Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
5Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
ESTUDIO SOBRE "NADA" DE CARMEN LAFORET

ESTUDIO SOBRE "NADA" DE CARMEN LAFORET

Ratings: (0)|Views: 2,185|Likes:
Published by rbkalmeria
Análisis y comentario de la novela de Carmen Laforet, Nada. Filología Hispánica
Análisis y comentario de la novela de Carmen Laforet, Nada. Filología Hispánica

More info:

Published by: rbkalmeria on Apr 24, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOC, TXT or read online from Scribd
See More
See less

02/07/2013

pdf

text

original

 
NADA
Si considerásemos
 Nada
como una simple novela de formación donde se noscuenta la historia de una muchacha, Andrea, quien, al llegar a Barcelona procedentede la provincia en los primeros meses de la posguerra y tras permanecer hospedadaen casa de unos familiares durante un año académico, logra superar la ingenuidad ylas ensoñaciones infantiles y alcanzar la madurez, estaríamos perdiendo gran parte desu significación, de su trascendencia e, incluso, como señalan algunos autores
1
, de sucarácter mítico.De este modo, en primer lugar, hemos de decir que la verdadera protagonista dela obra no es Andrea sino la propia
casa de Aribau
a la que llega, con todos los seresque la habitan. La genialidad de Carmen Laforet consistirá precisamente en que serácapaz de convertir el piso de Aribau en todo un universo opresivo y claustrofóbicosobre el que se proyectarán todos los estragos y desastres de la Guerra Civil. En
 Nada
no escuchamos las descargas de los fusiles pero sí los gritos de angustiaemitidos desde el interior del hogar; y esto es así no sólo porque ésta era la únicamanera de mostrar a la sociedad española de la posguerra para sortear la censura,sino también porque el nuevo régimen destruyó todas las formas colectivas deexpresión e impuso el silencio en los espacios públicos con lo que en la realidadtodas estas tensiones sólo podían estallar en el ámbito doméstico. Se observa, así, lagran paradoja del régimen o lo que se ha venido llamando la “doble moral”: elgobierno había elegido el hogar como el lugar adecuado para socializar a losespañoles en un ambiente cristiano, sano y armonioso pero
 Nada
se contrapondrárevelando cómo el hogar es más bien el “agujero negro” que absorbe todos los odiosde la guerra fratricida (representada perfectamente por la relación de los doshermanos: Juan y Román) y las consecuencias que ésta trajo consigo: muertes,resentimientos, violencia, terror, demencia, censura, silencio, miseria, escasez deesperanzas, falta de libertades, juego, prostitución, estraperlo y un hambre atroz.Y para construir todo este universo doméstico, Carmen Laforet renuncia alrealismo “pretendidamente” objetivo de la novela decimonónica, como no podía ser de otra manera. En
 Nada
ya no existe ese narrador omnisciente que ofrecía al lector una visión totalizadora de la realidad novelada, sino que ahora asistimos a ese mundo
1
FERNÁNDEZ, Enrique, “Nada de Carmen Laforet, Ricitos de Oro y el Laberinto del Minotauro” en
 Revista Hispánica Moderna,
volumen 55,
 
