba rendida en el juicio............................................................... 16No exagere ............................................................................................................... 16No apoye el alegato en opiniones personales .......................................................... 16Hable en forma clara y pausada ............................................................................. 17Agrupe la evidencia por temas ................................................................................ 17No olvide ocuparse de los indicios e inferencias ..................................................... 17Muestre por qué su caso resultó más sólido que el del contrario ........................... 17Sustente la credibilidad de sus testigos .................................................................. 17Utilice el material de refutación obtenido en contra examen ................................ 17Ocúpese (brevemente) de las cuestiones legales ..................................................... 17A modo de conclusión: .................................................................................................... 18Bibliografía ..................................................................................................................... 18
 
 
3
 
Introducción
Este módulo tiene como objetivo último promover en Ud. una actitudprofundamente crítica ante las prácticas cotidianas de nuestros Tribunales penales.Esta afirmación tan contundente no debe interpretarse como una descalificación delos modos de trabajo habituales. Si bien es cierto que muchos de ellos estáncondicionados por el paradigma inquisitorial que presidió la actividad judicial (y laformación universitaria de los Abogados) en toda Latinoamérica desde la conquistaeuropea, es imposible no reconocer que mucho de la actividad cotidiana de jueces,fiscales y defensores, está inspirada en la decidida vocación de cumplir a cabalidad conla siempre difícil y siempre cautivante tarea de hacer justicia.Se suele pensar en el mundo del derecho como extremadamente conservador. Sinembargo, la actitud crítica y cuestionadora es, por el contrario, propia de la esencia ydel rol del Abogado, entendiendo por tal a quien aboga, tanto por las víctimas de losdelitos (incluyendo al conjunto social en una amplia acepción de “víctima”), como porlos acusados de cometerlos:
¿Las cosas sucedieron como se afirman? ¿O los hechos tienen otra explicación? 
 Bien, se trata de que hagamos lo mismo con nuestro hacer cotidiano. La sobrecargade tareas, la insuficiencia de recursos y la escasa comprensión que recibe el trajíntribunalicio de parte de la prensa y la sociedad son buenas razones para nodeclararnos satisfechos con los resultados. Y no siempre se trata de que “los demás”(los políticos, los periodistas, la gente) están mal informados o mal intencionados.Nosotros mismos sentimos muchas veces que hacemos cosas que no nos satisfacenprofesionalmente. ¿por qué hacemos las cosas así? ¿existe una forma de hacerlas queresulte más segura, más económica, más comprensible para el destinatario del serviciode justicia, más placentera para el operador?Posterguemos por un momento algunas cuestiones que podríamos discutir, y en lasque seguramente no todos estaríamos de acuerdo. Suspendamos los límites de latradición, los defectos de las leyes, los condicionantes culturales, y la insuficiencia delos presupuestos. No porque no existan tales problemas, y no porque no seanimportantes:
sólo hagámoslo por dos as, como vacaciones de la realidad diaria.
 Mi madre siempre contaba la historia de un humilde moribundo en su lecho demuerte:
-Tu rostro se ve sereno ¿Has logrado todo lo que esperabas de tu vida? -No, en realidad yo soñaba con ser emperador.-¡Pobre infeliz! ¿No te amargas al morir como un simple sirviente-No, me hace feliz: si no hubiera aspirado a tanto, quién sabe cuánto peor habría vivido.

Activity (3)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
César Rivas liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->