Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Reforma Contributiva

Reforma Contributiva

Ratings: (0)|Views: 365 |Likes:
Published by Max S. Regresa

More info:

Published by: Max S. Regresa on Apr 24, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as TXT, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/04/2013

pdf

text

original

 
Universidad Interamericana de Puerto RicoRecinto de GuayamaPrograma Graduado – Maestría en MercadeoReforma ContributivaUn enfoque crítico-analítico del Código de Rentas Internas para un Nuevo Puerto Rico,Ley Número 1 del 31 de enero de 2011 y sus enmiendasOneida Delgado FantauzziBADM 5070 – Política Pública con respecto a las EmpresasTérmino 2011 – 33 (miércoles 5:30pm)IndiceIntroducción………………………………………………………………………………… 3Cuerpo del Proyecto………………………………………………………………………7-15Conclusión……………………………………………………………………………….15-17Referencias…………………………………………………………………………….……18IntroducciónLa reforma contributiva que establece la Ley Núm. 1 del 31 de enero de 2011 fue diseñada como un mecanismo para implementar un sistema contributivo cuya asp
 
iración es identificar y canalizar las aportaciones tributarias de todos los sectores de la población, a la vez que busca favorecer a los sectores sociales que tradicionalmente llevan la carga contributiva más significativa. A esos efectos, estapieza de legislación es de naturaleza abarcadora y muy compleja. Sus áreas problemáticas merecen estudio y análisis particular, debido a que los retos que tiene que enfrentar el Estado a la hora de cruzar el ámbito de la teoría al mundo real son múltiples.Esta reforma contributiva no nace del abstracto, pues se nutre de la experiencia práctica de numerosa legislación previa. La primera legislación sobre contribución de ingresos en aplicarse a Puerto Rico fue la Ley Federal de Rentas Internasdel 3 de octubre de 1913, la cual regía no solo a los estados norteamericanos, sino también a la isla. Los recaudos eran realizados por el extinto Departamento delTesoro local y los dineros los recibía el Gobierno Local. La tasa contributiva establecida por esta ley fluctuaba entre el 1% y el 7% a contribuyentes cuyos ingresos superaban los $500,000.00. En 1916 la Ley Federal de Rentas Internas fue aprobada por el Congreso Federal y también fue de aplicación a Puerto Rico. Uno de los efectos más significativos de esta ley fue eliminar el término “ingreso legal” para extender su ámbito regulador a todo tipo de ingresos, incluyendo los ilegales. En 1917, la Ley Federal de Rentas del 3 de octubre, conocida como “war revenue act” en obvia referencia a la Primera Guerra Mundial, facultó a la Legislatura insular a enmendar o derogar las leyes sobre contribución de ingresos vigentes en la isla. Fuemediante estos poderes que la Legislatura estatal aprobó la Ley Núm. 59 del 4 de diciembre de 1917, denominada como la Ley de Contribución sobre Ingresos de 1917. Esta ley impuso varias contribuciones, entre las cuales se distinguen un tributo de 1% sobre los primeros $25,000.00 de ingreso neto, luego de descontar una exención de $2,000.00, una contribución de un 2% del ingreso neto en exceso de $25,000.00hasta un máximo de $50,000.00, una contribución de 3% del ingreso neto que excede los $50,000.00 hasta un tope de $75,000.00 y un tributo de 4% del ingreso neto que excedía $75,000.00. Con posterioridad a la creación de varias leyes contributivasen los años 1918, 1919 y 1921, la Legislatura aprobó la Ley de Contribuciones sobreIngresos del 1924, la cual utilizó como patrón la Ley Federal de Rentas de 1924, estando ésta vigente hasta el 1953. En 1954 se aprobó la Ley Núm. 91, conocida como la Ley de Contribución sobre Ingresos de 1954 que era un reflejo del Código de Rentas Internas de 1939.El trasfondo cronológico de la presente reforma contributiva nos lleva al 1987, añoen que se implementó la Ley de Reforma Contributiva, cuyos objetivos eran la equidad, el fortalecimiento de la familia, ahorro, inversión y simplificación. Posteriormente, se aprobaron varias leyes suplementarias a ésta, entre las cuales se encuentra la Ley de Exención Contributiva Industrial del 24 de enero de 1987, la Ley de Arbitrios del 8 de octubre de 1987 y la Ley de Amnistía Contributiva del 9 de octubre del mismo año. Durante la última década del siglo pasado, se aprobó la Ley de ReformaContributiva de 1994. Para integrar la multiplicidad de leyes contributivas existentes en esa época, se creó el Código de Rentas Internas de Puerto Rico de 1994 mediante la Ley 120 de 31 de octubre de 1994 y posteriormente enmendado mediante laLey 223 del 30 de noviembre de 1995. Esta pieza legislativa se divide en siete diferentes materias, las cuales regulan las contribuciones sobre ingresos, arbitrios, impuesto sobre ventas y uso, caudales relictos y donaciones, bebidas, cartade derechos del contribuyente, disposiciones administrativas, intereses y penalidades. Finalmente, la Ley de Justicia Contributiva, Ley Núm. 117 del 4 de junio de 2006 enmendó el Código de Rentas de 1994, estableciendo entre otras cosas nuevas tasas contributivas y un nuevo impuesto sobre ventas y uso (IVU).Algo que toda legislación tiene en común, sea de carácter económico-contributivo o no, es el hecho de que como norma general su extensión responde a la realidad social yal momento histórico en que es redactada. Así, las leyes redactadas durante los tiempos de guerra, inevitablemente responden a las necesidades de los pueblos durante periodos de incertidumbre, escasez o peligro. En ese sentido, el Código de Rentas para un Nuevo Puerto Rico es producto de las realidades y retos que la actualadministración de gobierno enfrenta una década después del inicio del siglo XXI. A esto atribuyo el hecho de que el trasfondo de esta nueva ley es uno caótico, caracterizado por la crisis económica, laboral, social y cultural que actualmente afecta n
 
