Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
8Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Cómo actuar ante situaciones de acoso escolar o

Cómo actuar ante situaciones de acoso escolar o

Ratings:

1.0

(1)
|Views: 2,255|Likes:
Published by Stack A. Brown
Una realidad creciente en muchas escuelas de varias partes del mundo es la conducta agresiva, el acoso violento y atemorizante sobre alguno o algunos muchachos en los salones de clase, en las calles de nuestros vecindarios, en clubes, etc. He puesto este texto sencillo y claro, sobre los principios para actuar en caso de que alguno de nuestros hijos o conocidos se encuentyre ante esta situación.
Una realidad creciente en muchas escuelas de varias partes del mundo es la conducta agresiva, el acoso violento y atemorizante sobre alguno o algunos muchachos en los salones de clase, en las calles de nuestros vecindarios, en clubes, etc. He puesto este texto sencillo y claro, sobre los principios para actuar en caso de que alguno de nuestros hijos o conocidos se encuentyre ante esta situación.

More info:

Published by: Stack A. Brown on Apr 21, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/26/2013

pdf

text

original

 
Cómo actuar ante situaciones de acoso escolar o«bullying»
Si su hijo es víctima de estos ataques, existen formas de ayudarlo a enfrentar esta situación día a día y a disminuir el impacto duradero que tengan sobre suvidaSeth, un niño de 10 años, le pedía a su mamá cada vez más dinero para elalmuerzo. Sin embargo, parecía estar más flaco que nunca y volvía del colegiocon hambre. Resultó que Seth le estaba entregando el dinero del almuerzo a unniño de quinto grado que lo amenazaba con golpearlo si no se lo daba.Kayla, de 13 años, pensaba que todo estaba bien en su nueva escuela, ya quetodas las chicas más populares eran muy agradables con ella. Pero luegodescubrió que una de estas chicas había echado a correr rumores sobre ella enun sitio web. Esa noche, Kayla lloró hasta quedarse dormida; además, comenzóa ir a la enfermería quejándose de dolores de estómago, para evitar encontrarsecon estas chicas en la sala de estudio.Por desgracia, el tipo de comportamiento agresivo (que se conoce como bullyingen inglés) que Seth y Kayla sufrieron es una práctica muy difundida. En lasencuestas nacionales, la mayoría de los niños y los adolescentes afirman queesta práctica tiene lugar en su escuela.Los enfrentamientos en la escuela pueden convertir algo tan simple como elrecreo o el camino hacia la parada del autobús en una pesadilla para los niños.Los comportamientos agresivos hacia un niño pueden dejarle cicatricesemocionales profundas que duran toda la vida. Y en casos extremos, puedenculminar en amenazas violentas, daño a la propiedad o en heridas graves enuna persona.Si su hijo es víctima de estos ataques, existen formas de ayudarlo a enfrentar esta situación día a día y a disminuir el impacto duradero que tengan sobre suvida. Y aun cuando esta situación no sea un problema en su casa en estemomento, es importante conversar sobre el tema con sus hijos, para que esténpreparados en caso de que les toque enfrentarla.
¿En que consisten los comportamientos agresivos (bullying)?
La mayoría de los niños han sido fastidiados por un hermano o por un amigo encierto momento. Esto no suele resultar dañino si se hace con un espíritu de juego, amigable y de común acuerdo, y ambos niños lo encuentran divertido.Pero cuando el hecho de fastidiar a alguien se convierte en algo hiriente, cruel yconstante pasa al terreno del comportamiento agresivo (bullying) y debe dejar deocurrir.
 