2002, págs. 123-132.
1
 
NADA
a través de la mirada subjetiva de Andrea, una muchacha con una profundasensibilidad, una desarrollada imaginación –ambas motivadas en gran parte por suafición a la lectura- y cierta tendencia a la melancolía. Por esta razón, para explicar elchoque de esta Andrea fantasiosa y de un anacrónico espíritu romántico con elespacio terrible de Aribau, serán perfectamente válidos los dos referentes sobre losque se construye la casa y toman forma sus moradores: -Uno de ellos será literario: la novela gótica anglosajona del siglo XIX-El otro será de carácter pictórico: la obra de Goya con sus
 Pinturas negras, Los desastres de la guerra
y, especialmente, los
Caprichos
, que son clarosinspiradores de esas situaciones de pesadilla y esa monstruosidad de lasfiguras que conforman el piso de Aribau.Así pues, ya desde el comienzo vemos algunas trazas de relato gótico. Lallegada de Andrea a medianoche a una ciudad nueva y su recorrido hasta la casa deAribau, un lugar inquietante ya desde el exterior y totalmente desconocido para ella,nos recuerda a esos cuentos de terror donde una ingenua doncella, habiéndose perdido una noche cerrada en medio de un lugar extraño llega, por casualidad, antelas puertas de un tenebroso castillo.Sin embargo, en este primer momento, Andrea no sentirá miedo sino que,impulsada por su desbocada y romántica imaginación, se dejará llevar por la“aventura”. De este modo, no es la calle real la que se nos describe sino la callemirada, escuchada, aspirada por la joven; es, en definitiva, una calle totalmentesubjetiva sentida a través de imágenes impresionistas:
 El olo 
2
 especial, el granrumor de la gente, las luces siempre tristes tenían para mí un gran encanto, ya queenvolvía todas mis impresiones en la maravilla de haber llegado por fin a unaciudad grande, adorada en mis sueños por desconocida
3
(pág. 15).No obstante, al llegar ante el edificio, sin saber todavía cuál sería su casaexactamente, comienza a percibir algo extraño, inquietante:
“hierro oscuro” “grantemblor de hierros y cristales”
(pág. 16). Se nos adelanta ya ese carácter de prisión,de espacio cerrado y opresor, casi de jaula –si atendemos a las continuas
2
El subrayado es mío
3
Las citas textuales correspondientes a la novela están extraídas de LAFORET, Carmen,
 Nada,
BIBLIOTEX, 2001
2
 
NADA
animalizaciones a las que se verán sometidos sus habitantes- que supone el piso deAribau.Pero la situación culminante se producirá desde el momento en que se abra la puerta, que quedará resumido perfectamente en una frase proléptica –que hiela lasangre- pronunciada por Andrea: “
 Luego me pareció todo una pesadilla”
(pág. 17).Y, en este sentido, para entender la duración de esa situación o, lo que es lo mismo,de ese adverbio “luego” es muy aguda, y creo que acertada, la interpretación deDomingo Ródenas
4
 al señalar que la extensión de ese luego “
 puede ser la de losminutos que duró la tenebrosa bienvenida de sus parientes”
, que se describirá acontinuación o más probablemente “
la del año pesadillesco que permaneció [allí]hospedada
”, con lo cual esta frase adquiere una significación y una magnitudrealmente sorprendentes.Y es que lo que va a encontrar tras cruzar el umbral va a ser no un hogar, sinoun espacio totalmente inveromil –como señalas adelante uno de los personajes
5
-; un ambiente lúgubre, cerrado, opresivo, asfixiante muy semejante al delos castillos de los relatos góticos, habitado por unos seres destrozados por el dolor,los odios y las pasiones desatadas, unos seres que parecen almas malditas queesconden secretos demasiado terribles para ser desvelados (“
aquellos seres llevabancada uno un peso, una obsesión real dentro de sí, a la que pocas veces aludíandirectamente”
, pág. 56) pero que los consumen desde dentro y envenenan todo loque está a su alrededor.Ante esta visión, Andrea quedará paralizada mientras cada uno de estos seres,deformados ahora mediante una estética expresionista, desfilan ante ella. Sonrealmente figuras monstruosas que evocan esos mundos tenebrosos y demoníacos dela obra de Goya.En primer lugar, casi como una aparición espectral, se acerca a ella
“la manchablanquinegra de una viejecita decrépita, en camisón, con una toquilla echada sobrelos hombros”
(pág. 17). Es su
abuela
: un ser consumido (ver pág. 21) y con
“brazosesqueléticos”
(pág. 100) que, como la propia narradora sugiere al describirla como
4
LAFORET, Carmen,
 Nada,
ed. Domingo Ródenas, Barcelona, Crítica, 2001
5
Ena, pág. 127: “
Cuanto me interesabas por vivir en aquel sitio inverosímil”
3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->