Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Los Reformadores

Los Reformadores

Ratings: (0)|Views: 635|Likes:
Published by Cesar Sequen
Estudio sobre los reformadores de la Iglesia.
Estudio sobre los reformadores de la Iglesia.

More info:

Categories:Types, Speeches
Published by: Cesar Sequen on Apr 25, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/14/2013

pdf

text

original

 
L
a Reforma fue un movimiento que surgió en el siglo XVI en el ámbito de la iglesia cristiana,que supuso el fin de la hegemonía de la iglesia católica y la restauración de distintas iglesiasligadas al “protestantismo”. Aunque se inició a principios del siglo XVI, cuando Martín Luterodesafió la autoridad papal, las circunstancias que condujeron a esa situación se remontan a fechasanteriores, cuando algunos precursores de este mismo movimiento preparaban ya el camino por elcual se encaminaría con fuerza LA REFORMA DE LA IGLESIA. Pero ¿Quiénes fueron estosreformadores de los cuáles se conoce poco, pero su aporte fue tan importante? ¿Qué dieron a laiglesia? ¿En donde radicó la fuente de su guianza?1.LA REFORMA:La palabra “reforma” significa 1. f. Acción y efecto de reformar o reformarse. 2. f. Aquelloque se propone, proyecta o ejecuta como innovación o mejora en algo. (DRAE) Es decir queReforma es dar nueva forma a algo que ya estaba formado con anterioridad, y describe larevolución del siglo XVI, aun que es, en un sentido, un nombre inapropiado, ya que loseventos principales no se centran en una reforma sino en un cisma, (Del lat.
 Schisma
y estedel gr.
Oxioua
, escisión, separación). M. División o separación en el seno de una iglesia oreligión. (DRAE) que se dio en dicho siglo. Ciertamente los que participaron en laorganizacn de nuevos cuerpos eclessticos consideraba a sus movimiento como elverdadero cristianismo entrando o dirigiéndose a su canal primitivo. En ese sentido hubo unareforma del cristianismo, no de la Curia Romana, porque la Curia se negó a ser reformada,sino de quienes entendiendo el significado de las Sagradas Escrituras decidieron salir detradiciones, costumbres y mandatos humanos que desvirtuaban lo que estaba escrito.2.CLAMOR POR UNA REFORMA:La extensa “cautividad babilónica” de la iglesia y el desastroso cisma papal de cerca decuarenta años simbolizó dramáticamente la necesidad de una reforma. Muchos reconocían queestos trágicos eventos eran síntomas del problema, no su causa. Ciertamente los abusoseconómicos, políticos y morales del papado no aliviaron la situación, pero el problema básicono era el abuso del sistema sino el sistema mismo. El clamor por una reforma no se referíasencillamente al problema inmediato, sino desafiaba las ideas defendidas por los papas por siglos. Algunas peticiones de reforma tenían una base distintivamente bíblica.Los errados dogmas doctrinales y eclesiásticos edificados por la iglesia Romana en un largo período, fueron comparados con las Escrituras y criticados desde ese punto de vista, así comoel hecho de la existencia en Roma de Prostíbulos para clérigos, y su cargado nivel desuperstición, tradición y costumbrismo, y la exhibición de reliquias dudosas que teníanrelación con la historia eclesiástica y que generaban grandes ganancias para este sistema, elcomercio con la fe entre muchos asuntos dogmáticos empujaban a algunos a demandar unareforma. El naciente nacionalismo del último período medieval produjo conflictos de lealtaden los corazones de los hombres de todas partes. No pocas de las protestas contra el dominio
10Los Reformadores
ESTUDIOSBIBLICOS
“No os conforméis a este siglo, sino trasformaos por medio de la renovación de vuestroentendimiento para que comprobéis cuál se la buena voluntad de Dios, agradable  perfecta” Ro. 12:1 “Estas cosas os he hablado par que no os escandalicéis. Os echarán delas sinagogas” y aun viene la hora cuando cualquiera que os matare pensará que haceservicio a Dios. Y estas cosas os harán, porque no conocen al Padre ni a mí. Juan 16:1-3
 
