Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Un llamado a los Compañeros Científicos Independientes - James Lovelock

Un llamado a los Compañeros Científicos Independientes - James Lovelock

Ratings: (0)|Views: 17|Likes:
Published by Cibercultural
Un llamado a los Compañeros Científicos Independientes - James Lovelock
Un llamado a los Compañeros Científicos Independientes - James Lovelock

More info:

Categories:Types, Research, Science
Published by: Cibercultural on Apr 24, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/02/2012

pdf

text

original

 
Al contrario que otras actividades intelectuales, la ciencia nunca se hace encasa. La ciencia moderna se ha convertido en algo tan profesional como laindustria publicitaria. Y, como la industria, se basa en una técnica cara yexquisitamente refinada. No hay sitio para el aficionado en la ciencia moderna.Sin embargo, como sucede corrientemente con las profesiones, la ciencia amenudo aplica su saber a los asuntos triviales en lugar de a los trascendentes.La ciencia se diferencia de otras actividades por su falta de colaboración conindividuos independientes. Los pintores, poetas y compositores se muevenfácilmente desde su propio mundo al de la publicidad y vuelven atrás de nuevo,y ambos mundos se enriquecen. Sin embargo, ¿qué ocurre con los científicosindependientes?Podría pensarse que el científico académico es tan libre como el artistaindependiente. Pero de hecho, casi todos los científicos son empleados de unagran organización, como un departamento gubernamental, una universidad ouna compañía multinacional. Sólo raramente pueden expresar su saber científico de forma personal. Pueden pensar que son libres, pero casi todosellos son en realidad empleados, han intercambiado libertad de pensamientopor buenas condiciones de trabajo, un sueldo seguro, pertenencias y unapensión. También están contritos por una legión de fuerzas burocráticas, desdelas agencias de financiación a las organizaciones para la salud y la seguridad.Además de ello, también están encorsetados por las reglas tribales de ladisciplina a la que pertenecen. Un físico encontraría muy difícil trabajar en quí-mica y un biólogo encontraría la física como algo casi imposible de hacer. Paralimitarlo todo todavía más, en los años recientes la «pureza» de la ciencia seguarda de una manera incluso más celosa mediante una inquisiciónautoimpuesta basada en la revisión de los colegas. Esta institutriz bien inten-cionada pero de mente estrecha se asegura de que los científicos trabajen deacuerdo con el criterio convencional y no en la medida que la curiosidad o lainspiración los motiva. Faltos de libertad se encuentran en peligro de sucumbir al examen de trivialidades o de convertirse, como los teólogos medievales, encriaturas del dogma.Como científico universitario habría encontrado casi imposible dedicarme atiempo completo a la investigación de la Tierra como planeta vivo. Paraempezar no habría financiación para una investigación tan especulativa. Sihubiera continuado con la idea y trabajado en ella durante mis horas dealmuerzo y mis ratos libres, no hubiera pasado mucho tiempo sin que recibieseun requerimiento del director del laboratorio. En su despacho me hubieraavisado de los peligros para mi carrera de continuar en un tema deinvestigación tan poco de moda. Si ello no fuese suficiente y yo continuasehubiera sido requerido una segunda vez, y me hubieran avisado de que mitrabajo comprometía la reputación del departamento y la propia carrera deldirector.Escribí el primer libro de Gaia con la sola ayuda de un diccionario y he decididoescribir éste del mismo modo. Estoy perplejo por la respuesta de algunos demis colegas científicos que me recriminan por haber presentado un trabajocientífico de este modo. Las cosas han tomado un giro extraño en los últimosaños, casi se completa el círculo de la famosa lucha de Galileo con losteólogos. Sólo que ahora son los mismos científicos quienes se hacenesotéricos y se convierten en el azote de la herejía.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->