El comportamiento agresivo (bullying) consiste en atormentar a alguien física,verbal o psicológicamente de manera intencional. Puede abarcar desde golpes,empujones, insultos, amenazas y burlas hasta la extorsión para quedarse con eldinero o los bienes más preciados de alguien. Algunos niños rechazan a otros yechan a correr rumores sobre ellos. Otros recurren al correo electrónico, lassalas de chateo, los mensajes instantáneos, los sitios web de redes sociales ylos mensajes de texto, para burlarse de alguien o herir sus sentimientos.Es fundamental darles a estos comportamientos agresivos (bullying) laimportancia que tienen y no hacer caso omiso de ellos pensando que se trata deuna situación que los niños deben enfrentar. Las consecuencias de esta prácticapueden ser graves y afectar la autovaloración de los niños y sus futurasrelaciones. En los casos más graves, esta práctica ha contribuido a generar situaciones trágicas, como los tiroteos en las escuelas.
¿Por qué los niños se convierten en agresores?
Los niños muestran comportamientos agresivos por varias razones. Enocasiones, se meten con alguien porque necesitan una víctima —alguien queparece más débil emocional o físicamente, que tiene un aspecto distinto o queactúa de manera diferente— para sentirse más importante, populares o a cargodel control. Aunque en ciertos casos los niños que se comportan de maneraagresiva son más grandes o más fuertes que sus víctimas, esto no siempre esasí.A veces, los niños atormentan a otros porque ellos mismos han sido tratados deesa manera. Es posible que piensen que su comportamiento es normal porqueprovienen de familias u otros entornos donde las personas suelen enojarse,gritarse o insultarse. Algunos populares programas de televisión incluso parecenpromover la maldad: la gente recibe votos en contra, es rechazada o se laridiculiza por su aspecto o su falta de talento.
¿Cuáles son los síntomas de que un niño está siendo agredido por otrosniños?
Salvo que su hijo le cuente que es víctima de agresiones —o que tengalastimaduras o heridas visibles—, puede ser difícil darse cuenta de lo que estásucediendo.Sin embargo, existen algunas señales de advertencia. Quizás usted note que suhijo se comporta de forma diferente o parece angustiado, que no come niduerme bien ni realiza aquellas actividades de las que suele disfrutar. Cuandolos niños parecen malhumorados o se enojan más que lo habitual, o cuandoempiezan a evitar ciertas situaciones, como tomar el autobús para ir a laescuela, es posible que sean víctimas de algún niño que los está agrediendo.
 
Si usted sospecha que su hijo está siendo agredido pero él se muestra reacio aconfesarlo, trate de encontrar la forma de sacar el tema de manera indirecta. Por ejemplo, alguna situación que ven en un programa de televisión puede servir dedisparador para la conversación, y usted puede preguntarle a su hijo qué piensaal respecto o qué cree que debería haber hecho esa persona. Esto podría llevar a las siguientes preguntas: “¿Alguna vez fuiste testigo de una situación similar?”o “¿Alguna vez te sucedió algo parecido?”. Tal vez, usted quiera hablar acercade alguna experiencia propia o de la que vivió algún integrante de su familia aesa edad.Hágale saber a su hijo que si alguien lo está agrediendo —o si ve que eso leocurre a otro niño—, es importante que lo hable con alguna persona, ya sea conusted, con otro adulto (un maestro, un consejero escolar o un amigo de lafamilia), o con un hermano.
¿Cómo ayudar a los niños?
Si su hijo le cuenta acerca de un episodio de agresión, concéntrese en brindarleconsuelo y apoyo, más allá de cuán molesto se sienta usted. Los niños suelenmostrarse reacios a contarles estos episodios a los adultos, ya que les generanincomodidad y vergüenza. A ellos les preocupa que sus padres puedan sentirsedecepcionados.En ocasiones, los niños sienten que ellos son culpables, que si hubieran actuadode manera diferente o hubieran tenido otro aspecto, eso no estaría sucediendo.A veces, tienen miedo de que los agresores descubran que ellos hablaron y lasituación empeore. En ciertos casos, les preocupa que sus padres no les creano no hagan nada al respecto, o que los alienten a pelear contra los agresores,una situación que a ellos les da miedo.Felicite a su hijo por su valentía al hablar de lo que está sucediendo. Recuérdeleque no está solo, ya que muchos niños sufren las agresiones de suscompañeros en algún momento. Haga hincapié en que es el agresor el que secomporta mal, no su hijo. Asegúrele que juntos encontrarán la solución para esteproblema.En ocasiones, un hermano o un amigo mayores pueden ayudar a afrontar estasituación. Tal vez a su hija le ayude escuchar que su hermana mayor, a quienidolatra, fue víctima de burlas a causa de sus aparatos y cómo enfrentó lasituación. Un hermano o un amigo mayores quizá puedan darle a usted unaopinión sobre lo que está sucediendo en la escuela, o cualquier otro lugar dondeocurran las agresiones, y ayudarlo a encontrar la mejor solución.Tome en cuenta el hecho de que las agresiones pueden empeorar si losagresores descubren que su hijo le contó acerca de lo sucedido. En ocasiones,

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->