romano surgieron del resentimiento contra el control francés del papado durante la “cautividad babilónica”. Las miserables condiciones económicas y sociales, y los turcos asentados en lafrontera misma del papado. Finalmente, los hombres espirituales de todos lo países estabasinceramente apesadumbrados al ver el bajo nivel al que había llegado el cristianismo. Elmisticismo y la disensión aumentaban conforma los hombres procuraban encontrar comunióncon Dios fuera del sistema eclesiástico prevaleciente. El deseo de reformar la iglesia Romanasurgió por varios motivos. El estudio de la Biblia, el despertar intelectual, el patriotismo, lascondiciones económicas y sociales consideraciones militares y el hambre religiosa, secombinaron para procurar la reforma. Se podían oír voces de prácticamente todos los principales países. El papado se hallaba sumido en un profundo descrédito. Los pontífices demostraban más interesados en la defensa de sus intereses como soberanos que el desempeñode su alta misión de guías espirituales. El traslado de la corte pontifica de Roma a Aviñon(1309-1376) ofreció a la cristiandad el espectáculo de los papas dependiendo de los deseos y alas conveniencias de los monarcas franceses. Durante el posterior “Cisma de Occidente”(1378- 1417) pudo verse a los pretendientes a papas pugnar entre si y disputarse el favor de los príncipes y los reyes. La confusión era tal que ni las personas más piadosas sabían quien era elverdadero pontífice.La situación permitió hacer germinar la idea de que también sin papas puede funcionar laiglesia y de que, en todo caso la autoridad suprema reside en los concilios (“conciliarismo”).Los papas renacentistas iniciaron un profundo proceso de “mundanización” de la curiaromana. El descrédito había alcanzado también al alto clero. Obispos y abades rivalizaban por acaparar el mayor número posible de diócesis, nanotas, monacatos o fundaciones piadosas para apoderarse de sus rentas, prebendas y beneficios. Las diócesis alemanas, con susabundantes ingresos estaban reservadas a los seguidores de la lata aristocracia, que a veces nisiquiera abrigaban la intención de recibir las sagradas órdenes. Todavía a mediados del sigloXVI, el cardenal Alejandro Farnesio, sobrino de Paulo III, acumulaba diez obispados, 26monasterios y otros 133 beneficios entre parroquias capellanías y ananás, los prelados noresidían en los lugares donde debían ejercer su labor de cura de almas. Delegaban estasfunciones a vicarios mal instruidos y míseramente pagados. Este afán de acaparamiento fue eldetonante que hizo estallar la revolución reformsita. Todos estos abusos eran conocidos ytambién denunciados desde antiguo. Pero en la segunda mitad del siglo XV se había añadidoun factor nuevo que hacia que la situación fuera insostenible: había emergido el hombrerenacentista. Los círculos ilustrados los creadores del “humanismo cristiano”., entre los quedestacan Petrarca (1304-1374), Ficino (1433-1499), Pico de la Mirandola ( (1463-1494),Tomás Moro (1478.1555) y Erasmo de Rótterdam (1466.1374), entre otros muchos, no secontentaban ya con las viejas respuestas y pedían a la iglesia soluciones nuevas que esta fueincapaz de dar. Aquellos hombres toleraban mucho peor los abusos, las lacras y la ignoranciadel clero, y adoptaron actitudes rebeldes allí donde las generaciones anteriores se habíanmostrado profundamente dolidas, pero siempre obedientes y resignadas. Sin las aportacionesde estos círculos humanistas no puede explicarse el éxito y la expansión fulminante delmovimiento reformista.3.EL DOGMA DE LAS INDULGENCIASEste choque fue ocasionado por la visita a Wittenberg de John Tetzel, un notorio traficante enindulgencias. “Os daré cartas” decía Tetzel, “todas debidamente selladas, mediante las queincluso los pecados que tenéis la intención de cometer os serán perdonados. No hay pecado tangrande que no pueda se redimido con un indulgencia. Solo pagad bien, y todos os serán perdonados”. Así era la malvada y blasfema enseñanza de Tetzel, y en pocas ocasionesencontró a hombres suficientemente ilustrados, y mas raramente valerosos, para enfrentarse
 