uestro pueblo, y en gran manera es una reacción a ésta, en un intento por restablecer la confianza de los ciudadanos en el aparato tributario del Estado y su capacidad para distribuir más equitativamente la riqueza, y con el propósito de ganar el favor electoral del pueblo luego de los despidos masivos y demás medidas “impositivas”implementadas durante los dos años anteriores.Otra causa de justificación para la creación de esta ley es el alto grado de evasión contributiva que caracteriza el universo tributario puertorriqueño, el cual tiene el efecto de mermar la captación de los dineros que necesita el Estado para funcionar de manera óptima y cumplir con todos sus compromisos. No obstante, los mecanismos legislados dirigidos a ampliar la base contributiva realmente son insuficientes, y los controles diseñados para identificar y responsabilizar a los evasores son limitados, en el mejor de los casos.La lectura sosegada de esta ley obliga al lector a concluir que la misma responde a un estilo de legislación diferente, que no parece estar a la par con la legislación contributiva previa en el sentido de que los recaudos y bonanzas que prometeson en gran manera especulativos, por estar irremediablemente atados a distintas contingencias, que pudieran o no materializarse en el futuro, siendo la más significativa la aspiración de que el arbitrio a las corporaciones extranjeras del 4%establecido por la Ley 154 va a subsidiar la inevitable merma en los recaudos atribuible a las nuevas exenciones legisladas. Creo que ese es uno de los problemas fundamentales de la ley. Adicionalmente, esta ley tendrá un efecto negativo sobre la alicaída industria de la construcción por razones que estaré elaborando en el texto.No puedo pasar por alto comentar que la Exposición de Motivos de esta ley es comoninguna otra que haya tenido la oportunidad de examinar. Resulta ser preocupanteque los redactores de esta pieza hayan utilizado la misma en gran medida como un tablón de expresión pro-gobierno que francamente no solo es irrelevante, sino quedesvirtúa el propósito de este segmento de la ley, en adición a que no es el mejor ejemplo de la utilización de los recursos y la creatividad de la legislatura, sino que más bien se asemeja a un esfuerzo propagandístico de política partidista.La importancia de este trabajo surge de la necesidad de analizar esta importantelegislación de manera crítica, a la luz de las realidades que nos afectan como pueblo. En la medida en que los legisladores se desconectan con las verdaderas necesidades de la economía en el sentido amplio, y sobre todo de las necesidades del ciudadano común y de la industria, la legislación resultante tiende a ser una herramienta defectuosa para enfrentar los problemas que nos aquejan. Este Ensayo busca reconciliar la letra de la ley con el mundo real en un intento de predecir ciertas consecuencias importantes, algunas de las cuales pueden y deben ser evitadas mediante enmiendas a este Código.Cuerpo del ProyectoSegún señalamos en la Introducción, el Código de Rentas para un nuevo Puerto Rico y susrespectivas enmiendas responden a una serie de realidades cotidianas y a una sucesión de problemas recurrentes, algunos de los cuales tienen décadas de antigüedad y otros que son de muy reciente surgimiento, los cuales han generado estragos en las arcas del Gobierno. En lo sucesivo, estaré analizando los problemas de esta reforma contributiva que a mi juicio son los más significativos. Sin embargo, antes deentrar de lleno a esta tarea, creo necesario retomar brevemente el asunto de las expresiones político-partidistas en el Exposición de Motivos de la Ley 1 del 31 deenero de 2011. La exposición de motivos de una ley es una breve (o extensa) relación o enumeración de las circunstancias que motivan la creación de una ley. Por su naturaleza, esta porción de la ley es un preámbulo al texto, que sirve para interpretarla intención legislativa, en casos donde existe ambigüedad o más de una interpretaciónde un texto o párrafo en particular. No obstante lo anterior, parece sorprendenteque en esta ley sus redactores se hallan prestado para utilizar la exposición de motivos como un mecanismo de propaganda política pro-gobierno. A esos efectos, en el referido texto encontramos expresiones como la siguiente, que aluden a la administración del partido contrario:Ley Núm. 1 del 31 de enero de 2011. (2011). Pero en el año 2000, antes de que las medidas más beneficiosas de la Ley 157 entraran en vigor, cambió la administración de go

Activity (4)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Jose Flecha liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->