con el. Lutero, sin embargo no dudo un momento en condenar a este osado impostor, y nosatisfecho con sus predicas publicas, fue tan lejos como para clavar sus famosas tesis en la puerta de la iglesia de Wittenberg. No solo sirvieron estas tesis para denunciar y condenar lainicua práctica de las indulgencias, sino que también se profesó por primera vez la doctrinaevangélica de la remisión gratuita de pecados sin ayuda alguna de ninguna absoluciónhumana. Esto tuvo lugar el 32 de octubre de 1517. El efecto fue electrizante y las noticias seesparcieron como un incendio por toda Europa. Se tiene que observar, sin embargo, queLutero distinguía entre el dogma de las indulgencias y la enseñanza general del papado. Estabaconvencido de que lo primero era erróneo, pero no estaba liberado aún en cuanto a lo queRoma recibió de las primeras noticias de Wittenberg y el hecho de que transcurrieran casi tresaños antes que Lutero recibiera la burla de excomunión del Papa. Lo que tuvo lugar en el almade Lutero durante este periodo quizás nunca se sabrá. Fue objeto de muchos ataques mientrasque desde todas partes se lanzaban contra él, vituperios y acusaciones; incluso sus másentrañables y fieles amigos expresaban sus temores y desaprobación ante su actuación. Elhabía esperado que se unieran a el los dirigentes de la iglesia y los más distinguidosacadémicos, pero todo fue de manera muy distinta a lo que se había imaginado. Se sintió soloen la iglesia y solo contra Roma. No es sorprendente que se sintiera agitado y desalentado yque comenzaran a formarse dudas en su mente. Tal como él mismo escribió después “Nadie puede saber o que sufrió mi corazón durante aquellos dos primeros años, la desesperanza enque me hundí porque aquel tiempo desconocía muchas cosas que ahora, gracias a Diosconozco”4.LOS REFORMADORESAunque los personajes que participaron en la Reforma de la Iglesia fueron muchos, en esteestudio contemplaremos la obra de algunos que por alguna razón fueron los más prominentesde dicho evento.a.JOHN WYCLIFFE:Su vida se sitúa en la Inglaterra del siglo XIV, donde, tras su formación personal accedería a lacátedra de Teología en la universidad de Oxford. Al acabar con su formación, usó suscontactos personales para acceder en 1378 a la Corte inglesa, siendo el protegido personal delDuque de Lancaster y tutor personal del rey Ricardo II de Inglaterra de 1367 a 1400, JohnWycliffe ha sido con justicia descrito como la Estrella Matutina de la reforma. De hecho, fueel primer reformador de la cristiandad, el Lutero de Inglaterra. Pero no había llegado todavíael tiempo del avivamiento. Sus mordientes críticas contra Roma, en las que no vaciló en tildar al Papa de Anticristo, atrajeron sobre su cabeza un torrente de anatemas. Es en esa épocadonde inicia sus críticas radicales y polémicas hacia las instituciones eclesiásticas, evitando,en varias ocasiones, y gracias a sus contactos ser procesado personalmente, por sucatalogación de anticristo por el propio pontífice romano. Tras su muerte, sus enseñanzas seexpandieron con rapidez. Su Biblia, que aparición en 1388, LA VULGATA se repartió profusamente por medio de sus discípulos.Sus obras influyeron de manera ineqvoca en el reformador Checojan Hus y en losanabaptistas, así como en la sublevación que él promovió contra la iglesia. Martín Luceroreconoció, asimismo, la influencia que Wycliffe ejerció en sus ideas. En mayo de 1415, elConcilio de Constaza condenó las herejías de Wycliffe y ordenó que su cuerpo fueraexhumado y quemado. Este decreto se llevó a cabo en 1428. El pensamiento de Wyclifferepresento una ruptura total con la iglesia, en la medida en que él afirmaba que existía unarelación directa entre los hombres y Dios, sin la intromisión de la iglesia. Atendiéndose a lasescrituras, Wycliffe pensaba que los cristianos tenían derecho a dirigir sus vidas sin la

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Irving Ulbrich liked this
Irving Ulbrich liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->